NUESTRO CHAVEZ.

El sueño del héroe ha recomenzado. La rápida sucesión de hechos ocurridos el fin de semana en Venezuela obligan a extremizar el poder de síntesis,porque en verdad, todavía no sabemos si nos encontramos ante una versión caribeña de Aida,con su rápida sucesión de cambios de escena verdianos,en los cuales el destituido y resurrecto ,presidente Hugo Chavez Frias es el tenor indiscutible o si nos encontramos ante una apuesta de aventureros, que corren el riesgo de desestabilizar la región,desorganizar el amable bonzai cultivado en el famoso patio trasero
americano, sin posibilidades de integrar el desorden desatado en una política de poder que obligue a la negociación y contención dentro de límites calculadamente posibles,como hizo Fidel Castro Ruz ,en su momento,cuando los rusos le pusieron sus límites.y le fijaron sus objetivos.

El problema es que la historia no es una máquina de calcular sino que se construye a base de pequeñas objetividades.grandes subjetividades y una realidad económica innegable.

UNO.

La situación en Venezuela está lejos de ser resuelta y -en verdad-el país se encuentra mas cerca de la guerra civil que antes.Lo que empezó como la destitución de un caudillo populista ligeramente pintoresco y decimonónico,las apelaciones a Simon Bolivar son tan fuera de contexto como las sanmartinianos en innumerables asonadas militares locales-me refiero a las argentinas-se ha convertido en la quiebra de la unidad de mando dentro del ejercito, a un previsible alejamiento de la marina en este nuevo cuadro de recomposición bolivariano y a una calculada neutralidad de la fuerza aerea.
Sintesis,no todas las unidades terrestres estan con Chavez y esta claro que la improvisación de este golpe de amateurs requirió de un elemento esencial: la mirada hueca de los servicios secretos y de los sistemas de seguridad interior del país.Será lo que primero Chavez deberá depurar si aspira a gobernar unos módicos treinta años.

DOS

Cuando se hace un golpe de estado ,no hace falta remitirse a los textos de Sorel o Curzio Malaparte sino a la mas reciente historia latinoamericana,los golpistas deben tener claros ciertos elementos,si no es mejor quedarse en casa.
Lo esencial el reconocimiento inmediato de los países que cuentan, en este caso la OEA, incluyendo a los Estados Unidos, socio mayoritario del club,la Union Europea, al menos en su vertiente latina, los paises del ex pacto e Varsovia, culposo del recientemente enterrado comunismoel estado Vaticano y por lo menos los sectores económicos que interesan y que en Venezuela son dos: las petroleras y una compañía de bajo perfil que se llama Krueger, que tiene sus oficinas en Amsterdam y Zurich y que se ocupa, casi a diario, de fijar las cotizaciones de los diamantes y esmeraldas.
El verde de estas últimas es el segundo monocultivo venzolano, detrás del petroleo.

TRES

Si tenemos resuelto estos problemas, positivo y rápido reconocimiento diplomático y reflejos exitosos por parte de los organismos financieros internacionales, el golpe tiene alguna posibilidad razonable de éxito, la tasa de riesgo país se estabilizará significativamente, las acciones de Petroleos de Venezuela se revalorizarían al compas de la compra de los mercados y el precio del crudo -semitorpedeada la unidad mas dura de la OPEP- constituiría una garantía de que el golpe es un movimiento militár razonable. Si se unen a esto las clases medias y el sector trabajador sindicalizado lo apoya, estamos ante un recambio entre militares y no a una ruptura institucional brusca. Sería como una ley de lemas entre fuerzas color verde oliva.

La asonada del fin de semana no tenía estos problemas en su carpeta de deberes bien hechos. No tenía argumentos legitimadores en el seno de la OEA, careció de argumentos consistentes para el mundo ex comunista-hubiera sido tan facil establecer un paralelo entre Bucarest y Caracas, entre Ceasescu y Chavez, y si bien interrumpió la economía por compensación, básicamente petroleo, desarrollada con Cuba no logró qe la prolongada huelga sindical que jaqueaba las calles de la capital fuera un elemento tan legitimador para el reemplazo del presidente Chavez como lo fue la alianza de clases expresada en torno a cacerolas y camioneros en el movimiento pinochetista de 1973.

En síntesis la inteligencia interior trabajó bien porque tomó a Chavez desguarnecido y sin la gorra puesta, la exterior no entendió que para desplazar a un poder hay que tener otros resortes de poder institucionalizadores, como cheques sin fecha en un portafolio. Y esto precede a cualquier golpe de estado que se pretenda serio, consecuente, fundacional.

CUATRO

Se subestimó el apoyo popular al presidente. el hombre que hizo 49 leyes para los sectortes marginales de la sociedad y que goza de reputación y prestigio entre las unidades de paracaidistas de las que surgió su carismatico perfil politico.
Gran conversador y discursiador aluvional en un país de dialogos de telenovelas y prosa incadescente, Chavez es un parlamentario nato. Ninguna de las figuras del golpe,ni la banda de generales que se pasaban papelitos entre sí, ni el opaco señor Carmona tenían la menor posibilidad frente a esta primera dama de la escena.

CINCO

El resultado de lo pergeñado por estos ingenuos apostoles de la derrota no solo no simplifica. Empeora los términos de la ecuación y complica los problemas de Venezuela y -en general- de todo el marco de seguridad subdesarrolada y pacífica del hemisfério sudamericano.

Chaves no podrá mas ser el caudillo nacionalista deVenezuela, navegando entre dos mundos. Ha jugado su capital político al azar ayudado es cierto por sus enemigos de algodón y ahora, el famoso infierno o fuego tan temido por el Comando Sur de los Estados Unidos, comenzará a ser una realidad.

Los aliados del hombre que van desde Cuba, Iraq, la socialdemocracia escandinava y sobre todo las FARC, también partidarias del marxismo revolucionario al que sus cuadros de quince, dieciseis años, definen como bolivariano y los países duros del viejo frente de rechazo a Israel y a Camp David, han encontrado a un gestor local que puede tutelar sus intereses en el corazón del imperio americano, desbaratando la ficticia tranquilidad de su patio trasero.

A partir de ahora la salida de Chavez será una irresistible fuga hacia delante. Deberá ser menos pausado, mas revolucionario, mas neutralista abriendo el espacio a un nuevo arco de posibles No Alineados en America Latina.

SEIS

Rusia no lo acompañará de forma directa en esta empresa. El estratégico viaje de Putin hacia América Latina dibujó la proyección de una política imperial seria y que aspira a pesar en el seno de la Union Européa. Así, el ruso, abandonado a su suerte por el actual canciller Ruchauf, quién lo ignoró cuando Rusia ofrecía colaboración hidráulica para las inundaciones en la província de Buenos Aires, detuvo su gira en Brasil, donde firmó acuerdos estratégicos en materia de ciencia, tecnología, desarrollo de obras y sistemas misilisticos de baja intensidad.
Los mismos que utilizó Estados Unidos contra Moscú, en Afghanistan, cuando el enemigo era el Ejercito Rojo.

No, el rol de país del Este queda reservado para Cuba, el alfil árabe queda para Sadam y el detonante geopolítico será la gradual disolución de la frontera entre Colombia y Venezuela, en beneficio de una zona de complementación fronteriza con intercambios de naturaleza múltiple y dconocida. Una especie de Triple Frontera de dos millones de kilómetros de profundidad.

SIETE

Frente a esto el golpe financiado por España, concretamente por el banco de Viscaya, quién inicialmente dio 1.500.000 dolares para la campaña de Chavez, Telefónica y el multimedios de la familia Cisneros ha logrado con éxito los objetivos del adversario,quién primero lo traicionó y ahora lo derrotó. Ha consolidado a Chávez -pretendía eliminarlo, en verdad- y ha perjudicado aún mas la imagen del grupo ya bastante deteriorado por su desempeño ligeramente flibusteril en las tarifas argentinas.

OCHO

En lo político hay un ganador argentino vestido con un look casual. En verdad, dos y quizás hasta tres si se analizan las cosas con cierto detenimiento. El primero es el doctor Duhalde, quién curandose prudentemene en salud y con una imagen de impopularidad que ya roza el 80 por ciento, se abrazo a ese cascajo declamatorio que es la Organización de Estados Americanos Burocratizados. Si la OEA está contra los golpes y yo puedo ser el próximo,debe haber reflexionado cautamente, por lo bajo, lo mejor es que la posición argetina sea cruda y dura. No al golpe, lo cual en substancia quería decir poco me importa el chavismo, mantengamos la supervivencia de la clase política latinoamericana y luego explicaremos la cosa a los americanos.

El segundo ganador es el doctor de la laguna de Chascomus, un socialdemócrata que se encuentra con sus raices bajo la piel cobriza de un macizo coronel de paracaidistas que gana elecciones con guarismos inverosimiles y que debe haberle hecho sentir una tenue ráfaga de nostalgia.

Pero el verdadero ganador en esta historia de venezolanos, argentinos y hasta colombianos, es un hombre que está recluido en una austera prisión, donde hace ejercicio cada mañana, se comunica por internet con el mundo y ha colocado a algunos de sus mejores hombres en el entorno de Chavez .También, triunfador intelectual, al menos, es el ideólogo de ambos el sociólogo argentino, Norberto Ceresole, cuyos documentos liminares explican la crisis latinoamericana no como, banalmente, lo hace Eduardo Galeano sino que se remonta mas lejos, exactamente a la época de los fenicios, a la economía de la usura, a la invención de la moneda, a las tribus semitas, a una de ellas en particular, a los judios, en fin...

Si, el coronel Mohamed Saineldin es el verdadero triunfador argentino de la crisis caraqueña o al menos de su desenlace inicial.

Este personaje sobrio, parco y de modales gentiles, los modales de un turco que se sabe vástago de un imperio tan educado como el otomano es nuestro Chavez, listo para cumpir su rol en nuestro juego, cuando las cosas se desmadren de verdad, por lo menos para cierto sector de la sociedad. El sector que gusta de los Chavez.

Lo teníamos allí pero no lo habíamos percibido de forma tan espectacular y telescópica.

EDGARDO ARRIVILLAGA.


volver a edición actual