SURINAM:VIENTOS DEL ESTE Y NARCOTRAFICO EN EL PATIO TRASERO.

El pequeño estado sudamericano, con grandes recursos naturales, podría convertirse en el nuevo escenario al que apunta USA por las grandes concesiones otorgadas a China, y por la escasa presencia del Estado en vastas regiones del país amazónico, lo que desequilibra el conflicto colombiano y la lucha contra el narcotráficoregional.

En los años '90, la República Popular China llevó a cabo una política latinoamericana extraordinariamente activa, casi inadvertida en Europa, y que, entre otras medidas, consistió en un animado programa de visitas diplomáticas de políticos de primera línea. La avanzada sobre América Latina y el Caribe fue consecuencia del aislamiento internacional al que fue sometido China a comienzos de los años '90, el interés por acceder a nuevos mercados y las crecientes actividades del gobierno taiwanés en América. América Latina tiene por su parte un interés similar en activar sus relaciones con China.

China inició, en esos años, una tarea de mejora de relaciones con determinados países de la región: Antigua y Barbuda, Bahamas, Barbados, Guyana, Santa Lucía, Surinam, Trinidad y Tobago, y Cuba.

La brutal represión de los movimientos democráticos y la masacre del Ejército Popular en la Plaza de la Paz Celestial en junio de 1989 tuvieron repercusiones muy negativas para la imagen internacional de China. Las medidas represivas del gobierno chino fueron ácidamente criticadas en Europa y USA. El gobierno chino, por su parte, puso énfasis en su condición de Estado soberano, el principio de no intervención en los asuntos internos - destacando también las divergencias existentes en cuanto a los diferentes modelos culturales - y la definición de los derechos humanos, política que imita la isla de Cuba en estos días.

Por el contrario, la reacción de los países latinoamericanos tuvo bajo perfil, compartiendo la mayoría de ellos el criterio chino de la no intervención. Granada y Belice fueron los únicos países que suspendieron sus relaciones diplomáticas con China en 1989 y ello ocurrió por iniciativa de Pekín y debido a que ambos países habían entablado relaciones con Taiwan.

Así, América Latina desempeñó un papel importante en el resurgimiento de la política exterior china, al punto que, luego de los sucesos de 1989, la 1ra. gira política del Presidente Yang Shangkun incluyó a Brasil, Chile, Uruguay, México y la Argentina. La clave de la elección de América Latina por parte del gobierno chino pudo estar en su coincidencia sobre el principio de no intervención.

A su vez, China quería contrarrestar a la isla de Formosa o Taiwán, que realizó una ofensiva en la región desde su exclusión de las Naciones Unidas, en 1971. Dado que Taiwan percibía a América Latina como patio trasero de USA, esperaba que un acercamiento a dicha región le trajera indirectamente aparejado la continuidad del apoyo de USA en el escenario internacional.

En su acercamiento, China privilegió los países más subdesarrollados, donde podía ingresar propiciando ayuda agrícola y tecnológica.

En 1990 China prorrogó los préstamos para el desarrollo otorgados a 27 países, entre ellos seis latinoamericanos (Bolivia, Jamaica, Colombia, Nicaragua, Perú, Surinam). Hasta 1988 sólo tres países y en 1989 únicamente uno habían recibido ayuda de Pekín, en tanto que en 1990 fueron 11 los países latinoamericanos beneficiados.

Todos los jefes de estado sudamericanos (con la excepción de Paraguay) viajaron -algunos más de una vez - a China, y 20 presidentes, 7 vice-presidentes, 7 primeros ministros, dieciséis cancilleres y otros nueve ministros procedentes de América Latina y el Caribe aceptaron la invitación de Pekín. Luego de la visita a América Latina del Presidente Yang en 1990, la región fue visitada por su sucesor Jiang Zemin en los años 1993 y 1997.

Dos premiers (Li Peng y Zhu Rongji) estuvieron cuatro veces en América Latina (1992, 1995, 1996, 1998).
Un indicio de las buenas relaciones fue la inclusión de China en el Caribbean Development Bank en 1998. Los estados isleños del Caribe tienen, al igual que México, una especial importancia estratégica, ya que ofrecen a China la posibilidad de exportar por esa vía sus productos al mercado de USA.

Pero la presencia de China hoy más llamativa es en Surinam.

Quien visite su capital, Paramaribo comprobará la famosa imagen de la imponente sinagoga judía del 1700 al lado de una gran mezquita india. Esos dos templos, además, no están lejos de la antigua Iglesia Reformada y de la católica Catedral de Pedro y Paulo. En sus calles se escucha desde el neerlandés - la lengua oficial, de las escuelas y de la clase media - hasta el sranan (criollo de base léxica inglesa y lengua franca local), el sarnami (criollo de origen indio) y el javanés. Incluso el portugués, en boca de los garimpeiros (buscadores de oro) brasileños y las prostitutas del norte de Brasil que permanecen en Surinam durante meses, aguardando que les embarquen hacia los Países Bajos y Bélgica. Y el chino, ya que Surinam es el puerto de pasaje para inmigrantes chinos con destino a USA (y hay también una minoría china local, que habla el hakka).

# El caso Surinam

Surinam está ubicado al Noreste de América del Sur (ex Guayana Holandesa), junto al océano Atlántico, y rodeada de la Guayana Francesa, Brasil y la República de Guyana (ex Guayana británica).

El sociólogo surinamés Marten Schalkwijk acentuó el carácter más comercial de la colonización no-hispánica en el Caribe, carácter que es muy nítido en el caso de Surinam. Para Schalkwijk, la diferencia más importante entre esa colonización caribeña e la ibérica está en el carácter comparativamente más intensamente comercial de la no hispánica que de la hispánica.

Al revés de la colonización ibérica, el Caribe neerlandés, inglés, francés y danés conoció la colonización por compañías privadas. Aquí, lo que importaba no era el apoyo de la Corona (que podría ser incluso inexistente, como en el caso neerlandés), y sí la iniciativa privada o corporativa. Había aquí una delegación de poder muy importante.

Schalkwijk afirma que la clave en la sociedad de Surinam son los pilares étnicos. El país está armado en función de grupos étnicos verticalizados, cada cual con su propia lengua, costumbres, religión y partido político, y cada cual participando en la vida nacional a través de sus propias instituciones. Los pilares noson minorías dentro del Estado-nación, sino la manera misma por la cual los ciudadanos participan en la nación. Entonces, el asentamiento chino en Surinam le otorgó inmejorables posibilidades de participación al gobierno de Pekín, diferente a otros países como Brasil o la Argentina.

Surinam existe como sociedad desde mediados del siglo 17, cuando la fundaron colonos ingleses provenientes de Barbados, que en la década de 1660 fueron sustituidos por zelandeses. En varios momentos de su historia antes del siglo XX, los judíos constituyeron, junto a los esclavos y libres, la mayor parte de la población colonial. Sin embargo, la impresión que uno tiene al caminar por Paramaribo o viajar por el país es de que se trata de una sociedad que todavía no se ha firmado lo suficiente como para constituirse como Estado-nación.

Por esto, la selva de Surinam es clave para las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y para los narcotraficantes colombianos como área de refugio. Durante al año pasado, esto tomó estado público cuando la agencia antidrogas estadounidense DEA capturó en Surinam a Carlos Bolas, uno de los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia más buscados por ese organismo.

Bolas fue capturado en Surinam y trasladado a Washington DC. Es buscado al igual que Tomas Molina Caracas, alias el Negro Acacio, por los delitos de terrorismo y el asesinato de tres indigenistas estadounidenses en la década de los años '90 en Colombia.

La superficie total es de 163.270 Km2, de la que es cultivable 161.470 Km2 aunque los cultivos son insignificantes. Los bosques aún ocuan el 97% del territorio y la superficie en regadío es de 590 Km2.

Una curiosidad es que la tasa de inmigración neta es -2.36, esto quiere decir que expulsa población.

Se puede atravesar Surinam de este a oeste utilizando las vías de agua. El punto clave del itinerario es el canal artificial que une entre sí a los ríos Surinam y Saramacca.

En las cercanías del mar, las tierras bajas, inundadas a lo largo de la costa por las mareas, son drenadas y cultivadas según el procedimiento de los «polders» holandeses.

Su capital es Paramaribo, donde los visitantes más distinguidos se alojan en un hotel 4 estrellas, el Krasnapolsky, donde sus habitaciones cuestan entre US$ 60 y US$ 90 la noche. El pequeño país no tiene hoteles cinco estrellas. La capital tiene 77.550 habitantes pero contando sus áreas urbanas, llegan a 246.000 habitantes.

El 93% de la población de más de 15 años, se encuentra alfabetizada.

Colonia holandesa desde 1667, los ingleses la ocuparon en 1799, pero tuvieron que devolverla a Holanda diecisiete años después. En 1954 la colonia obtuvo el estatuto de autonomía interior y en 1975 accedió a la independencia con el nombre de República de Surinam.

Tiene una diversidad étnica diferente a la mayoría de los países de la región: el 37% de la población es hindostana (indios orientales, sus antepasados emigraron desde el norte de la India al final del siglo 19), el 37% es el pueblo creol (mezcla de europeos y africanos, como en Haití), Javaneses 15,3%, Bush Black (también llamados Bush Creole cuyos antepasados fueron traídos como esclavos en los siglos 17 y 18) 10,3%; amerindios 2,6%; chinos 1,7%; europeos, 1%; otros 1,1%.

Esto provoca que la religión más importante del país sea el conjunto de cultos hindúes, a los que adhiere el 27,4%; y luego se ubican los musulmanes, con el 19,6%. La 4ta. minoría son los católicos romanos, con el 22,8% ya que antes se ubican los protestantes (básicamente Hermanos Moravos), con el 25,2%.

Toda la población comprende el inglés y habla generalmente el holandés, pero la auténtica lengua local es el criollo, llamado «taki-taki», mezcla de inglés, francés, africano, portugués, español, holandés e incluso también el hebreo.

Surinam queda en la zona de la Amazonia y, por lo tanto, sus reservas boscosas resultan clave para su economía; pero en vez de realizar una producción planificada de la industria maderera, hay una depredación y contaminación que estimulan, básicamente, las empresas chinas que se instalaron en el pequeño país.

Las concesiones otorgadas a China en el país, para el explotación de sus bosques, llevan casi una década, y la población de Surinam no se muestra conforme. Tampoco las autoridades de organismos multilaterales.

En septiembre de 2002, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) reclamó al gobierno surinamés suspender las concesiones y permisos madereros y mineros en tierras de los saramakas, uno de los grupos cimarrones más grandes del país.

La Asociación de Autoridades Saramakas y 12 líderes locales presentó el caso ante la CIDH en octubre de 2000.

Unos 20.000 cimarrones saramakas viven en 61 aldeas a lo largo del alto Surinam, donde empresas madereras nacionales y chinas provocaron graves daños al medio ambiente.

El pueblo cimarrón es descendiente de esclavos fugados que se instalaron a lo largo de los principales ríos de los bosques tropicales en los siglos 17y 18.

"La destrucción del bosque de los saramakas significará el fin de esta cultura, considerada como una de las más creativas y vibrantes de toda la diáspora africana", sostuvo el antropólogo Richard Price.

Las compañías madereras chinas no tienen tradición en América del Sur sino que llegaron recientemente, con la prohibición de la tala en China, luego de las inundaciones devastadoras que sufrieron varias regiones de ese país.

En Surinam, al menos dos de ellas están instaladas desde 1997.

Según las estadísticas del gobierno surinamés, en los años 2000-01, las compañías madereras chinas fueron las mayores productoras de madera rolliza y China fue el 1er. destino de exportación de rolos de madera surinamesa, cuadruplicando los valores del destino que ocupó el 2do. lugar.

El pueblo Saramaka se enteró que se había entregado una parte de su territorio en concesión a una compañía maderera, cuando en 1997 llegaron a la región los empleados de una empresa china que se hacía llamar NV Tacoba.

En el año 2000 apareció una compañía también china llamada Jin Lin Wood Industries.

Está se encuentra relacionada con la Ji Sheng, otra empresa china que realiza actividades en territorio Saramaka. Además, se descubrió recientemente en territorio Saramaka una concesión de 150.000 hectáreas otorgada a la empresa china NV Lumprex.

Por último, otra compañía china conocida como Fine Style también está operando en territorio Saramaka.

El gobierno del ex-presidente Ronald Venetiaan fue vendiendo los bosques tropicales del país. También la actual administración del Partido Nacional Democrático (NDP) -inspirada en el coronel Desi Bouterse, anterior hombre fuerte del país- los está malvendiendo. Más de la mitad del territorio de Surinam está bajo concesiones. Y se han producido rebeliones como en Pikin Slee.

En verdad, antes de los chinos llegaron los indonesios a talar Surinam, seducidos en los '90 por Bouterse y otros jefes militares, de apellido holandés como Boerenveen y Linscheer, que tomaron concesiones para si mismos y para otros. Harvey Naarendorp, ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno militar de la década de los '80 y actual embajador en Trinidad, posee, junto a su primo Henk, seis concesiones + explotación minera a través de la empresa NaNa (Naarendorp & Naarendorp) Resources. Bajo la anterior administración de Venetiaan, el líder javanés Silent Willy (Willy el Silencioso) Soemita allanó el camino a la compañía maderera indonesia Musa.

El clan indio del Sr. Mungra invitó a la empresa Beryaya. Ivan Graanoogst -consejero gubernamental y asistente de Bouterse- fue el contacto con Barito, una compañía que obtuvo un contrato por 600.000 hectáreas luego de la visita del presidente Wijdenbosch a Indonesia, en octubre de 1997.

Las concesiones de las compañías chinas son vigiladas por personal del ejército surinamés en servicio activo.

El país también cuenta con minería aurífera, y los pueblos indígenas reclaman que se les reconozcan sus derechos, resultando otro punto de fricción con el gobierno, que ha privilegiado las concesiones en favor de la compañía multinacional Golden Star Resources Ltda., otorgadas por el 1er. ministro Jules Wijdenbosch.

Curiosamente, la actividad minera es un punto de conflicto de Surinam con Brasil, por cuestiones migratorias.

El presidente de la Cooperativa de los Trabajadores de Surinam, José Cardoso Neto, dijo en el II Foro Social Pan-Amazónico, en enero, en Belém do Pará, Brasil, que hay casi 40.000 brasileños viviendo en forma irregular en Surinam. Durante el gobierno surinamés anterior, el brasileño pagaba US$ 200 al Banco Central de Surinam y podía permanecer en el país por un año. Cada

año, se renovaba la visa permanente, pagando US$ 200. Pero el gobierno actual canceló el acuerdo.

Los brasileños trabajan en minería de oro. Existen 1.200 máquinas en las minas de Surinam. Cada máquina cuesta US$ 20.000.Según Cardoso, hay 15.000 mineros brasileños empadronados en Surinam, personas de poca escolaridad y que tienen dificultades para desempeñar otra actividad que no sea la extracción mineral.

Por otro lado, Surinam ha establecido relaciones diplomáticas con Cuba el 31 de mayo de 1979 hasta el 25 de octubre de 1983, fecha en que fueron interrumpidas.

El 12 de mayo de 1995 se reanudaron los lazos con el nombramiento de embajadores concurrentes de ambos países, con residencia en Guyana. Aún la presencia cubana es incipiente, y por ahora el enclave favorito de Cuba en la región es Venezuela, por el petróleo; y Brasil, por su posibilidad industrial.

Pero hay detalles de caracter inevitablemente geopolitico e historico que avalan estas suspicacias. Holanda y Portugal fueron siempre los lugares privilegiados del oriente del pacifico sur,para sus operaciones financieras.

La primera compania que operó en la zona fue la Compañía de las Indias Orientales,con base en Amsterdam,socia privilegiada de los lusitanos,mediante los negocios diamantiferos de las minas DE BERGS que operan desde Sudafrica.

Tambien en Africa se encontraban las dos perlas de la corte de los Braganza: Angola y Mozambique,donde aun hoy el portugués siendo la verdadera lengua de comunicación en un continente donde salvo el muy esquemático zulú no existe una idioma continental.Tambien en Brasil se encuentra la mayor comunidad china de Latinoamerica y los apellidos de las clasicas familias brasileñas.como Collor-en verdad Koeller en su original holandés-expresan una realidad holando-lusitana que no ha querido bajar los brazos.

Ultimo detalle,con el traspaso de Hong -Kong a China Continental los puertos libres del Canal de Panama han pasado directamente bajo el control de la Republica Popular China.

El viento del Este que hiciera metafora Pearl Buck esta llegando al hinterland del mare nostrum americano.

regresar