¿LA VIEJA SIDE Y LA NUEVA SIDE?

La SIDE se encuentra en estado de virtual hibernación ya que se sabe que el nuevo señor 5, un funcionario hosco y que se desenvuelve como si estuviera en territorio enemigo, tiene prevista una poda de aproximadamente 700 personas de planta permanente y contratados. Estos últimos, por el momento, se amparan en un decreto de estabilidad que la Secretaria Legal y Técnica de la Presidencia se encuentra analizando para obtener su derogación y proceder a los pensionamientos y expulsiones del caso.

Uno de los objetivos de Acevedo sería la disolución de la Escuela Nacional de Inteligencia, a la que calificó como "un nido de fascistas" o bien nombrar a una personalidad de centro-izquierda -el perfil podría ser el de Atilio Boron- al frente del instituto, si bien hay sectores que nuevamente barajan el nombre de Horacio Vervitsky, hace pocos días propuesto, infructuosamente, para la Secretaría de Derechos Humanos.

Con respecto al caso AMIA, se sabe que la conexión iraní tiene una fuerte dosis de verosimilitud, a nivel de información de inteligencia pero escasa probabilidad de judicialización, por falta de elementos contundentes en materia criminalística que se encuentran -justamente- en Teherán. Es decir demasiado lejos y casi impenetrables para la justicia argentina.

Acevedo, intentaría quedarse a cargo de la SIDE y desarrollar su campaña política para la gobernación de Santa Cruz, de forma simultánea. Entre tanto, los equipos de Miguel Bonasso, han creado una célula de reflexión de operaciones sicológicas de inteligencia interior, que opera desde la casa de la provincia de Santa Cruz. La ola de rumores que alternan entre la disolución lisa y llana o la implementación de modificaciones, tendientes a crear un sistema de inteligencia "democrático", hace que tanto los delegados en el exterior, como los servicios extranjeros que mantienen relaciones normales con la Secretaría, se encuentren en estado de perplejidad.

La Side, como las Fuerzas Armadas, no solo es un blanco fácil para el gobierno sino que se trata de uno de los pocos lugares donde existen fondos sin control presupuestario.

Pero el verdadero hueso duro de roer para la administración socialdemócrata es la Policía Federal, donde se habría llegado a una situación de empate que podría prolongarse hasta diciembre.

Simultáneamente la escasa operatividad de Lavagna ante el Fondo, diluye las posibilidades de que este acceda a la cancillería en diciembre como inicialmente se había previsto o hipotetizado.

 

regresar