APRENDICES PERO NO BRUJOS

CONSULTORA ESTRATEGICA Ricardo Auer


Bueno es recordar en estos momentos aquellas teorías o ideologías que hablaban hacia mediados de los 90, del fin de la historia, del "modelo único" universal", de una globalización en expansión, de un mundo organizado bajo nuevas normas civilizatorias y hasta de un "gobierno mundial", a cargo de eficientes gerentes de los organismos internacionales. No habrá sido la primera ni la última vez en la historia, que poderosos intereses mundiales hayan intentado "adoctrinar" a los pueblos del mundo, intentando manejarlos bajo "fórmulas ideológicas globales". Lo han hecho los ingleses con "el libre comercio", mientras ellos protegían su industria; o los norteamericanos vendiendo "la ineficiencia del estado", mientras ellos mantienen poderosos organismos estatales para una inteligente promoción de su estrategia tecnológica; o los europeos que quieren que abramos nuestros mercados mientras nos arruinan con sus subsidios agrícolas, o la antigua Unión Soviética que impulsaba un "socialismo" para afuera, poco practicado por su propia Nomeklatura. Por supuesto que resulta mucho mas eficiente, cómodo y barato que los demás actúen de acuerdo a nuestros propios intereses, pero el mundo real es demasiado complejo para dichos simplismos.

Lamentablemente siempre hay "quintacolumnistas" dentro de las propias filas. Es que las naciones-estado todavía son las formas en que los pueblos se siguen organizando para defender sus Intereses. Como estos divergen, existen los conflictos. Por un buen tiempo todavía será imprescindible contar con Estrategias propias (Proyecto Nacional), ya que sin ellas, toda ideología resulta abstracta y se convierte en "ideologismo", que en definitiva es trabajar para terceros. Quienes ingenuamente (o no) adscribieron e impulsaron el "ideologismo globalizante", confusamente mezclado y enmascarado tras el irreversible proceso de cambio a nivel global, olvidándose de nuestro propio Bien Común y de los Intereses Nacionales argentinos, deberán hoy al menos reconocer que el mundo no ha marchado hacia "un nuevo orden mundial", sino hacia un creciente "desorden mundial", una de cuyas expresiones es la guerra desatada sobre Irak.

El proceso globalizador de la última década ha traído sin duda un decreciente papel de los estados nacionales a favor de un protagonismo mayor de organizaciones privadas, de todo tipo. Ha ocurrido una tremenda transferencia de poder de las estructuras estatales hacia grupos o redes de poder globales, las que además se feudalizan y fragmentan en múltiples intereses, además de reagruparse continuamente en pos de nuevos objetivos de poder. Lo mas destacado ha sido la creciente privatización de las decisiones políticas soberanas, en mayor o menor medida, en todas las naciones (incluída EEUU), lo que afecta sus estrategias nacionales. Simultáneo a este proceso, el ordenamiento de los últimos 50 años, el "orden bipolar" administrado por los EEUU y la Unión Soviética, tras el cual se alineaban los demás países, incluyendo a "Los No Alineados", se quiebra en 1990 por implosión de ésta última. Es decir surge un único primus inter pares entre los estados nacionales. El "orden" existente hasta entonces se transforma, por conducto de estos dos fenómenos, en el actual "gran desorden mundial", con la consiguiente "incertidumbre global".

Las múltiples redes o estructuras de poder privadas (económicas, financieras, mafias, terrorismo, ecologistas y otras) actúan en la práctica con criterios racionales o irracionales, siendo su poder legítimo o ilegítimo, es decir, subjetivamente, correcto o incorrecto, de acuerdo a su visión cultural y se caracterizan principalmente por la lucha por el poder antes que por el debate de ideas. El espacio sobre el cual se "combate" es muy amplio: son los mercados globales; los recursos estratégicos de las naciones o sus espacios vitales (alimentos, energía, petróleo, ecosistemas, agua potable, entre otros); el manejo de los grandes negocios ilícitos (drogas, armas); hasta para imponer una cultura sobre otra El dominio de los medios de comunicación masivo, con su poder de amplificación y de alcance, constituyen ejes centrales en todas las estrategias de conflicto.

Los "conflictos modernos" tienen los mismos objetivos que en la antigüedad: aumentar el poder propio y disminuir el del contrario o de los "otros poderes".
Todos los actores (estados nacionales y Estructuras de Poder privadas) utilizan el conocimiento, en su sentido mas amplio: "penetración" de doctrinas globales; manipulación psicológica; "operativos de prensa" en los mass media; desinformación y contrainformación; corrupción de "dirigentes", ejecución de diversas agresiones económicas, inclusive arruinando económicamente a una nación; "manejo" discrecional y selectivo de visiones y criterios para imputar "falta de democracia"; control de organismos internacionales y multilaterales; creación de estados paralelos con propias administraciones (guerrillas); corrupción y métodos mafiosos; medios de comunicación globalizados que diezman la resistencia cultural de los pueblos, corrompiendo sus valores morales; intentos de homogenización cultural para crear el consumidor standard universal; inducir la crisis de las lealtades nacionales, aumentando el individualismo y el "sálvese quien pueda"; disociación de estados, particularmente con territorios que contengan estratégicos espacios vitales; desarme de las fuerzas armadas, mediante diferentes argumentos y su utilización creciente en tareas "externas" a su natural base de sustentación nacional, intentando transformarlas en fuerzas mercenarias internacionales; militarización interna vía las fuerzas de seguridad para combatir la creciente "inseguridad". Finalmente también se puede tratar de vencer militarmente al oponente, pero como última opción.

Los múltiples ataques y daños, en todas las direcciones, componen un verdadero "Sistema Caótico de Agresiones", crecientemente incontrolable hasta para los EEUU. Digamos que un mundo con mayor paz requiere necesariame nte un Sistema Defensivo Integral para que los pueblos puedan vivir con menos incertidumbre y con algo mas de dignidad. El problema actual es como procesar ese debate, demorado por una amplia gama de enfoques e intereses. Además de la compleja asincronía entre cambio civilizatorio y culturas y entre economía y política está el hecho que nadie, hasta ahora, había comenzado a "ordenar" al mundo. Ese papel se lo han autoasignado los EEUU.

Según su visión sería necesario imponer una PAX (NORTE) AMERICANA para la convivencia "algo mas ordenada", ya que las acciones de cooperación internacional, con sus estructuras y composiciones actuales (Naciones Unidas, Consejo de Seguridad, OTAN, y otras), demostraron su incapacidad para realizar progresos en ese sentido y por el contrario las acciones de las Estructuras de Poder privadas, de todo tipo, han alcanzado un nivel que ya ha afectado hasta la Seguridad Interna y los Intereses Vitales de los EEUU, el país mas poderoso de la Tierra. Poco puede decirse de la racionalidad o irracionalidad de tales determinaciones y del listado de sus argumentaciones para llevarla a cabo. Sólo habrá que esperar sus resultados y las acciones de los restantes actores del gran juego estratégico. Lo que si podemos afirmar es que a partir de dicha decisión, se reestructurará el diseño actual de administración de las crisis internacionales y que probablemente se llegue a un nuevo Bipolarismo Mundial (antes a que "multipolarismos") porque las situaciones mas "calmas" se logran cuando existen dos grandes oponentes (de parecida potencia) que "alinean" y suman a los demas intereses. ¿Será una nueva alianza de paises de la gran isla Euroasiática (Alemania-Francia-Rusia-China) el nuevo poder emergente capaz de contrabalancear el poder actual económico y militar de los EEUU?.

Para entrar mas de lleno a la guerra actual podemos indicar que nunca un conflicto tiene una sola causa ni hay casualidad en su ocurrencia. Siempre concurren diversos factores que la llevan a su explosión. El ataque del 11 de septiembre es sin dudad un tema central. EEUU tiene un presupuesto defensivo superior a la suma de los presupuestos de defensa de todos los paises del mundo sumados. Pese a ello le infringieron una grave afrenta en las cercanías de su propio corazón, peligro que podría volver a ocurrir. El contraataque era entonces esperado y comenzó por Afganistan y le siguió Irak. ¿Termina allí o seguirá con otros países??. La concepción de "guerra preventiva" no es nueva, pero ha violado uno de los principios fundamentales de la política exterior occidental y con ello la creencia en una comunidad internacional fundada en normas e instituciones vinculantes. Se aplicó a lo largo de la historia y en un caso muy conocido, en nuestro país. Hacia fines del siglo pasado, los malones de los indios pampas, ranqueles y araucanos, asolaban las llanuras bonaerenses, con su secuela de robos de ganado, incendios y secuestro de mujeres Alsina, Ministro de Guerra, diseña una linea fronteriza con fortines y la llamada Zanja de Alsina. Pero el método no resultó demasiado confiable y no evitaba totalmente nuevas incursiones.

Por fin Roca, siguiendo las ideas estratégicas de Rosas, decide iniciar "la guerra preventiva" y organiza la famosa "Expedición al Desierto", que consistió en llevar la guerra (con fusiles Remington en sus manos, tecnología que no disponían sus contrincantes) hacia los confines internos del territorio dominado por los indios, conquistando la frontera y el así llamado "paso de los chilenos" y expandiendo así las fronteras nacionales.

Otro elemento destacado es la economía de los EEUU. La administración demócrata, muy ligada a las Estructuras de Poder Financieras (logias anglonorteamericanas muy antiguas por cierto), hizo crecer durante los 90, una burbuja financiera que, por vía de la emisión de dólares sin respaldo en bienes reales, podría llevar a una crisis como las de los años 30 a los EEUU. No es casual los "problemas" electorales al momento de elegirse presidente entre Gore y Bush, entre democratas (pro grupos financieros) y repúblicanos (pro grupo de industriales), respaldados cada uno de ellos por sólo el 20% de votos del pueblo norteamericano. Estaban en disputa poderosas fuerzas de intereses contrapuestos. La pérdida en el año 2002 del 50% del valor de las (autoinfladas) acciones, originada por la suma de varios factores (pinchadura de la burbuja), llevó las cosas a un punto mas realista y sostenible. Al alicaído nivel de la economía norteamericana se le sumó luego la posibilidad de que Irak y otros países comenzaran a negociar su petroleo en euros y no en dólares, acelerando la crisis del valor del dólar o dicho en otros términos, haciendo posible una hiperinflación norteamericana. Mas que un problema de control de reservas, el tema del petróleo pareciera ser un problema económico. En realidad el problema central de los EEUU con respecto al petroleo es, aparte de la moneda de pago, su precio, controlado por la OPEP, donde Arabia Saudita es el actor mas importante. La descendecia del actual Rey Fahd Bin Abdulaziz Al-Saud podría no ser tan afin a los EEUU y de difícil control, en cuanto al manejo del precio del crudo. De allí también la necesidad de contar con otros recursos petroleros "amigos" que sirvan de control interno y externo a la OPEP. Eso explica también el caso de Venezuela. Además debe añadirse que Irak había negociado concesiones de sus pozos para el 2005 con empresas, casualmente, de Francia, Alemania, Rusia y China.

Poco importa analizar los argumentos formales en cuanto a la instalación de una "democracia modelo" en Irak, por cuanto, si fuese cierto, las consecuencias reales serían desastrosas para los EEUU, ya que implicaría quedarse a gobernar durante mucho tiempo dicho país, enemistándose así con muy importantes países aliados en esa convulsionada región: Arabia Saudita, los emiratos, Kuwait, Egipto, Pakistán, y otros, países no demasiado "democráticos". Lo que resulta impredecible y dependiendo del curso de la "guerra", es lo que pueda ocurrir en Palestina, en relación a su aliado Israel, ya que generar mas odio musulmán, no es un buen negocio estratégico para los EEUU. El arma estratégica más poderosa del mundo islámico es su "presión demográfica". Es el pueblo de mayor crecimiento demográfico, con el mayor porcentaje de población juvenil y, lo más acuciante, no siempre en tierras fértiles para acumular tal población. Hacia 1950, la margen sur del Mediterráneo tenía 150 millones de habitantes mientras Europa tenía 200 millones. Hoy la margen islámica tiene 240 millones y la margen de Europa no pasa de 220 millones. Bush ha prometido hace pocos días, a algunos líderes árabes, trabajar para la creación de un Estado Palestino. Arabia Saudita y Egipto miran con ojos muy críticos la verdad de esas afirmaciones. De ella depende la prosecución de sus alianzas y su neutralidad en el caso de Irak.

Queda en ese caso un problema adicional bastante difícil: el status de la ciudad de Jerusalem. Mas allá de los avatares del actual conflicto, la zona quedará convulsionada: en primer lugar, Irán, vecino e integrante del llamado "eje del mal". También pone en aprietos a Siria, a cargo del demasiado joven presidente Bashar el Assad. Otro problema zonal son los 20 millones de kurdos dispersados entre Irak, Turquía e Irán. Ya Turquía tomó, preventivamente, cartas en el asunto e invadió parte de Irak, para complicación de los EEUU, desconfiando del compromiso de éste, para no fundar un Estado kurdo. Un aumento de la tensión global reabrirá a su vez los mercados de armas, y es allí donde Rusia, China y Francia cuentan con mayores posibilidades de convertirse en actores de este juego "sucio". Irak podría así no convertirse en un hecho aislado y en los próximos tiempos los jugadores de este complejo tablero irán acomodándose a un nuevo escenario, que podría incluir variados espacios de violencia.

El "descontrol mundial", en la medida que favoreciera los intereses de los EEUU, fue tolerado por éste, permitiendo una década de mayores "grados de libertad" y de "libertinaje" mafioso y terrorista, que se modifican actualmente en forma unilateral y a despecho de sus antiguos socios europeos. Poco podrán argumentar éstos contra los EEUU sin que éste les recuerde el protagonismo central que tuvieron los paises europeos, durante los dos últimos siglos, en las mayores matanzas de la historia, con atroces guerras entre ellos, guerras civiles, luchas fratricidas, practicantes de un colonialismo desvastador y ultra explotador de todo un Continente (Africa).

Si se "oponen" demasiado, tal vez les recuerde las torturas en Argelia, los campos de exterminio nazi, las purgas y controles de la dictadura soviética, y otras delicias "civilizadoras". El último bombardeo a la "cristiana ortodoxa" Serbia de Milosevic, fue realizado por la OTAN, a instancias de los países europeos, sin tampoco consultar al Consejo de Seguridad de las N.U.. Lamentablemente ningún "poderoso" está exento de las críticas. Solo los pueblos expoliados podrían, parcialmente, levantar moralmente una voz acusadora.

Tampoco Saddam Hussein, ex aliado de EEUU para combatir a Irán, puede poner "Cara de Santo" en cuanto a los derechos humanos de los kurdos o de los iraníes masacrados por armas químicas (gases letales), fabricadas en plantas industriales vendidas, precisamente por Occidente (EEUU +Europa). Bin Laden, organizador de la masacre del 11 de septiembre, saudita de nacimiento, también fue entrenado por la CIA para combatir con sus guerrillas a los rusos en ocasión de la invasión de éstos a Afganistan. Todo el proceso de incremento de participación de las Estructuras de Poder Privadas (logias, mafias, etc) han producido esta hecatombe, de la que ni los mismos paises centrales pueden ya escapar.

Resulta así que en lugar de avanzar por la senda de la civilización y de mayores niveles de cooperación internacional, se ha retrocedido. La realidad nos muestra que sigue imperando la "ley del mas fuerte", en el sentido mas amplio del término y no exclusivamente militar. Sus victimas son el nivel de vida de los pueblos, sometidos a mayores niveles de pobreza a escala mundial. Se decía en los años 70 que "si quieres la paz, lucha por la justicia". Lamentablemente todos los pueblos del mundo han estado perdiendo la paz, en el marco de una creciente injusticia, durante estos últimos 20 años, a favor de una ultra pequeña minoría mundial. EEUU por su poderío militar tecnológico y sus aliados ingleses, podrán controlar o dominar muchos factores de poder, pero les será muy incómodo sentarse sobre los misiles para "gobernar" al resto de los paises. Tendrán que saber "repartir el juego" y respetar las identidades y las culturas de los pueblos para lograr una mayor "gobernabilidad mundial". Sin un mayor equilibrio social, económico y político de los pueblos no podrá lograrse avances hacia una paz medianamente estable. Sólo caminado con reglas de juego mas equitativas podremos alentar la esperanza de poder construir una verdadera "comunidad de naciones". Caso contrario quedará como "sueño" su vocación de "república imperial". Del mismo modo, la desunión interna y la falta de conciencia nacional, es hoy el principal enemigo interno para poder negociar "un lugar" en el espacio internacional y para participar con inteligencia y efectividad en el diseño de un nuevo Bipolarismo Mundial. Argentina sigue sin entender lo que está ocurriendo.

 

regresar