PROFECIAS ATENDIDAS?

A partir del presente número,HarryMagazine introduce los informes de la consultora estratégica de Ricardo Auer. Desarrollados como una verdadera carta de situación con una estructura temporal y metodológica que incluye los componentes sociales y económicos, los análisis apuntan a una reconversión de la economía en una clave esencialmente exportadora.
Se trata de la resurrección de una nacionalismo ligeramente desarrollista que encuentra su base, esencialmente, en dos elementos: la opulencia del espacio geográfico argentino, y la existencia de una masa crítica de inteligencia nacional,que solo tendría que encontrar sus nichos de oportunidad, para encauzar un nuevo modelo económico después del cataclismo del presente.

He aquí,entonces la CARTA DE SITUACION.

CONSULTORA ESTR@TEGICA
Ricardo Auer

regresar a la página anterior IMPRIMIR

Nº 75 – 14/04/2002

  1. Duhalde sigue intentando variantes, pero no encuentra un piso firme para controlar la situación. Mueve la "dama" hacia Washington, pero con resultado incierto; el Secretario de Financiamiento ni pudo despegar: le aconsejaron no perder tiempo ni gastar en pasajes; un "enviado especial" del Ministro Remes Lesnicov volvió de Washington con una advertencia para el gobierno: no seguir agitando la tradicional consigna "nosotros o el caos", porque los enfurecía y se pondrían mas duros a cualquier negociación; además no encuentran reemplazante para el Secretario de Hacienda, Lamberto, quien decidió volver a su banca de Senador.
  2. La inflación anualizada estaría ya en un piso de 40-50% contra una previsión presupuestaria del 14%. El 11,2% del aumento de precios mayoristas en marzo preanuncia una aceleración de la inflación. Los precios de los productos de consumo masivo siguen su inexorable ascenso, con mayor incidencia en la canasta básica de los sectores mas humildes. Eso implica una alarmante caída de su poder de compra, que ningún "plan social" puede compensar. Tampoco lo resolverá la negociación con los supermercados para crear una canasta superbásica con precios de diciembre, ya que la mayoría de dichos sectores sociales no compra en los grandes supermercados, sino en almacenes o pequeños "super" de todo el país.
  3. Las estadísticas de desempleo son ya aterradoras y se están generando nuevas oportunidades industriales, comerciales y de servicios, en particular para exportar. Pero debido a la baja confianza general que genera este gobierno, se están desaprovechando continuamente posibilidades de una reactivación mas veloz, especialmente para sustituir importaciones, ya que cualquier nueva inversión resulta incierta. Hacemos la salvedad que nada espectacular en materia de reactivación económica podrá lograrse en la medida que no se resuelva el problema del corralito y de la reestructuración del sistema bancario.
  4. Ante el agotamiento de las variables ensayadas hasta ahora y la imposibilidad, por el momento, de compatibilizar las exigencias del FMI (EEUU) con las necesidades de los caudillos provinciales (diputados y gobernadores) , Duhalde está pensando diferentes alternativas. La primera de ellas sería distanciarse "un poco" de la UCR, mostrando una imagen mas "ortodoxa" en lo económico. Para ello ha adelantado un acuerdo con CSM en lo interno, que se manifiesta en el "aprete" que están ejecutando sobre Montiel en Entre Ríos, con el apoyo de algunos sectores no alfonsinista de la interna radical de E.R. La otra alternativa sería el aislamiento respecto del mundo, recomendado por el Dip. Carbonetto, ex asesor del Alan García en Perú y estaría apoyado por ciertos círculos cercanos a presidente Duhalde y por el alfonsinismo.
  5. El acuerdo de Duhalde con CSM implicaría el reemplazo del Jefe de Gabinete y del Ministro de Interior (cargos relacionados con las negociaciones con el Congreso y las provincias), colocándolos a los Dip. Matzkin y M.A.Toma, ambos con cercanías a CSM, Corach y J.L.Manzano (hoy operador del gobierno). La misión de Menem sería lograr una flexibilización de la posición de EEUU hacia la crítica situación argentina. Para ejecutarla el gobierno ya aceptó las primera recomendación del ex presidente: el Ministerio de Economía ha contratado a la Consultora Zemi Communications, contrato firmado formalmente por Alan Stoga, aunque su Chairman verdadero sea Mr. Henry Kisinger, para "implementar una estrategia (?) en asuntos relativos a la necesidad de conseguir un paquete de ayuda financiera internacional". Este mecanismo nos recuerda, con distintos personajes, lo realizado con el ya casi olvidado "megacanje" ejecutado por Cavallo-Marx y las innecesarias "comisiones" pagadas, hoy motivo de investigación judicial. Extraña todo esto ya que Kissinger es el "mediador" por un reclamo de US$ 1.500 millones de una empresa internacional por la construcción de Yacyretá , "monumento a la corrupción", según palabras del mismo CSM. Además se contrata simultaneamente a otros estudios de abogados norteamericanos para distintas tareas relacionadas con dicho objetivo, algunos de los cuales representan intereses de empresas que litigan contra el gobierno argentino. Gran enredo y motivo de múltiples sospechas. Lo que no se entiende es para que se los contrata: ¿para cambiar las decisiones políticas en la Casa Blanca?. Porque seguramente no ha de ser para cambiar internamente lo que pide el FMI (EEUU).
  6. Dentro del abanico de acuerdos (si es que puede llamarse así, dada la historia de enfrentamientos y traiciones entre ellos) entre Duhalde y CSM, estarían los temas judiciables. Es decir la prosecución a ritmos mas lentos o mas rápidos de nuevas y viejas causas radicadas en distintos juzgados criminales y federales. En otro operativo de distracción de la clase media, no estarían ausentes de dicha negociación, la encarcelación de Cavallo (mucho mas comprometido por las causas del contrabando de oro y del megacanje, que por las actuales actuaciones), así como la de otros personajes "famosos" (Rohm, Gastaldi), a los que se agregaría dentro de poco algunos mas. DLR estaría negociando que no se involucre a sus hijos, los que están correctamente en la mira justiciera, aunque aceptaría "entregar" a algunos de sus alfiles, como N. Gallo. El menemismo habría propuesto resolver el juicio a la Corte, retirando, por renuncias, a dos integrantes (Nazareno y Lopez), quienes serían reemplazados por dos duhaldistas. El paso siguiente del menemismo podría ser intentar un desplazamiento del Canciller hacia alguien mas confiables para EEUU, por mas que Ruckauf haya hechos gestos afectuosos hacia posiciones afines a la posición internacional norteamericana.
  7. El otro camino que habría estudiado Duhalde para mantenerse hasta el 2003 es el del "corralito internacional" o "autoencierro", ó "vivir con lo nuestro". El plan supone apoyarse políticamente en los sectores mas humildes y excluidos del país, para lo cual necesita contar también con el apoyo de ciertos sectores industriales nacionales (que se beneficiarían con la sustitución extendida de importaciones) y con el sector agropecuario (único capaz de lograr, en esas condiciones, divisas para sostenerse), a quienes le liberarían parte de las retenciones. La herramienta política sería el Plan Social, de la cual su esposa es el eje conductor, el que se implementaría por medio de operadores políticos de los partidos que componen la actual alianza de gobierno (Peronismo, Radicalismo, Frepaso), directamente por vía municipal. El plan también contemplaría la expropiación de las empresas de servicios públicos, con el argumento del peligro de los cortes de servicios (fuerza mayor), tal vez pre-acordado con las mismas empresas, deseosas de retirarse tras muchos años de enormes beneficios, en la inteligencia que el gobierno, en ese supuesto, se haría cargo de las multimillonarias deudas de las mismas. Algo debe haber pues ya han caído en default tanto Telecom como Metrogas. Una variante mas perversa contempla otra ronda posterior de privatizaciones, luego de la transferencia de las deudas, con sus consiguientes comisiones para los negociadores. Así además se resolvería el problema del desfasaje entre los contratos de concesiones y la imposibilidad fáctica de aumentar los precios de los servicios, por el poder adquisitivo de los salarios y por el fuerte rechazo de los usuarios y los consumidores.
  8. La probabilidad de implementar esta variante no hay que descartarla, por la incorrecta evaluación que se estaría haciendo de sus consecuencias. Ese "círculo cerrado" de evaluaciones estratégias, ignorando o desechando el modo de reaccionar del resto de los poderes mundiales y mas aún, de importantes sectores de poder interno, indica que no hemos aprendido la lección de Malvinas, donde finalmente ocurrieron cosas no previstas. Igualmente nos induce a comparar la situación con Venezuela, por mas que el golpe de estado, intentando derrocar a Chávez, haya fracasado. Estos círculos podrían pensar, erróneamente, que las variantes aislacionistas están triunfando, pero deberían recordar que Chávez es el resultado de la desaparición de las partidocracias que hoy representan Duhalde y sus aliados, que fue elegido democráticamente por una inmensa mayoría de los venezolanos y que además, el golpìsmo tradicional está fuera de época. En todo caso habría que analizar en otro trabajo y con un mayor detallado análisis, todo lo ocurrido en Venezuela. Lo ocurrido marca por un lado, con brutal realismo, los límites de las débiles democracias latinoamericanas y por otro, el nerviosismo de los EEUU, ante tantos "problemas" simultáneos, como cercanos a sus intereses estratégicos: Colombia, Argentina, Venezuela, Medio Oriente, petróleo, terrorismo internacional, Triple Frontera, elecciones de Brasil, Narco-guerrilla y otros.

PANORAMA ACTUAL

Nº 74 – 30/03/2002

  1. Sigue imperando la incertidumbre por sobre otros conceptos o sensaciones. La única política del gobierno (no hay plan B) es la negociación con el FMI, para lo cual se intenta hacer las tareas solicitadas (¿?) por aquel. Lo que no se da cuenta Duhalde es que "esperando al Fondo va a terminar en el fondo .... del precipio". Hay varias formas de negociar: reactivamente o proactivamente. En forma reactiva es lo que se está haciendo: se reacciona a los problemas, a las demandas sectoriales, al FMI, a los europeos (a las Coronas), a los norteamericanos (al Imperio), a los rusos, a los chinos, etc. Actuar en forma proactiva requeriría tener un proyecto no sólo económico, sino también cultural, social y fundamentalmente político, con una planificación estratégica clara, realizando las acciones que lo implementen. Obviamente esto producirá diferencias con terceras partes, las cuales estarán sujetas a negociaciones, pero habría una guía, los objetivos a cumplir.
  2. La dirección de este complejo proceso de reconstrucción institucional requiere tener presente tres elementos decisivos. Legitimidad de hecho (mas que de derecho), es decir inserción o representatividad popular, semejante a la quilla de un barco, que debe estar suficientemente hundida en el agua, para lograr estabilidad. El segundo elemento es la conducción, o el timón del barco, que requiere una mano firme, un rumbo y una meta explícita para toda la tripulación. Por último hay que saber aprovechar los vientos y corrientes disponibles. Este gobierno flaquea del primer factor, pues la ciudadanía no confía en nadie, mas aún cuando la alianza gobernante está constituida sólo por las decadentes oligarquías partidocráticas. También tiene dudas respecto a los objetivos a cumplir (¿llegar al 2003 y dejar instalado un gobierno propio?, ¿mejorar el desempleo?, ¿seguir favoreciendo a los grandes grupos empresarios?, ¿resolver algún tema?, ¿durar todo lo que se pueda y abandonar el barco apenas la situación se haga insostenible?), y lo que es peor, no todos sus integrantes tienen objetivos semejantes (excepto salvarse a sí mismos), por lo que su rumbo no es coherente. Por lo tanto resulta casi imposible aprovechar los vientos y corrientes disponibles, sino que se va y se viene, totalmente a la deriva de los vientos mas fuertes. Es decir, se navega al garete.
  3. Mientras tanto el sistema bancario sigue perdiendo depósitos, pese al corralito. ¿Cuanto tiempo mas podrá seguir esta situación sin sufrir quebrantos definitivos?. ¿Porqué no hay una política para salir del corralito, haciendo intervenir a las casa centrales de los bancos extranjeros, muchos de ellos dispuestos a "bancar" a sus sucursales?. Podrían pagar con la emisión de Obligaciones Negociables, respaldadas por las acreencias de los créditos otorgados, avaladas en última instancia por sus casas matrices y negociables en la plaza de New York. Además hay que unificar los criterios de pesificación, sin necesidad de emitir por parte del Gobierno de un bono compensatorio al sistema bancario, con la salvedad de los montos adeudados de hasta US$ 100.000.- La política actual no es sustentable. Mientras siga el actual sistema cerrojo sobre los bienes de los ciudadanos será imposible construir confianza y sin ella no hay sistema financiero institucional y sin instituciones tampoco hay economía posible.
  4. La cuestión social parece continuar con un gran potencial de explosividad. Los gobiernos nacional y provincial denuncian la acción de grupos políticos que lo incentivan, pero la realidad es que poco se hace para organizar una contención efectiva del conflicto social. No es que falte dinero, se lo utiliza mal. Sin caer en el facilismo de denunciar a los miles de ñoquis que existen en todos los poderes del estado, que consumen presupuesto sin producir nada útil (dato insoslayable de la realidad), lo peor de todo es no ponerlos a confeccionar, por ejemplo un padrón o mapa detallado de cada situación social zonal, dejando por ahora su tarea diletante, energía mal usada en las actuales circunstancias.
  5. Con el presupuesto social disponible hay que hacer tres cosas: a) confeccionar un padrón único nacional, que aunque de entrada no sea óptimo, se lo puede ir perfeccionando paulatinamente; b) hacer un listado múltiple de opciones comestibles básicas, que deberán ser vendidas obligatoriamente en supermercados y comercios minoristas de comestibles de facturación mayor a $ 10.000.- mensuales, con márgenes mínimos de comercialización, en todos los puntos de la cadena comercial y c) emitir una tarjeta de débito, a costos extremadamente bajos, con acreditación de fondos mensuales para todos los jefas/es de hogar sin empleo, que acrediten la realización de determinadas tareas públicas y la asistencia de sus hijos a la escuela básica. El mal uso del sistema, falsificación, duplicación, ser incorporado al padrón sin corresponder, y otras maniobras de la viveza criolla o del clientelismo político será castigado con fuertes multas y hasta con cárcel. No debe permitirse la continuación del viejo sistema de reparto de "cajas", que tanto denigran a nuestros humildes compatriotas.
  6. Si bien el mercado interno está "planchado", hay indicios ciertamente alentadores de que un cambio de rumbo es posible, y que podría constituirse como una de las bases para cierta sustentabilidad económica, tal como lo explicitabamos en anteriores P.A.. El turismo externo ha comenzado a llegar masivamente al país y el local no incursiona tan fácilmente hacia el exterior. Ha llegado por fin la normalidad existente en otros países. También la exportación de productos argentinos ha comenzado a despertar. Pero no de los commodities, que siempre se siguieron exportando, pese al nefasto 1:1, sino de los que tienen valor agregado (léase trabajo para los argentinos), es decir, aquellos que tienen incorporado inteligencia, diseño, tecnología, ciencia, habilidad y creatividad argentina, que la tenemos y mucha. Pero todo estas iniciativas del empresariado pyme carecerían de futuro sin una transformación de las instituciones y del estado nacional, que haga estable estos esfuerzos. Sin perseverancia no se conquistan nuevos mercados. Sin estabilidad institucional (sin Estado) no se construyen países serios y sólidos.
  7. Nada importante podría construirse como política exportadora de productos manufacturados nacionales sin no hay créditos para facilitar dichas ventas, tal como lo hacen todos los países del mundo. Pero con un sistema financiero a punto de quebrar esto puede parecer en los momentos actuales una quimera. Sin embargo no debería ser tan difícil. Desde una banca off-shore en territorio nacional se podrían emitir Obligaciones Negociables en dólares, sólo utilizables para financiar exportaciones, que generan dólares genuinos (o sus equivalentes en monedas duras) y no los asientos contables del viejo sistema. Esto cambia totalmente la ridícula política monetaria de Menem-Cavallo-DLR, donde se prestaban dólares a quienes producían en pesos y los bancos tomaban depósitos en dólares de difícil recuperación, situación que llevó al desastre actual. Sincerar las variables y las opciones sólo puede producir beneficios.
  8. Europa y EEUU tienen estrategias definidas de acuerdo a sus intereses. Además son pragmáticos para resolver cuestiones coyunturales. No son internamente ideologistas, aunque entre sus productos de exportación tradicional se encuentren los dogmas o "verdades universales", como los "derechos humanos", que son utilizados selectivamente en algunos países y en otros nó; o el "libre comercio" o lucha "anti-proteccionista", que poco practican dentro de sus fronteras. Sus lemas son: "haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago". En Europa toda la ineficiente industria agrícola esta superprotegida. En EEUU hay gran cantidad de sectores económicos protegidos: las siderurgias, el palastro (materia prima para acerías), los textiles, y productos de origen agropecuario (jugo de naranja concentrado, miel, salmón fresco, hongos secos, azúcar, derivados cítricos, carne vacuna), con un total de 200 productos "sensibles a la importación". Su legislación tiene procedimientos de consulta (paragolpes rápidos, en la jerga interna), que "regulan" la entrada de personas o de productos extranjeros y que se incrementarían en los próximos tiempos. La incoherencia doctrinaria (o hipocresía del poder), expresada tanto en racismos como en subsidios masivos, por parte de europeos como de norteamericanos, trae numerosos problemas a nuestros países como a quienes los sostienen.
  9. Si pudiésemos exportar libremente aquellos productos que nuestros países son mas competitivos, podríamos recaudar mas impuestos y no depender de empréstitos externos o visto desde otro punto de vista, podríamos pagar las deudas. También podríamos importar mas productos extranjeros. Como estas teorías no funcionan por responsabilidad de los países centrales, debemos adoptar también nuestra "Realpolitik". A Argentina le conviene en las actuales circunstancias económicas, mantener una política de dólar alto y poner retenciones de un 20-30% a las exportaciones de productos primarios sin valor agregado (commodities), con una escala descendente a medida que se incorpore trabajo argentino a los productos de exportación, hasta llegar a reintegros (devolución de impuestos) a los productos exportados de mediana o alta tecnología. Esta verdadera política de estado no debe confundirse con las actuales intenciones recaudatorias del gobierno, producto de su desesperación. Sus objetivos son: dar trabajo genuino a los argentinos; tener rentabilidad en la producción agrícola, que incentive su expansión; tener mayor dispersión en la canasta de productos exportados, evitando crisis cíclicas de los productos primarios; incentivar a nuestro sistema nacional de innovación tecnológica para crear nuevos productos o procesos; tener fábricas competitivas que puedan incorporar tecnología propia o importada para un mercado interno creciente, que incrementaría su poder adquisitivo mediante mayores salarios, es decir por la existencia de consumidores, que hoy carece; expandir los mercados internos y externos; y fundamentalmente, iniciar una salida ordenada que aliente sosteniblemente al alicaído pueblo argentino. Pese a que hoy muchas industrias nacionales son muy dependientes de las importaciones de insumos externos (en muchos casos por des-industrialización forzada y sin planificación), esta propuesta no implica una política proteccionista, ya que debe haber la mas absoluta libertad de importación y consecuentemente, del pago de las mismas. La "barrera" o "las oportunidades" productivas y de inversión estarán dadas por el libre valor de la divisa y no por decisiones reglamentaristas de dudosos "dirigismos". Obviamente esta propuesta implica la existencia de muchas otras medidas complementarias de carácter económico, no aislacionistas, de amplia vinculación con el resto del mundo, pero con reglas de aplicación que respondan a las necesidades actuales nacionales, y que conformen un plan completo, que el país está esperando.
  10. En el plano doctrinario y con respecto a los tan declamados derechos humanos, podríamos anteponerles en primer lugar el derecho de los pueblos a disponer de su territorio, de sus bienes naturales, de su cultura, de sus modos de ejercer su diversidad humana, política y social, interpretando a su modo, en sus tiempos y dentro de su historia, los valores tradicionales de la civilización en la cual vivimos. Esto implica corregir nuestros propios errores, que los tenemos y muchos, pero no por imposición de una propuesta acultural, que propone un hombre abstracto universal, cuyos derechos parecen ser el marketing adecuado, de formato único, para lograr una masa universal de consumidores estandarizados, -la aldea global-, aptos para recibir la distribución de productos masivos diseñados por algunos países centrales. Los argentinos pese a nuestro desastre actual, producto de una dirigencia, que ha comprado en sobre cerrado (o recibiendo sobres) estos conceptos civilizatorios, no cejará en su intento de seguir la construcción de su propio futuro, siguiendo el olfato de su propios valores y cultura, porque observa que, precisamente en los países centrales, pese a tener enormes capacidades económicas y energías organizativas, la mayoría de su gente tampoco vive feliz, debido a que la civilización del dinero está matando su poder cultural, es decir, sus propios valores humanos.

PANORAMA ACTUAL

Nº 73 – 16/03/2002

  1. Se sigue hablando de economía, macro, micro, doméstica y personal. Se habla de justicia, se habla de educación, se habla de salud, se habla de seguridad, se habla ....... , pero poco se avanza hacia la resolución de los problemas. La llamada dirigencia solo atina a abroquelarse y autodefenderse. El pueblo está con rabia, desorientado, no encuentra en quien(es) confiar, pero está alerta y abierto para escuchar nuevas propuestas confiables, alternativas razonables y nuevas caras en el horizonte político. El tiempo de las decisiones importantes para un cambio real podrían estar llegando.
  2. No hay retorno ni a dictaduras militares, ni a democracias poco participativas, solo formales en sus formas externas, aunque aplaudidas y elogiadas tanto por las socialdemocracias europeas (Alfonsín), como por Wall Street y el FMI (Menem). Fuimos, alternativamente, el "ejemplo a mostrar al mundo", mientras ambos hicieron pingües negocios, juntos a sus necios socios locales, a costa de dejar sumida a la Argentina en la mayor de las indefensiones, la material y la espiritual. Material, porque se ha destruido el capital público y el privado, y se ha arrasado con el espíritu emprendedor, que ataño caracterizaba a la Argentina. Espiritual porque han forjado un pueblo temeroso, confundido, peleándose entre sí (recordar a Martín Fierro), sin capital social, sin instituciones confiables, sin proyecto nacional, sin impulso patriótico, sin bien común y lo que es peor, sin orgullo, sin vocación de ser y de defender su identidad cultural.
  3. Este es el resultado concreto de una práctica muy común en la Argentina de los últimos tiempos: la aplicación, política o económica, siempre ideologista, de ideas socialdemocratas, ultraliberales, o de cualquier otro signo internacional, probablemente útiles para otros tiempos o espacios económicos y culturales, aunque las mismas sean poco practicadas ortodoxamente en sus países de origen. Este fenómeno tan anti-nacional, realizado por algunos, de buena fe; por otros, como simple cálculo de egoísmo económico personal, de irresponsabilidad o de desinterés colectivo. Para algunas dirigencias, simple acto de corrupción o de traición a la patria.
  4. No es de extrañar que desde el exterior se aliente el desánimo y la caída de brazos, la huida hacia una emigración sin solución colectiva. Quieren un mayor espacio vacío. Es la lógica de cualquiera de los poderes mundiales. Lo idiota es no comprenderlo. Está claro ya, y habrá que comenzar a decirlo con mayor precisión, que los problemas argentinos no se solucionan con mayor democracia (votando mas seguido) o con mayor ajuste económico (mayor recesión). Se solucionan pensando en argentino, con el sano egoísmo de pensar desde nosotros, que es lo que nos conviene y obrando luego en consecuencia. La democracia es una forma de gobierno para hacer política; las reglas básicas de la economía son instrumentos para ejecutar políticas. Ambas no son fines en sí mismos como nos quieren hacer creer desde los extremos ideologistas. La inteligencia del momento actual está en reconocer sus límites para encontrar las soluciones que hoy se necesitan, para beneficio exclusivo de los argentinos.
  5. Todo esto precisamente arranca con una reafirmación de la propia identidad. Soy esto y estoy en esta situación. Fui esto y me equivoqué. Puedo ser aquello y me propongo llegar allá. A partir de esa "identidad" vienen luego las formas de proceder. Acá los llamados comunicadores o analistas sociales aturden sobre los medios y hablan poco sobre los fines. Se analizan todas las coyunturas, las medidas, los instrumentos, lo táctico, las consecuencias inmediatas. Poco se habla de la identidad, de las estrategias, del planeamiento, del amor a la patria, del bien común. Su refugio común son los conceptos y categorías universales, la ambigüedad y el relativismo de los "valores", económicos o nó, como categorías abstractas del pensamiento.
  6. Pero poco se debate o se habla sobre nuestros propios valores, que los tenemos; cómo se los puede potenciar; cuales son los pilares del bien común argentino; porqué el amor a la patria no es un slogan militarista; cuales son los límites de un humanismo o ecologismo naif que no quiere que el país se desarrolle; cual es la teoría que exprese la aceptación, con la sumisión del esclavo, del proteccionismo de los países desarrollados; como se puede coincidir con "valores" aceptados internacionalmente, en la medida que se respeten nuestros intereses nacionales y nuestra propia identidad, etc.
  7. Sin la reafirmación de esta identidad, la batalla está perdida desde el vamos. Ese es el debate de fondo. Además sin un Estado fuerte no podremos sostener la identidad y nos quedaremos sin destino y sin la calidad de vida que nos merecemos y que podríamos tener. No necesitamos un estado adiposo ni anoréxico, sólo uno atlético y fuerte , que disponga de una conciencia propia y de pocos objetivos, pero claros: Diplomacia externa que busque la inserción argentina en el mundo, por medio de "reuniones de trabajo" en lugar de los clásicos "cócteles sociales"; Fuerzas Armadas actualizadas y preparadas para las hipótesis de conflictos de la Argentina actual y no sólo carne de cañón de las "fuerzas de paz" de las N.U.; Seguridad Social básica, equitativa y sin ningún tipo de privilegios, de acuerdo a la pobreza actual, pero segura y que no genere inflación; Educación para todos, sin excepción (hay que sacar a todos los niños de la calle); Salud para todos, haciendo eficiente el suficiente gasto que hay dedicado al sector; Seguridad interna y externa, conduciendo con firmeza al sector, sin excesos (gatillo fácil) ni permisividad "garantista", para erradicar al delito y comenzar a combatir en serio al narcotráfico y sus fatales secuelas; Crear Trabajo: punto central de las necesidades actuales, mediante "Letras de Empleo"(unidades monetarias transaccionales no transformables en moneda corriente), que garantice que cada familia pueda comer dignamente, tener salud y educar a los hijos; Planeamiento Estratégico, que permita articular en el tiempo el desarrollo integral nacional y que negocie con nuestros acreedores, internos y externos, un plan nacional, sus objetivos, su doctrina, su sustentabilidad y sus tiempos.
  8. Para PONER EL PAÍS DE PIÉ y concretar todo esto hay fondos suficientes, pero actualmente muchos que se utilizan en idioteces, en privilegios, en objetivos secundarios. Hay que confeccionar Presupuestos "base cero" en los niveles nacionales, provinciales y municipales, para ir reformando los actuales presupuestos, encubridores de irritantes prebendas o privilegios y para darle fortaleza estructural al estado. Se puede gastar con inteligencia, pero los "vivos de siempre" no quieren. Lo mas importante será generar confianza en que "tenemos una salida", hay un plan, hay una dirección y una conducción. Eso evitará el actual "tironeo" de los sectores que desembocará en una nefasta hiperinflación en lo económico y una mayor disgregación social y un paulatino desmembramiento nacional.
  9. No se trata entonces de centrar todo en la búsqueda de soluciones económicas inmediatas. Discutir sobre mas o menos corralito, CER, valores de las jubilaciones de privilegio, inflación, valor del dólar, déficit fiscal, y otros números, es perder el faro de las soluciones y seguir comprando espejitos de colores. Hoy hay que cambiar la metafísica financiera por la Economía Política y ordenar todo de vuelta, debatiendo mucho mas de Desarrollo Político y de Reconstrucción Institucional, porque la incompetencia y la corrupción de la clase política, es sólo la punta del iceberg del fracaso nacional, de la decadencia generalizada y del proceso de disolución. Toda la sociedad está enferma. No sólo los políticos. Hay corrupción en todos los sectores: en la educación, privada y pública, se compran títulos universitarios; en la salud privada se pagan sobreprecios por el pago de "cometas" a los médicos; en la seguridad, se liberan presos por dinero; en la justicia se "arreglan" fallos; hay abusos por prácticas oligopólicas por parte de las empresas de servicios públicos; los bancos se quedan con el dinero de los depositantes. Hasta juran diputados que hasta ayer cobraban jubilaciones por 85% de invalidez psíquica. Un juez en España cobra una jubilación de privilegio por haber trabajado 2 meses con el "Tío" Cámpora en 1973. Parece evidente que hay que cambiar todo, desde las instituciones hasta la conducta personal. Las ilusiones se han terminado. Hay que construir un país en serio.
  10. Tampoco se puede seguir con las hipocresías del pasado. En nombre de los "valores occidentales" se torturó y se hizo desaparecer gente. En nombre del socialismo, del comunismo, del trotzquismo, o desde las "orgas" se pretendió hacer creer, luego de ser vencidos militarmente, que querían construir una democracia o defender los derechos humanos. Los "ecologistas" se la pasan contaminando; el "lavado de dinero" de los traficantes de drogas se tolera porque "traen inversiones"; la "viveza criolla", producto subdesarrollado de la cultura nacional, categoría enana de nuestras posibilidades reales, no sirve para resolver los complejos problemas del mundo actual y si seguimos jugando con todo y con todos al "truco", mezcla de intento de engaño y de trampa, reflejo de nuestro pequeño juego, poco serio y poco confiable, sin destino de grandeza, nunca podremos ganar la batalla por la independencia económica y por la soberanía política. El orgullo del gaucho o del inmigrante, acostumbrados a sobrevivir en las peores circunstancias, nos indican lo mejor de nuestra inteligencia individual, pero también nos marcan los límites para una sólida construcción de una inteligencia comunitaria, colectiva o social.
  11. También debemos dejar de lado los "clichés" eternos porque las realidades cambian y los países tiene intereses permanentes, mas que políticas estables. ¿Porqué tanto anti-norteamericanismo (Alfonsín) o tanto pro-norteamericanismo (Menem)?. Porqué tantas opciones antagónicas: ¿Mercosur o Alca?. ¿Porqué tanto ideologismo que nada resuelve?. ¿A quien le hacemos el juego con esas posturas?. Si EEUU es la potencia dominante en el mundo, la pregunta correcta es: ¿como aprovecho los cambios que han ocurrido dentro de la Administración de EEUU, hoy menos favorable hacia Wall Street y la economía virtual y mas "amigable" con la economía real?. Hasta el FMI ha cambiado su doctrina interna, producto de aquella metamorfosis: hoy está mas duro con los números reales y no acepta fórmulas keynesianas tradicionales, claro, pagadas por ellos. Ponerse en línea con esa realidad debería resultar beneficiosa en la negociación por la deuda eterna, en la medida que hagamos bien otras cuentas. Con el Mercosur y con Brasil, necesitado que Argentina no se caiga, podemos negociar apropiadamente ciertos acuerdos. Con Europa podríamos cambiar condiciones de las concesiones de servicios públicos por apertura de mercados o baja de su proteccionismo, que tanto nos afecta. Lo que nos hace falta es menos ideologismos y ningún "negocio personal" de los funcionarios y mas "inteligencia colectiva", con algo, al menos, de patriotismo.
  12. Para llevar adelante todas estas simples ideas hace falta gente nueva, capaz, honesta, organizada, con "inteligencia colectiva", amor a la patria, vocación por ser grande, no achicarse ante la adversidad y sacar a los que ya no sirven. Los nuevos liderazgos tal vez no sean ya individuales sino colectivos, en la medida que sepamos desterrar ese individualismo feroz que anida en cada argentino. De no ser así volverán los mismos de siempre, para seguir haciendo mas de lo mismo y proseguirá la decadencia nacional.

Estrategica@fibertel.com.ar



volver