INTELIGENCIA ECONOMICA

por Luis Calviño.


6 de mayo de 2002

Los temas excluyentes de esta semana son: la definición del corralito y del CER, un rápido tratamiento de las leyes de subversión económica y quiebras y la firma de algún pacto bilateral con las provincias. El frente político luce muy trabado, pues están quedando en evidencia las graves discrepancias que existen en los temas cruciales entre los distintos sectores que detentan algún poder político, y el del Presidente no parece ser el mayoritario. Esto está llevando el tema de la anticipación de las elecciones a un grado cada vez más alto de presencia en la discusión política abierta. Estimamos en un 50% las probabilidades de elecciones presidenciales anticipadas en el tercer trimestre y en un 90%, que se den antes de fin de año.

El nuevo ministro Roberto Lavagna entiende que debe tomar el toro por las astas y poner punto final al corralito, aunque sea a cualquier precio. Pero al no quedar explicitados los verdaderos costos y beneficios que cada uno paga en este reparto, la parte menos informada y con menos poder seguramente pagará más: serán los ahorristas. El Gobierno, que debería defenderlos, está agobiado por el tema y totalmente confundido. La discusión del CER tiene la forma del reparto de una dádiva: cuánto le damos a cada uno. Esto es así porque parece que nadie pagara; pero lo hará el ahorrista o el contribuyente.

La transformación compulsiva de los depósitos reprogramados en títulos públicos constituye una nacionalización de las deudas que tienen los bancos con los ahorristas, al transferirles indirectamente sus acreencias con el Estado, quien es a todas luces el peor deudor del sistema financiero argentino. Además, estos títulos, que tendrán un fuerte descuento en su cotización, podrían ser utilizados para cancelar préstamos otorgados por el sistema financiero a valor nominal y para categorías morosas y luego las entidades podrían a su vez cancelar con ellos los redescuentos que les haya otorgado el BCRA al mismo valor.

Esta operación terminaría resultando en una fuerte pérdida para el Banco Central, pues los activos que respaldan los redescuentos tienen una mejor cotización, y en importantes beneficios para los bancos, quienes canjearían activos de buena calidad (los que entregaron como avales por los redescuentos) por activos muy desvalorizados (los préstamos morosos) a una relación de paridad. En esto, cuanto peor sea la entidad financiera, mejor negocio hará, ya que una mala entidad es aquella que tiene peor calidad de cartera y mayor cantidad de redescuentos. Los bancos Nación y Provincia serán seguramente los protagonistas de estas operaciones.

Además del alto costo que asumirá el Banco Central están los costos de los ahorristas, a quienes les fue cobrada oportunamente por el banco la intermediación de riesgos en la forma de un spread de tasas, no obstante lo cual deben asumir ahora los riesgos de insolvencia de los deudores de la entidad en la que depositaron sus fondos.

Este canje por títulos sería por un monto que estimamos en US$ 23.000 millones a 10 años más $ 3.500 millones a 5 años. Parte de este endeudamiento será canjeado por otro ya existente en la forma de préstamos garantizados, por lo que el endeudamiento neto sería bajo o nulo, de acuerdo a qué estipule el gobierno. Vale la pena recordar que desde EXANTE hemos elevado una propuesta por la cual se pueden devolver todos los depósitos en dólares a los ahorristas, en los plazos de vencimiento reprogramados, con un costo fiscal de sólo US$ 3.500 millones a ser pagados en 10 años.

En el caso de las alternativas que se barajan para los $ 29.000 millones en cuentas a la vista (cuentas corrientes más cajas de ahorro), el análisis depende de cuál de ellas se instrumente. Debe tenerse en cuenta que hay $ 16.000 millones en cajas de ahorro de los cuales una parte importante son fondos que hoy no tienen alternativa para la compra de dólares salvo el goteo de efectivo. Solamente para este segmento podría llegar a resultar atractivo. El resto, hoy puede comprar divisas contra cheque.

Si se ofreciera un título en dólares a LIBOR a 6 años y a $ 1,40 por dólar nominal, aun tomando en cuenta el atractivo adicional de permitir una extracción en efectivo del 30% del monto, la paridad de esta cartera de inversión para el ahorrista sería del 9%, cuando un bono Global con el mismo vencimiento en 2008 se ofrece por 29%. Esto equivaldría simplemente un financiamiento para el Tesoro contra nuevo endeudamiento a una tasa de sólo un 17% anual, algo que el Estado no consigue desde hace varios meses. Difícilmente obtenga muchos ahorristas interesados.

Pero además, dado que el Tesoro está apremiado en sus necesidades de caja, el dinero bancario así absorbido no será esterilizado, lo que parece ser el objetivo del Gobierno, sino que cambiará de titular. Por lo tanto, en pocas semanas terminará depositado nuevamente en cuentas salario de empleados públicos y cuentas corrientes de proveedores del Estado, con lo que la situación de liquidez será la misma.

Esta deficiencia se podría reparar si se instrumentara alguna forma de garantía adicional por parte de los bancos, que es la otra variante en discusión, para lo que se les deberá exigir que cedan parte de sus carteras, con lo que se financiará el repago de estos títulos en dólares. De este modo, los depósitos canjeados por títulos garantizados no quedarán en el sistema y se reducirá la liquidez, como pretende el gobierno.

Pero los bancos no podrán hacerse cargo sino del $ 1,40 por dólar de los préstamos que entreguen, debiendo correr la diferencia por cuenta del Estado. De esta forma, las entidades financieras habrán cedido un pasivo de vencimiento cierto y alto riesgo de liquidez (las cuentas a la vista) a cambio de un activo de vencimiento más largo y con riesgo de incobrabilidad (los créditos otorgados) y nuevamente esta ganancia será mayor cuanto peor sea la calidad de la cartera de cada banco.

A los efectos de analizar la liquidez del mercado, para estimar la suerte que correrá la cotización del dólar, lo determinante será la disposición del Central de vender dólares. Los trascendidos que mostraron que estas medidas serían esterilizadas con la venta de hasta US$ 3.000 millones demuestran que, por lo menos hasta entonces, el dólar se mantendrá en los niveles que defina la autoridad.

En los hechos, el BCRA parece haber adoptado una política de tipo de cambio relativamente fijo, aunque secreto, en torno de los $ 3. Si esto fuera así, la variable más relevante deja de ser la cotización del dólar y pasa a ser la pérdida de reservas. A este respecto, la máxima venta de reservas se había producido justo antes del largo feriado cambiario de abril, el 17 y 18, cuando el Central vendió US$ 35 millones diarios. Tras la reapertura, el lunes 29 el BCRA compró US$ 20 millones, debido a la altísima iliquidez. Pero ya el martes dejó de comprar y el jueves y viernes vendió US$ 20 millones diarios. No debe perderse de vista cuál es la tendencia de fondo de la cotización del dólar, que está muy atenuada por las intervenciones oficiales, a la hora de que ocurra un cambio en la actitud del Central.

Los Próximos Anuncios

Durante esta semana el gobierno tiene previsto anunciar una serie de medidas económicas cuyo objetivo es normalizar la situación del sistema financiero. Entre ellas se destacan:

¨ Eliminación del Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER): para los préstamos hipotecarios destinados a vivienda única y familiar sin límite de montos, para los préstamos personales y prendarios especialmente los destinados a la compra de taxis, remises y minibuses para transporte de pasajeros, con un límite de montos que aún resta definir. De esta forma, la actualización de los préstamos hipotecarios originalmente pactados en dólares se haría por medio del Coeficiente de Variación Salarial (CVS) que elaboraría el INDEC, al que se sumaría una tasa de interés que no debería superar el 4% anual. Un esquema similar se utilizaría para indexar préstamos originalmente pactados en pesos pero a tasa libre y los alquileres originalmente pactados en dólares.

¨ Nuevo Plan Bonex para levantar totalmente el corralito en un plazo de entre 60 y 90 días: El gobierno anunciaría por Decreto que entregará tres tipos de bonos a los ahorristas, los cuales estarían garantizados por el Estado Nacional y en forma colateral, con los préstamos garantizados y la cartera de activos de los bancos, aunque esto último aún no está definido. Según fuentes extraoficiales, las principales características de dichos títulos serían las siguientes:

1) Bono en dólares al tipo de cambio de $/US$ 1,40 a 10 años de plazo con tasa LIBO más 1%, un período de gracia de dos años y capital amortizable en 8 cuotas anuales desde 2005. Este título sería canjeado compulsivamente a los tenedores de plazos fijos reprogramados originalmente pactados en dólares y pesificados a $/US$ 1,40. Sería transferible y tendría poder cancelatorio para créditos personales, prendarios e hipotecarios pertenecientes a personas físicas que se encuentren en las categorías 3, 4 y 5 del BCRA. Se estudia, además, la posibilidad de su utilización para la compra de bienes registrables (inmuebles y automóviles).

2) Bono en pesos a cinco años de plazo con un año de gracia y amortización anual en 4 cuotas, indexado por el CER más un interés que rondaría el 5%. Este título se les ofrecería los titulares de plazos fijos reprogramados originalmente pactados en pesos y podría ser usado para cancelar deudas bancarias, aunque esto último no está definido.

3) Bono en dólares a $/US$ 1,40 a cinco años de plazo con un año de gracia y amortización anual. Este título se ofrecería a los titulares de cuentas a la vista. Resta por definir la tasa de interés que pagará y su poder cancelatorio.

Se estudia además la emisión de otro bono en dólares a $/US$ 1,40 a tres años de plazo que se ofrecerá sólo a los titulares de depósitos que tengan 75 años o más, fondos de indemnizaciones por despido o accidentes laborales y otros casos excepcionales. Este título tendría un período de gracia de 6 meses, se devolvería en dos años y tendría un poder cancelatorio más amplio que los anteriores ya que se podrían pagar todo tipo de créditos, incluso los que estén en situación normal.

Política

El viernes 3, el presidente Eduardo Duhalde tomó juramento a sus nuevos ministros:

· Jefe de Gabinete: Alfredo Atanasof. De extracción sindical y saliente ministro de Trabajo. Asume en reemplazo de Jorge Capitanich.

· Ministro de Trabajo: Graciela Camaño. Diputada Nacional por el PJ y esposa del dirigente gastronómico Luis Barrionuevo. Asume en reemplazo de Alfredo Atanasof.

· Ministro del Interior: Jorge Matzkin. Diputado Nacional por el PJ. Asume en reemplazo de Rodolfo Gabrielli. Diputado por el PJ.

Con respecto al ministerio de la Producción, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, asumió de manera transitoria en lugar de José Ignacio de Mendiguren. No hubo cambios en los ministerios de Relaciones Exteriores, Salud, Educación, Defensa y Justicia.

En cuanto al equipo económico que acompañará al ministro Roberto Lavagna, el mismo quedó definido de la siguiente manera:

· Vice-Ministro de Economía: Enrique Devoto.

· Jefe de Asesores del Ministro: Ignacio Chojo Ortiz.

· Secretario de Hacienda: Jorge Sarghini.

· Secretario de Finanzas: Guillermo Nielsen.

· Secretario de Energía: Alieto Guadagni.

· Secretario de Comunicaciones: Marcelo Kohan.

· Secretario de Ingresos Públicos: Antonio Figueroa.

· Secretario Legal y Técnico: Eduardo Perez.

· Monitoreo desde Cancillería: Martín Redrado.

· Negociaciones bilaterales internacionales: José O. Bordón.

· Relaciones con las Provincias: Juan C. Pezoa.

· Relaciones Institucionales y con el Congreso: Alberto Coto.

Leyes y Decretos

Mediante la Resolución 73 publicada el 30 de abril en el Boletín Oficial, el gobierno nacional declaró formalmente el default. El diferimiento de los pagos de los servicios de la deuda pública tiene como fecha límite el 31 de diciembre de 2002 y contempla una fecha alternativa que es aquella en la que se complete la refinanciación total de la deuda, si ello ocurre antes de fin de año. En la misma resolución se detallan las obligaciones exceptuadas, entre las que se encuentran los servicios de deuda con los Organismos Multilaterales de Crédito en los que la Argentina forma parte.

Mediante el Decreto 693/02 publicado el 30 de abril en el Boletín Oficial, se facultó a la Secretaría de Hacienda a otorgar adelantos financieros a las provincias, a efectivizarse en pesos y/o en LECOP por hasta un monto total de $ 262,9 millones y a disponer la cancelación de los mismos mediante la afectación automática de las participaciones en el régimen de coparticipación vigente.

Sector Externo

En marzo el superávit de la balanza comercial volvió a mostrar un récord, US$ 1.483 millones. Este resultado es consecuencia nuevamente de una importante caída en el valor de las importaciones, las cuales experimentaron una retracción del 70,9% interanual al ubicarse en US$ 592 millones. Por otra parte, el valor exportado en marzo mostró una suba del 2,8% con respecto a igual mes del año anterior, alcanzando los US$ 2.075 millones. En términos de tendencia las exportaciones de marzo se ubicaron 0,2% por encima del valor de febrero, mientras que las importaciones registraron en igual período una baja del 7,4%.

De acuerdo a los resultados de la Encuesta de Indicadores Laborales realizada por el Ministerio de Trabajo, en marzo el empleo en Capital Federal y el Gran Buenos Aires cayó 9,6% con respecto a igual mes del año anterior. De esta manera, en el primer trimestre del año el nivel de empleo acumula una caída del 8,7% interanual.

Actividad

En marzo, la demanda de servicios públicos registró una nueva caída, ubicándose 12,1% por debajo del valor registrado en igual mes del año anterior, acumulando una retracción del 12,3% en el primer trimestre del año. En términos de tendencia se observa en marzo una merma de sólo 0,1% en relación al mes anterior

La Asociación de Fabricantes de Cemento Portland informó que en abril los despachos de cemento al mercado interno se ubicaron en 283,4 miles de toneladas. Dicha cifra representa una disminución de 39,7% con respecto a igual mes del año anterior.

La recaudación tributaria totalizó en abril $ 2.884,4 millones, nivel que implica un descenso en términos absolutos de $ 653,9 millones con respecto al total percibido en igual mes de 2001 (-18,5%). Si se tiene en cuenta que dicho comportamiento estuvo positivamente influido por la suba de precios observada durante el mes, surge claramente un desempeño muy desalentador. Se trató del menor ingreso por impuestos al fisco en seis años.

Salta y Río Negro fueron las primeras provincias en suscribir el acuerdo bilateral con la Nación exigido por el FMI para ratificar el pacto Nación-Provincias sellado el 27 de febrero pasado, que fuera ratificado por la ley 25.570. De esta manera, el gobernador de Salta, Juan Carlos Romero, y el de Río Negro, Pablo Verani, suscribieron el "Programa de Financiamiento Ordenado de las Finanzas Públicas Provinciales" por el cual se comprometen a reducir su déficit en un 60% respecto del registrado en 2001.

Sistema Financiero

Al cierre de abril los depósitos bimonetarios, medidos en pesos al tipo de cambio especial de $ 1,40 por dólar, se ubicaron en $ 69.299 millones, nivel que implica una retracción en términos absolutos de $ 4.209 millones (-5,7%) con respecto al cierre del mes anterior. Si se tienen en cuenta los feriados bancarios dispuestos durante el mes pasado, se obtiene un retiro de depósitos diario promedio de $ 168,4 millones, el más alto desde la imposición del "corralito".

Por su parte, las reservas líquidas del BCRA totalizaron al 30 de abril US$ 12.171 millones, nivel que implica un descenso de US$ 609 millones (-4,8%) con respecto al cierre del mes anterior. En tanto, la circulación monetaria se incrementó en $ 777 millones (+ 5,5%) mientras que el total de asistencia del Central a las entidades financieras lo hizo en $ 1.966 millones (+13,6%), durante el mismo período.

Mediante la Comunicación "A 3597" del viernes 3 de mayo, el BCRA decidió bajar de 40% a 22% la exigencia de efectivo mínimo de las entidades financieras. La medida intenta mejorar la disponibilidad de efectivo de los bancos y bajar las tasas del mercado interbancario, que durante la jornada del viernes alcanzaron máximos de 150%.

El titular del Banco de Galicia, Eduardo Escasany y dos miembros del directorio de la entidad, Abel Ayerza y Federico Braun, renunciaron a sus puestos en el marco del proceso de capitalización de la institución, que el pasado viernes fue aprobado por el BCRA. Además, el acuerdo servirá para reconstruir la liquidez de la entidad mediante un shock de aportes de nuevos fondos por $ 800 millones: $ 400 provienen de un préstamo otorgado por un grupo de bancos nacionales y extranjeros, $ 200 millones de SEDESA, $ 100 millones del Fondo de Capitalización Bancaria y los $ 100 millones restantes serán aportados por el BCRA. En tanto, la capitalización de deudas involucró unos $ 300 millones y alcanzó a los 14 mayores bancos acreedores y a las deudas contraídas con el Fondo de Liquidez Bancaria. De esta manera, el Grupo Financiero Galicia, controlante del banco, redujo su participación de 48% a 38% del paquete accionario, mientras que el 3% cotiza en el mercado y el resto queda en manos de tenedores extranjeros.

Precios

El Ministerio de Economía autorizó un aumento en las tarifas de la energía eléctrica, el cual se empieza a aplicar desde el 1º de mayo. El incremento es del 15%, contemplando el impacto de la devaluación, y afecta a los clientes de Edenor, Edesur y Edelap. El gobierno manifestó que este aumento es estacional, y que forma parte de los recálculos que se realizan cada tres meses en el costo de la energía mayorista, el cual termina trasladándose a los usuarios. Se trata de la primera suba de tarifas públicas autorizada por el Gobierno desde el congelamiento dictado en enero.

Mercados

Mediante la Comunicación "A 3596" del viernes 3 de mayo, el BCRA dispuso una reducción en el horario de operaciones del mercado único y libre de cambios, que a partir de hoy funcionará de 10 a 15 horas para las entidades bancarias y de 11 a 15 horas para las no bancarias.

Durante la semana pasada, el BCRA captó $ 107,2 millones y US$ 58,8 millones a través de dos licitaciones de Letras en pesos y una en dólares: El 29 de abril obtuvo $ 61,41 millones a 15 días de plazo convalidando una tasa de corte de 94,8%. Por otro lado, el viernes 3, obtuvo $ 45,77 millones a 14 días y aceptó pagar una tasa récord de 107,14% anual. En la misma fecha colocó LEBAC en dólares por US$ 58,84 millones a 14 días de plazo con una tasa de corte del 39,95%.


volver