SEGURIDAD PRIVADA:
HERRAMIENTA DE SUBSIDIARIEDAD O NUEVA FORMA DE INTEROPERATIVIDAD EN EL NUEVO ORDEN INTERNACIONAL?

Eduardo Jorge Parisi.


En la mayoría de los países, la Seguridad Privada está en aumento. Y ello no significa que se deba al exponencial incremento de la criminalidad solamente. Italia o Alemania e incluso Inglaterra, que mantienen en los últimos dos años un equilibrio en este aspecto, el comportamiento de la sociedad respecto a su seguridad, va en una proyección de inevitable crecimiento. Y en este aspecto, se remarca el crecimiento y desarrollo de toda la gama de actividades que integran normativamente y jurídicamente la utilización de toda la panoplia que integra esta compleja actividad.

La Globalización empresarial ha constituido sin duda un aspecto mas que significativo, donde empresas que debieron expandirse en áreas remotas y a veces sin tutela legal, han tenido que desarrollarse contratando empresas locales de seguridad privada. Aumento en las transacciones y comunicaciones vía red, informaciones reservadas, nuevas áreas de trabajo o de lugares, cambios de cultura y de etnias en la contratación de personal, han motivado la necesidad de demandas a la Institución Seguridad, que a corto tiempo han sido inferior a los requerimientos. En este punto, mucho ha tenido que ver el Estado donde no ha comprendido este marco, manteniendo leyes vetustas o no sancionando nuevas que pudieran dar una respuesta acorde a las necesidades. En este ámbito Argentina ha mostrado seriedad, a través del sector privado, ámbito en el cual países como Italia (Decreto del 18 Jun. 1931 y reglamentado en mayo de 1940), o de otros países europeos han debido tomar nota de la Ley Española, para comenzar a poner sobre la mesa las distintas posibilidades de regulación de la actividad.

Antes de los hechos del 11 de setiembre la preocupación sobre el rol de las empresas privadas de seguridad constituían un debate áspero. En España, los denominados Vigilantes Jurados debieron custodiar la Academia Militar de la ciudad de Zaragoza, constituyéndose el primer centro castrense del país en contar con vigilancia privada ante la falta de soldados para cubrir este servicio. Para el Ministro Federico Trillo-Figueroa ese hecho era " un ejemplo de la política de externalización de servicios, para que los soldados profesionales puedan dedicarse a tareas operativas en vez de consumir su tiempo en interminables guardias". Un ano antes, el Ministro del Interior de España ya estaba recurriendo a las empresas privadas para distintos menesteres dentro de su ámbito.

No olvidemos que la Seguridad Privada es prevención y no represión. Y constituye un elemento subsidiario a la labor de la Policía. Pero ello no quita que, determinadas cuestiones puedan ser desarrolladas por la vigilancia privada. Recuerdo que en Buenos Aires, en 1997, el Intendente de Rojas, experimento un hecho similar, sustituyo a miembros de la policía municipal por vigiladores privados, para llevar a cabo una campana de educación vial, atento a los cambios que la intendencia consideraba llevar a cabo. Esto que lo viví personalmente, fue positivo dado que la propia población se sentía mas cómoda y mejor representada.

En Italia a principios de año, en la ciudad de Sicilia, varios Institutos de Seguridad Privada en conjunto con el personal policial, llevaron a cabo pruebas donde se utilizaron las centrales de alarmas y Circuitos Cerrados de TV de aquellas colegadas con la central operativa policial, donde fue un éxito. Tan rotundo que, hace días el Presidente de la Lombardia, -la región mas rica por producto bruto de la península- Roberto Formigoni, ha sostenido que "la Lombardia esta estudiando, ante los resultados observados, la posibilidad de que Guardias de seguridad privada, puedan actuar en hospitales, cárceles, patrullamiento nocturno, y otras cuestiones, para que la ciudadanía posea mayor seguridad".

Esta operación que se denominara "Mil ojos para Milán", será realidad a principios del 2003. En la Lombardia donde Milán y Torino son sus principales ciudades, existen 82 Institutos de Seguridad Privada que cuentan con alrededor de 7 mil Guardias Jurados, poseen un facturado de 360 millones ( 1,8 mil millones de euros en toda Italia)de dólares, mientras que el Estado Lombardo posee 10 mil carabinieri, 9 mil agentes de seguridad publica y 8 mil vigilantes urbanos. Esta preocupación viene atento a que, debido a los hechos del 11 de setiembre, el Estado Lombardo tiene necesidad de desconcentrar a parte de su fuerza policial de las tareas administrativas o meramente sencillas, para abocarlas a otras tareas que seguramente serán mas redituables para la sociedad.

En una ronda europea sobre la seguridad privada, llevada a cabo en la ciudad de Milán, se discutieron varios problemas en común, pero especialmente se analizaron dos aspectos: El nuevo rol de las empresas de seguridad o vigilancia privada, y la necesidad de crear o reformar las legislaciones que, a juicio de muchos, han quedado obsoletas.

Inglaterra que posee un facturado cercano a los 3000 millones de euros, y existen unos 1500 proveedores de seguridad no posee legislación alguna. Estaría concentrada a través de la British Security Industry Association, compuesta por constructores, instaladores y gestores de Estaciones Centrales. Hasta el 11 de setiembre, el Estado Ingles perseguía una política de no injerencia con respecto a la seguridad privada.

Aquí el impacto de la tecnología fue muy fuerte, a pesar de que los márgenes siguen en baja. Por ello, el sector esta dividido en 7 subsectores, pero todos confluyen a la seguridad electrónica.

Luego de los hechos de Manhattan, el Parlamento esta trabajando en una Ley que regle la actividad.

Con esta capacidad de facturación y una tecnología de avanzada incesantemente requerida y a la vez cada vez mas compleja, son muy pocas las empresas que quieren certificar las normas ISO 9000.

Existe un Decreto de hace años pero nunca entró en vigor afirma Ian Hutcheson, máximo responsable de la seguridad de los aeropuertos ingleses (British Aiport Authority).

La intención de los legisladores es crear una Ley marco la que seria reglamentada por la autoridad pública denominada SIA, la cual otorgaría las licencias y poseería la facultad de modificar el Decreto las veces que lo considere conveniente, como así también ampliarlo a los sectores de pequeña facturación, sin un acuerdo en el Parlamento para modificar o dictar uno nuevo.
Una de las cuestiones en estudio, a través del Decreto mencionado, sería la probable obligatoriedad de certificar normas ISO 9000.
Esta reglamentación entraría en vigor a fines del año venidero, justamente cuando se finalice la reestructuración de la fuerza policial.

Una de las denominadas "joyas de la corona" es el traslado de prisioneros. Desde que intervienen las empresas de seguridad privadas, las fugas bajaron en un 80%.

Seguramente, las compañías de seguridad privadas tendrán a su cargo varias actividades que hoy están siendo objeto de revisión y que desplazaran a las fuerzas policiales, las cuales se abocaran a tareas crimininalisticas que son competencia del Estado.

En Alemania la cuestión es mas difícil, y a través de Reinhart Rupprecht (Director de los Servicios de Seguridad), se supo que en los últimos años la explosión de las compañías de seguridad ha sido un hecho y que ahora, el principal problema que aqueja a las autoridades son los casi 3 millones de musulmanes que viven diseminados en todo el territorio.

El sector privado esta regulado a traves de un Decreto de 1995 que supervisa las actividades de vigilancia y custodia. El órgano de contralor esta ejercida por el Ministerio Federal para la Economía y las Intendencias.
De la misma forma regula la actividad de vigilancia individual, de vigilancia de personas jurídicas, y a la actividad de vigilancia de parte de las personas delegadas a la conducción de la actividad.

Alemania estaría integrada por 16 denominados Lender (la Seguridad Interior y las Policías dependen de ellos), y tienen a su cargo las Fronteras, las FFAA, las agencias de seguridad, entre una multiplicidad de organismos que conforman el despliegue del dispositivo alemán, estadual y privado, de la seguridad.

Existe la denominada Federal criminal Police que posee unos 2300 agentes. Alrededor de 36000 hombres vigilarían las fronteras y casi 237.000 denominados officer pertenecientes a 16 State Police Forces se reparten en todo el país.

Uno de los crecimientos mas significativos que existen en los últimos anos ha sido sin duda el terrorismo informático. Si bien Alemania cuenta con una legislación que regula a las Compañías de Seguridad Privada, a partir del problema actual, el Estado tiene la necesidad de llevar a cabo una reestructuración amplia y efectiva, que ha resituado su prioridad a partir de los atentados del 11 de septiembre.

El mercado de la seguridad privada alcanza a casi unos 2,8 mil millones de euros, y los servicios de seguridad han crecido en los últimos 5 años en un 34% y en un 16% los sistemas de alarmas.
Existen unas 2500 agencias de seguridad con alrededor de 140 mil empleados. Una proporción similar a los EEUU, es decir, y esto a mi juicio hay que remarcarlo, un policía privado por cada dos policías públicos.

En ciudades donde la rapiña y la alta criminalidad se hacen notorias, como Dusseldorf, las empresas de seguridad han llevado a cabo convenios con las policías locales creando cuerpos policiales cívico-militares y patrullaje en conjunto. Esto trajo como consecuencia la posibilidad de estabilizar la problemática, dado que las fuerzas policiales pudieron dedicarse a otros menesteres mas importantes, descentralizando parcialmente su labor hacia el sector privado.

En los anteproyectos llevados a cabo, la mayoría coinciden en dar una mayor importancia a la formación. Actualmente las empresas llevan a cabo cursos de 24hs, los cuales pasarían a 40hs. Para los empresarios, de 32 horas se elevaría a 80hs.

Una de las cuestiones a tener en cuenta es que, la reforma se llevara a cabo, se dictaran nuevas normativas para el sector privado, y en cuanto a la seguridad privada habrá seguramente dos pasos: El primero, donde se trabaja en conjunto con la policía, en patrullaje, monitoreo, apoyo en eventos deportivos, ferrocarriles, etc. El segundo paso, consistiría en lograr un certificado denominado "prueba del recorrido profesional" que llevaría unos 3 años, con 3 niveles que se encuentran en estudio.

En Francia, la actividad de Seguridad Privada, esta regulada a través de la Ley Nro. 83 del 12 de Julio de 1983 y reglamentada en noviembre de dicho ano. La misma abre un abanico a la seguridad privada, transporte de valores, seguridad de bienes muebles e inmuebles, prestaciones a las personas, instalación y mantenimiento de sistemas de alarmas, gestiones centrales de televigilancia, teleintervento, etc.

La autoridad de aplicación es la Prefectura Departamental en la cual se incluyen a las empresas de seguridad que se encuentren inscriptas en la Cámara de Comercio y es valida para todo el territorio.

En España existen 180 centrales operativas y alrededor de 1.500.000 alarmas instaladas.

En Francia, existirían unas 200 centrales operativas con unas 2.000.000 de alarmas instaladas.

En GB existen 70 Centrales Operativas con 2.500.000 alarmas instaladas

En Italia existen unas 750 Centrales Operativas con alrededor de 1.500.000 alarmas instaladas

Lo curioso es que, mientras en España, Francia o Inglaterra el número de alarmas colgadas a las centrales operativas oscilan entre el 34% al 50%, en Italia solo alcanzaría al 17%.

En síntesis, la actividad de la seguridad Privada va camino a llevar a cabo ciertas funciones que hasta el 11 de setiembre solamente eran pensadas para el sector Publico. Pero sobre todo, los Estados están abocados en repensar una política de seguridad con instrumentos legislativos modernos que prevean la cobertura de una parte del "riesgo de la inseguridad" de parte de los privados y obviamente de los Institutos o compañías de Seguridad. Es que si bien algunos Estados han dejado de invertir en sus policías e incluso en materia de defensa, las compañías privadas de seguridad han llevado políticas contrarias. Se han constituido en estructuras sólidas, con fuerte formación profesional, utilizando tecnología de avanzada como centrales de alarmas o Circuitos Cerrados de TV, y patrullaje para sus clientes, para llevar a cabo políticas de prevención que hoy por hoy, son esenciales para la vida ciudadana.

Sintéticamente, podemos decir que la tendencia europea apunta hacia una inevitable interoperabilidad de los sistemas y en eso la consolidación de la Unión Europea -hija mayor de la Comunidad- ha simplificado de forma significativa las responsabilidades, competencias y conjuntes interoperacional.
Tanto para lo publico como para lo privado.

regresar