LOS CAMBIOS EN LA POLICIA Y PORQUE VERBITSKY NO LOGRO SER SECRETARIO DE DERECHOS HUMANOS.



Si el comienzo de la gestión del doctor Néstor Kirchner sobre la última semana de Mayo se ha dibujado como el intento de imprimir vigor a los primeros diez dìas de gobierno para acumular un poder residual del que carece el titular del Poder Ejecutivo nacional, lo que resta - a partir de la segunda semana de Junio, cuando el 6 del mes se haya agotado ese impulso inicial, permitirá observar hasta qué punto ha logrado la esperada sumatoria de sustentos, reconocimientos y apoyos.

Primeros comicios y test - En principio, el primer Magistrado tendrá, en el curso de Junio, el primer test político importante (que ya no serán encuestas más o menos amañadas), apenas agotado ese primer impulso, el 8 de junio, a través del comicio de renovación de autoridades en la vital provincia de Córdoba, tal como en el primer día del mes, el comicio formoseño para reformar la Constitución provincial, permitirá medir situaciones locales con mayor precisión que el comicio nacional, pero seguramente será aprovechada por el oficialismo que estrena iniciativa a fin de apoyarse un poco mas sobre hechos concretos.

Los 200 millones de pesos otorgados al gobernador Josè Luis de la Sota el martes de la última semana de Mayo, a fin de que en los últimos diez dìas de campaña intente levantar su imagen y recobrar algún impulso - una de varias erogaciones inequívocamente destinadas en el cortísimo lapso de los cinco días iniciales, a colocar los fondos públicos al servicio de la política y el propio poder, como se verá más abajo - podrán servir dudosamente para hacer frente a un candidato radical que cuenta - curiosamente - con los apoyos conjugados del cuasi inexistente presidente del no menos diluido Comité Nacional de la Unión Cívica Radical - el gobernador chaqueño Rozas -, y del discordante y contestatario jefe del partido de la Recuperación y ex candidato a presidente de la Nación, doctor Ricardo Hipólito López Murphy, quien en los comicios del 27 de Abril ganó en esa provincia en paralelo con el ex presidente de la Nación, doctor Carlos Saúl Menem.

Aunque algunas bases del menemismo se hayan sumado ahora, por ritual partidario, a la candidatura del doctor José Luis De la Sota, el lópezmurphismo parece aún dominante en la provincia en muchos aspectos y, si bien el radicalismo cuenta con escaso margen debido a su todavía persistente pertenencia al pasado aparato de la misma denominación, los sustentos del actual gobernador habrìan bajado desde una diferencia a su favor del 17 por ciento - hace un mes, en seguida del comicio del 27 de Abril -, a apenas un 7,5 por ciento - medido al comenzar la última semana de Mayo -, con la correspondiente contrapartida del crecimiento del candidato radical.

Como el doctor José Luis De la Sota se jugó a último momento por Néstor Kirchner y Néstor Kirchner ha anunciado ahora que se juega por José Luis De la Sota aparte de la munificente dádiva de 200 millones de pesos adjudicados a cualquier excusa, el resultado electoral y la magnitud misma de ese resultado podrá ser aprovechado en el cierre de la violenta búsqueda de poder y reconocimiento, como beneficios personales para el gobierno central.

El juicio a la Corte - Pero si este es un tema cáustico y directo, el juicio contra la Corte - a partir del enjuiciamiento inicial del cortista doctor Carlos Santiago Fayt primero y el intento de reactivar el juicio contra el titular del alto cuerpo judicial de la Nación, doctor Nazareno -, se convertirá en el leitmotiv no solo del impulso de gestión sino de los planes más íntimos y detallados presidenciales respecto de su propio gabinete y estructura básica de orientación política.

Es un hecho que la presión sobre el enclave central del juicio a la Corte - la designación del doctor Gustavo Béliz como ministro de Justicia, la del doctor Acevedo como titular de la SIDE y al del doctor Rafael Bielsa como titular de Relaciones Exteriores, con un enclave múltiple que supone un enroque y corrimiento para imponer, al final de un sinuoso recorrido, al arquitecto Julio Da Vido como titular de Economía - configuró uno de los temas centrales de ese puntapié inicial de cinco dìas del doctor Néstor Kirchner.

Un proceso éste que muestra escaso alcance, hasta ahora, ya que no logró propagar el pánico deseado entre los cortistas y las negociaciones iniciadas para lograr la renuncia de algunos de ellos parece haberse detenido de manera significativa y muy curiosa: el doctor Carlos Santiago Fayt anunció su disposición a defenderse, lo que llevaría el asunto quizá a varias y no pocas - semanas de debate, en tanto el doctor Nazareno descartó oficiosos mensajes y dijo en forma pública que se mantendría en su cargo sin hesitaciones y, finalmente, los cortistas que aparecían como probables dimitentes mantuvieron tan comprometido silencio que sembraron más inquietud y desvelos que esperanzas en el centro mismo del gobierno.

Y, de esa manera, la Suprema Corte de Justicia como objetivo del gobierno parece dibujarse como un espacio rodeado de sombras equívocas y sin el efecto dinamizador para el gabinete que se aguardaba.

Bocco, sustituto de Prat-Gay - La inesperada contrapresión - o efecto rebote preventivo - registrada a comienzos mismos de la semana, cuando el presidente del Banco Central de la República Argentina, doctor Prat-Gay calificó al presidente de la Nación de "irresponsable" por propiciar públicamente un valor de tres pesos para el dólar, es el tema inicial que, con rapidez y dinamismo, debería solucionarse.

Se sabe que el doctor Néstor Kirchner ha comenzado a dejar en manos del doctor Roberto Lavagna - por vía del canje de poderes que se verá más abajo - las decisiones y el dominio del área financiera y de reforma bancaria, de manera que el tema - inesperado para el doctor Néstor Kirchner - de los reproches y advertencias hechas por el doctor Prat-Gay, no le permitió dar una respuesta coherente inmediata, alcanzado a sumar apenas tan solo una formal y descontable excusa del alto funcionario financiero.

Sin embargo, con demora - y a remolque de las posturas del doctor Roberto Lavagna -, la presidencia de la Nación ha comenzado a desarrollar un intento de respuesta política a la acusación del titular del banco Central de la república Argentina, que debería culminar en no más de un par de semanas - mediados del mes de Junio - para sustituir al actual y denunciante titular del alto organismo financiero.

Lo notable de esta decisión es que, a favor de las propuestas del doctor Roberto Lavagna y en supina coincidencia con los objetivos políticos del propio presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner, el sustituto del doctor Prat-Gay serìa el economista - jefe - del Frepaso, doctor Arnaldo Bocco quien, de este modo, no solo permitiría, en abierta supeditación burocracia y política, un obediente desenvolvimiento de los objetivos y órdenes del presidente de la Nación, sino que articularía con mayor eficiencia la avanzada "alianza" entre el kirchnerismo y el Frepaso.

Decreto para poner de acuerdo a De Vido y Lavagna - Temas centrales para el desenvolvimiento de la economía como las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional deberán tener atento desarrollo en la gestión de Economía, área ahora fracturada por la instalación del ministerio de Infraestructura que disputa, con el ministerio de Economía propiamente dicho, el manejo de temas sustanciales que hacen, justamente, a aquella negociación pero que, en forma paralela, inciden sobre la estructura del propio poder presidencial y la previsible nueva crisis económica
Esta fractura del ministerio de Economía ya generó, antes de agotarse los primeros cinco dìas del mandato presidencial del doctor Néstor Kirchner y en plena ofensiva en busca de acumular poder, la primera crisis de gabinete significativa, derivada de los crecientes desacuerdos y decisiones superpuestas y paralelas de los ministros Julio Da Vido y Roberto Lavagna.

El punto llegó, el viernes por la mañana, a una situación de tensión y saturación de forcejeos tan intensa, que el doctor Néstor Kirchner, al tomar el avión que lo llevó a su descanso provinciano en Río Gallegos (¿o refugio para adoptar decisiones en cadena para ser anunciadas a partir del lunes 2 de Junio?) se comunicó por celular, desde el Aeropuerto, primero con el doctor Roberto Lavagna y, en seguida, con el arquitecto Julio Da Vido, para señalarles que esperaba que hasta el lunes no habrìa una sola declaración ni reportaje que abordaran los "temas calientes" de discordia entre ambos, ya que, a su regreso, a primera hora del lunes, procedería a firmar un decreto regulando las competencias de cada uno de los ministerios.

"Necesidad y urgencia" y "emergencia económica" - Es probable que esto sea, específicamente, la nueva ley de ministerios que se ha diluido, en los hechos - muchos ministros han jurado y manipulan estructuras de ministerios que, en la ley y constitucionalmente, no existen (ignorándose qué legitimidad virtual podrán tener las resoluciones que los titulares han adoptado en estos últimos seis días) - y que serìa impuesta por la vía del primer decreto de "necesidad y urgencia" presidencial kirchnerista, para eludir la demora de semanas que demandará la sanción al poder legislativo.

Obviamente, esta decisión significará, para el mes de Junio que ahora se inicia, una calidad de contenido irreprochable, ya que pese a las criticas que suscitara durante la gestión del doctor Fernando de la Rúa - y por la iniciativa del entonces ministro Domingo Felipe Cavallo -, aún subsiste y da fundamento a todos los actos de gestión de excepción que viene implementando el doctor Néstor Kirchner, la ley de emergencia nacional, que faculta al Ejecutivo a prescindir - en decisiones claves y medidas criticas - del Poder Legislativo, quedando para una instancia remota posterior la rendición de cuentas respecto de lo actuado.

No será, en consecuencia, el mes de Junio la oportunidad en la que se revean los poderes especiales del Poder Ejecutivo sino que, por el contrario, implicarán un notorio avance del poder central sobre temas críticos fundamentales como son los relativos a las tarifas y la institucionalidad y estabilidad de la propiedad privatizada.

El primer paso - una suerte de tanteo - inaugurando para Junio un lapso de decisiones que podrían avanzar en cadena - se ha asegurado con la decisión de no renovar los contratos a empresas que conservan caminos por peaje y las que se han encargado de construir el actual sistema de autopistas.

La conflictiva y polémica relación del presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner, con el gobernador neuquino, señor Sobich, a raíz dela renovación de la participación de YPF-Repsol en Loma de la Lata guarda un sutil paralelo con el tema de los peajes

En el primer caso, se llamara a licitación para readjudicar las concesiones a medida que avancen, pero al mismo tiempo se reinstalará un proyecto privado que tiende a la estatización de la construcción de miles de kilómetros de caminos sin peaje y por obra directa del Estado con empresas privadas, asociado a lo que se ha venido de nominando "la patria contratista" y que supone jugosos beneficios crematísticos colaterales.

Pero en el segundo es muy probable que la empresa petrolera sea fuertemente presionada para aceptar socios privados de "capital nacional" que estarán afanosamente, este fin de semana, tratando de conformar una empresa asociada al tema del gas, para justificar un emprendimiento de este tipo.

O, en su defecto, como estaría en acelerado estudio en una dependencia oficial, se constituiría un ente estatal para asegurar una presencia mixta en el tema de Loma de la Lata.


Freno, recuento, balance

Tras los diez días mágicos de impulso e intento de exhibición de poder (para acumular poder, remanente en la sociedad), que se agotarán casi inexorablemente al finalizar esta primera semana de Junio - entre el 6 y el 8 del mes -, sobrevendrá la etapa del recuento y balance de los efectos de la ofensiva.

Esto significa que durante casi todo Junio, desde un punto de vista estrictamente político y de poder, el doctor Néstor Kirchner habría ya planeado un intento de pasar el rastrillo sobre el paño para recobrar todo ese poder remanente y el generado por sus primeros impactos.
Uno de los detalles que cabe tener en cuenta para que, tras el impulso, se puedan cosechar los efectos de la violenta prospección inicial de la gestión, reside en saber si estos intentos y estrategias han tenido en cuenta el efecto de resistencia y respuesta, el rebote de contrapoder que necesariamente generan.

En forma práctica y directa y tan solo como ejemplo inicial, habrá que ver, por ejemplo, si el golpe de fuerza aplicado a la cúpula castrense se agota con la integración de la nueva cúpula, o bien si esto solo ha comenzado a acumular contrafuerzas que podrìan iniciar un desarrollo incierto y crítico hacia el mismo comienzo de junio, con proyecciones ulteriores imprevisibles.

Baste recordar, al efecto, que el descabezamiento de la cúpula castrense, en Mayo de 1973, tuvo un primer remezón recién en agosto de ese año y una segunda tentativa de acentuar ese proceso, hacia fines del año, se registró con un alcance multiplicador, en un rebote que llegó a su máxima exposición en Marzo de 1976.

La remoción de las cúpulas en 1983 tuvo un efecto demorado de poco más de dos años y recién hacia comienzos de la década del '90, al frenarse los intentos contestatarios de algunos cuadros castrenses, se produjo una suerte de sinceramiento que extrapoló al seineldinismo, aportando una etapa de paz recién alterada ahora, en Mayo de 2003, tras una vigencia de la institucionalización de las Fuerzas de no menos de doce años continuados.

Estos son los detalles que, al parecer, no se habrían tomado en cuenta en los detallados proyectos elaborados a un costado del doctor Néstor Kirchner (y que este estaría ahora aplicando) a partir de viejas proclamas populistas y de izquierda y que - si se siguen con atención los primeros pasos un si es no es alocados de estos primeros cinco dìas lectivos de ejercicio del poder -, revelan un alto grado de desorden e improvisación pero, en todos los casos, subrayando una fuerte tentación hacia modelos de tipo populista y de una izquierda demorada en el tiempo.

Lo que aparece como más grave en estos esquemas y estrategias trazados para el primer Magistrado, es el virtual intento de retroceso en el tiempo .

Política de billetera abierta

Si este punto sirve como ejemplo y modelo acerca de los pasos dados por el presidente en su puntapié inicial de la gestión, cabe advertir que en los otros niveles de su gestion , el comportamiento no ha sido sustancialmente diferente.

Esa suerte de hiperactivismo puede dibujarse como la exigida y nerviosa urgencia de realizaciones, cuando, en realidad, cualquier hombre con experiencia de poder sabe que la seguridad, la consistencia y el poder realmente contenidos en un ejercicio del gobierno no teme a la necesidad de tomarse sus tiempos.

Los hitos de los primeros cinco dìas de ejercicio del gobierno han puntualizado una agresiva decisión de uso de los fondos públicos sobre la plataforma de un presunto dinamismo y una evidente dispersión de recursos.

En este sentido, estos cinco primeros dìas insumieron una erogación que, de mantenerse en el tiempo, podría amenazar una rápida quiebra del presupuesto.
Los 200 millones de pesos entregados al gobernador cordobés José Luis de la Sota, a punto de quedar sometido a los comicios y que viene de ser relatada más arriba, fue precedida por dos otorgamientos y seguido por un cuarto dispendio de inexplicable sustentación presupuestaria.

El primero de ellos - tocando una honda fibra emocional y apareciendo como "el salvador alado" de pobres e indigentes, fue el otorgamiento al gobierno de Entre Ríos de un poco más de 90 millones de pesos destinado a reponer la actividad docente en la provincia que permanecía sin educación ni clases desde el año pasado no había iniciado su periodo lectivo de 2003).

Estos 90 millones de pesos estarían destinados a pagar sueldos docentes con algunas incógnitas que no fueron aclaradas.

Entre ellas es si se pagarán salarios por meses no trabajados y si estos pagos involucran todos los ítems de conformación del salario docente provincial.

La convalidación aportada por la jefa de la CTERA en el mismo acto y presencia del presidente Kirchner expresando su gratitud y reconocimiento a su generosidad - realizada con fondos públicos, permite suponer que se ha pagado todo lo reclamado que incluye, curiosamente, sumas por presentismo - justamente en un proceso de huelga - y beneficios por maternidad ya caídos o por dìas de enfermedad - durante el paro, por ejemplo - y para maestros suplentes que no suplieron a los ausentes pero disponen de salarios mínimos básicos y permanentes.

Esta breve e incompleta nomina de adicionales salariales no solo no detallan sino que tampoco indican si cubren los aportes jubilatorios obviamente del gobierno de la provincia, para una etapa bastante prolongada de incumplimiento de tareas y que, en consecuencia, no se aclara si serán tomados en cuenta para el goce del haber jubilatorio cuando llegue la oportunidad.

El presidente de la Nación nada dijo acerca de la posibilidad de que el gobernador radical Montiel satisfaga parte de esos 90 millones otorgados por la Nación mediante la devolución, por ejemplo, de los importes invertidos en la linea aérea comercial de la Provincia instaurada por el mismo gobernador con fondos públicos; o mediante la venta del avión comprado para la gobernación que, en definitiva, es para su uso personal (costo estimado en 7,5 millones de pesos) o, finalmente si contribuirá a esos 90 millones de pesos dashaciéndose la provincia de la compra del más importante, lujoso y estupendo Hotel construido en la zona de mayor privilegio de las Barrancas sobre el Paraná, con un valor aproximado a los 28 millones de dólares, por si solo el monto de los 90 millones aportados por la Nación para pagar varios meses de salarios docentes.

Nadie tomó nota, pese a este dispendioso aporte nacional a la provincia de Entre Ríos (en orden estricto, a la gestión del gobernador radical Montiel) en las condiciones relatadas, que el nuevo ministro de Educación, licenciado Daniel Filmus - - razonaba contradictoriamente, al día siguiente, al sostener que cualquier intento de reforma educacional deberá demorarse por lo menos hasta el 2006, debido a la carencia de fondos y recursos del gobierno para el área.

Lo cierto es que el presidente viajó a Formosa, donde el primer domingo del mes, es decir, apenas cinco dìas después, se realizarían los comicios para definir la reforma constitucional requerida para la reelección del gobernador - uno de los únicos tres que dieron su apoyo a la candidatura del doctor Néstor Kirchner, donde procedió a lamentar en forma pública la ausencia de caminos provinciales, la alta y dolorosa cuota de sacrificios impuesto por la falta de recursos e inversiones.

Este prolongado lamento concluyo con el anuncio de que se giraría un crédito por valor de 280 millones de pesos - técnicamente cien millones de dólares - para construir caminos que comuniquen la provincia con los centros económicos al sur - Córdoba, Rosario, Capital - ya que solo dispone de caminos hacia los laterales - Misiones o Salta y Jujuy - y para que la provincia se vincule al Mercosur (se ignora con que planes de exportación o compra).

Curiosamente, la provincia así privilegiada a los puertas del comicio para la reforma de la Constitución que asegurará la prolongación del mandato del actual gobernador - uno de los únicos tres soportes electorales del doctor Kirchner para obtener el segundo lugar en el comicio del 27 de Abril último -, es la que abona los salarios más elevados de todo el país a su clase política - ministros, secretarios de Estado, legisladores, intendentes y concejales - y que paradojicamente aumentó esos gastos hace apenas ocho meses, casi duplicándolos en pleno pico de desocupación, aparte de tener un déficit presupuestario de alrededor del 35 por ciento, incluyendo la coparticipación.

Y finalmente, de una manera discreta pero manifiesta, por decreto que lleva las firmas del presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner, y de su ministro de Interior, doctor Aníbal Fernández, se habrìan girado a la provincia de Salta la suma de 100 millones de pesos al margen de la coparticipación, sin mucha explicitación ni detalles.

El doctor Juan Carlos Romero, segundo termino de la formula que encabezó el doctor Carlos Saúl Menem, actual gobernador de la provincia defiende la idea de reformar la Constitución provincial antes del comicio de renovación de mandatos que debe practicarse hacia fines del año en curso, a fin de que la reelección sea indefinida, tomando como modelo la Constitución que el propio doctor Néstor Kirchner hizo sancionar en Santa Cruz, punto que permitió al actual mandatario nacional, alcanzar el tercer mandato consecutivo con el argumento de que en Estados Unidos hay gobernadores estaduales que avanzan sobre cuatro o cinco elecciones o mas. bien que no se sepa que alguno de ellos introduje esa posibilidad en la Constitución en el momento en que debìa ser elegido.

Curiosamente, todas las versiones indican que la renuncia del doctor Carlos Saúl Menem para participar del ballotage habrìa sido fuertemente presionada por el doctor Juan Carlos Romero, quien argumentaba que corría el riesgo, si recibían como respuesta de ela consulta popular una derrota, de perder la reforma constitucional y la reelección en la provincia.

Como es fácil recordar, la ausencia de Carlos Saúl Menem del ballotage consagró automáticamente al doctor Néstor Kirchner como presidente de la Nación electo.

Gabinete inestable

El doctor Néstor Kirchner confiaba en que el enroque del gabinete (Béliz afuera tras concretar el juicio a la Corte, Bielsa a Justicia, Lavagna a relaciones Exterior y Julio De Vido a economía con el ingreso probable de Eduardo Curia a Infraestructura) podía concretarse quizá en el curso de junio, este mismo mes que ahora se inicia.

Pero la demora en el juicio a los cortistas -. no menos de cuatro a seis semanas a Carlos Santiago Fayt y quizá varios meses para juzgar a Nazareno, si esto se logra ya que media el principio de "cosa juzgada" que inhibe todo juicio reiterativo sobre el presidente del alto organismo judicial de la Nación - y la sumatoria de discrepancias y fricciones que viene registrándose en el resto del gabinete, estaría obligando al primer magistrado, apenas seis dìas después de haber tomado juramento a los nuevos integrantes del gabinete, a repensar la permanencia de algunos de estos miembros y la relación de fuerza que ha venido trabando para obtener algún espacio que supere su exiguo 22 por ciento de votación.

Ya fue bastante que el doctor Gustavo Béliz decidiera que el fiscal Quantín ocupara la secretaría de seguridad de su ministerio, a contrapelo de los proyectos - no comunicados a Béliz, al parecer - del propio doctor Kirchner que se proponía introducir en el área al diputado Sigal, ex miembro de la conducción central del viejo partido comunista.

Pero a eso se habrìa sumado que el mismo ministro objetara la eventual presencia del ex oficial de inteligencia de montoneros y ahora periodista Horacio Verbitzky, para ocupar el cargo de secretario de Derechos Humanos, propuesto inicialmente por la señora Carlotto, jefa del grupo de abuelas de Plaza de Mayo.

Pudo torcer el brazo de su ministro, sin embargo, forzando la integración en el área originalmente reservada al ex oficial montonero Horacio Verbitzky, de un hombre de identidad incuestionable en la clásica izquierda armada como el abogado Eduardo Luis Duhalde - sin parentesco alguno con el ex titular interino del PEN, doctor Eduardo Duhalde - a fin de mantener un pie en el ministerio y no abandonar todo el territorio mientras la presencia del actual ministro sea indispensable para "dar la cara" en el juicio contra la Corte.

Esta situación habría convertido el ministerio de Justicia en un espacio de conflictos inmediatos que,. contra la pared de la urgente necesidad de conseguir espacio propio en la Suprema Corte de Justicia, parece un precio que el primer Magistrado estaría dispuesto a pagar.

Pero no parece de igual alcance y magnitud el escarceo mantenido por el doctor Néstor Kirchner con el ministro de Defensa, el duhaldista José Pampuro, envuelto en "un papelón sin antecedentes" ante la carencia de información respecto del descabezamiento de la conducción castrense el mismo día en que se procedía a ordenar los pasos a retiro y a designar el nuevo equipo de conducción de jefes amigos del presidente de la Nación.

Cuando se enteró de su papel, el doctor José Pampuro habrìa irrumpido en el despacho presidencial reclamando por haber sido "pasado por alto" n las decisiones y, al menos, en la información pertinente.

Cabe recordar que la noche del lunes el doctor Pampuro, almorzando con el ex jefe del ejercito, teniente general Brinzoni, habría combinado con este tres a cuatro pases a retiro para fin de año y a eventual permanencia del alto jefe castrense como jefe del estado mayor General Conjunto.

Ante la imposibilidad de dar una respuesta al teniente general Brinzoni cuando este le pidió confirmación o alguna explicación de lo que estaba pasando, el doctor Pampuro, acudió al despacho presidencial y sin más habrìa anunciado que se retiraba de esas funciones acerca de las cuales carece de experiencia y conocimiento pero, además, debido a la actitud del presidente de la Nación.

El doctor Kirchner trató de componer el desaguisado con variados argumentos, pero la firmeza del amigo personal de Eduardo Duhalde habrìa motivado que el doctor Kirchner le pidiera un lapso de espera, que aprovechó convocando a uno de los más estrechos estrategas del propio Eduardo Duhalde, y ahora jefe de la bancada peronista de diputados, doctor José María Díaz Bancalari.

Este debia una suerte de visita protocolar al primer mandatario debido a su designación como presidente del bloque y todo se unificó, de manera que cuando se abordó el tema de la eventual renuncia del doctor Pampuro y ante la evidencia de su estrecha relación y suerte de presencia delegada en el gabinete del propio Eduardo Duhalde, el presidente habrìa argumentado con intentos de firmezas pero también solicitando algún auxilio.

Según las versiones dominantes en la Cámara de Diputados - obviamente el bloque de diputados peronistas que preside el doctor José Díaz Bancalari - lo que este último habrìa escuchado habrìa sonado a una suerte de reacción soberbia del presidente de la Nación, sintiéndose obligado, en consecuencia, a responder de manera no menos airada: "Sí, el Negro (Eduardo Duhalde) puede sentirse molesto si lo puenteás a Pampuro o a cualquiera de nosotros. Aunque estoy seguro de que esa no es tu intención, no te olvidés, Néstor, que aquí vos sos segundo violín",

No habrìan cerrado completamente las heridas del doctor José Pampuro ya que en forma inmediata algunos de los proyectos "manufactureros" de las Fuerzas Armadas habrían circulado por medios legislativos bastante reservados, por la vía de uno de los cuales lo conoció el doctor José Pampuro sin que, desde la propia presidencia de la Nación, le hubieran informado punto alguno.

Pero donde el tema parece mucho más caliente es en el área de economía y en su relación con el ministerio de Infraestructura y planeamiento federal, sobre todo en cuanto hace a algunas definiciones que deben abonar la negociaciones con el Fondo monetario Internacional y que, según todas las versiones, el presidente de la Nación intenta mantener bajo su personal y directo contralor.

Si bien el doctor Néstor Kirchner habría dejado que avanzara la presencia del doctor Roberto Lavagna en los temas financieros - de paso contraponiendo la figura del doctor Prat-Gay a la del ministro (que tiene en su haber la defenestración de dos presidentes del Banco Central de la República Argentina previos: los doctores Mario Blejer y Pignanelli) -, el punto de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional que el ministro ambiciona hasta el punto de haber aceptado implícitamente la idea del enroque que lo llevaría a la cancillería - esto no parece haber sido suficiente para que el arquitecto De Vido tenga mano libre para las negociaciones, por ejemplo, con las empresas privatizadas, una especialidad que también demandaba el ministro delarruista Gallo y a la que en el ronroneo de pasillo nunca probado se le adjudica alta munificencia en cuanto a la formación de las cajas.

Queda relatado más arriba el modo como el doctor Néstor Kirchner ha debido intervenir con la eventualidad de dictar la nueva ley de gabinete o de ministerios, a fin de definir las competencias de ambas carteras.

De todos modos, para apenas cinco dìas de marcha parece una excesiva carga de conflictos y una dudosa presencia del propio presidente.

Conforme se sabe, el doctor Néstor Kirchner no piensa reunir el gabinete sino en oportunidades excepcionales.

En realidad el método no está abonado por la idea de frenar crisis sino de mantener un contralor personal directo sobre cada área, desalentando la creación de minigabinetes alternativos internos pero, del mismo modo, tratando de compartimentar la acción de gobierno de manera de ser él el único con poder y voz directa en cada tema.
Finalmente en el ministerio de Justicia y Seguridad a cargo del doctor

Gustavo Béliz y el ex fiscal Quantín, habrían comenzado a hacer agua algunas intenciones presidenciales: "Exceso de franeleo, parece, por que a la Policía hay que manejarla como hicimos con las Fuerzas Armadas" es la receta escuchada contra el ministro en los principales corredores de la casa de Gobierno cuando se analiza la demora en lograr una nueva cúpula en la Policía Federal, la Gendarmería y la Prefectura Marítima.

El tema de la Policía, conforme con un informe reservado que omite nombres, habría seguido un curso sinuoso desde el comienzo (y en esto estaría combinada la presencia de los doctores Anibal Fernández y Gustavo Béliz).

En ese informe se sostiene que la búsqueda de un nuevo jefe de policía recorrió senderos inesperados, comenzando por un alto jefe de la institución que revista actualmente en la Secretaría de Informaciones del Estado quien habría respondido que "no podía aceptar porque, por norma el jefe de la Policía es un oficial superior en actividad", punto delicado pasado por alto por los nuevos jefes políticos.

En seguida se ofreció el cargo en forma sucesiva a dos Comisarios Generales en actividad, por separado, quienes rechazaron con la excusa de que "nunca" habían "ocupado cargos operativos" (sic).

En cuarto lugar descendieron a un Comisario mayor, quien le sugirió que ofrecieran la jefatura primero a un comisario general y que, en ese casi "si todos lo rechazan, recién entonces" hablaran con él nuevamente.

Conforme con el informe que circula en medios polémico, le habrìan preguntado entonces si estaba dispuesto a ocupar la subjefatura de la institución y este comisario Mayor preguntó que para responder debìa saber primero quien serìa el jefe.

"Todavía no lo sabemos", habría sido la respuesta, a lo cual el Comisario Mayor consultado se negó a aceptar hasta que se haya definido ese punto.

El comisario Giacomini, actual jefe de la Policía federal, consultado en último término, tras esos sucesivos fracasos, escuchó la oferta de permanecer en sus actuales funciones y habría respondido afirmativamente pero bajo ciertas condiciones: nombrar él mismo al subjefe y tener opinión y decisión sobre retiros, ascensos, etcétera, de la cúpula policial y del resto de la fuerza.

la presencia del ministerio del Interior habrìa sido el resultado de una fuerte presión implementada desde la propia Policía Federal a fin de pasar desde el ministerio de justicia a su antigua dependencia del ministerio del Interior.
Cabe recordar que al frente de seguridad, junto al doctor Gustavo Béliz, ahora se desempeña el es fiscal Quantín.

Balance e impresiones

La primera semana de gobierno - ultima de Mayo y proyección hacia el mes de Junio - indica que el impulso habrá de perder intensidad hacia fines de esta primer semana del mes nuevo.

Sin embargo, los perfiles dominantes en el primer momento parecen confirmar algunos vaticinios previos que solo los hechos podrían certificar, el principal de los cuales es que pese al silencio mantenido por el actual primer magistrado durante la campaña acerca de sus proyectos y propósitos, se insinuó con claridad un gobierno de nítido corte populista y fuertemente orientado a compromisos con la izquierda.

El discurso de Fidel Castro - que ha sido presentado como una anécdota desprovista de compromisos con el gobierno, no parece ser un hecho aislado si se toma en cuenta que en el país persiste la presencia muy activa de los aparatos derivados del Primer Congreso Anfictiónico Bolivariano realizado a fines del 200 en el Gran Buenos Aires y al que se reconoce como fuente de coordinación del movimiento piquetero y que estos mismos grupos tomaron contacto alternativo y bastante reservado tanto con Castro, como con Hugo Chávez.

Pero el discurso de Fidel Castro, tolerado sin reclamo alguno

diplomático, implicó una manifiesta injerencia en la politica interna local al referirse a la derrota de Menem- aun sin mencionarlo pero de manera inequívoca - y al propiciar como soluciones para el continente - - el modelo de acceso y mantenimiento en el poder practicado por el castrismo.

Más aún que esos mismos y significativos hechos, las designaciones hechas por el primer Magistrado para Derechos humanos, en la Cancillería y en otras áreas del poder indican la presencia activa de cuadros estrechamente vinculados a una izquierda dura como la que alimenta al bloque piquetero y que no solo aportaron su apoyo electoral al actual presidente sino que muestran activa presencia en los corredores del poder.

Finalmente los enunciados políticos en materia económica, o los proyectos para coordinar y federalizar con fondos estatales las fabricas "tomadas" así como las empresas que se ha ido estatizando (pese a que algunas de ellas estén sujetas en su decreto de creación a una privatización al cabo de un tiempo que, en general, suele prolongarse sine die), son indicios claros de un rumbo economico bien preciso.

 

regresar