Luis Moreno Ocampo: Primer fiscal del Tribunal Penal Internacional

DERECHO PENAL GLOBALIZADO: EL PRIMER FISCAL ARGENTINO
 

21/04/2003 - 19:36

El abogado fue elegido de forma unánime por los 78 países reunidos en Nueva York como primer fiscal del Tribunal Penal Internacional, TPI.
Moreno Ocampo, quien contribuyó al procesamiento de los miembros de la junta militar responsables del golpe de Estado de 1978, fue elegido de forma unánime por los 78 países reunidos en la Asamblea del TPI.

Sin embargo, la votación fue un acto puramente formal, ya que Moreno Ocampo es el único candidato presentado entre los 89 países que acordaron la creación del tribunal, en la que 11 países no estuvieron presentes.

El cargo tiene una duración de nueve años sin derecho a reelección.

El nuevo fiscal internacional inaugurará su cargo con la selección de los casos que considere más propicios para ser llevados a juicio, a partir de una lista de 200 denuncias que ya fueron consignadas, según informa la BBC.

El TPI, con sede en La Haya, Holanda, es el primer tribunal de su tipo con carácter permanente, creado especialmente para tratar casos de crímenes de guerra y contra la humanidad y el genocidio.

Moreno Ocampo pertenece desde 1992 a una firma de abogados de Buenos Aires que se especializa en derecho penal y de derechos humanos, programas de control de corrupción y solución de además es profesor invitado de la Facultad de Derecho de la Universidad de Harvard.

El príncipe Zeid Raad Al Hussein, representante de Jordania ante Naciones Unidas, que encabeza la Asamblea de Estados Miembros, anunció el resultado y felicitó a Moreno Ocampo, "que asume el alto cargo de fiscal del Tribunal Penal Internacional", según lo informa la cadena CNN.

El tribunal, es la culminación de una campaña que comenzó con los juicios de Nuremberg y Tokio, de los criminales de guerra alemanes y japoneses de la Segunda Guerra Mundial.

Además, tiene jurisdicción sobre los casos de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y genocidio cometidos después del 1 de julio del 2002, en cualquiera de las 89 naciones firmantes del tratado, pero sólo actuará cuando los estados no deseen o no puedan administrar justicia.

USA se ha opuesto al tribunal porque teme que éste pueda ser usado para procesos por motivaciones políticas o frívolas, especialmente contra las tropas estadounidenses.

Gran Bretaña, que integra las fuerzas aliadas en la guerra de Irak, es parte del tribunal junto con todos los países de la Unión Europea.

regresar