MR K: LOS CAÑONES DE AGOSTO.

Proyección y prognósis de la situación política, conforme con los hechos registrados hasta el 3 de Agosto de 2003.


Agosto: Agenda full , temarios explosivos

Cuando el teniente de navío Alfredo Astiz llegó detenido a la Base Naval de Río Santiago, una guardia de honor formada a ambos costados del sendero que lleva hasta el edificio central de la misma, en la cual figuraban desde guardiamarinas hasta capitanes de navío ("y no hubo un almirante porque no revistaba en ese momento almirante alguno en la unidad" - sic, alto jefe naval, dixit) testimonió algo que el almirante Godoy, jefe del Estado Mayor General de la Armada conocía desde antes y que, mitigado por una concesión de último momento, precisaba: "Astiz no sale de su casa a estrado judicial nacional o extranjero alguno", una decisión de cuadros bajos, medios y superiores que solo exceptúo una precisión inicial: "Astiz no sale de su casa a unidad militar," etcétera, ya que se consideró, según lo hacían saber de manera silente, que "concurrir a una unidad naval es propio de un jefe retirado" (sic).

Que el teniente de fragata Alfredo Astiz esté detenido en una unidad castrense ya es, de por sí, una clara noción acerca de cómo están las cosas, ya que el veterano hombre de inteligencia naval perdió su jerarquía castrense hace algunos años, cuando lo destituyó el presidente Carlos Saúl Menem, una condición de jefe destituido que sus pares, al parecer no reconocen y el propio órgano judicial prefiere pasar por alto.

Este punto crucial es un elemento inicial que configura la escena compleja y complicada con la que deberá lidiar el presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner, en el curso del mes de agosto, tema que se verá agravado si el informe que se haga al titular del Poder Ejecutivo nacional verifica que un trato similar de subordinación y reconocimiento se tributó por efectivos de la Gendarmería y del Ejército, al general (R) Domingo Bussi, intendente electo de la ciudad de Tucumán, cuando también se presentó detenido en una dependencia del Ejército.

Agosto se ha iniciado de manera abrupta con el episodio y cuasi accidente del helicóptero de la provincia de Salta que conducía al primer magistrado, tras haber rechazado este ser trasladado en unidades similares de la Fuerza Aérea que, sin embargo, no solo custodiaron la unidad - accidentada finalmente - sino que impidieron que el doctor Néstor Kirchner y su abigarrada comitiva - el vicepresidente de la Nación, señor Daniel Scioli, el presidente de la Cámara de Diputados, doctor Camaño (es decir, el 66 por ciento o mas, cualitativamente, de la linea sucesoria presidencial) y el ex presidente interino de la Nación, doctor Eduardo Duhalde, quedaran varados por varias horas en descampado.

Las reiteradas y sugestivas imprudencias presidenciales en materia de seguridad tuvieron una coronación similar a los golpes y heridas recibidas en pleno rostro al tratar de mezclarse demagógicamente con la multitud el día que asumió la Presidencia de la Nación y pone en evidencia que no hay el menor atisbo de algún complot que pudiera tener la pretensión de cobrarse su seguridad contra la oposición al poder.

Pero este inicio, el primer día del mes, convoca a las "brujas" predictivas que, hacia mediados de junio, antes de haber transcurrido el primer mes de su asunción, premonizaban por televisión que el horóscopo presidencial era adverso y gravemente peligroso para él durante el curso de todo el mes de Agosto, presumiendo que "dos o mas accidentes podrán poner en riesgo
su seguridad" - según una - y que "hay signos rojos de sangre y malestar profundo en la vida presidencial de Agosto" según otra charlatana horoscópica de feria.

Se asevera que el doctor Eduardo Duhalde muy susceptible a los vaticinios mágicos, habrìa estado pensando desde el primer viernes del mes, con acentuados escrúpulos, en los dichos de las referidas pitonisas televisivas.

De todos modos, fuera del fiero rigor de la politica castrense kirchnerista - que deberá enfrentar en todo el curso del mes de Agosto esos 40 dìas finales que dispone el juez español Baltasar Garzón para concretar un pedido formal de extradición que, recién entonces, pondrá en movimiento el juicio por extradición que reclama la juridicidad de los actos del estado-, el gobierno podrá ser severamente condicionado por el curso que siga, en Agosto, el juicio contra la Corte.

En principio, el juez Moliné O'Connor es ya un acusado formal ante la Cámara de Diputados.
Sus acusadores de la comisión legislativa que estudio el caso han actuado de manera sorprendente como jueces de instrucción antes que como limitadamente informantes del alto cuerpo legislativo conforme con la prescripción constitucional nacional y estatutaria del cuerpo que integran, de manera que su instrucción será pasada al cuerpo que debe hacer la presentación ante el Senado para que juzgue finalmente las actuaciones del alto magistrado judicial.

Esta suma de etapas pone en evidencia no solo la superposición decidida por la Comisión legislativa de Juicio Político, sobrepasando ampliamente los limites de su aptitud institucional, que a partir del 12 de Agosto los Diputados podrán sustanciar la acusación ante el Senado, pero que difícilmente en Agosto - y nadie está en condiciones de prever cuantas semanas o meses más podrá demorar - podrá el Senado defenestrar al cortista cuestionado.

Esto implicará una consolidación de la zozobra judicial que pesa sobre la actividad el país, que traduce la inseguridad jurídica dominante en multitud de hechos, como el propio de las Fuerzas Armadas.

Si se recurriera a un lugar común de la fraseología política poco informada, el ojo intenso que las pitonisas televisivas veían teñir los 30 dìas de Agosto, podría transferirse al ámbito estrictamente político, teniendo en cuenta que hacia la tercera semana del mes - entre el 22 y el 24 - se reunirá en Buenos Aires la prolongación del Congreso Anfictiónico Bolivariano que a fines de 2001, con la anuencia y propulsión del propio teniente coronel y presidente venezolano Hugo Chávez, resolvió en Buenos Aires que es indispensable una violenta modificación de las
estructuras sociales latinoamericanas.

Esta prolongación de aquel congreso de 2000, se congregará ahora para tratar de crear en la Argentina los "comités sanmartianianos" a imagen y semejanza de los "comités bolivarianos" que en Caracas y otras ciudades venezolanas intentan otorgar poder político de base al teniente coronel Hugo Chávez - en realidad esa definición disimula las nociones de control y marcación de la sociedad civil - que con el modelo de los "comités de defensa de la revolución" cubanos, se instituyeron en aquél país desde hace varios años.

El Congreso Anfictiónico a reunirse sobre el final del mes ya ha convocado - justo horas antes del comicio porteño - a no menos de ela mitad de los candidatos legislativos del ibarrismo y al propio intendnete jefe comunal doctor Aníbal Ibarra, así como a connotados funcionarios del estado que no excluyen al canciller Rodolfo Bielsa, al secretario de Derechos Humanos del ministerio de Justicia que encabeza el doctor Gustavo Béliz, el veterano abogado montonero Eduardo Luis Duhalde y no menos de una docena de legisladores y funcionarios de primer nivel que sostienen la gestión oficial del presidente Néstor Kirchner.

Es indudable que ningún observador diplomático y mucho menos quienes siguen el desenvolvimiento de ela guerrilla en el continente, han dejado de observar que para el 13 de Agosto se reunirá el Mercosur en Buenos Aires y que entre la nomina de invitados - si se mantiene la invitación - figuran en el primerísimo nivel el teniente coronel Hugo Chávez y el comandante militar Fidel Castro Ruz - el "Chacal del Caribe", como suele apodárselo en el continente - y que ambos son (uno el principal, el otro el inspirador y numen ideológico) los principales sostenedores del mismo Congreso Anfictiónico que ahora intentaría traducirse a una suerte de Congreso Sanmartiniano.

Es en Agosto, también, cuando el gobierno deberá afrontar el dilema que fenecerá en la primera semana del mes siguiente, Setiembre - respecto de sus negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, problema álgido y definitorio si los hay en agenda alguna presidencial.

Por que, del mismo modo que el Congreso ha venido retrasando y retardando una definición respecto de temas capitales como las leyes de Obediencia Debida y de Punto Final - que el presidente prefiere, en vista de su difícil acatamiento y hasta contenido jurídico de una decisión en el Congreso, que sea la Corte quien las desactive - están pendientes legislaciones centrales que se vinculan estrechamente a la posibilidad de un acuerdo razonable con el Fondo Monetario Internacional.

Agosto: los jueces, un punto central
Pero si algo "explosivo" - como han sugerido las pitonisas televisivas -, puede esperarse del mes de Agosto, el tema pasa inexorablemente por el ámbito de la justicia.

En el escritorio del ministro de Justicia, doctor Gustavo Béliz, se encuentra un plan - milimétricamente armado - destinado a "declarar en comisión" a todo el poder judicial de la Nación.

Esta propuesta estaría tomando cuerpo para ser aplicada de manera inmediata, sin esperar al final del juicio contra la Suprema Corte de Justicia de la Nación a través de sus miembros y en Agosto comenzaría la estrategia de "ablande mediático" a fin de llegar a implementarla.

Para esa fase inicial se estudian en el proyecto en cuestión, hasta los aparatos que deberían ser movilizados a fin de garantizar un entorno en condiciones de transmitir a la opinión pública sólidos avales a la intervención judicial, evitando el riesgo corrido con el franco debilitamiento de ese flanco en cuanto hace a la postulación del doctor Raúl Eugenio Zaffaroni como probable cortistas kirhcnerista.

Esto significaría que el Poder Ejecutivo contaría de pronto con el poder discrecional de rehacer todos los cuadros judiciales de una sola movida, al mismo tiempo en el que, de manera paralela, se procede a interferir en la composición de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La iniciativa tiene un plafond inicial de una semana a diez dìas, lapso en el cual el presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner, deberá estudiar - y hacer estudiar - la juridicidad de la decisión pero, sobre todo, los alcances políticos de la misma.

La propuesta del doctor Gustavo Béliz no parece haber tenido en cuenta en forma exclusiva la conformación del cuerpo judicial de ela Nación.
En principio, una iniciativa de éste tipo supone una tarea de un año a dieciocho meses antes de que se proceda a reconocer cambios y designaciones nuevas.

Esto mientras la iniciativa no demora aún tiempo adicional como efecto tanto de las objeciones y resistencias que habrá de generar, cuanto por los métodos que se implementen para que de la revisión surja "una depuración" como se titula un extenso capítulo del proyecto en manos del ministro de Justicia.

Esto puede implicar que su presencia en el gabinete se volverá indispensable e insustituible - al menos es lo que suponen quienes están cerca de la iniciativa a titulo "belicista" - por ese mismo lapso.

Tal como los suscriptores del Informe (2003) Argentina con Lupa saben, la presencia del doctor Gustavo Béliz en el equipo de gobierno del doctor Néstor Kirchner obedece a la necesidad de contar con un rostro al frente de la lucha del gobierno contra la Corte y que asuma la responsabilidad de ese trabajoso desmonte y desintegración nominal del alto organismo judicial de la Nación.

Si esto avanza hasta el final o se detiene - como parece encaminarse a una detención cuando llegue al Senado - la presencia del doctor Gustavo Béliz ya habrá cumplido su objetivo y habrá sonado la hora de su desplazamiento.

Pero si una fruta más tentadora aún o, al menos, tan tentadora como la primer, se coloca por delante de la mirada presidencial, el doctor Gustavo Béliz podría aspirar aun lapso de gestión mayor a los tres meses como parece enderezado a ver limitada su presencia al frente del ministerio de Justicia.

No caben dudas de que la iniciativa, por el corto camino que ha recorrido ha comenzado a cosechar innumerables resistencias y objeciones.

Deberá vencer, en principio, la normatividad de la presencia del Consejo de la Magistratura si se quiere de una manera rápida y eficiente cumplir con el objetivo de otorgar un estructura judicial suficientemente bien dispuesta ante las necesidades - ¿y ordenes? - del presidente de la Nación.

En los esquemas que se manejan se ha llegado a elaborar algunas normas alternativas de las vigentes, por las cuales se daría por suspendido también el papel que actualmente desempeña el Consejo de la Magistratura de manera que quedaría en manos directas dle presidente de la Nación y la anuencia del Senado, la designación del cuerpo judicial substitutivo del actual "declarado en comisión".

No solo la dura resistencia que generaría una tentativa de este tipo, sino hechos de orden también pragmáticos envuelven las resistencias que en el más estricto silencio vienen debatiéndose en el entorno presidencial.

La primera y fundamental es que la estratagema del ministro de Justicia para permanecer en el cargo tras el agotamiento dle tema de la Corte, se ha puesto en evidencia de una manera manifiesta.

Si la jugada es tan arriesgada y desprovista de contenidos éticos, los más avezados kirchneristas parecen haber comenzado a sospechar tentativas del propio ministro que podrìan ir bastante más allá, en un juego político aún más ambicioso de poder.

Del mismo modo, otros sostienen que, si esta jugada esta en vías de implementarse, el kirchnerismo como tal difícilmente cuente con un aparato de personal idóneo en condiciones de acceder de manera masiva a la magistratura judicial.

Se calcula que en forma paralela, no pocos gobiernos provinciales podrìan adherirse a una tentativa similar, de manera que en una misma linea con el kirchnerista deberían abastecerse de personal substitutivo en las misma o similares fuentes.

Esto supondría la necesidad de contar con acuerdos con sectores bastante más amplios que los actuales de manera de poder conformar un elenco judicial apto para los fines que tendrán como objetivo la sustitución, sin correr riesgos en cuanto a la falta de idoneidad de los designados.

De toda maneras la manzana de la tentación es manifiestamente jugosa y sustancialmente apetitosa como para que la idea haya sido abandonada tras los primeros sondeos informales realizados en los alrededores presidenciales y hasta el mismo día del accidente del helicóptero, cuando, se asevera, el presidente comenzaba a sugerirlo en sus diálogos con el ex presidente interino doctor Eduardo Duhalde con vistas a presentar la idea como uno de los variados puntos de negociación de poder entre ambos, el tema no había sido descartado sino, por el contrario, se loa analizaba con vistas a la posible implementación y hacia la verificación de sus
limites.

Entre la bases que se siguen para avalar la idea propuesta por el ministro, se señala a existencia, parte del tema especifico de la Suprema Corte de justicia de ela Nación, la existencia de un total de sesenta y siete jueces investigados en diversos niveles - legislativos, de la Magistratura, estrictamente judiciales y del orden nacional y provincial -, aparte de cuestionamientos sobre alrededor de cincuenta y, finalmente, un total de 23 pedidos de juicios políticos contra otros tantos magistrados.

El hecho nos nuevo: en tiempo s normales han existido hasta cerca de un centenar de propuestas para juicios políticos contra magistrados judiciales, sin que hayan prosperado, técnicamente, más de uno o dos cada dos o cuatro años, pero se podría manipular mediáticamente para mostrar el grado de descomposición que registra el Poder Judicial.

Proyectos similares corrieron en diferentes momentos, pero sustancialmente bajo el gobierno del doctor Fernando de la Rúa, rápidamente abandonado por éste, conocedor del mundo judicial y de las implicaciones constitucionales de una decisión de este tipo; y del doctor Eduardo Duhalde que, si bien lo tuvo en cuenta y no lo desechó nunca de manera absoluta, nunca tuvo tiempo suficiente para abocarse a su consideración final sin pasar del
estricto nivel del proyecto o bien como amenaza sobre el poder judicial para obtener otros réditos.

Una estrategia: la fragmentación empresaria

Con todo y ser importante la decisión de no concurrir a la inauguración de la Exposición de la Sociedad rural, el gesto del presidente de la Nación, en linea con las actitudes mantenidas con empresarios franceses y españoles, con la escasa resonancia y cuasi formal y burocrática conexión con inversores norteamericanos y con el marcado aislamiento del mundo empresario local, era visualizado con algunos signos más preocupantes aún que una simple actitud o estilo personal.

De hecho, la actitud presidencial frente a la Sociedad Rural Argentina no parece, para calificados observadores, un mero arranque informal y circunstancial de tipo personal, cuanto una deliberada y definida estrategia elaborada cuidadosa cuanto ideológicamente, cuyos fines comenzaban ahora a descubrirse tanto para esos mismos calificados observadores, de manera paulatina y progresiva, cuanto para diversos sectores del mundo empresario.

Hace unos diez dìas atrás, el presidente de la Federación Agraria Argentina, señor Bussi y varios hombres del mismo sector fueron el vehículo utilizado por el ministro julio De Vido para difundir sus amenazas contra el ministro francés que debìa llegar de manera inmediata al país para negociar el tema de las tarifas de los servicios públicos que afectaban a inversores de su país.

Fue durante esa misma reunión cuando los dirigentes agraristas escucharon de boca del ministro Julio De Vido la "garantía" - así lo entendieron ellos - de que "Kirchner no va asistir, de manera alguna a sentarse en la misma plataforma que la oligarquía ganadera" (sic , según varios de los asistentes al encuentro.

Más aún, el ministro habrìa manifestado su coincidencia con algún pensamiento del propio presidente de la Nación en el sentido de que "el campo lo conforman y lo desarrollan los chacareros como ustedes y no los capitales concentrados y los explotadores capitalistas del agro", algo que debe haber resonado como miel sobre hojuelas en los oídos del sector agrarista en cuestión.

Pero, de hecho, la resonancia de la inasistencia presidencial cubrió un espectro adicional de significados políticos que los mismos dirigentes de la Federación Agraria Argentina con posterioridad, la víspera de inaugurarse la Exposición Rural no rechazaron como hipótesis.

El resultado de la política del presidente significa que el agro, que institucionalmente estaba fragmentado, ha pasado a polarizarse en expectativas de contrapuestos intereses.

Un veterano jefe castrense, al comenzar la arremetida oficial sobre las Fueras Oficiales entre la primera y segunda semana del gobierno del doctor Néstor Kirchner, advirtió que el resultado "palpable de esta iniciativa oficial será, sin duda, la polarización de una opinión pública que, hasta este momento pasaba con tranquilidad gran parte de las diferencias".

Desde un punto de vista pragmático y de los intereses locales, la actitud presidencial por ejemplo, respecto de los inversionistas en el área de servicios, se puso de manifiesto el miércoles último dle mes que viene de fenecer, con el anuncio publicado en el diario El Mundo de Madrid - y que técnicamente todo el mundillo periodístico gráfico porteño ha ignorado pese a su alta gravedad - en el sentido de que la empresa española que ejecutó y administra la autopista que conduce desde Buenos Aires hasta Bahía Blanca - unos 640 kilómetros - y la que va desde Buenos Aires hasta Bolívar - otros 300 kilómetros -, con un total proximo a los 1000 kilómetros, resolvió el día antes retirarse del país en vista de las dificultades económicas crecientes que atraviesa el país y las polìticas que avanzan en
perjuicio los inversionistas.

Pero desde el punto de vista estrictamente político, la estrategia que viene implementándose parece orientada a configurar un escenario en el cual el predomino de las empresas medias y pequeñas, con fuerte concentración de capital local y no procedente de inversionistas de riesgo internacionales, comienza a manifestarse como un sesgo central del interés oficial.

Conforme con medios muy próximos a las decisiones del gobierno, la política observada ya con los bancos - interferida en el caso especifico por algunos intereses focalizados en el banco de Santa Cruz - estarían tendiendo, por ejemplo, a privilegiar a los bancos estatales y provinciales y, en particular algunos de los bancos provinciales privatizados en detrimento de otros en la misma situación, provocando una fuerte polarización en cuanto se trata de reconocimientos y el oído atento para implementar determinadas polìticas en detrimento de otras.

Los pasos que siguen tendrán en la mira, conforme con las mismas fuentes, dos áreas vitales: la actividad comercial - donde ya han comenzado a registrarse algunas preferencias, y el de ela construcción.

Respecto del primero paree un hecho concreto que hacia mediados del mes que ahora se inicia se haya previsto una importante reunión con la escueta y remota Confederación General Económica, la Federación Empresaria de la Provincia de Buenos Aires y la remanente CAME, a fin de que desde el área del arquitecto Julio de Vido, se analicen algunas polìticas que podrìan tenerlas como ejes principales, sin que se haya revelado especificamente cuales son estas políticas pero marginando muy probablemente a la tradicional y gigantesca Cámara Argentina de Comercio.

Del mismo modo, en lo que hace a la Construcción los tradicionalmente identificados como miembros de la "patria contratista" habrìan celebrado la noticias que antes se consigna en cuanto que dos autopistas, pero pondrán el acento en proyectos crematísticos que fincan la gestión oficial en la obra pública a fin de asumir la construcción de varios millares de kilómetros de rutas en el estilo "lo hago y lo cobro", quedando en manos estatales el punto más critico, como es el mantenimiento y administración de las vías.

de este modo, la fractura del mundo empresario avanzaría sobre bases ciertas y especificas, estableciendo un esquema enel cual la polarización entre grandes empresas, grandes federaciones empresarias, grandes inversores o grandes centros de operatividad empresaria, se confrontarían con pequeñas empresas, pequeños núcleos de agrupaciones empresarias y reducidos elencos de empresarios marginales pero cercanos al estado y al poder kirchnerista.

De alguna manera la idea vertida por el arquitecto Julio De Vido ante la Federación Agraria Argentina en el sentido de que el presidente esta decidido a enfrentarse a la "oligarquía", resucitando un esquema equívoco - y, en otras épocas, funesto para el crecimiento económico -, parece transmitirse a casi todos los otros rincones dle espectro económico y empresario.

Pero adicionalmente, el esquema de conducta oficial respecto de la presencia presidencial en la Sociedad Rural parece alcanzar, por la boca del propio presidente de la N ación, doctor Néstor Kirchner, un nivel más inquietante aún.

Porque el doctor Néstor Kirchner negó que tuviera intención alguna de menoscabar a la Sociedad Rural Argentina si bien "no deben quejarse quienes ayer se dedicaron a defender la política de convertibilidad", un criterio selectivo que habla sin lugar a dudas de una tentativa de controlar el pensamiento de organismos independientes y de establecer una censura para crear el esquema de amigo-enemigo en torno del poder, generando la jerarquía de "protegidos y entenados" en los ámbitos ciudadanos.

Polìticas similares encaradas por el ministro de Economía de María Estela Martínez, señor José Ber Gelbard, traducidas en el apadrinamiento de la Confederación General Económica - CGE - como instrumento afín para contrarrestar a las organizaciones empresarias genuinas - tuvieron
finales poco estimulantes para quienes los puedan tomar como modelo.

Agosto: fin de feria, fin de idilio: Congreso y F.M.I.

Desde la misma semana que comienza, el Congreso deberá poner en evidencia la capacidad del doctor Néstor Kirchner para obtener algo del poder que hasta ahora ha sustituido con fuertes golpes de puño contra la mesa e inserciones sorpresivas en una escena más mediática que política.
Por que, por el Congreso, empiezan a transitar los temas que el propio doctor Néstor Kirchner ha convertido en asuntos centrales del poder, desde el emblemático juicio contra la Corte hasta la sencilla adecuación de las polìticas económicas realistas a la legislación nacional, pasando, inexorablemente, por los temas de la nulidad - si eso fuera posible fuera de la imaginería cotidiana del gobierno y del propio presidente de la Nación - de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final y las que reclama la negociación con el Fondo Monetario Internacional.

El punto consiste en verificar si "este Congreso" - como intentan sacarse el sayo de encima los legisladores que le atribuyen a la legislatura nacional una antigüedad y falta de identidad con el espectro político social actual del país tras las crisis desatadas desde diciembre de 2001 hasta la fecha (pero que, sin embargo no los mueve a su propia renuncia) - esta en disponibilidad de otorgar al doctor Néstor Kirchner algo de poder real avanzando en una posible habilitación de la gobernabilidad solo suplida por la embestida antes referida.

En principio, en manos del Congreo y en distintas instancias de elaboración y debate, se encuentran iniciativas vinculadas con la reforma del sistema financiero cuyo eje central será, sin lugar a dudas, la nueva carta orgánica del Banco Central de la República Argentina.

Pero entre ,as iniciativas, no caben dudas de que el eje de divergencias se extiende a la proyectada compensación de los bancos de los desequilibrios generados a partir de la pesificación de las deudas, que supone haber prestado dólares y recibir a cambio pesos fuertemente devaluados por la misma cifra comprometida y no por la misma cantidad de dinero, alcanzando el asunto a los recursos ya liberados por los bancos en razón de decisiones
judiciales.

Más critica parece la decisión que deben adoptar diputados y senadores para desprenderse de la facultad de intervenir en el tema de la fijación de las tarifas, delegando en el Poder Ejecutivo la facultad absoluta de lograr acuerdos o fijar con más precisión los nuevos índices, limitándose a comunicar el asunto a las Cámaras legislativas sin que estas intervengan en punto alguno de ela tramitación.

Hasta ahí, por lo menos, el proyecto que admite una cantidad de variaciones muy elevada.

Pero el hecho sustantivo pasa antes que nada por que tales decisiones - aún en ambas Cámaras, fuera del lapso de documentación y debate previo a la adopción de una determinada política u orientación - tiene en los hechos el imperativolimite del 2 de Setiembre con una posible prórroga de apenas siete dìas que lo llevaría como máximo hasta el nueve del mismo mes.

Sin dudas, el mes lectivo comienza para este tema con la convocatoria hecha por Diputados al ministro de Economía - algo que, conforme con la ley de ministerios, debería ser canalizado por el jefe de gabinete, doctor Alberto Fernández, pero que se duda que pudiera encarar con autoridad de política a implementar ya que no se sabe que haya intervenido fuera de la
promoción de algunos aspectos del tema en forma pùblica -, quien dispone de pocas expectativas para avanzar en un acuerdo sustantivo con los legisladores.

Es indudable que en este tramo de ela negociación con el Fondo Monetario Internacional, el ministro parece estar jugando una carta final respecto de su supervivencia al frente del área de Economía.

Naturalmente, esto lo saben los legisladores que manipulan el debate en torno de estos temas basados en esta situación y especulando con obtener, por esta vía ventajas inesperadas del propio ministro.

Claro que esto será asi mientras el propio doctor Roberto Lavagna esté disgusto a conceder tales negociaciones, un punto que pasa de manera sustantiva por lo que decida en torno de su conveniencia de permanecer en el cargo o acelerar su despedida.

Para el presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner, se asevera que, así como la permanencia del doctor Gustavo Béliz estaría pronto a fenecer (si el presidente no compra el proyecto de "declarar en comisión" al poder Judicial) la del doctor Roberto Lavagna podría finiquitarse el día que se firme el acuerdo con el Fondo Monetario Intencional.

El presidente de la Nación no querría, conforme con esta versión, que el Fondo Monetario Internacional "meta las narices" en el proximo gabinete preelectoral - es decir, de decisión a muy corto plazo, si se dan las condiciones por las cuales los ministros prescindibles deben cumplir con sus cometidos - cuyo diseño lo acompaña desde el día que asumió y asumieron los actuales ministros.

Del mismo modo, el Congreso debe decidir respecto de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, tal como se consigna más arriba, pero en este punto se dislocan los tiempos de agenda en la medida en que si transcurren los 40 dìas de plazo que dispone el juez español Baltasar Garzón para presentar su reclamo de extradición sin que el magistrado extranjero pueda cumplimentar el requisito, el asunto se volvería abstracto, la presión de los hechos no permitiría seguir adelante con la tentativa de nulidad legislativa (o bien la presión sobre la Corte para la declaración de la inconstitucionalidad).

Los cuarenta dìas de Baltasar Garzón se cumplen hipotéticamente, entre el 4 y el 6 de Setiembre, o sea, al finalizar la primera semana de Setiembre.

Pero el Congreso no ha comenzado a estudiar el tema y hay comicios el 24 de agosto en la Capital Federal y apenas tres semanas más tarde en la provincia de Buenos Aires, un eje central para definir la orientación del poder pero también para cohonestar decisiones que, si bien el Congreso elegido en esas fechas comienza a tener vigencia desde el 10 de diciembre,
difícilmente puedan cohonestarse, en forma personal, las decisiones que adopten los propios legisladores.


Congreso Anfictiónico: control desde el poder

Como cúspide del mes de Agosto, la realización del Congreso Anfictiónico Bolivariano pone esa sal de suspenso que todo buen gourmet debe graduar con exactitud y que, para el caso, desde los sectores piqueteros vienen coordinando no sin diálogos adecuados con el propio presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner.

En realidad, el Congreso Anfictiónico realizado entre el 22 y el 24 de Noviembre de 2001 en Buenos Aires, determinó que tres diputados venezolanos con amplia experiencia en el veterano partido comunista de Venezuela - pero hoy transferidos al expectro central del partido que sustenta al teniente coronel Hugo Chávez, permanecieran en Buenos Aires hasta mediados de 2002 colaborando con los principales líderes piqueteros locales a fin de otorgar
al movimiento una estructura dual como la que dispone el movimiento "bolivariano" venezolano.

Algunos piqueteros no disimulan que a partir de ese asesoramiento surgieron dos hechos políticos importantes:

a) la decisión de que proyecte una inserción política màs intensa a partir, por ejemplo, de la candidatura a gobernador de D'Elia en la provincia de Buenos Aires;
b) la aproximación y compromiso del movimiento piquetero con la candidatura primero y con la presidencia luego del doctor Néstor Kirchner.

Esto le habrìa reconocido - no sin gratitud, como corresponde - el doctor Néstor Kirchner la teniente coronel Chávez cuando vino para asistir a su juramento.

En aquella oportunidad se habló de la posiblidad de transferir buena porte de ela experiencia venezolana a la Argentina.

Se asevera que el teniente coronel Hugo Chávez habrìa reflexionado ante el ya presidente ungido de la Nación, doctor Néstor Kirchner: "Tú no tienes que forjarte muchas ilusiones: los que te han llevado te pueden botar en seguida. Por eso tienes que proveerte de algo que te sostenga contra viento y marea, como yo he hecho. Y para eso tienes la experiencia de los aparatos bolivarianos que inventamos. ¿Porqué no haces tu lo mismo aquí con un buen aparataje sanmartiniano?".

Cierta o falsa esta aseveración se conoció a dos dìas de haber jurado el doctor Néstor Kirchner, tras la tercera entrevista que ambos mandatarios mantuvieron en Buenos Aires, pero se conservó en el silencio para verificar qué sustento pudiera tener.

Ahora, el Congreso Anfictiónico por su prolongación argentina, entre el 20 y el 24 de Agosto procederá a impulsar creación de los "centros sanmartinianos" en un pie de similar alcance que los "centros bolivarianos" que recogen en realidad, la experiencia de Fidel Castro con los jefes de manan convertidos en el aparato de los "defensores de la revolución".

El esquema es una combinación de aparato de movilización, difusión y espionaje sobre la población: constituye la columna central del contralor social y político de las grandes urbes.

Descripto sin terminos ambiguos como los que se han intentado en diarios porteños, conforman la espina dorsal del poder omnímodo de Fidel Castro o de Hugo Chávez en estrecha asociación con sus policías polìticas.

Este será el punto político central, coincidente con el comicio porteño, que deberá estimarse en terminos estrictamente de poder en cuanto al doctor Néstor Kirchner para el transcurso del mes de Agosto.

El Congreso Anfictiónico Bolivariano del 2001 antes referido concluyó con una extensa declaración que los suscriptores de Informe (2003) Argentina con Lupa recibirán en el curso de esta primera semana de Agosto.

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada