¡BIENVENIDOS A LA REVOLUCION!: LA PRESIDENCIA PREPARA UN AUTOGOLPE POLITICO, SOCIAL Y MILITAR.


Proyección y prognósis de la situación política para el curso del mes de Setiembre de 2003, conforme con los hechos registrados hasta el 31 de Agosto de 2003.

Setiembre: la hora de la verdad


Apenas pocas horas después de haberse iniciado el mes, el lunes 1 de Setiembre a las 10, Eduardo Duhalde marcara el derrotero estrictamente partidario de un desenvolvimiento político inmediato que tiene, en el centro, la puesta a prueba del poder presidencial.

Resulta casi un exponente humorístico - y seguramente contradictorio - poner en juego, como expectativa, el poder presidencial, en la medida en que un criterio de este tipo parecería desconocer que el exiguo 21,8 por ciento de respaldo electoral con el que alcanzó el gobierno no podría haberle otorgado algo sustancialmente distinto a la falencia de poder con la que se ha desenvuelto.

La iracundia y el huracán desatados en busca de un espacio en el que fuera reconocido y lograra alguna categoría de autonomía posible, solo parece haber logrado avanzar en virtud de la absoluta ausencia de una oposición formal y orgánica, disimulada en algunos casos por actitudes contemplativas o formalmente decorosas como la expuesta por el doctor Ricardo Hipólito López Murphy; o frenada por un inestable equilibrio de tentativa de competencia de poder, como la que se ve obligado a esgrimir - por ahora - el ex presidente interino Eduardo Duhalde, quizá uno de los sectores más vapuleado por la estrategia de "la cachetada" y "la sucesión de huracanes" (retóricos pero presentes) implementados por el doctor Néstor Kirchner para tratar de compensar su debilidad ingénita.

Este es, al parecer, el punto diferencial descollante que se plantea para el curso de Setiembre, desde los primeros minutos hasta el final mismo del mes.

Porque de una manera por momentos silente y, por momentos, criticamente y a los gritos, la confrontación real que se viene gestando desde el 26 de Mayo al colocar frente a frente los intereses políticos del Eduardo Duhalde con los del mediáticamente avasallante Néstor Kirchner, quedará exhibida en hechos formales en la conformación del poder, a través de los legisladores y los gobernadores y de las opciones que esta nueva estructura genere primero en los equipos subordinados del aparato partidario y, luego, en esa fluctuante y tan desmadejada opinión pública.

De tal manera, la disputa por el poder atravesará los 30 dìas de Setiembre, en los albores y el desarrollo inicial de la Primavera, con el signo de lo que ocurra electoralmente y qué partido capitalice los resultados electorales en distritos clave como la Capital federal y la provincia de Buenos Aires y las provincias de Misiones - la tercera y más clara y manifiestamente critica expresión de la antinomia Kirchner-Duhalde - Santa Fe, Jujuy y Chaco, dejando de lado, por obvio, un distrito como Santa Cruz, donde el descontable triunfo del actual jefe de la SIDE y ex presidente de la comisión de asuntos constitucionales de la Cámara de Diputados, doctor Sergio Acevedo, uno de sus más estrechos seguidores, resta expectativas al comicio.

¿Resultara de este abigarrado cuadro la conformación de un poder que responda al presidente y le otorgue un espacio del que ha carecido hasta este momento?
En tal caso ¿morigerará el modelo de conducta pública que ha exhibido hasta el presente o dará algún indicio de certidumbre posible exhibiendo, finalmente, algún programa de gobierno que permita prever el futuro inmediato?

También superar las "mentiras" en materia económica - Es indudable que el mes de Setiembre es ese abigarrado cuadro político, pero que el tema no se agota en los episodios electorales sino, por el contrario, estos no son sino el pivote - por un lado - o el resultado - por el otro - de un cuadro de fondo más preocupante.

Por el eje central de ese cuadro - y para todo el curso de Setiembre - se inscribe la negociación con el fondo Monetario Internacional, de la que se sabe, por lo menos y como hecho destacado, que quienes deben resolver no confían plenamente en los compromisos del país ya que nadie "da fe de un mentiroso" y esto es lo que un documento emanado de las propias manos del presidente del alto organismo de lasa finanzas mundiales, señor Köhler, que pasó por ser un "estimado amigo" del presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner, lo consigna sin medias palabras, señalando que fueron falsos y mentirosos los datos que se le entregaron.

Mentir no es equivocarse: miente quien sustituye deliberadamente la verdad por un hecho falso; se equivoca quien confunde inocentemente las cosas: la diferencia parece pasar por la inocencia; y la gravedad, por hacerselo a un "estimado amigo" (¿qué podría esperarse para terceros, entonces?).

Pero el tema por si solo no agota la gravedad de la situación ya que pendientes de la observación del Fondo Monetario Internacional están, todavía, esa media docena de leyes y resoluciones que deben adecuar el funcionamiento de la economía argentina a una plataforma de desempeño moderno y racional, pero que la legislatura nacional no parece entender del mismo modo.

En el afán casi desesperado por exhibir resultados positivos en la negociación con el Fondo Monetario Internacional, desde el propio ministerio de Economía se exhibió el giro de alrededor de 300 millones de dólares desde el alto organismo de las finanzas mundiales a buenos Aires, como un indicio de que las cosas estaban en vías arreglo, y disimulando de ese modo que se trata de una de las últimas cuotas comprometidas por el organismo con la Argentina en uno de los tantos arreglos fallidos que se registraron entre 2000 y 2001.

Mentira tras mentira - primero al fondo Monetario Internacional y luego a la opinión pública argentina - lo que parece ir quedando en limpio es que el gobierno del doctor Néstor Kirchner dispone tan solo de un proyecto para lo inmediato, que toma como base algunas reivindicaciones de quienes se postulan a si mismos como defensores de los derechos humanos.


Los violentos y el pasado en Setiembre

Pocos han observado que el presidente de Chile, señor Lagos, cuando debió valorar la gestión del presidente Néstor Kirchner como suele hacer todo buen invitado, tuvo que limitarse a un elogio sobre la única politica orgánica perceptible en la gestión gubernamental: la que comprende el tema de los derechos humanos.

Nada dijo el presidente Lagos acerca de la economía, de la salud, de la educación, del pavoroso tema de la desocupación, o de las deudas cobradas con los ahorristas despojados, o con los compromisos derivados de la deuda externa, ya que difícilmente habrìa podido destacar algún hecho como positivo sin contradecir la linea y los compromisos políticos que su gobierno ha asumido en Chile.

Y los elogios los formuló a tambor batiente, en la premura que le impuso la fuerte reprimenda implícita en la decisión del gobierno del señor José María Aznar, desde Madrid, al negarse a reclamar las extradiciones de militares argentinos que derrotaron a la subversión que, con tanta liviandad y celeridad había decidido conceder el propio gobierno del doctor Néstor Kirchner al derogar el decreto firmado por el doctor Fernando de la Rúa negando esta posibilidad.

Es indudable que, a través de Setiembre - y mucho más allá, todavía - el tema de los militares que estuvieron a punto de ser extraditados - a contrario sensu de lo que pensaba el propio país extraditor - genera una situación de inestabilidad tanto jurídica como social y política de alcances imprevisibles, reinstalando de manera casi sistemática la polarización conflictiva - y otrora sangrienta - que ha dominado a la sociedad y que parecía, si no en vías de resolverse, al menos acallada con vistas a ser superada por el tiempo.

En forma inmediata y desde el comienzo mismo del mes habrá dos polos de tensión adicionales de alcances y efectos impredecibles:

a) por un lado, tras el fracaso jurídico de intentar anular las leyes y el fracaso judicial y político de proceder a la extradición, el aparato que a si mismo se identifica como defensores de e los derechos humanos pero bien e inequívocamente identificado con la izquierda violenta - levantará una campaña adicional destinada a dar un paso inconstitucional adicional - similar al de la nulificación de las leyes de obediencia debida y de punto final - al reclamar que se revean y anulen los indultos dictados por el doctor Carlos Saúl Menem y su gabinete, en cuanto corresponde a los jefes militares que derrotaron a la subversión armada, bien que exceptuando y manteniendo el indulto, sin embargo, para los cuadros paramilitares de esas mismas organizaciones terroristas;

b) ya que parecen no estar dispuestos a continuar soportando vejámenes y ataques permanentes, los sectores de las fuerzas armadas y de seguridad que han sido objeto de la feroz campaña desatada en 1983 a fin de desarticular a esas instituciones fustigando a sus integrantes, comenzaran a dar respuestas que tenderán a acentuar la polarización, ejemplo de lo cual es el primer reclamo judicial efectuado en la última semana de Agosto por un ex miembro de la Policía Federal que sufrió graves consecuencias físicas en el atentado perpetrado por el aparato subversivo terrorista contra el departamento de Coordinación Federal, del que resultaron varias decenas de muertos y centenares de heridos, reclamando que los autores del mismo sean localizados, juzgados y condenados cosa que, hasta el presente no ha ocurrido tras veinte años de gobeirnos constitucionales que han levantado los principios de la justicia como banderas de su gestión (los suscriptores del Informe (2003) Argentina con Lupa, tienen desde fines de la semana que ahora termina, el texto completo de la denuncia judicial del cuadro policial antes referido).

c) del mismo modo, a diferencia de lo que ha ocurrido en el curso de los últimos veinte años y por primera vez, un número considerable de personas coincidentes y defensoras de la gestión de las Fuerzas Armadas en la lucha antisubversiva y durante el Proceso de Reorganización Nacional, se congregaron ya en dos oportunidades - el 8 y el 29 de Agosto, en la Plaza de Mayo, en un número creciente, para expresar su protesta por la detención de los jefes castrenses que derrotaron a la subversión y reclamando contra los "delincuentes subversivos que todavía se encuentran en libertad".

Estas dos pruebas reflejan el efecto de la politica desatada por el doctor Néstor Kirchner que de una manera indirecta repone el fatídico cuadro de los comienzos de la década del '70, con el rigor y vigor de la ideologización que intenta justificarla.


Planes contra las Fuerzas Armadas

En el curso de Setiembre, casi con seguridad, los intentos del gobierno del doctor Néstor Kirchner de avanzar contra viento y marea a fin de mantener en sus manos la iniciativa y de proceder a cambios que impidan rehacerse a una oposición, probablemente avanzará sobre el tema que reclama ahora la izquierda violenta contra los indultos al tiempo de intentar abrir las puertas a una interpretación casuística de la nulificación de las leyes de obediencia debida y de punto final.

Al respecto habrìan surgido en los contornos del gobierno planes que van desde la agitación - coordinada ahora con el acto que se realizará el primer martes de Setiembre en la Plaza de Mayo con el apoyo oficial combinado de la secretaría de derechos humanos dependiente del ministro de Justicia, doctor Gustavo Béliz, y de la propia Municipalidad de Buenos Aires, con la firma del intendente-jefe, doctor Anibal Ibarra (y quizá como un apartado más de los gastos oficiales en la campaña electoral para el ballotage del 14 de este mes.

Este acto constituirá seguramente la cima del iceberg que exhibirá una plataforma en profundidad mucho más extendida ya que supone desde el sostenimiento de una campaña oficial sistemática por diversos medios (medios, de paso ansiosos de un aceite crematístico que tienda a solucionar sus quebrantos), destinada a tratar de crear una suerte de opinión pública favorable para adoptar medidas que respetando o burlándose de la ley avance sobre la libertad de los jefes castrenses - se habla de una cifra de entre 2.300 y 7.000 cuadros - retirados y en actividad.

Este plan no estaría del todo distante de lago que se consideraba hasta hace unos meses como resultado de una elucubración delirante, como es la posibilidad de crear un aparato de reclutamiento de nuevos jefes castrenses, una vez vaciadas las instituciones en cuestión, mediante antiguos oficiales retirados que fundamentalmente hayan tenido contacto anterior con las campañas de los denominados derechos humanos, los que serían reincorporados para cumplir funciones, pero, del mismo modo, con el reclutamiento de antiguos cuadros paramilitares de las estructuras subversivas.

Este esquema que hacia el mes de Abril se consideraba justamente como un "delirio inimaginable" eran analizado con seriedad en medios de la propia subversión residual - o reactivada - tomando como modelos los ejemplos de Nicaragua tras la llegada de los equipos sandinistas y aún de la propia Cuba tras el derrocamiento de Batista.

Sin embargo, un considerable aporte en cuanto a experiencia y sugestivas propuestas habrìan procedido del dictador venezolano Hugo Chávez, acerca de quien hasta el presente no se ha suministrado una explicación oficial plausible para explicar su permaneciera en Buenos Aires durante cinco dìas en formal campaña política.

Si cabe dar crédito a diversas versiones manejadas entre venezolanos residentes en Buenos Aires, tanto como algunos niveles diplomàticos del continente, aparte de asistir al reservado Congreso Anfictiónico, frenado desde el propio gobierno a fin de no provocar conflictivas situaciones con otros países del área, el teniente coronel Hugo Chávez habrìa mantenido intensos encuentros con aparatos de agitación y operativos de piqueteros, ex jefes de las fuerzas armadas de reconocida militancia cercana a los aparatos a sí mismos identificados como defensores de los derechos humanos, cuadros activos y operativos de al menos tres formaciones de la izquierda - patria libre, madres de Plaza de Mayo y movimiento guevarista - aparte de los encuentros públicos con organizaciones polìticas también de la izquierda - en los cuales la experiencia de un militar golpista como fuera el propio Hugo Chávez y la relación de un aparato militar "ad hoc" con un gobierno "revolucionario", habrìan sido temas descollantes de los diálogos.

José Pampuro, Néstor Kirchner, Cristina Fernández de Kirchner y los militares - Indicios crecientemente conflictivos de la relación del jefe del estado con las Fuerzas Armadas, se registraron en el curso de la última semana de Agosto con crudeza hasta ahora no registrada.

El lunes de la semana que viene de concluir, el ministro de Defensa, doctor José Pampuro, comentó en una reunión informal del gabinete enel despacho del doctor Alberto Fernández, jefe del gabinete, que el dinero del ministerio de Defensa se estaba agotando con dificultades para llegar hasta fin de año.

El alto funcionario insistió con el tema, según relato de fuentes inobjetables, en tres oportunidades sin que ministro alguno recogiera el tema hasta que de manera enérgica pidió que se considerara el asunto.

El ministro jefe del gabinete habrìa dicho con sencillez y de manera directa: "Se terminó la plata. No hay más dinero".

Eso mismo, explicó, el ministro de Defensa, le había respondido el ministro de Economía, pero que de todos modos era imposible que continuara el funcionamiento del ministerio o de las Fuerzas sin dinero desde el 31 de Octubre.

"Hablá con el presidente" fue la seca respuesta del jefe de gabinete que, a su turno y sin prestar atención a un nuevo reclamo continuó hablando de otros temas con loas asistentes al encuentro.

El ministro José Pampuro se habría levantado hasta un teléfono tratando de tomar contacto con el presidente de la Nación. Esto mismo lo habrìa prolongado al llegar a su despacho teniendo, finalmente tras dos horas y media, una respuesta positiva

El presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner habrìa escuchado su queja y le habrìa dicho que saliera "a pedir limosna" y "arreglátelas como puedas por que no hay mas dinero".

Fue recién entonces que el ministro subrayó que "se trata de dinero que no me giraron ni entregaron jamás, como vos bien sabes" por lo cual exigía que se cumpliera con los compromisos del presupuesto y preguntaba "a donde giraron, entonces el dinero" que le correspondía.

La respuesta que escuchó telefónicamente fue una prolongada carcajada del presidente de la Nación y después el silencio.

Inmediatamente, el titular de Defensa habrìa tomado un auto y se habrìa trasladado a la Residencia de Olivos donde estaba el doctor Néstor Kirchner.

Este no lo habrìa recibido pero uno de sus secretarios escuchú de su propia boca: "Dígale que estoy aquí y que vengo a presentarle mi renuncia".

Fue entonces cuando el presidente accedió a conversar con el - en ese momento iracundo - ministro de Defensa, quien sin sentarse hizo un breve racconto de "los manoseos" a los que habrìa sido sometido desde el mismo día en que fueron descabezadas las cúpulas castrenses sin que se le comunicara ni siquiera comentara una sola palabra, de manera que habrìa quedado como un ignorante o una pieza sin valor en el tablero en que se jugaba la partida (punto que los suscriptores de Informe (2003) Argentina con Lupa recordaran por que así se relató ene este espacio en junio pasado), pero a lo cual debia agregar ahora la falta de dinero y la burla a la que lo somete la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

Sin transición, el ministro habrìa relatado cómo la senadora y primera dama (o primera ciudadana, como gusta autoidentificarse a si misma) le llevó hace poco tiempo un proyecto de película sobre las Islas Malvinas con el adicional de un pedido formal: que las Fuerzas Armadas suministraran la tropa y cuadros reales a fin de llevar adelante la filmación, encargándose estas de la infraestructura logística de la filmación, así como algunos recurso en billetes que debería aportar el propio ministerio de Defensa.

Cuando en el ministerio de Defensa y luego en las propias Fuerzas se analizó el proyecto, libreto en mano, se concluyó que difícilmente el organismo y las instituciones armadas podrìan suscribir el texto y el argumento central que implicaba un neto corte de "criticas y befas" contra las Fuerzas como tales y su desempeño en las Islas durante el conflicto con gran Bretaña.

"Ni siquiera - aclaró el ministro - podría haber tenido el aval de la cancillería, cuanto menos la del ministerio de Defensa y las Fuerzas".

Pero la esposa del primer magistrado habrìa recurrido a presiones adicionales destinadas a lograr un apoyo que ni siquiera el jefe del Estado Mayor general el Ejército, general Bendini, amigo personal del primer mandatario, habrìa suscripto.

El presidente habrìa mantenido silencio y después de un rato habrìa intentado componer la situación, atribuyendo el tema de los fondos a una "broma intrascendente" argumentando que el titular de Defensa y él "todavía nos conocemos poco: lo mejor es que nos comamos un corderito en Gallegos uno de estos días y charlemos para entendernos mejor", dando por descontado que el ministro habrìa ya retirado su renuncia.


La inquietud de Eduardo Duhalde

Pero en lo inmediato y desde el punto de vista estrictamente política no caben dudas de que el encuentro citado por el propio Eduardo Duhalde con los candidatos a caros legislativos del peronismo en todo el país pero, primordialmente, en la provincia de Buenos aires (se estima que concurrirán el cien por ciento de los candidatos de la provincia de Buenos Aires y alrededor de un quinto de los candidatos en los restantes distritos) parece constituir una de las llaves para interpretar mejor lo que pueda ocurrir en un mes tan electoral y tan conflictivo como el que ahora comienza.

La reunión sucede a dos afirmaciones muy recientes de la señora Hilda - Chiche - González de Duhalde, esposa del ex presidente interino de la Nación, y un del propio ex presidente interino de la Nación, doctor Eduardo Duhalde.

La primera, de la señora de Duhalde, contuvo severas y criticas advertencias contra quienes se postulaban "o apoyan" a candidatos que van por afuera del partido peronista.

Esa advertencia tenia nombre y apellido de destinatario y "subject" incuestionable: estaba destinada al propio presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner que apoya en la Capital federal a Aníbal Ibarra pese a que el partido peronista, como tal, está encolumnado con Mauricio Macri; pero, sustancialmente, estaba dirigida contra el mismo alto funcionario nacional, bien que en el caso más relevante como episodio de contradicción política, registrado en Misiones, donde Ramón Puerta cuenta con el apoyo de Eduardo Duhalde en la estructura oficial del propio partido peronista mientras el presidente de la Nación doctor Néstor Kirchner da su apoyo y hace campaña en favor de la candidatura del actual gobernador peronista, doctor Rovira, que concurre al comicio con una estructura partidaria "ad hoc" ajena a la del propio partido peronista.

Unas setenta y dos horas más tarde, sobre el filo del fin de la semana que viene de concluir, el doctor Eduardo Duhalde hizo un frontal y masivo apoyo a la figura del doctor Néstor Kirchner negando y despejando dudas acerca de la relación entre ambos.

Sobre el mismo tiempo y a la misma hora, la señora Hilda - Chiche - González de Duhalde - hizo un similar y masivo apoyo de la figura presidencial negando la existencia de desinteligencias entre el duhaldismo y el doctor Néstor Kirchner.

Esto ocurría al tiempo que se cursaban las invitaciones para la reunión que debe llevarse a cabo el lunes 1 de Setiembre a las 10 en las oficinas del partido peronista bonaerense en la Avenida de Mayo al 800, en la ciudad de Buenos Aires.

En proximidades al ex presidente interino de la Nación caben pocas dudas - pese a las dos declaraciones de proximidades del fin de la semana que viene de concluir - acerca de la inquietud que domina sus relaciones con el primer mandatario.

No se trata solo de la formal situación imperante con los comicios de la Capital federal y de Misiones, sino que ha avanzado ya hasta las puertas mismas de su máximo - y, técnicamente, único - poder político: la provincia de Buenos Aires.

El presidente ha intensificado su participación en la campaña electoral de la provincia y para el curso de los últimos siete dìas de campaña - desde el 5 hasta el 12 de Setiembre - tiene agendado una visita diría a distintas zonas del Gran buenos Aires.

Lo curioso de estas vistas es que, si bien incluye en el programa a los jefes distritales - en todos los casos hombres del aparato duhaldista -, quienes promueven la visita, formalizan los contactos y atienden la presencia del primer magistrado, son hombres desafectos al ex gobernador de la provincia y ex presidente Interino de la Nación, o bien que han integrado sus equipos pero que, desde hace un par de meses, han generado un manifiesto alejamiento de la estructura central en su propio distrito, generalmente dependiente de la estructura global duhaldista.

Para redondear este panorama inquietante para el doctor Eduardo Duhalde, al comenzar la última semana, una docena de punteros de distintos lugares de la provincia corrieron hasta sus oficinas pasando por encima de los jefes de distrito normalmente reconocidos como duhaldistas y de hecho, sus propios jefes, par denunciar al ex presidente interino de la Nación la existencia de una compleja campaña de alianzas y una suerte de conspiración contra su esposa y contra él mismo.

La conspiración en cuestión consiste en una cadena destinada al corte de boletas para suplir a otros candidatos a gobernador; o bien el corte de boletas de diputados nacionales que encabeza la señora Hilda - Chiche - González de Duhalde - para suplirla por otras de distintos partidos.

Si el recuento de los punteros era correcto, esto alcanzaba en principio a unos 140.000 votantes que, con seguridad establecerían una diferencia de voto en favor del ingeniero Felipe Solá distanciándolo fuertemente de la lista de diputados nacionales encabezada por Hilda - Chiche - González de Duhalde con un doble efecto:

a) mostrar una preferencia del electorado por Felipe Solá más que por la esposa del ex gobernador bonaerense y ex presidente interino de la Nación, con notorios beneficios desde el punto de vista de la estructura partidaria para el actual gobernador y candidato a sucederse a si mismo;

b) una sustancial reducción de los diputados duhaldistas - en esa cifra alcanzaría a dos o tres por efecto el calculo residual del sistema D'Hont - lo que podría redundar en un debilitamiento sensible en el sub bloque duhaldista de Diputados.

Pero más notoria serìa, sin embargo, la disminución de la representación en el propio distrito bonaerense ya que afectaría a no menos de cuatro senadores y quizá a algo más de media docena de legisladores provinciales.

El ingeniero Felipe Solá - Eduardo Duhalde lo sabe - no dispone por si solo de una estructura ni de recursos económicos para montar un operativo de esa envergadura que, si en principio alcanza a 140 mil votantes podría extenderse sin mucho esfuerzo a casi el doble, con un efecto duplicado en perjuicio del ex presidente interino de la Nación y su estructura política en el distrito.

No habrìan existido dudas en el ámbito directo de la estructura duhaldista que el déficit operativo del actual gobernador y canddiato a sucederse a sí mismo, ingeniero Felipe Solá, estaría siendo suplido por una fuente con mayor capacidad operativa.

Sin el menor dejo de dudas, las miradas del duhaldismo y del propio Eduardo Duhalde se dirigieron hacia el presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner único en condiciones operativas a través de la SIDE o aparatos partidarios pequeños disperso en la provincia.- que serian los que se habrìa verificado que operan - y la disponibilidad de ¡recursos considerables, quien habrìa estado montando el operativo, en íntima y abierta alianza con el ingeniero Felipe Solá, junto con su esposa actual de vieja conexión platense en el aparato de montoneros con el doctor Néstor Kirchner y su esposa, la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

De este modo, el doctor Eduardo Duhalde tuvo necesidad de convocar una reunión - hace ya dos semanas - de sus más conspicuos estrategas - de la que estuvo ausente su más veterano "oficial de estrategias" como suelen llamarlo, en broma, el diputado Josè María Díaz Bancalari. presidente del bloque peronista de Diputados, sobre cuya fidelidad recaen actualmente severas dudas debido a su sensible corrimiento hacia los cuadros que se acercan al presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner - para considerar los pasos inmediatos ante esa situación.

En esa reunión se habrìa fijado una fecha tope para comenzar a "operar de manera directa" (sic): fines de Setiembre y comienzos de Octubre, manteniendo en todo el curso del mes de la Primavera el "más estricto contralor y silencio, redoblando los apoyos al presidente Néstor Kirchner y silenciando cualquier diferencia".

El objetivo inmediato del doctor Duhalde consistiría en mantener la apariencia de unidad para frenar cualquier tentativa de fuga - ya se verá más abajo por qué - paralela de efectivos y cuadros políticos, desde las bases de militancia hasta los candidatos y electos en cualquier nivel y región del país.

"Hay que apretar los dientes, por ahora y por treinta dìas", explicó el jueves de la semana que viene de concluir, en privadísimo diálogo, un connotado cuadro de conducción duhaldista.


Kirchner; hacia el nuevo partido

La prevenciòn de Eduardo Duhalde parece haberse redoblado desde mediados de Agosto, cuando llegó a sus manos un detallado informe acerca de los proyectos políticos y partidarios del presidente interino o, para mayor exactitud, el equipo que presidiría el montonero Miguel Bonasso con vistas a la creación de un nuevo partido.
El flamante diputado por la Capital que dio su màs pleno respaldo al candidato Aníbal Ibarra y obtuvo así una afluencia de votos que lo colocó en condiciones de promoverse al rango legislativo nacional - cuenta ya con una sigla que emula al partido de Cuauhtemoc Cárdenas, el ex cuadro del PRI y derrotado candidato a presidente de México - Partido de la Revolución Democrática (PDR).

Pero este u otro nombre y sigla serán los aptos para una estructura que busca coordinar la concurrencia de las diversas corrientes del así llamado "progresismo" sobre una base fundamental: el desgajamiento de importantes sectores del peronismo en la capital, la provincia de Buenos Aires y el interior.

El esquema que leyó Eduardo Duhalde e hizo tremolar sus más ancestrales dudas, temores e iracundia, supone una creciente y conflictivo enfrentamiento en el peronismo a partir de esquemas cerrados de cooptación ideológica.

El proyecto supone una radicalización acentuada de los sectores medios dle populismo peronista tradicional, dejado los extremo populistas y los bordes que denomina "adicionales del neoliberalismo" en una franja que quedaría a merced del duhaldismo por un lado y los remanentes del menemismo, por el otro.

El tema que desarrolla en mayor amplitud esta referido a los comicios inmediatos de los que hace depender la constitución de un poder estrictamente kirchnerista y, como consecuencia, la posibilidad de proseguir el proyecto "desde el poder, única manera de constituir un partido con capacidad de liderazgo y de dominio social y político efectivos" (sic).

Por eso confía en que el apoyo irrestricto del doctor Néstor Kirchner a sectores disidentes del peronismo o, allá donde no se puede realizar el apoyo explícito, con la media palabra a los candidatos alternativos (caso de Santa Fe con el apoyo silente a Hermes Binner y un compromiso formal y público con Jorge Obeid), permitirá al primer mandatario reunir una estructura legislatura nacional que por si sola superará en mucho al duhaldismo aislado en la provincia de Buenos Aires.

El documento sugiere la necesidad de "no ahorrar compromisos, se puedan cumplir o no en lo inmediato, de manera que no debe actuar como limite el hecho de que el personaje sea en el distrito alguien ya comprometido bien que tenga un perfil poco identificado con las lineas ideológicas de la nueva agrupación".

Esta suerte de "pequeño manual maquiavélico" - bien que sin la imaginación creativa de Nicolás Macchiavello - es más precisa cuando presenta ejemplos y formula expectativas, a partir del modelo de estructura que da apoyo a la candidatura de Anibal Ibarra donde confluyen cuadros desde la vieja izquierda populista y comunista
- Frente Grande -; del radicalismo - ARI -; del peronismo - los grupos que esporádicamente han fluctuado hacia Kirchner o sus laterales -; la izquierda "contemplativa" como la llama el estudio - el socialismo democrático - y la izquierda revolucionaria (o violenta) del montonerismo y sus aláteres, donde milita el propio Bonasso.

En terminos políticos directos, el proyecto supone que "Alfonsín será tentado con la idea dle tercer movimiento histórico y la coincidencia con la orientación progresista y social del nuevo partido" destacando que la disolución del radicalismo es una cuestión que favorecerá la integración de una fuerte corriente con cuadros capacitados.

En el detalle el trabajo señala que "muchos quedaran enel camino a pesar de haber sido aliados nuestros en este fin de año prolífico y prometedor" haciendo referencia concreta a casos específicos de la provincia de Buenos Aires - punto en el cual los callos del ex presidente interino de la Nación deben haber restallado de dolor - pero que, de todos modos, "hay que seguir adelante".

El esquema básico conforme con un diagrama que se presenta en las paginas finales, el nuevo partido tendrá cinco nutrientes básicas:

a) el peronismo remanente de la división que provocará el populismo tradicional y los sectores neoliberales incorporados en fecha reciente;

b) la izquierda en sus más variados matices;

c) el radicalismo tanto por la procedencia de Lilita Carrió como de Raúl (Ricardo) Alfonsín:

d) lo piqueteros como fuerza operativa y de calle, màs cuadros de conducción indispensable;

e) sectores empresarios tanto de las finanzas como de la producción, pero fundamentalmente de las Pymes que "hay que organizar por que hasta ahora son solo una sombra de lo que pueden llegar a ser".

Un capitulo breve pero sensible habla de la necesidad de que el partido se organice para "un ejercicio irrestricto del poder, de manera que disponga de cuadros no solo políticos y sociales sino también de seguridad afectos a la nueva corriente que se debe implementar".


La realidad: ejercicios combinados con USA

Rebasando ligeramente el mes de Setiembre, pero anclado en estos 31 dìas, las Fuerzas Armadas tendrán una exposición directa y formal - y el gobierno del doctor Néstor Kirchner deberá decidir de manera inexorable antes dle 15 de Setiembre - la realización del operativo conjunto con efectivos multinacionales donde descuellan los norteamericanos, denominado "Águila III".

El operativo - un ejercicio que se reiterará por tercera vez - se iniciará el 8 de Octubre, aunque las fuerzas comprometidas deberán tener sus primeras avanzadas entre el 25 y el 30 de Setiembre a distintos puntos del territorio.

Intervendrán en el operativo efectivos militares de la Argentina y Estados Unidos, con efectivos que cumplirán una funciòn meramente de observadores, de Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay y Bolivia.

Un centenar de aviones - de los cuales la mitad serán de última generación - se asentarán en las provincias de San Luis y Mendoza, en tanto un total de entre 1400 y 1600 efectivos de tierra, con cerca de 300 vehículos de transportes y blindados, configuran el desplazamiento del más importante volumen de tropas desde hace por lo menos cuatro años.

El punto más caliente del operativo es que el supuesto del mismo es "dar batalla a un comando insurgente", termino ambiguo desde el punto de vista militar que, usualmente identifica elementos subversivos. o, en todo caso un equipo y aparato de "lucha interna" en el territorio, manteniendo en vigencia plena las hipótesis de conflicto de los años previos a la reforma de 1985 cuando se descartó la intervención de las Fuerzas Armadas en temas intralimitrofes.

la novedad y avanzada sobre esos conceptos, es que el operativo "Águila III" supone y legitima la presencia de efectivos castrenses extranjeros asociados a los nacionales para contrarrestar la presencia de un foco "insurgente".

Las acciones "contrainsurgentes" o "antiguerrilleras" asimiladas en modos operativos a "la lucha antiterrorista", configuran un tema castrense que se creía que había sido borrado por el alfonsinismo y que, al parecer, continua presente en la instrucción y formación de los hombres de armas pese al paso de jefes como el general Martín Balza que decía haber abjurado de su pasado asociado a los objetivos del Proceso de Reorganización Nacional.

El mando del operativo estará a cargo de "instructores estadounidenses" con "experiencia en la lucha contrainsurgente real" lo que supone que han tenido experiencia en situaciones de acción desde Viet Nam hasta Irak en fecha muy reciente y posterior a la guerra propiamente dicha. .

La presencia de efectivos estadounidenses reactualiza el compromiso argentino, decidido por decreto en la medida en que el proyecto de ley respectivo no avanzó en Diputados - por el cual se reconoce la inmunidad penal a los soldados extranjeros que deben operar sobre territorio argentino.

Esta sola definición supone que el gobierno del doctor Néstor Kirchner estaría comprometido con estas nociones, algo distante de lo que retóricamente maneja el propio alto funcionario y sus adlateres.

Los problemas inmediatos para el gobierno e Kirchner es que, tolerados y alentados por el propio equipo en la presidencia de la Nación o bien mostrando que han llegado a un punto de penetración que dificulta las decisiones de la propia presidencia, algunos equipos políticos incorporados al gobierno desde Mayo pasado y que proceden de manera remota del montonerismo y otras formaciones subversivas similares, han venido obstruyendo algunas de las decisiones y filtrando información a diversos medios, algo que no habría sido ajeno a las discusiones mantenidas por el ministro José Pampuro con el propio presidente de la Nación, doctor Néstor Kirchner y acerca de las cuales informamos más arriba.

No serìa improbable que el tema se sumara a los reclamos que manejan los piqueteros en la sucesión de movilizaciones anunciadas para la primera quincena de este mes, bien que su principal slogan este dirigido a una "ruptura con el Fondo Monetario Internacional presuponiendo que hacia fines de la primera semana de Setiembre, cuando debería procederse a la firma del acuerdo con el alto organismo financiero internacional, esto no ocurriera y haya una manifestación en la Plaza de Mayo que pudiera dar oportunidad al doctor Néstor Kirchner, a un pronunciamiento de ruptura con aquel organismo mundial.

 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada