Holocausto, ¿le suena?

EL DESGUACE DE LAS FFAA: La Defensa Nacional en la Agenda Democrática

B.O. 07/08/03 DEFENSA NACIONAL Decreto 545/2003 Apruébase el proyecto denominado "La Defensa Nacional en la Agenda Democrática".


Bs. As., 6/8/2003

VISTO el proyecto elevado por el MINISTERIO DE DEFENSA denominado "LA DEFENSA NACIONAL EN LA AGENDA DEMOCRATICA", y CONSIDERANDO:

Que por el referido proyecto se propicia la creación de un ámbito que apunta al debate que avance hacia la actualización de diagnósticos y propuestas que de manera plural aporten a generar consensos para el abordaje de los principales ejes de la política de defensa nacional de los próximos años, en el marco de la elaboración de un Plan Estratégico de Defensa Nacional.

Que el consenso político y la legitimidad social resultan sólidos basamentos para repensar, como una política de estado, la defensa nacional en el marco de un escenario internacional que en su constante modificación tiende a tornar obsoletos con vertiginosa rapidez esquemas clásicos y tradicionales en esta materia.

Que es atinado encaminar, con especialistas, académicos, organizaciones no gubernamentales orientadas a esa temática, instituciones integrantes de la Mesa del Diálogo y otras, un trabajo que permita, con la constitución de un foro virtual de consultas y aportes, talleres, seminarios y plenarios a realizarse en universidades, centros de estudio e instituciones relevantes, con expertos locales e internacionales, arribar a conclusiones en un documento final que se ponga a disposición del conjunto de las instituciones.

Que el objetivo central de tal propuesta se encamina a la creación de una verdadera conciencia nacional y a lograr incrementar la sensibilidad de la ciudadanía sobre la necesidad de participar activamente en la definición de una política de estado en materia de defensa nacional que sobre sólidas bases de intercambio y participación, permita encarar los cambios necesarios en la nueva etapa institucional de nuestro país.

Que la Ley de Defensa Nacional N° 23.554, expresamente establece que la defensa nacional constituye un derecho y un deber para todos los argentinos, y asimismo prevé la participación activa del Pueblo de la Nación en las cuestiones esenciales de la defensa, como integrante del Sistema de Defensa Nacional.

Que a tales fines se encaminan los dispositivos que se establecen en el Anexo I del presente, en cuanto define el esquema teórico general de "LA DEFENSA NACIONAL EN LA AGENDA DEMOCRATICA", esquematiza el proyecto en sus TRES (3) etapas, lo desarrolla en sus objetivos, tanto generales como específicos, aporta una metodología y un plan de trabajo, una agenda tentativa de temas a abordar en NUEVE (9) puntos y constituye un Consejo Asesor y el correspondiente Comité Académico que dirigirán su accionar.

Que la presente medida, se dicta en uso de las atribuciones emergentes del artículo 99, inciso 1, de la Constitución Nacional.

Por ello

EL PRESIDENTE DE LA NACION ARGENTINA DECRETA:

Artículo 1° - Apruébase el proyecto del MINISTERIO DE DEFENSA denominado "LA DEFENSA NACIONAL EN LA AGENDA DEMOCRATICA" que, como Anexo I forma parte integrante del presente Decreto.

Art. 2° - Encomiéndase al señor Ministro de Defensa la coordinación de las acciones que resulten necesarias para el cumplimiento de los objetivos establecidos en el referido proyecto.

Art. 3° - Facúltase al señor Ministro de Defensa para dictar las normas complementarias y aclaratorias necesarias para la puesta en marcha del proyecto que se aprueba por el artículo 1° del presente Decreto.

Art. 4° - Comuníquese, publíquese, dése a la Dirección Nacional del Registro Oficial y archívese.

KIRCHNER. José J. B. Pampuro.

A pesar del discurso sobre el interés oficial en la opinión de todos, la selección de participantes corrió por cuenta del Gobierno, que realizó una convocatoria arbitraria y cerrada, lo que ilegitima el procedimiento y sus conclusiones. Algunas organizaciones que solicitaron la incorporación a los debates fueron rechazadas a través de amable misiva del Ministerio de Defensa. Mejor suerte corrieron otras. En la tómbola dedocrática han resultado favorecidos, por ejemplo, un miembro de la Fundación Rioplatense, de fecundísima labor en temas militares, y un par de licenciados pertenecientes a la prestigiosa ONG "Ser en el 2000".

Los "suertudos" elegidos van a debatir, opinar y decidir, entre otras cuestiones, sobre "Integridad territorial: la cuestión de las Islas del Atlántico Sur y la Antártida Argentina" (usted temblará, como yo, ante la coincidencia geográfica entre el tema y la procedencia del Primer Mandatario), "Derecho internacional humanitario" (usted sospechará lo mismo que yo al respecto), "Cooperación de las FFAA. en la reconstrucción de las capacidades estatales" (usted se preguntará, como yo, que ¿qué?), "Misiones principales de las FFAA." (usted acotará, como yo, que no es en plural, sino en singular y que la respuesta es, simplemente, la defensa nacional), "Carrera de funcionario de defensa" (usted se espantará, como yo, con la idea de la formación profesional de más burócratas, pues capacitación y empleo público son conceptos que, por lo general, se excluyen) y "Rol de la actividad de inteligencia en la Defensa Nacional" (usted balbuceará, como yo ya con un hilo de voz y los ojos en blanco, "Ay, Dios!")

Tramposa, al pie de página y en cuerpo de letra sensiblemente menor, exclusivo para lectores de aguda visión, una discretísima llamadita reza: "Los referentes académicos serán convocados a título personal" . Esta explícita aclaración contradice el texto del decreto en cuanto a la promesa de que "La etapa inicial tiene por objetivo la elaboración del informe académico". ¿En qué quedamos, señores?

Dentro del "nuevo rol" que el gobierno tiene en mente dar a las FFAA, hay un tema de desvelo especial: el papel de la Armada Argentina. Ocurre que para los actuales gobernantes, con una " adecuada " modificación orgánica e ideológica, el Ejército y la Fuerza Aérea podrían cumplir el papel que el nuevo esquema de defensa tiene previsto para las FFAA.

Pero interpretan que la Armada es una cueva de nazis que no tiene razón de ser y que, además, se superpone con la Prefectura. Es por eso que se trabaja en un proyecto donde la Infantería de Marina pase al ejército como tropa especial anfibia, Aviación Naval, ante la ausencia de portaviones, redistribuye unidades y personal en Fuerza Aérea, con lo cual, lo que resta por resolver es el destino de navegantes y buques. En el esquema ideal, de capitán de Navío para arriba pasarían a retiro y el resto sería incorporado a Prefectura. Los submarinos se venden y las unidades aptas pasan a Prefectura. Aún no hay definición sobre la actividad naval antártica. Pero está en la agenda. Será cuestión de esperar los devaneos de los ilustrados.

¿Guardará relación este proyecto con el Decreto 1410 de Reforma del Estado, que traspasó la Prefectura de la órbita del Ministerio de Defensa a la de Interior y posibilitó su reequipamiento de forma tal que, en la actualidad, duplica al de la Armada? ¿Será un dato menor que la habilitación para el comando de buques no lo otorga la marina de guerra ni la mercante, sino la Prefectura?

La liquidación del portaviones terminó de convertir a la Armada Argentina en una fuerza defensiva cuyas últimas maniobras las hizo utilizando buques brasileños. Recordemos, como al pasar, que la tesis de Rumsfeld respecto de liquidar los grandes portaviones hizo agua cuando la guerra en Afganistán.

Si bien hace más de 20 años Edward Lutwark. asesor del Pentágono, se erigió como el principal teórico de la disolución de las armadas, sugería primero desarrollar un potencial misilístico del cual la Argentina carece.

Esta propuesta, en definitiva, no es más que una copia de lo actuado después de la Segunda Guerra Mundial con la Armada alemana. Cuando un país pierde sus aspiraciones estratégicas, como en nuestro caso, lo primero que le sobra es una Armada.

 

Lic. María Zaldívar

 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada