"TOVARICH: NO SERIA MEJOR VOLVER AL BIPOLARISMO NUCLEAR?"

por Edgardo Arrivillaga.

Mientras se anuncian nuevas acciones terroristas tchechenas contra Rusia, las maniobras exquisitamente diplomáticas ruso-americanas parecen coincidir en aspectos básicos.

El primero de ellos: evitar la proliferación de armamento nuclear de forma indiscriminada y en ese punto, tanto los americanos como los rusos tienen un claro objetivo: redimensionar el potencial nuclear futurible de Irán, en el caso americano tal vez mediante un bombardeo táctico selectivo lanzado desde Georgia y Azerbayam que ya anticipamos oportunamente.
Desde el punto de vista ruso el objetivo apunta a que las maniobras de control internacional sobre los eventuales sistemas de armas nucleares no perjudiquen los acuerdos tecnológicos firmados por Moscú para la venta de su tecnología. El mismo criterio de riguroso pragmatismo está siendo aplicado por Moscú en la defensa de sus intereses petroleros en Irak.
Desde el punto de vista de la relación bilateral el hecho de que los rusos filtren la información de que la imagen americana ha mejorado no dista de ser casual. Tampoco, que se inicien conversaciones destinadas a disminuir o eliminar los visados en visitas de determinadas características entre los dos países. En la misma línea de sepultar un conflicto que ha devenido ahistórico, se debe leer el posible acuerdo con Tokio para resolver el problema de las islas Kyriles, cerrar un acuerdo de Paz y cooperación con el Japón, todo esto a caballo de las estratégicas inversiones en materia energética que se realizan entre los dos países a partir de Siberia, y que exigen encerrar en criptas bien seguras los entorpecedores esqueletos de la Segunda Guerra Mundial. En estos elementos de escasa espontaneidad y bien calibrada diplomacia se inscribe el apoyo europeo al antiterrorismo ruso y la creciente preocupación de Moscú por intervenir en las cuestiones relacionadas con el mar, los accidentes, las cargas marítimas y la necesidad de establecer mecanismos de protección mundial en el seno de la Organización Marítima Internacional, con sede en Londres. También el interés de Moscú apunta al G-8, a los acuerdos de Kioto y a algo bastante esencial, la lucha contra el narcotráfico que en el caso de Moscú se centraliza en el control de la producción de una droga bien precisa, la heroína que proviene de las incontrolables planicies cultivadas de amapolas de Afganistán, un país que se encuentra en el borde del espacio geopolítico ruso de la misma forma en que Colombia despliega su mímesis en el espacio de acción interhemisférico de los Estados Unidos. Como contrapeso a tanto atlantismo, Rusia acaba de pasar parte de sus reservas el euro, inequívoco signo de que la Banca Central europea sigue pasando por Berlín y París.
En síntesis el ligero chauvinismo autoconstruido en la postguerra fría parece ceder sus certidumbres en beneficio de los confortables límites que impone la seguridad conservadora.

LOS HECHOS:

Aslán Masjádov anuncia nueva campaña contra Moscú.
El presidente de la llamada República Chechena de Ichkeria, Aslán Masjádov, declaró que las fuerzas rebeldes bajo su mando tienen preparada "toda una gama de operaciones planeadas, y una lista serie de acciones militares contra las tropas federales".
Masjádov indicó que la campaña será realizada "durante este verano y otoño, y será tan fuete que no creemos que será capaz resistir ya que estamos totalmente decididos a derrotarlo".
Al referirse al plan de paz de Moscú y a la amnistía que está a punto de ser aprobada, el líder guerrillero dijo que "las prepuestas de paz de Putin solo apuntan a obtener ganancias entre el electorado antes de las elecciones parlamentarias en diciembre, y antes de las presidenciales para gobernar holgadamente durante un segundo período".
En este contexto se informó que fuerzas rusas en el área permanecen sujetas a ataques constantes rebeldes.
Por su parte, un portavoz del líder checheno Ahmad Kadyrov, declaró que se ofrece una "enorme a quien proporcione información que conduzca a la detención de Masjádov, quien al parecer se encuentra actualmente en algún lugar de Chechenia.
El jefe de la Administración de Chechenia aprueba el orden de formación del Consejo estatal de la república. En reunión con los jefes de las administraciones regionales el jefe de la Administración de Chechenia, Ahmad Kadyrov, informó acerca de la aprobación del orden de formación del Consejo Estatal de la república.
Kadyrov indicó que la primera sesión de los jefes de las administraciones locales tendrá lugar el día 15 de junio y será presidido por el jefe de la Administración de Chechenia.
La reunión será dedicada a la elección del presidente del Consejo y sus autoridades, así como aprobará los poderes del Consejo y las regulaciones de su trabajo.
Según el orden de formación del Consejo de Estado, este órgano funcionará hasta que el Parlamento de Chechenia sea elegido. El Consejo incluirá a los jefes de las administraciones de Grozny, Argún y Gudermés y de otras regiones de la república, así como los representantes de órganos locales electos.

POLITICA EXTERNA
Vladímir Putin promete Koizumi resolver el problema de las islas Kuriles.
El presidente ruso, Vladímir Putin, expresó en San Petersburgo al primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, su voluntad de resolver el problema de las cuatro islas Kuriles disputadas por ambos países desde la Segunda Guerra Mundial.
Un portavoz de la delegación nipona en las festividades por el tricentenario de San Petersburgo dijo que Putin prometió a Koizumi resolver el conflicto por las islas para que ambos países firmen el tratado de paz pendiente desde la Segunda Guerra Mundial.
Según el portavoz, Putin abogó por ampliar las relaciones políticas y económicas con Japón y aseguró que no permitirá que nadie, en particular en Rusia, especule con el problema de las islas Kuriles con fines políticos egoístas.
Tokio reclama a Moscú la soberanía de las islas, situadas al nordeste de Japón y que fueron tomadas por las tropas soviéticas al final de la Segunda Guerra Mundial, contencioso que aún bloquea la firma por ambos países de un tratado de paz tras aquella contienda.
El representante de la delegación nipona dijo a la prensa que Putin respaldó los proyectos de cooperación energética entre ambos países, en particular el tendido de un oleoducto desde Siberia hasta el puerto de Najodka, en el Pacífico.
Rusia y la Unión Europea logran ponerse de acuerdo sobre un texto. En la cumbre de San Petersburgo la Unión Europea y Rusia pudieron emitir una declaración conjunta, después de dos años de profundos desacuerdos en torno a la solución de la crisis de Chechenia.
Sobre Chechenia el documento dice que se ha tomado nota del referéndum y se condena toda clase de violencia, en particular los actos terroristas, que pueden hacer peligrar la perspectiva de una solución política. La UE también considera que las organizaciones internacionales podrían hacer una
contribución sustancial, en estrecha cooperación con las autoridades rusas.

En materia de terrorismo la UE y Rusia acordaron mejorar el mecanismo de consultas sobre el tema y buscarán un enfoque unificado en relación con los terroristas y sus patrocinadores.
Sobre el narcotráfico en el documento las partes indican que se suman a los esfuerzos internacionales en la lucha contra el cultivo de opio y cannabis y contra la producción de droga en el territorio de Afganistán y los estados vecinos.
Otro tema fue la cooperación en la cual Rusia y la UE decidieron reforzar el actual Consejo de Cooperación como "Consejo de Colaboración Permanente", órgano que cumplirá funciones de cámara de solución de diferencias en todos los ámbitos.
Saludaron igualmente el compromiso de concluir para la próxima cumbre de noviembre el concepto de espacio económico común, en la perspectiva del ingreso de Rusia en la OMC, y acordaron mantener el impulso del diálogo energético, con "un énfasis particular en la promoción de las inversiones y la mejora del clima de negocios".
Las prometieron asimismo que harán todos los esfuerzos para asegurar que el Protocolo de Kioto se convierta en un instrumento real de solución de los problemas del calentamiento global y para tal cometido buscarán su entrada en vigor tan pronto como sea posible.
El documento menciona asimismo la seguridad marítima, en donde las partes acordaron fortalecer la cooperación en el marco de la Organización Marítima Internacional con el fin de evitar los accidentes marítimos y la consiguiente contaminación a través de medidas concretas.
La ampliación de la UE es otro de los temas del documento y al respecto se indica que la actual fase de ampliación de la UE sitúa a Rusia más cerca lo cual exige ajustes en el formato y sustancia de la interacción UE-Rusia.
Sobre el problema de los visados se indica que la UE y Rusia acordaron examinar las condiciones para los viajes sin visado como una perspectiva a largo plazo, concluir "a tiempo" las negociaciones sobre un acuerdo de readmisión de ilegales, "usar mejor la flexibilidad del acuerdo de Schengen, y facilitar al máximo la cooperación fronteriza entre la UE ampliada y Rusia.
El tema de Kaliningrado también se enfoca en el documento y al respecto se dice que la plena aplicación de los acuerdos sobre tránsito de noviembre de 2002 constituirá, según ambos, un paso adelante decisivo para resolver las inquietudes rusas relativas a la región de Kaliningrado, enclave ruso en el
mar Báltico.

Bush y Putin cierran las heridas de Irak y buscan cooperar sobre Irán.
Los presidentes de Rusia y EEUU enterraron sus diferencias por la guerra de Irak, país donde quieren aumentar su colaboración, y trataron de buscar un punto de entendimiento sobre el programa nuclear de Irán, en una reunión que intentó mostrar la solidez de su relación.
En su primer encuentro tras la guerra de Irak, Vladímir Putin y George W. Bush hicieron gala de que las disputas sobre ese conflicto no serán un obstáculo para continuar su amistad y la cooperación mutua por encima de las diferencias.
Sobre Irak, los dos presidentes se esforzaron en asegurar que aumentarán su cooperación, reanudada tras el voto favorable de Moscú a la resolución de la ONU que puso fin a las sanciones económicas a Irak.
Putin recalcó que las compañías rusas tienen "una experiencia muy rica" en Irak, en una alusión clara a que Moscú quiere mantener los contratos petrolíferos de las empresas rusas en ese país, y agregó que "no podemos excluir que nuestras compañías operen en Irak".
Bush pareció apoyar a su homólogo, al señalar que Rusia "tiene una larga historia de participación en Irak", pero señaló que la cuestión de la explotación petrolera dependerá de lo que decidan las futuras autoridades iraquíes "cuando estén sólidamente instaladas" y basándose en "los mejores intereses para su país".
Sobre Irán, ambos mandatarios manifestaron su inquietud por el programa nuclear de Teherán. "Rusia y Estados Unidos tienen una preocupación mutua por el avance del programa nuclear iraní", afirmó Bush en unas declaraciones conjuntas, en las que avisó de las "consecuencias de que Irán tenga un arma nuclear".
Putin dijo que las posiciones de Moscú y Washington "están mucho más próximas de lo que parece", y prometió la cooperación de su gobierno para prevenir la proliferación nuclear en Irán.
Sin embargo, el presidente ruso avisó de que las preocupaciones por el programa nuclear iraní no deben ser usadas "como un instrumento de competencia desleal" contra las compañías rusas de tecnología atómica.
George Bush y Vladímir Putin firman un protocolo de ratificación del tratado desarme y reafirman su compromiso con la cooperación espacial.
Los presidentes de Rusia, Vladímir Putin, y Estados Unidos, George Bush, firmaron en San Petersburgo el protocolo de ratificación del Tratado de Reducción de Potenciales Estratégicos, que recorta sus arsenales nucleares.
En una cumbre informal celebrada en el Palacio de Constantino de la ciudad imperial rusa, Bush y Putin intercambiaron este domingo las cartas de ratificación por sus respectivos legislativos del tratado firmado el 24 de mayo de 2002 en Moscú.
Asimismo, los presidentes reafirmaron su compromiso por estrechar la cooperación en proyectos de exploración espacial, pese a "las tragedias y adversidades".
"Confirmamos nuestra aspiración mutua para asegurar la construcción y viabilidad de la Estación Espacial Internacional (ISS)... y estamos dispuestos a tomar enérgicas medidas para fortalecer nuestra cooperación" en materia espacial, dicen ambos en un comunicado conjunto divulgado hoy por la Casa Blanca y lanzado simultáneamente en los dos países.

Rusia considera que su nuevo status en G8 es un espaldarazo internacional.
Rusia acude a la cumbre que el G8 en Evián (Francia) por primera vez como miembro de pleno derecho de este club de elite, pese al largo camino que aún tiene por delante para acercar su economía a la de los países más ricos. El portavoz del ministerio ruso de relaciones Exteriores, Alexandr Yakovenko, declaró que "Rusia está lista para utilizar el diálogo en el seno del G8 para transferir la normalización del problema de Irak a la ONU".
El portavoz indicó que en Evián se podrá dilucidar el papel que puede desempeñar el propio Grupo de los Ocho en la reconstrucción iraquí.
Yakovenko también destacó que se abordará el desarrollo económico global, el impulso a la economía de mercado y los problemas de los países menos favorecidos, algunos de los cuales fueron invitados a esta cumbre del G8.
El portavoz ruso explicó que Rusia quiere reforzar el papel del G8 en el fortalecimiento del régimen de no proliferación de armas de destrucción masiva, pero subrayó su rechazo del uso de la fuerza como medio para impedir la adquisición por determinados países de ese tipo de armamento. Sobre la lucha antiterrorista, Yakovenko describió "la notable experiencia de Rusia y destacadas posibilidades técnicas y de información en esa esfera", cuestión que se planteará ante los países miembros del G8, que
incluye además a Estados Unidos, Japón, Francia, Canadá, Italia, Reino Unido y Alemania.
Yakovenko destacó entre otros temas de la cumbre la aplicación de la "Hoja de ruta" para alcanzar la paz en Oriente Medio, la crisis norcoreana o la situación en torno a Afganistán y el tráfico de drogas desde este país.
Según destacó el asesor de Putin en cuestiones económicas, Andréi Ilariónov, el nuevo status ruso en el G8 es el resultado de un ímprobo esfuerzo para superar los problemas que Moscú ofrecía hace apenas tres años, cuando incluso el Kremlin se planteaba no pagar parte de su deuda exterior.
Otro resultado es la invitación para que Rusia presida la cumbre del G8 en 2006, que, en palabras de Ilariónov, impulsa el papel de este foro "como un importante instrumento para la defensa de los intereses rusos" en el actual orden internacional.

ECONOMIA
El Banco Central decide convertir a euros una parte de las reservas de divisas de Rusia.
El Banco central de Rusia ha decidió conservar un a parte de las reservas de oro de divisas.
El anuncio de tal decisión fue hecho por el Presidente ruso Vladímir Putin en una rueda de prensa después de la cumbre de Unión Europea - Rusia.
En las palabras de Putin, en la época cuando él llegó a la presidencia de Rusia hace 3 años, el oro y reservas de divisas sumaban en 11 mil millones de dólares, ay ahora "estas ascienden a más de 61 mil millones y estas reservas constantemente aumentan".
Putin indicó asimismo que la Unión Europea es el principal socio comercial y económico de Rusia, "y la ampliación de la Unión Europea hará que el volumen del intercambio comercial aumente lo cual será resultado inevitable de la extensión de nuestra interacción".
Respondiendo a la pregunta de los periodistas sobre qué moneda prefiere, Vladímir Putin, dijo con una sonrisa: " el rublo".en curso las exportaciones rusas de petróleo aumentaron en 14%.
El Comité Aduanero Estatal dio a conocer que en el período enero – abril de 2003 exportaciones rusas de petróleo ascendieron a 66,63 millones de toneladas, lo cual, en comparación con el índice del mismo período el año pasado significa un aumento del 14 %.
LA fuente indicó que los ingresos por concepto de exportaciones de petróleo aumentó el 53 % en los cuatro primeros meses de 2003 para ascender a 11,58 mil millones de dólares.
En enero – abril las exportaciones fuera de los países de la Comunidad de Estados Independientes ascendieron a más de 54,29 millones de toneladas del petróleo por valor de 10,02 mil millones de dólares.
La mayoría de las exportaciones del petróleo fueron a Alemania, Italia, Holanda y Polonia
En el 2004 en Rusia será reducida la carga impositiva.
El servicio de prensa de la presidencia de Rusia declaró que en su mensaje presupuestario a la Asamblea federal, el presidente Vladímir Putin indica que el gobierno ruso seguirá el curso encaminado hacia la reducción de la carga fiscal, en particular en la industria procesadora y en la esfera de los servicios.
En su mensaje el presidente ruso indica que "esto incentivará las actividades de inversión, proporcionará una motivación para aumentar las ganancias, que se abandonen prácticas oscuras de negocios y promoverá actividades innovadoras y la introducción de tecnologías nuevas en la economía, y de esta manera será creado un ambiente favorable para la diversificación económica y el crecimiento".
Según la información, el impuesto al valor agregado deberá ser reducida del 20 % al 18 %, y si la situación financiera es favorable, a partir del año 2006 será establecida una tarifa del 16 %.

SOCIEDAD
Mejora la actitud de los rusos hacia Estados Unidos.
Una encuesta realizada recientemente por el Centro Ruso para el estudio de la opinión pública reveló que la actitud de los rusos hacia Estados Unidos mejor y que aproximadamente el 46 % de los encuestados tiene una actitud positiva, en tanto que el 44% no aprueba la política estadounidense.
En marzo del año en curso, estos mismos índices eran del 38 % y el 55 %. La encuesta demostró asimismo que el 39 % de los rusos considera como "normales" las relaciones entre Moscú y Washington, en tanto que el 8 % las calificó de buenas y amistosas" y el 5 %, simplemente de "amistosas".
Al mismo tiempo, el 31 % de los encuestados las describió como "tibias", el 11 % las calificó de "tensas", y el 1 % de "hostiles".
Más que un tercio de los rusos, el 35 %, dijo que la reunión del 1 de junio entre los presidentes rusos y estadounidenses tendría un resultado positivo. El 5% expresó una opinión contraria.
La mayor parte de los que participaron en la encuesta, el 45 %, opinó que no esperaban cambios radicales de esta reunión, y el 15 % se mostró indeciso.

regresar