PERSISTE LA FUERZA DEL VENDAVAL ELECTORAL PERONISTA?


Suipacha 190 8º 808 – (C1008AAD) Capital Federal, Argentina (54-11) 4328-6040 / 15-5009-2423

www.fundacionbicentenario.org           info@fundacionbicentenario.org


El peronismo bonaerense realizó sus mejores elecciones cuando Menem y Duhalde fueron candidatos

Felipe Solá es el gobernador peronista elegido con el menor porcentaje y obtuvo un millón de votos menos que Ruckauf

Fundación Bicentenario realizó un informe sobre los resultados electorales obtenidos por el Partido Justicialista de la Provincia de Buenos Aires para los cargos de gobernador y vicegobernador y para diputados nacionales desde el inicio de la democracia. Las conclusiones son las siguientes:

Elecciones y frentismo

Entre 1983 y 2003, en la Provincia de Buenos Aires se llevaron a cabo 11 elecciones para diputados nacionales y 6 para gobernador. En cuatro oportunidades – 1983, 1985, 1997 y 1999 – el peronismo perdió en la categoría diputados, y en sólo una – en 1983, cuando triunfó la UCR consagrando a Alejandro Armendáriz – fue derrotado en la categoría de gobernador.

Es evidente la hegemonía del peronismo orgánico, que en 10 de las 11 elecciones vertebró diversos frentes, integrados por aliados tan disímiles como el PI de Oscar Alende y la UCEDE de Alvaro Alsogaray. En una sola oportunidad - en el 2003 - se presentó con el nombre de Partido Justicialista.

El peronismo en general, y el peronismo bonaerense en particular, tienen la habilidad de articular alianzas heterogéneas y sumar apoyos por derecha y por izquierda sin perder identidad. Se trata de una de sus características destacables que lo convierte en una formidable maquinaria electoral, con gran capacidad para mantener un electorado fiel, retener los votantes y, consecuentemente, el ejercicio del poder.


Piso electoral alto

Desde 1983 el peronismo nunca obtuvo menos del 36% de los votos, conservando un piso muy alto que consolida su hegemonía en las elecciones. Su principal contendiente, el radicalismo, llegó a fluctuar en una banda que va del 51,41% en las presidenciales de 1983 con Raúl Alfonsín, al 1,11% en las presidenciales del 2003, con Leopoldo Moreau como candidato.


Menem - Duhalde, la mejor combinación

Una de las conclusiones más llamativas de este trabajo es la de comprobar que el P.J. de Buenos Aires realizó sus mejores performances electorales en los años en los que Carlos Menem y Eduardo Duhalde fueron candidatos, ya se trate de Menem – Duhalde como fórmula presidencial (1989), o Menem candidato a presidente y Duhalde a gobernador (1995).

Queda en evidencia que cuando ellos fueron candidatos, el peronismo de la provincia de Buenos Aires realizó su mejor elección. Esto surge claramente cuando se analizan los resultados de 1995, que fue el mejor del P.J. en estos últimos 20 años. Menem y Duhalde encabezaron las boletas como candidatos a presidente y a gobernador, lo que generó una sinergia traducida en un triunfo rotundo. Ese año Menem fue reelegido holgadamente en la primera vuelta sin necesidad de ballotage, y Duhalde también fue reelegido con record de votos y porcentaje.


Las mejores elecciones

Las dos mejores elecciones en la categoría Diputados Nacionales del peronismo en la provincia fueron en el año 1995 (48,8%) y la del año 1989 (47,5%).

Las dos mejores elecciones en la categoría a gobernador fueron la del año 1995 (56,7%) y la del año 1999 (48,3%)

En 1995, Menem era candidato a la reelección presidencial, y Duhalde también aspiraba a repetir en la provincia, como gobernador. Fue mejor elección del peronismo en ambas categorías desde 1983.

 

Mayor cantidad de votos

Del análisis surge que también el año 1995 fue excepcional para el peronismo en cuanto a cantidad de votos, ya que obtuvo más de 3,6 millones de votos para gobernador, y más de 3,3 millones para diputados.

A modo de comparación, señalamos que Felipe Solá obtuvo un millón menos de votos que Duhalde en 1995 y un millón menos que Ruckauf en 1999. Es importante considerar, además, que el padrón electoral tenía mayor número de electores en el 2003 que el de las dos elecciones citadas.


Solá, el gobernador peronista menos votado

El estudio indica que en las elecciones del 14 de septiembre pasado, el peronismo realizó – para gobernador – la peor elección de una fórmula triunfante, ya que obtuvo el 43,3% de los votos, 5 puntos menos que Ruckauf en 1999 (48.3%), 3 menos que Cafiero en 1987 (46.4%) y 3 y 13 puntos menos en comparación con los dos triunfos de Duhalde (1991 y 1995, 46.3% y 56.7% respectivamente).

 

Adjuntamos dos cuadros con los resultados obtenido por el PJ en todas las elecciones a gobernador y a diputados nacionales realizadas en la provincia de Buenos Aires, con los porcentajes logrados.

 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada