Cuando la SIDE de Duhalde investigó a Kirchner.
 

Es muy curiosa la relación entre Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner, y es posible anticipar roces en el futuro, si resultan veraces informaciones como la siguiente, que escribió, en julio del año 2002, la periodista Ana Gerschenson en el diario Clarín, acerca de un ex agente de la Secretaría de Inteligencia del Estado que confesó ante la Justicia que recibió la orden de espiar al gobernador santacruceño Néstor Kirchner desde enero a marzo del año 2002, cuando Carlos Soria era el titular de la SIDE de Eduardo Duhalde.

(...) Eduardo Climenti trabajó como agente del organismo de inteligencia hasta abril último. El viernes se presentó ante el juzgado del juez federal Jorge Ballestero, con una credencial firmada por Carlos Becerra, titular de la SIDE durante la gestión de Fernando de la Rúa.

La tarjeta número 57171/5 dispone junto a la foto del ex espía y bajo el membrete de Presidencia de la Nación Argentina, Secretaría de Inteligencia del Estado, que el portador de la misma "está autorizado a requerir la colaboración de las autoridades nacionales y fuerzas de seguridad, policías nacionales, provinciales y municipales, para el desempeño de sus funciones".

En realidad, Climenti acompañó a la senadora santacruceña y esposa del gobernador, Cristina Fernández de Kirchner, hasta el despacho del juez Ballestero, que la había citado el viernes pasado para declarar en la causa que investiga las supuestas tareas encubiertas qu e estaría realizando la SIDE.

Hace dos semanas, la legisladora recibió copias sin membrete de presuntos instructivos de la SIDE, en los que ordenaba "reunir información sobre la campaña presidencial del gobernador" de Santa Cruz.

La denuncia pública de los Kirchner fue minimizada por los funcionarios de Eduardo Duhalde. Pero esta semana, Climenti se comunicó con la senadora para confesarle que él había sido el encargado de hacer el seguimiento de la familia desde enero a marzo pasado, cuando Carlos Soria era el jefe de la central de Inteligencia.

En su declaración escrita, a la que tuvo acceso Clarín, Climenti revela que:

· "Desempeñé funciones en Río Gallegos en la SIDE con dependencia directa del doctor Gustavo Mango, quien oportunamente me solicitó realizar un seguimiento político de la campaña a presidente del doctor Kirchner".

· "Habiendo producido los mismos en reiteradas oportunidades entre los meses de enero, febrero y marzo 2002, (los info rmes) fueron enviados por fax al número perteneciente a la SIDE".

Climenti no sólo se refirió a las labores de inteligencia que hizo en Santa Cruz.

El ex agente aseguró que "la Secretaría normalmente hace seguimiento político de candidatos, instituciones gremiales, estudiantiles, sociales y políticas, investigando manifestaciones de las agrupaciones y a sus principales referentes", según consta en la declaración certificada por el escribano público Federico Leyría y presentada en el juzgado federal.

El ex agente recibió instrucciones de informar todo desplazamiento de la familia del gobernador, identificar la compañía de telefonía celular que utiliza el matrimonio y sus colaboradores, comunicar con 48 horas antes cualquier viaje de los Kirchner al interior del país, transcribir sus discursos públicos y determinar si los que concurren a sus actos de campaña recibían alguna contribución monetaria o un plan de ayuda provincial, entre un extenso menú de directivas q ue incluía averiguaciones íntimas de la familia del gobernador santacruceño.

regresar