El "capital" de Hugo Chávez

MADRID - El Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), que controla en Venezuela al Banco Provincial, ha negado tajantemente que el gobierno español supiera de la existencia de cuentas secretas con anterioridad a su regularización, como publica el domingo un diario económico, y atribuye esta afirmación a las personas que quieren buscar "implicaciones políticas" donde no las hay.

En declaraciones a EFE, un portavoz oficial de la entidad calificó de "absolutamente falso" que un grupo muy restringido del Ejecutivo conociera una parte del entramado de fondos ocultos del antiguo BBV desde meses antes de su fusión con Argentaria, así como que el banco se viera presionado para aceptar esta fusión.
Según las mismas fuentes, la primera iniciativa de dar traslado a las autoridades se produjo en septiembre del año 2000, casi un año después de la fusión, y hasta entonces ni el actual presidente, Francisco González, ni una buena parte del consejo conocía el entramado financiero que el banco tenía en el exterior.
Tras conocerlo, Francisco González -que durante ese periodo compartía la presidencia con Emilio Ybarra- decidió acabar con esta operativa, regularizarla y ponerla en conocimiento del Banco de España.

Para el banco, el hecho de que aparezcan afirmaciones sobre el supuesto conocimiento de esta trama por parte del Gobierno responde a la estrategia de algunos afectados de decir que existen implicaciones políticas en el caso.
Fondos políticos - El banco también ha negado de forma "total y absoluta" que los fondos secretos hayan servido para financiar a partidos políticos en España, sospecha que el domingo pasado recogía el editorial de un diario de información general.

Los fondos secretos depositados en el exterior, tal y como reconoce el propio BBVA y consta en el informe de investigación del Banco de España, sí sirvieron para financiar la campaña electoral de Hugo Chávez en Venezuela.
El informe del Banco de España, al que ha tenido acceso EFE, habla a este respecto de dos pagos por importe global de 1,525 millones de dólares emitidos por la sociedad Sharington, constituido en el paraíso fiscal de Niue, en el Océano Pacífico.
El Banco de España ha iniciado una investigación a las autoridades del BBVA por haber ocultado durante trece años operaciones en las islas de Jersey y Liechtenstein por un monto cercano a 200 millones de dólares.
El informe indica que el BBVA entregó los fondos a la campaña del actual presidente de Venezuela "con el argumento de proteger los intereses de su entidad ante una eventual nacionalización bancaria".
Para cumplir este objetivo, el BBV decidió constituir un trust, el llamado T.541, con la compañía Excelsior, cuyo beneficiario era el Banco provincial.
Se realizaron pagos de 525.586 dólares y 1 millón a la sociedad Concertina N.V. Sin embargo, según la inspección, el BBVA no ha aportado documentos sobre el destinatario de estos pagos.

¿Cómo sigue la investigación? - El Banco de España, sin embargo, reconoce que, salvo las afirmaciones de Ybarra, el BBVA no aporta "ningún tipo de justificación sobre el destinatario último de esos pagos, ni sobre las personas que dieron la orden de realizarlos, la ejecutaron o la conocieron".
Por tanto, el informe afirma, con respecto a estos pagos, que "se trata de unas salidas de fondos que no han vuelto a las cuentas de BBVA y cuyo destino no se ha podido acreditar".

Por otro lado, tal y como hoy recogen algunos medios, la Fiscalía Anticorrupción ha pedido al juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, quien ya investiga las actividades de BBVA Privanza en el exterior, que asuma la investigación del entramado financiero secreto del BBVA y lo incorpore a la causa que ya tiene abierta.


volver a edición actual