EL GRAN SATAN HA LLEGADO PARA QUEDARSE
 

Al finalizar el primer tramo de la guerra es necesario encarar un balance de las expectativas, mitos, fantasías mas o menos compartidas y realidades que se han provocado a partir de la decisión americana de llevar la apuesta globalizadora al centro de gravedad del sudeste Asiático, enfocando ese espacio geográfico comprendido entre los mundos islámico, árabe, chino y eslavo que constituye el nuevo eje estratégico de la política exterior y en particular de seguridad mundial propuesta por los americanos de forma triunfalista, algo retórica pero con objetivos bien precisos.

De Gaulle decía que viajaba al Asia profunda -compleja sostenía en verdad- con unas pocas ideas claras, Churchill ensayaba una boutade al reflexionar, socarronamente que "Jordania era una idea que había tenido una tarde per caso, si una tarde de primavera "y con eso liquidaba la cuestión planteada por la desaparición del imperio otomano, mientras que la apertura de un film de un director alemán enamorado de América indicaba con el mismo ácido cinismo con que Runmsfield se refiere a la "vieja Europa ":
"en el año 1626 los holandeses compraron Manhattan a los indios. En mayo de 1941 ya no quedaba un solo indio que pudiera lamentarlo ".....

En los próximos meses habrá que ver si la cruzada democratizadora americana ha rendido sus frutos o si -por el contrario, el gesto de temeridad militar mas audaz de la postguerra simplemente ha creado condiciones algo diferentes, mas seguras para la potencia americana, mas inseguras para la estabilidad postcolonial europea y probablemente extraordinariamente complejas para los países que han perdido referencialmente su propia zona de influencia. En síntesis, estan parados en el lugar vacío y a la vez terriblemente eficaz de la globalización.

La jugada pentagoniana ha hecho caer algunos postulados en el corto plazo pero, de forma simétricamente inquietante, ha abierto algunos otros para el futuro. Y estos son probablemente mucho mas graves y gravitantes que los apocalipsis no atendidos.

El primer postulado es que no se ha producido la guerra Santa contra Occidente. El segundo que el mundo árabe o el panarabismo, del cual Sadam era inevitable tributario, al menos en sus comienzos cuando Baath significaba renacimiento en árabe, abarcaba dos países -Irak y Siria, y proponía un movimiento bastante parecido a los que en América Latina ha planteado el socialismo nacional en los setenta incluso con sus variantes militares modelo velazquista, está en estado de desaparición y solo la existencia de Israel les permite fingir cierta dosis de coherencia interna y de política exterior compartida.

El tercer postulado es que los movimientos de masa europeos, unidos a la acción mucho mas eficaz del movimientismo católico y de algunas iglesias protestantes podía influir en la marcha de la guerra. Esto se reveló una bola de algodón tan provocativa y a la vez inocua como las marchas contra la instalación de los Pershing en Europa en la década de los ochenta.

Finalmente el cuarto es que Estados Unidos avanzaba, una vez mas hacia la ciénaga vietnamita y que solo había que esperar unos meses para que Stalingrado-Bagdad hicieran surgir unos, dos y tres Vietnam que paralizarían la fuerza de la coalición y el general Arena, metáfora lograda de la inteligencia moscovita, hiciera lentamente su erosión política convirtiendo al insolente pero eficaz gobierno de Bush en una banalidad militar encallada en un peligroso océano de desierto.

Podríamos definir un poco a la ligera todo esto como las fantasías de la izquierda. Pero también están las fantasías de la derecha y sobre todo de la derecha americana, la derecha europea coincide con la izquierda pero por razones de mercado, petróleo y obra publica mucho mas consistentes que la de sus heraldos vocingleros de las calles del mundo.

La derecha americana cree en el valor exorcizado de los derechos humanos en un sentido único, pregona la democracia como sistema de gobierno bastante mas eficaz que el stalinismo residual saadanista y en esto no se equivoca pero solamente si entendemos a la democracia como un artefacto mas parecido a los parlamentos egipcio o iraníes, que a la Confederación helvética y finalmente sostiene que el capitalismo y las fuerzas del mercado libre darán, probablemente en una o dos generaciones, un Medio Oriente mucho mas interesante y productivo que el actual mosaico de reinados evanescentes y estados -nación claudicantes, cada vez mas dependientes no solo de la renta petrolera sino de una espiral armamentística que aniquila toda posibilidad de esa democracia de cuño capitalista e individualista que los angloamericanos, o mejor dicho los americanos a secas tiene como paradigma.

Las fantasías de la derecha fueron el producto que la coalición vendió al mundo y claramente encontraron su imagen metafóricamente mas lograda con la caída de la estatua de Sadam, primero envuelta en la bandera americana y luego presurosamente cubierta por la iraquí, intentando mantener la costosa ficción de que había un levantamiento popular similar a los que se produjeron en Europa del este, particularmente en Berlín y Timisoara. En 1952 en Teherán habían reproducido una imagen semejante al estrellar la figura ecuestre del padre del Sha -Reza - en las calles de Teherán.

Abrían la puerta al despotismo ilustrado del Sha que hasta logró crear su centro atómico gracias a figuras conocidas en Viena y en la Argentina, los almirantes Quilliat y Castro Madero, pero claro era otra Argentina.

Para la izquierda la imagen debe haber traído a la memoria las imágenes del poder imperial desarrollándose en todo su peligroso esplendor. Y uno no puede dejar de asociar las imágenes con la pintura de Joy al mostrar a Gordon enfrentando a los derviches, a Lawrence de Arabia desarrollando la guerra de guerrillas con pinceladas de oscura e insatisfactoria perversión homosexual y a la propia tumba solitaria de Cecil Rhodes, otro misógino, en el lugar mas desolado y escueto de las montañas de Zimbawe.

El problema es que nada de esto tiene que ver en esencia con esta guerra y que el único toque romántico, en verdad de sicología social, habría que buscarlo en una escueta frase que se resumiría en dos palabras: olvidando Saigón. Y en ese olvidando Saigón podemos encontrar varias cosas: la rebelión de las clases populares americanas contra la derrota de Vietnam, la repulsión contra los campos universitarios de la left, donde se explicó y potenció la necesidad de la derrota y la sensación de repliegue que sintió la sociedad americana tironeada por el aislacionismo, la culpa y el arrepentimiento ,que la llevaron a desarrollar una vocación militar-imperial de bajo perfil, casi escandinava con respecto a su potencia, que solo comenzó a revertirse con la llegada al poder de Ronald Reagan.

Si, los Estados Unidos han cambiado las culpas de Saigón están convenientemente expiadas, la patrulla de lesbianas pasablemente intelectualizadas ya no constituyen la reserva moral de Occidente, Susan Sontag y Jane Fonda han repensado sus posiciones y en general en torno a Bush, el joven parece campear un espíritu que recuerda al Cooper de A la Hora Señalada o a los deshechos personajes que juntan sus pedazos y prosiguen pasablemente sus vidas después del desgarramiento nacional que nos narró "El Francotirador", probablemente la mas honesta historia fílmica sobre la guerra de Vietnam.

Olvidar Saigón es también aceptar que una superpotencia tiene contratos diabólicos que cumplir y que la posguerra fría no se resolverá en los sótanos de los servicios secretos y que -a veces -las fuerzas expedicionarias son la clave obligada del imperio cuando hace tabula rasa del sistema de seguridad existente y apunta a recrear, casi homeoestaticamente, su propia relación de fuerzas con el mundo, sin importarle en verdad demasiado lo que el mundo piensa realmente.

El problema es que todo esto no pudo ser explicitado. Menos aun explicado y los Estados Unidos desarrollaron una invasión en nombre de la democracia creyendo de una forma casi etílica para un alcohólico endurecido su propia propaganda. Los errores militares, sobre todo en la primera semana son producto de una concepción un poco cuáquera y reduccionista que apuntaba a limitar los daños civiles, acentuar el componente tecnológico hasta un nivel tal que los comandantes no tuvieran casi poder de decisión sobre el terreno- un comandante de cuerpo fue reemplazado de forma casi subrepticia y nunca mas se informo de ello- y en general un seguimiento de las operaciones por computadora como si se tratara de una operación de tropas especiales. Es decir, claramente acotada en tiempo y espacio.

Este sistema arriesgo su colapso porque no enfrentaba a un ejercito con cánones de honor decimonónicos, como argentinos e ingleses en

Malvinas sino que afrontaba una guerra barricada en las ciudades con un mas que razonable fuego protector de artillería, una técnica de combate defensivo clásicamente soviética y una previsible guerrilla mas o menos espontanea que jalonaría los 470 kilómetros que hay entre Bassora y Bagdad.

Cuando Rumsield, un secretario de estado que semeja bastante a MacNamara o a Lee Iacocca y en nada a Napoleon, descubrió su error hizo lo que hace todo buen ejecutivo de empresas de donde proviene. Simplemente cambio los planes, potencio rápidamente su infantería, abrió el segundo frente venciendo gracias a James Baker y Marc Grossman, el primero consultor jurídico del oleoducto que unirá Baku con Tisibissi, mediante British Petroleum, las políticas y económicamente productivas disquisiciones turcas en el parlamento cerro las pinzas sobre Bagdad y desató sobre las ciudades iraquíes la lluvia de fuego, trueno, infierno y quemaduras de tercer y cuarto grado que generalmente provocan el colapso del sistema hospitalario y de la voluntad de resistencia acelerando los términos de la rendición.

Caía otra falacia mas aun para la propia coalición: el ahorro de víctimas civiles en una guerra sin jungla reparadora aumenta las víctimas civiles en el corto plazo y no las ahorra.

Era necesario ser mas duro y menos quirúrgico.

La segunda etapa que sucedió a la guerra revelo a los americanos lentos en aprovechar las oportunidades de la maniobra táctica y -curiosamente en un país de excelentes logisticos- sin un plan de seguridad interna para el día después. Esto descoloco a los aliados británicos y posibilitó el saqueo de la población, la perdida de material biológico de un laboratorio de investigaciones y la desaparición de las espléndidas e irreemplazables piezas del Museo de Bagdad, una joya del mundo árabe arquitectónicamente organizada por los italianos.

Así, la primera víctima del gabinete de Bush no fue Rumsfield ni Powell sino el anónimo secretario de asuntos culturales ¡norteamericano¡, casi como una metáfora de que el mundo de la globalización es un no lugar hecho de Internet, computadoras, aeropuertos y oleoductos que no tiene demasiado en cuenta las razones del museo imaginario de la cultura occidental u oriental, tan extraordinariamente explicado por Andre Malraux.

En el interin y para repasar brevemente los hechos que llevaron al colapso, la estructura del partido Baath desapareció en solo 48 horas, la extensa familia de Sadam fue prácticamente inhallable y nadie, absolutamente nadie previo cerrar la frontera con Siria, establecer la ley marcial, vigilar los hospitales neurosiquiatricos y canalizar la ayuda humanitaria mas indispensable. Estas falencias en un ejercito que ensayó la guerra de aniquilación total y luego reconstrucción en sus propias ciudades, en particular en Atlanta durante la guerra de Secesion, hicieron pensar que Sadam era una especie de testigo protegido de identidad reervada, que posiblemente se encontrara en algún lugar esperando su salida a Rusia o China, previsiblemente vía Siria o Irán y abonaba las informaciones que daban cuenta que mas de un medio centenar de oficiales iraquíes de las áreas de inteligencia se encontraban en Kuwait negociando pautas de rendición con los americanos.

Las mismas especulaciones indicaban que la guerra había comenzado a desarrollarse con operaciones de inteligencia contrainteligencia y operaciones tácticas especiales y al respecto se mencionaban prolijamente los siguientes aspectos:

1- el asesinato del primer ministro serbio Zoran Djindjic como parte de un ajuste de cuentas entre mafias balcánicas en las que estaba en juego un importante stock de armas francesas, situado precisamente en la ex Yugoslavia.

2-la incursión de oficiales de la Special Branch en Jordania para operar la desarticulación de redes fundamentalistas poco antes de la invasión. El operativo coincidió con una discreta intervención americana en Somalia para capturar a ISSA,un importante referente militar de Al -Quaeda y la exhumación en la Colombia de Uribe de un dossier relativo al trafico de armas entre Bogotá y Ryad que hasta el momento había sido significativamente cajoneado.

3-la detección de que el grupo diamantifero ruso ALROSSA cerraba un acuerdo con el grupo Hariri, para competir con la influencia de DES BERGES.golpeando los intereses angloholandeses en la zona.

4-el trabajo de inteligencia efectuado por la MOSSAD sobre la personalidad del general Njib-Al-Sachi.

5-La creciente tensión entre sauditas y sirios por el control de la banca Al -Medina en Beyrouth donde se detecto la plástica actividad de los servicios secretos sirios.

6-la lucha de los británicos contra el magnate egipcio Mohamed Al -Fayed, el improbable suegro de lady Di, al cual se monitorea los fondos volcados en forma de donaciones a diversas organizaciones de caridad.

7-las cruciales maniobras del rey Abdallah de JORDANIA, para obtener la rendición mas o menos negociada de Sadam y simultáneamente los acuerdos signados con el Aga - Khan para intensificar las inversiones saudo-ismalies en Asia Central.

8 -Los acuerdos entre la British Petroleum y la compañía nacional SOAR de Azerbaijan que pasaría a ser privatizada por el grupo inglés.

9.el monitoreo efectuado por la agencia Kroll sobre el patrimonio de Sadam Hussein fuera de su país.

10-La profundización del acuerdo geopolítico entre Bakul y Theran para resolver la compleja situación jurídica del Mar Caspio.

11. LA conocida próxima renuncia de Mubarak al gobierno de Egipto que abdicaría el año próximo en beneficio de su hijo mayor.

Todos estos elementos previos o simultáneos a los combates hacían pensar que a partir del fuego cruzado sobre el Hotel Palestina que provoco la muerte o heridas de gravedad en la corporación periodística mundial, alguien y alguien extremadamente embebido de las operaciones de luna llena había decidido que la larga sangría del reino del partido sadanista había llegado a su fin y que era necesario liquidar la desmedrada resistencia de Bagdad, ocupar la ciudad, provocar un caos inmanejable como cobertura de la cuidadosa autoliquidacion del régimen derrotado.

No sabemos en verdad si las cosas ocurrieron exactamente asi, pero algo hace intuir que la guerra tenso su arco de resistencia no en terminos calasicamente militares sino mediaticos y el mediatismo alcanzó su climax con la muerte de los periodistas y la posibilidad mas que verosimil de que la opinion internacional, antiamericana en su 80 por ciento y con islotes de neutralidad y silencio particularmente significativos, basta pensar en la India, se volcara definitivamente contra el diseño americano democratizador en lo formal y geopolicamente antiterrorista y energetico en la substancia.

Simultaneamente, la consolidacion del nuevo eje politico, no economico aun, plasmado entre Francia, Alemania y Rusia y la posterior conferencia de San Petersburgo hacian pensar en la division de los dos Occidentes, en la creacion de una nueva Europea de defensa en el futuro de forma mas acentuada que la debil brigada franco-alemana y -algo mucho mas serio - la reactivacion de los misiles SS-18 rusos para mantener cierta paridad con Estados Unidos y la paralizacion de todas las negociaciones de desarme.

Al mismo tiempo la nueva Europa,en verdad las piezas del puzzle austro-hungaro mantenidos en su lugar por el stalinismo primero y ahora por las expectativas americanas y britanicas despues,se convertian en la vanguardia de la europa antitotalitaria aunque mantenían y mantienen un nivel de dependencia del capitalismo aleman que puede hacerlos incurrir en serias contradicciones en el futuro. De la misma forma debe ser leida la posicion de España,tremendamente filoatlantista bajo Franco y de Italia temerosa tanto de la potencia alemana como del derrame demografico de los Balcanes sobre su territorio.

Con este panorama de renovado multipolarismo, al menos declamado,la prosecucion de las actividades militares y sobre todo la continuacion de la blitz aerea sobre Bagdad podia hacer caer a la coalicion en una situacion poco original para los americanos : ganar la guerra,perder la postguerra y terrorismo mediante,perder definitivamente la paz.

En la posicion europea habia elementos de clara solidez y otros absolutamente coyunturales y de una evidente incongruencia histerica. La solidez esta dada porque hace un tiempo largo que los intereses americanos y los europeos en el tercermundo o esa geografia que la expresa no solo son antagonicos sino rivales y probablemente en el corto plazo enemigos. Las potencias coloniales no olvidan el impetu dado a la descolonizacion por los gobiernos americanos, las veleidades seudorevolucionarias en casa ajena de los Kennedy y un cierto amateurismo que hizo perder a todo el continente africano para la modernidad .En verdad Africa solo existe porque su clase dirigente habla frances y sus comodities cotizan en la Bolsa de Paris.

A los intereses de la Europa continental hay que sumar los de Rusia y tenemos como en una curiosa reproduccion del libro de Orwell 1984, la definicion de conflicto librado entre la masa euroasiatica y el espacio de maniobra atlantista.

De eso trata substancialmente el libro escrito por el ex troskysta y policia colonial en la India George Orwell y no tanto de la manipulacion de la mente. Se trata de una obra maestra anticipatoria de la geopolitica del futuro y no de una obra ante literam, en defensa de los derechos humanos. Y en este punto es necesario señalar que la posicion europea en pro de los derechos humanos revela su retorica poco practica y cuando se habla de la crisis del sistema juridico internacional y del retroceso del kelnesiasmo por parte de los americanos en sus acciones unilaterales, argumentacion correcta, no se puede ignorar la larga detencion de Augusto Pinochet en Londres, las travesuras antikelsenianas del juez Garzon y finalmente la intervencion de los europeos en Kossovo. Tambien alli los derechos humanos estaban en juego de manera unilateral con la salvedad de que el regimen chileno de los setenta, fue infinitamente menos cruento que la larga serie de muerte, torturas e invasiones provocadas por el ultimo regimen stalinista arabe de la region.

Es cierto ,es mucho mas agradable defender los derechos humanos o el oxidado principio de no intervencion desde Paris, Berlin o Ginebra, pero no se puede dejar de advertir que los derechos humanos presentan aspectos de contraste inevitable según se trata de gobiernos rodeados del mito revolucionario de los setenta o de gobiernos clasicamente reaccionarios según las mismas catedras, las mismas escuelas de pensamiento, el mismo relativismo de sistemas politicos desarrollados por los gurues y en esto saltan a la memoria dos nombres Noam Chomsky e Ignacio Ramonet.

Probablemente la raiz de la incomprension se debe a la modificacion de las pautas de seguridad que han condicionado los ejes de la politica exterior americana despues de los atentados del 11 de septiembre.

Probablemente el razonamiento de las cancillerias europeas y de otras ,como por ejemplo ,la argentina con un larga tradicion de neutralidad plasmada por los conservadores y desarrollada en clave doctrinaria por el peronismo no tuvo en cuenta que la declamacion de venganza de los americanos no era retorica ya que habia asumido los atentados como una declaracion de guerra.

En ese aspecto era bastante claro que la liquidacion del regimen taliban era simplemente un primer paso y que la guerra de contrainteligencia y desmantelamiento politico incluye regimenes y paises como Somalia, yYemen, Sudan, Siria, El Libano y el redimensionamiento de Irak e Iran para luego acentuar la presion sobre China, desarbolar gradualmente el poder de Corea del Norte y establecer pautas de coincidencia con Moscu en la liquidacion del terrorismo islamico en Chechenia, Cachemira y en el propio interior del país donde lo recordamos la conciencia internacionalista europea vibro nuevamente con un quejido de violin imprevistamente desafinado. Cuando las tropas rusas desalojaron el teatro tomado por los terroristas aniquilandolos con su propia receta de armas tóxicas. Probablemente no se habia entendido muy bien que los objetivos americanos hacian tabla rasa del sistema internacional plasmado por ellos mismos despues de la liquidacion del Eje en 1945 y cuando ya asomaba la advertencia churchilliana sobre el telon de acero que dividiria las dos Europas.Tampoco se entendio muy bien que la campaña seria librada en secuencias de aproximacion y desarrollo que implicarian movimientos o ataques diplomaticos, economicos, financieros, politicos y finalmente militares y que en ultima instancia lo unico que sujetaba las correas de los planificadores de guerra era precisamente la extrardinaria especificidad y sensibilidad de los paises musulmanes y arabes, cuya desestabilizacion podia ser mas peligrosa que un terrorismo de baja intensidad. Pero del otro lado se contemplaba el terrorismo hiperexponenciado en Manhattan y la conclusion era bastante logica: Estados Unidos habia dejado de ser insular y la bomba de tiempo del terrorismo islamico estaba colocada ,junto con el antrax, en sus propias ciudades y era bastante logico que una estrategia esencialmente quirurgica no contemplara demasiado el caleidoscopio del mundo islamico.

Por otra parte ya se sabia que los standares del nuevo terrorismo eran significativament altos y que con una capacidad operacional redes podian golpear con bastante precision instalaciones civiles, quimicas, nucleares, infrestructuras de aviacion, instalaciones civiles y militares y hasta politicas como lo fue el atentado suicida al parlamento indio, y hasta la campaña del antrax, curiosamente minimizada por los medios de prensa como ahora se silencian los desgastes exponenciales que esta provocando esta curiosa peste de sindrome respiratorio agudo que el investigador Montaigne pionero frances en la lucha contra el sida ya ha definido rotundamente como un virus exponenciado por una contaminacion bacteriana, lo cual hace pensar rapidamente en la inteligencia humana mas que en la cadena instintiva del genoma recientemente decodificado...... todos estos elementos debian hacernos pensar que la contrainteligencia no se detendria en los acuerdos normativos internacionalmente compartidos.

Ha habido una subestimacion de los objetivos americanos, en parte porque su clase dirigente hecha de petroleros pragmaticos a los que la izquierda imagina con un cigarro y una rubia sentada en sus rodillas, politicos superficiales que podrian competir con la fauna latinoamericana, en particular la argentina, no ha leido a malraux, se maneja en terminos de costo y beneficio y enfoca los problemas de la guerra y de la paz como un balance empresario que no se analiza con desapego sino con la suprema pasionalidad de un capitalista que ve perder su dinero.

No es la clase dirigente que gusta a los europeos y en ese aspecto Estados Unidos y Europa parecen estar en planetas distintos, aunqe afronten enemigos que aparentemente los hacen coincidir. Los derechos humanos interesan a los europeos, los riesgos de la sociedad totalitaria si no posee potencial militar algo menos y del lado americano hay una sorprendente subestimacion de los factores culturales que luego devienen politicos y finalmente en esta epoca de facilidad tecnologica pone en tela de juicio las certidumbres de seguridad adquiridas.

A fines del año pasado,justamente cuando Sadam pasaba sus reservas al euro y Japon amenazaba con hacer parcialmente lo mismo era bastante claro que el continente mas anciano de Occidente vivia tiempos de autosatisfaccion, esos tiempos causticamente criticados por Disraeli.

Con un ajuste continental pactado en Masstrich y la incorporacion de diez paises mas a la casa comun europea era bastante claro que la europa unida avanzaba nuevamente hacia una potencialidad economica compartida, cimentada en una moneda unica, que los catapultaria a cuestionar el unipolarismo de forma casi inevitable.

El señor Sadam y su larga longevidad politica han acelerado ese compasado proceso y ahora la Europa de los 25 disiente parcialmente con la republica imperial, aunque se encuentra profundamente dividida.

Al margen de los resultados de la guerra y sobre todo, de la paz, esta bastante claro que no hay espacios posibles para un mundo feliz en la relacion internacional actual.

Las Naciones unidas deben reformular sus sistema de seguridad, comenzando por su consejo ejecutivo en el cual brillan dos imposibles ausencias:Alemania y el Japon. Tampoco parece ser viable para el futuro que la prosperidad y el bienestar dependan de un artefacto militar exogeno, americano si se mira hacia el oeste, ruso si se observan las ojivas misilisticas nuclearizadas del señor Putin.

Los dos casos parecen estar exigiendo cierta responsabilidad adulta comun.

Y esto nos lleva al problema de la seguridad colectiva y del soldado universal y a la inevitable presencia de miles de latinoamericanos sin ciudadania norteamericana peleando en los ejercitos de la coalicion occidental.

Algunos analistas han pensado en Roma o en la historia militar de Tukididis pero la historia es mucho mas simple y sanciona un hecho de facto. Miami es la capital del mare nostrum americano y el Caribe y gran parte de los voluntarios en el ejercito pertenecen a esos lugares del pasado decimononico americano, esos lugares como Honduras o Guatemala que no ofrecen minimas posibilidades de viabilidad nacional alguna y cuyos inmigrantes no solo buscan el bienestar sino un sentido de proyecto que no encuentran en las banderas de naciones cuyos colores son menos conocidos que los de la coca-cola porque la disputa nacional y el poder internacional se plantea de formas diferentes.

Pero tambien hay un problema metodologico que tiene que ver con el conflicto, la guerra, la duracion de la misma y los recursos que se utilizaran en el futuro.

Soldado universal es el modelo operacional de la nueva tecnologia de la infanteria, porque pretende ser un soldado no mas sujeto a las plasticidades de la tactica, a su virtuosismo a veces esoterico y aleatorio, sino que se refiere fenomenologicamente a las bondades y maldades de la tecnica, de las computadoras esencialmente. Y, este modelo se parece a un cuadro de operaciones especiales, una tropa antiterrorista superentrenada para cumplir tareas de policia universal y mucho menos a un soldado profesional de los ejercitos nacionales de antaño, menos aun al soldado reclutado por la nacion en armas.

Soldado universal se parece a un profesional mercenario eficiente y bien equipado con una tecnología superior. Soldado universal lleva 75.000 dolares en equipamiento, un buen seguro de vida y esta claro que soldado universal no es universal, es el soldado del imperio -de uno de ellos, por el momento- y no pelea estrictamente por una causa nacional. Es posible que pàrte de los problemas europeos de defensa se resuelvan recurriendo tambien a soldados universales procedentes de Albania, los Balcanes y el mundo arabe y africano que cautelosamente han defendido.

El problema de la ubicación americana en el mundo continua siendo su falta de "malestar en la cultura " simplemente porque la ignoran y apuntan sus capacidades a la tecnica. Y los problemas derivados de la ocupacion de Irak y el repentino espontaneismo de movimientos ciudadanos no controlados ,la toma de edificios fue controlada y estimulada por razones claramente politicas, expresan algo muy contradictorio con la campaña antiterrorista,la democracia en el mundo arabe puede potenciar movimientos ciudadanos no queridos y absolutamente democraticos y eso es una contradiccion mayor entre cultura y representatividad.

El Problema europeo, por su parte es que no pueden progresar basados en el comodo equilibrio del terror y el achicamiento de los gastos militares,cuando la potencia hegemónica comienza a desplegar la visualización estratégica del combate en el Sudeste Asiatico.mordiendo los flancos de la propia masa euroasiatica si es necesario y redimensionando de hecho el rol de la NATO.

Solo Gran Bretaña ha hecho la apuesta y puede, con pocos y amortizables muertos sentarse y hacer de gran canciller de Europa frente a Estados Unidos y de Estados Unidos frente a Europa.

Entre tanto es muy probable que el mundo arabe sea el nuevo polo de desarrollo keynesiano del capitalismo globalizador en toda la primera decada del siglo que recien comienza.

El precio será tolerar algunos Guantánamos en el Golfo Pérsico, por lo menos hasta el 2010.

Satan, mucho mas viejo que Mahoma parece haber llegado para quedarse.

Edgardo Arrivillaga.

regresar