EL ECOSISTEMA EN PELIGRO: GAMEXANE

 

Publicada casi con caracter preventivo por LA NACION, esta información, que apunta a desnudar un escalofriante negocio de algunos sectores políticos provinciales,anticipa simplemente la punta de un iceberg que sectores eficientistas del peronismo estan estudiando y que culmina por golpear de lleno en el corazón de la alianza frepasista pergeñada en 1999 y que logro un efímero triunfo antes de precipitar al país en la crisis económica mas grande de su historia.
El gamexane escondido, un arsénico sin encaje y en verdad poco antiguo, comienza a salir en superficie mientras se acerca la hora de las definiciones nacionales.
Por considerarla de claro interés poblacional y ciudadano y con el conocimiento preciso de las investigaciones precedentemente señaladas, damos a conocer la punta del iceberg de una impecable operación de residuos químicos contaminantes hasta el momento desconocidos por el gran público.

SANTIAGO DEL ESTERO.-Tras 13 años de reclamos, por decisión de la Secretaría de Medio Ambiente de la Nación, comenzará la extracción de 30 toneladas de gamexane, una mezcla de plaguicidas orgánicos clorados con preeminencia de lindano y DDT, que clandestinamente fueron enterrados en la estación del ferrocarril Mitre de Argentina, una pequeña localidad situada a casi 300 kilómetros al sudeste de esta capital, en el Departamento de Belgrano.

El secretario de Medio Ambiente de la Nación, Carlos Merenson, junto con representantes de la Cámara de Industria Química y Petroquímica y las empresas encargadas de la extracción del tóxico, Trady New Zeland, Trady Argentina y Desler, se trasladarán para iniciar los preparativos, previa reunión con los vecinos.

Este depósito tóxico es considerado el más grande de América del Sur y uno de los cincuenta de mayor importancia en el mundo, según denunció Greenpeace en su momento, hecho que fué confirmado por la Organización Mundial de la Salud,en cuyo listado de tóxicos figura el compuesto que posee la caracteristica de no poder ser incinerado en la Argentina ya que sus inhalaciones se expanden en la atmosfera como un sutil viento de muerte.

Argentina es un pueblito donde residen no más de 300 personas. La población activa de lo que fue una localidad con proyección ganadera se constituye hoy básicamente de trabajadores golondrina. Su punto de referencia es el típico edificio de la estación de trenes, que perteneció a la antigua línea Mitre.

Desde su privatización está virtualmente abandonada y sirve de albergue a quienes no tienen techo.

Hasta allí llegó, a mediados de junio de 1990, un tren carguero.

Procedía de Buenos Aires y se detuvo sobre la vía principal de la estación. Una decena de hombres descargó bolsas de polietileno con un material que, según el responsable del grupo, era "un alimento balanceado para aves en mal estado".

Desde entonces los habitantes del pueblo comenzaron a percibir que un olor a gamexane enrarecía el ambiente causando sofocaciones en la respiración y, en muchos casos, cefaleas. En otros casos y en otros puntos del país donde se habrían detectado operaciones de la misma índole de acuerdo a informaciones bastante atendibles habría producido cáncer,en particular de vias respiratorias.

A lo largo de casi 13 años los reclamos de la provincia a través de diversos organismos a los que se sumaron entidades defensoras de la ecología y del medio ambiente fueron desoídos. El gobierno santiagueño decidió iniciar acciones legales en contra de los responsables de la maniobra.

"El tóxico será trasladado en camiones y embarcado para su destrucción en Alemania", dijo al matutino LA NACION Juan Carlos Targa, director de Medio Ambiente provincial, que no supo estimar las secuelas en la salud de los pobladores de Argentina, sometidos a poco del suceso a un chequeo por organismos de salud provincial, aunque los efectos esencialmente cancerígenos del DDT, prohibido por ley nacional desde 1972, son por todos conocidos, por lo menos en el ámbito de la comunidad científica.

Tampoco se conocen los efectos en el medio ambiente, aunque se descartaría que haya contaminado el agua, que, por su alto contenido de arsénico, no es apta para consumo humano.

Otro problema no menor planteado por el gamexane es que pocos paises en el mundo tienen la tecnología necesaria para su incineración. Los mas avanzados son Francia, Estados Unidos, Australia, Alemania y Nueva Zelanda.

Y sobre estos elementos ya volveremos en posteriores notas.

regresar