GESTION DE GOBIERNO: DIAS SIN HUELLA.

POR GABRIELA R. POUSA

 

POLÍTICA EXTERIOR

 

A juzgar por los medios de comunicación nada sucede como para preocuparse. Sobre todo si usted no ha tenido actuación política, cívica y profesional (es decir si no ha tenido existencia) en la década de los 90.

Los diarios del fin de semana mostraron la ruta turística que realizara el Presidente Néstor Kirchner junto a su par brasilero, Lula da Silva al tiempo que proclamaban una suerte de unión que a grandes rasgos se explicó como la salvación de la política económica argentina.

Sin embargo, más allá de los pactos en política han existido y con mayor afluencia las traiciones o bien las violaciones a lo pactado. Lo escrito con la mano se borró con el codo, a veces en menos de 24 horas.

Sin ir más lejos el pasado 6 de octubre Brasil cerraba otro acuerdo con los Estados Unidos. Esa actitud comercial del país "aliado" demostró, una vez más, que los industriales brasileros "no dependen de nuestra producción de trigo para seguir produciendo harina" ni tienen una fidelidad manifiesta hacia las promesas "diplomáticas" que Lula suele hacer al reunirse con otros mandatarios en sus sucesivas giras.

¿Por qué habríamos de creer que está vez la situación será sustancialmente diferente?

Asimismo, si atendemos las cifras de lo que representa el comercio exterior de Argentina para Brasil podemos comprobar que la alianza con Lula no amerita gran trascendencia si se trata de medir consecuencias en la faz económica.

El último año las exportaciones a Brasil contabilizaron unos 4.753,6 millones de dólares mientras que, en el año 2000 alcanzaban unos 6.991,3 millones de dólares. Y sobre todo teniendo en cuenta que, en plena crisis del 2001, sumaban unos 6.216,8 millones de dólares.

Amén del encuentro con el jefe de Estado brasilero, otra maniobra en este ámbito fue la que realizara el canciller Rafael Bielsa en Cuba.

¿Un error? Posiblemente podrían alterarse dos letras: un horror. Si se quiere matizar la realidad podría decirse que fue una sucesión de torpezas.

En primer lugar no ha trascendido una causa firme por la cuál el canciller asistiera a la isla. Los medios dieron cuenta de un intento de recuperación del dinero que Cuba le debe a la Argentina.

Pero no es competencia del Ministro de Relaciones Exteriores y Culto negociar la deuda, de hecho ese intento ha generado ciertos resquemores dentro del gabinete donde la calma en estos últimos tiempos escasea.

Finalmente, Bielsa desatendió las voces disidentes y retornó con una suerte de burla al confesar que le hicieron una contra oferta requiriendo una quita del 75% en la deuda...

Bromas hubo varias: apelaciones a trueques (medicación por billetes) y hasta una solicitud no muy difundida de reiterar el guiño que nos mantenga en silencio cuando deba adoptarse una posición como Nación acerca de los derechos humanos en la isla...

Al menos, en misión turística, Néstor Kirchner logró una invitación del premier de Brasil a su fiesta de cumpleaños, Bielsa ni siquiera...

La opinión de los Estados Unidos al respecto no es tan relevante como podría parecer que lo fuera por cuanto el peso de la Argentina no es de tal magnitud de alterar sus proyectos o bloqueos comerciales hacia el país castrista.

Finalmente, en materia de política exterior volvimos a adoptar esa neutralidad tan característica argentina - aunque en dimensiones muchísimo menos trascendentes desde luego-, ante la crisis que azota a Bolivia.

Eso sí, supimos demostrar nuestra consideración a través de los piqueteros que sin estar completamente seguros de los motivos, igual escarcharon la embajada del altiplano en pleno centro porteño.

 

LA GESTIÓN DE GOBIERNO PUERTAS ADENTRO

Veamos, qué más hay de prometedor en la política interna...

Los frentes de batalla anunciados en el panorama de la semana pasada, están a la orden del día: sigue en la mira la Policía, con consecuencias más complejas que las que asoman a la luz posiblemente... y que lo triste es que en gran medida responden a internismo político más que a depuración concreta y coherente de una fuerza.

Continúa la SIDE con una depuración complicada, mano de obra desocupada que queda ociosa con información interesante para chantajes...

Y una nueva embestida contra otro sector de las Fuerzas Armadas por cuánto no habrá disponibilidad de bonos siquiera para pagar lo adeudado a éstas.

La seguridad a todo esto, la sufre el pueblo. El "secuestro" de González Gaviola puede publicarse solamente junto a noticias como la separación de Susana Jiménez.

El tema se divide entre el malestar en la policía, la inoperancia del Ministro de Seguridad, la interna entre Capital y provincia y un ingrediente político en el tema de la violencia en el football. Es decir: frentes de batalla también hay y surgirán más contundentemente puertas adentro del mismo gobierno.

Gustavo Béliz no ha salido del gabinete aún porque sería una forma de victimizarlo, dicen en el duhaldismo. Pero la interna entre éste y Aníbal Fernández deviene de un conflicto aún mayor del primero en las filas del PJ bonaerense.

Béliz adora la teoría del complot: la utilizó al salir del gobierno de Menem, la cree ahora al pensar en un Ministerio del Interior deseoso de quitarle de su órbita a la Federal y un ministro de Seguridad bonaerense, Juan José Álvarez, a quién sitúa como parte del problema de la corrupción policial y no de la solución. Pruebas: ninguna, al menos echada sobre la mesa o ante la Justicia. En rigor, el problema para Béliz no es Álvarez: es Duhalde.

Con esta situación y los antecedentes en el tema, el conflicto con la Policía tenderá a acentuarse.

De algún modo Béliz depende de las cuestiones que enfrentan a Lavagna con De Vido y a las aspiraciones -cada vez menos ingenuas- de Alberto Fernández por ocupar la cartera de Economía para reestructurar la deuda y dejar en Cancillería a Lavagna poniendo la cara afuera. De ese modo, Béliz podría partir a la Santa Sede y Bielsa a Justicia. Pero es remoto que esto suceda antes del 10 de diciembre.

También surgen versiones como aquella que ubica en Economía a Pedro Lacoste, director del Banco Central pero De Vido no dio ningún visto bueno y eso en el gobierno pesa.

 

PAMI, INTERNAS Y SINDICALISMO: MUCHA MEZCLA

 

La situación de González Gaviola es complicada: primero, sostuvo que su esposa fue contratada ad honorem, después admitió un viático de 6 mil pesos. El tope de sueldos en la administración es de 3 mil. Además hay otros 110 empleados provenientes de su provincia (Mendoza) en situaciones poco limpias y en medio, el "secuestro"...

Jubilaciones, PAMI y tercera edad siguen postergados en un acto descarado del gobierno, aún cuando vienen sufriendo dicho trato desde tiempos inmemoriales.

El PAMI a la vez adeuda unos $ 972 millones a las prestadoras de servicios de salud. Junto a otras obras sociales la deuda alcanza a 2.746 millones de pesos.

El colapso en este sentido es inminente y abarcaría a casi 16 millones de personas que se atienden en dependencias relacionadas al organismo y al Estado Nacional.

¿Quién puede ocupar el organismo? Hermes Binner, dicen algunos. Otros le reservan al santafesino el sitial del ministro de Salud, Ginés González García. Pero que Binner integrará el gabinete –pasado el 10 de diciembre- es un hecho.

La entidad que el presidente aseguró desguasar hasta dejar limpia está en tinieblas y los sindicalistas siguen dentro dando pelea.

EL PJ

Fellner, a cargo del PJ por maniobras de Kirchner y Duhalde en forma conjunta deberá dejar sin posibilidades de regreso al partido a Carlos Menem. Con ese fin convocará a un congreso peronista para reformar la carta orgánica partidaria, y modificar la estructura de la conducción justicialista.

A Menem le queda una alianza con Rubén Marín, de La Pampa quien presentó una propuesta para que los delegados o consejeros puedan ser elegidos por los distritos partidarios, sin necesidad de que sean gobernadores ni presidentes del partido peronista de sus provincias, sino tan sólo "delegados".

De ese modo, quedaría a salvo Marín y Menem (por La Pampa y La Rioja) pudiendo ser electos como delegados y así participar del consejo nacional como consejero y postularse como titular del partido.

Sin embargo, Fellner está bien relacionado para ponerle obstáculos: Alfredo Atanasof, Carlos Ruckauf, Luis Verdi y Eduardo Amadeo merodean su despacho.

Además, a través de Jorge Yoma, actual aliado de Kirchner pretenden convencer al gobernador riojano, Ángel Mazza ofreciéndole planes asistenciales para la provincia y plegarlo a la maniobra anti-menemista.

De todos modos el operador político por excelencia dentro de este equipo es Juan Carlos Mazzón, jefe de la Unidad Presidente.

LA TRANSVERSALIDAD: EL SUSTENTO DE KIRCHNER

Mientras Duhalde acepta por conveniencia la transversalidad, espera que Kirchner descienda en su imagen, como de hecho lo viene haciendo.

¿Qué es esto de la transversalidad? Una suerte de rejunte de consenso o mejor dicho y sin rodeos la conformación del kirchnerismo.

Kirchner tiene la mira puesta para sujetarse en figuras que han obtenido buenos resultados electorales en estos últimos meses: Luis Juez (emergente en la política cordobesa como líder de la renovación contra la vieja figura de José Manuel De la Sota) es uno de ellos.

Incluso Chacho Álvarez estuvo reunido con el Presidente para dar forma a esa maniobra pretendiendo auto-convocar horizontalmente a todas las expresiones políticas que expresan esa suerte de progresismo en el país.

¿Quiénes están en ese camino? Para los hombres del santacruceño tras ello están: Ibarra, Carlos Rovira, de Misiones, Hermes Binner, que perdió por poco la gobernación en Santa Fe pero retuvo Rosario para su partido, Martín Sabatella, electo intendente de Morón, y otros líderes que suponen irán surgiendo.

Sin embargo, la deslealtad en el marco político no es algo nuevo y confiarse de un rejunte de intereses personales no es serio. Ibarra y Kirchner creen que por ejemplo, Luis Juez será aliado irrefutable de ellos.

¿Pero cuánto tiempo Ibarra estará parejo con Kirchner? Nadie lo sabe si se recuerda que lo estuvo de De La Rúa, de Álvarez, de Fernández Meijide, etc.

Pero Kirchner promete. A Juez le ofreció asistencialismo a granel. Sabe que De la Sota podría escatimarle financiamiento al intendente de la capital cordobesa.

"Es que la transversalidad es la esencia del mismo peronismo. Es el origen del peronismo del 46", dicen cerca del Presidente. Auguran dos ejes donde Kirchner podrá sustentar su estructura transversal: el PJ y su aparato partidario por un lado, y el armado netamente transversal que constituyen los líderes extra-partidarios con coincidencias con el Gobierno.

Conviene, sin embargo atender que ambos grupos tendrán y tienen sus objetivos propios y competirán electoralmente. Posiblemente todos estén incluidos en el peronismo pero la diferencia estará en ver si es una conformación estructural o realmente transversal...

No pongo manos en el fuego por esto último.

Bastará observar como será el enfrentamiento entre Eduardo Duhalde y el kirchnerismo en el 2005 cuando armen sus respectivas listas.

 

PRENSA: UN FRENTE DELICADO

La cantidad de denuncias explícitas e implícitas sobre la presión del gobierno para con los medios de comunicación comenzó tímidamente a ser difundida. De alguna manera es el único modo de que se sepa. Por parte del gobierno el silencio otorga o a veces asoma algún funcionario con gesto displicente tratando de no adherir a los rumores.

Pero, no hace falta un análisis muy exhaustivo de lo que acontece: basta que cualquiera con un mínimo de discernimiento observe durante una semana alguno de los principales medios para observar de qué manera el tema de hoy si genera obstáculo al gobierno va desapareciendo significativamente, pasando de portadas a páginas impares y luego a pares hasta quedar relegadas a archivos.

Lo mismo sucede cuando se siguen columnas de periodistas que a esta altura una creía superados, es decir fuera de ese circuito de prebendas y sobres que en cierto periodismo ha calado hondo. Sin embargo, hay enamoramientos repentinos, elogios vacíos de contenidos o temas intrascendentes enmarcados como las novedades esenciales de una Nación pujante.

No es ético a mi criterio dar nombres. Además, la mayoría de ustedes saben de quiénes se trata. En ese sentido hay una a favor: la gente ya no compra verdura podrida. Y todavía hay letras que no están enviciadas, sólo hay que saber buscarlas y atender las entrelíneas.

Hasta la oposición, si es que la hubiera, comenzó a tomar el tema de la presión a los medios de prensa como bandera de lucha. Así lo hizo Elisa Carrió.

Como el ARI es un desorden y las ideas nunca fueron su sustento ni su posibilidad de adentrarse al juego, buscan las debilidades del gobierno para mantenerse activos. Pero en general están de acuerdo con el rumbo general del Gobierno. No se involucra esperando hallar maniobras corruptas en los pliegues nuevos de licitación, en los pasos de De Vido o en las maniobras de Ibarra. Especulación.

En ese aspecto buscan reclamar una mejor democracia, o más democracia, como si fuese posible hallar grados en un concepto que no admite más que verdad o falsedad sin matices. Carrió va a denunciar cuando Kirchner se muestre fuerte para que no crean que son meras artimañas electorales. Por eso habla ahora y calló antes.

El resultado es el mismo: se hizo la fama, denunció sin asidero hoy su credibilidad es la del pastor anunciando que el lobo llegó.

Queda esperar una resurrección de López Murphy siempre y cuando sepa que, tiempo que pasa, son votos que las urnas no recogerán mañana.

JUSTICIA: EL TURNO DEL JUEZ GALEANO

El tema AMIA volvió a abrir heridas con las promesas electorales que hiciera Kirchner antes de asumir aseverando que no quedaría impune. Un obstáculo hoy representa para el gobierno la actuación del juez federal Juan José Galeano.

La Amia que está en una de las primeras páginas de la agenda presidencial se relaciona a otros pedidos de la comunidad judía por rever su situación agravada quizá por los dichos del jefe del Ejército, Roberto Bendini que desde el gobierno lograron dejar en segundo plano.

Al descalificar los archivos de la SIDE no sólo comenzó la batalla contra esa entidad sino que cayó Galeano en la volteada. La declaración de agentes como testigos lo pusieron en una situación más que complicada dejando al descubierto que pudo haber manejos turbios para no esclarecer el atentado.

En ese sentido queda involucrado los sectores políticos de la época del menemismo y que necesitaron sí o sí contar con complacencia del juez de la causa. No es difícil imaginar un eventual juicio político en el mediano plazo para Galeano.

Si aún no sucedió tal cosa es por las internas en el Consejo de la Magistratura, pero la decisión está en Gobierno.

El logro en esta materia es primero la incorporación de Eugenio Zaffaroni. Por eso desde el Ejecutivo no están apurados en otra contra ofensiva dentro del ámbito de la Justicia en forma inminente. Quieren bajar decibles.

PRIVATIZADAS: LA DECLARACIÓN DE GUERRA

Las privatizadas están en plena batalla: 10 minutos sin luz en una zona céntrica fue la declaración de guerra. ¿Qué se espera?

Seguro:

  1. Un aumento en el precio de las velas a raíz de una mayor demanda de estas.
  2. El intento de ciertos comerciantes por asirse de unos pesos más para salvaguardar las pérdidas que puede deparar cortes de energía en vidrieras, heladeras, etc.
  3. La obsesión del Presidente por la estatización de áreas que puedan aportar al Tesoro Nacional de modo de mantener cierta paz cuando la ciudadanía comience a "darse cuenta"
  4. El regreso de la teoría oficialista de la conspiración y el complot: todos atentan contra Argentina...
  5. La victimización del Gobierno ante el boicot empresario.

Posible:

  1. Negociaciones tras bambalinas para acordar soluciones que dejen al Gobierno como el ganador de la contienda.
  2. El ataque a Menem y su gabinete por haber llevado a cabo una privatización con sectores "mafiosos" (palabra que ya se comenzaron a usar funcionarios y periodistas cercanos a Kirchner)
  3. Un operativo de prensa que utilice a los usuarios como medios de presión haciéndoles creer que las empresas quieren transferir a éstos los costos de su ineficiencia o falta de inversión cuando si esta ha faltado ha sido por la inseguridad jurídica manifiesta.


Causa: Renegociación de contratos, tarifas y problemas de inversión que no se solucionan con índices de crecimiento económico del 0,3% o con un dólar estable por la sustitución de importaciones sino con un sistema institucional garantido, con normas y reglas concretas y estables para unos y otros.

La inversión de las privatizadas, sin embargo, ya comenzó a caer a fines de los 90. Las importaciones de maquinarias del sector de electricidad, gas y aguas cayeron el 16% en 1999, el 5% en 2000, el 20% en 2001 y el 67% el año pasado, pero se recuperaron el 70% en el primer semestre de 2003. El de telecomunicaciones bajó a partir de 2000, el año de la desregulación: el 55% en 2001 y el 69% en 2002, pero subió el 46% en la primera mitad de este año.

Desde París, el director de EDF, Gérard Creuzet, confirmó que la deuda de la empresa asciende a u$s 500 millones y que no es posible resolver el conflicto mediante una inyección de dinero desde Francia sino que debe ser reparado desde la misma explotación del negocio en Argentina.

Así como Argentina estipula un claro mensaje a sus acreedores, lo mismo hacen las privatizadas de servicios advirtiendo que no habrá más fondos frescos para depositar en las empresas en el ámbito local.

Los servicios públicos, con 21 meses soportando la incertidumbre sobre tarifas y los temas referentes al marco regulatorio, tendrán una larga espera. Mientras empieza otro round.

Edesur y Edenor, concesionarias del servicio eléctrico, anticiparon posibles problemas con el suministro de energía durante el verano ante la falta de mantenimiento, producto del congelamiento de las tarifas. A su vez, el director de Petrobras, Oscar Vicente, aseguró que las reservas de gas caen a un ritmo del 10% anual.


Conclusión: Apagones, suministros de agua cortados y demás "servicios" (valgan las comillas) que comienzan a ser los fantasmas de un verano problemático.

Lo cierto es que "Inversión se necesita" Pero la política de seducción de Kirchner es nula y se requiere un negociador y no un contrincante para establecer marcos

regulatorios, jurídicos y gubernamentales eficaces. Plantear una batalla en vez de negociar la paz acarrea siempre las mismas nefastas consecuencias.

LA COYUNTURA ECONÓMICA DEUDA y COPARTICIPACIÓN

Los temas que hacen a la coyuntura económica no son novedosos:

- Reestructuración de la deuda que comienza a ser un verdadero problema. La quita del 75% por más que Kirchner sea duro y recio, no es admitida afuera. La industria del juicio, en este aspecto, es la que más crecerá en esta década.

- Por otra parte la coparticipación federal que no logra modificarse es otro asunto en ciernes. Cada año genera polémicas. La relación fiscal Nación-Provincias siempre dejó mucha tela por cortar.

¿Qué es la coparticipación federal? La coparticipación es un sistema por el cual bases tributarias -compartidas entre las provincias y la Nación- deben distribuirse según esta última entre las 24 jurisdicciones.

Básicamente, los sistemas de coparticipación tienen el objetivo de resolver asimetrías en el nivel de centralización de la gestión de los recursos y de la ejecución del gasto.

En el caso argentino, esta asimetría hacia las provincias –y por lo tanto responsabilidades de gasto– no fueron acompañadas por una correlativa descentralización de las responsabilidades sobre la recaudación tributaria.

Y los favores políticos estuvieron a la orden del día asignando sin justicia ni razones concretas los recursos. Kirchner además debe pagar varios de éstos: no hace tanto que debió solicitar el apoyo a su candidatura para ser hoy el Primer Mandatario argentino.

Las provincias tienen a su vez intereses diversos. La distribución primaria (es decir, la asignación entre la Nación y las provincias) implica un volumen interesante de recursos tributarios cobrados por el Gobierno central. (*)

Hay temas como el de la promoción industrial que generan cortocircuitos favoreciendo sólo a algunas provincias. Hay transferencias implícitas por millones de pesos. La discusión involucra también el tema previsional, (sobre la coparticipación hay una detracción del orden del 15 % del total de los ingresos para ese sistema y, 14 provincias han transferido sus cajas de jubilaciones a la Nación)

(*) Quedan fuera de este régimen las imposiciones sobre el comercio exterior y otros ingresos bajo excepciones explícitas que vendrían a representar un 60 % de total de los ingresos provinciales y un 80 % de los ingresos tributarios nacionales.

El régimen de coparticipación debe ser modificado por cuanto está enviciado de conflictos. En primer lugar, no está fijado por ley, el porcentaje de la coparticipación que le corresponde a cada provincia, en función de criterios de eficiencia económica o equidad, sino a partir del poder político que cada jurisdicción pudo mostrar en el momento de su discusión.

Por lo que estos coeficientes no guardan relación con ningún registro en particular (producción, tamaño de la población, desarrollo relativo, familias indigentes, etc.)

INDICADORES DE COYUNTURA ECONÓMICA

Muestran a simple vista un crecimiento de la actividad económica sin ser real el estado de desarrollo sustentable que pretenden vender a la ciudadanía.

Algunos indicadores privados muestran que la actividad general de la economía, incluyendo todo tipo de actividades, entre ellas las realizadas por el sector servicios, no se está moviendo al ritmo de la industria. Según el índice que elabora la consultora de Orlando Ferreres, en septiembre la actividad económica general sólo creció 0,3 por ciento contra agosto. Eso no puede considerarse un éxito en materia económica.

Por ejemplo se verá que para establecer o potenciar un crecimiento genuino, basado en las exportaciones o en la sustitución de importaciones como se pretende y en inversiones hay dos asuntos a considerar: 1) la desaparición de las retenciones 2) el alto costo del impuesto que en el mediano plazo al menos debería quedar sin asidero. Con esto se mejoraría la competitividad del sector exportador, y se incentivaría la intermediación financiera que permita facilitar la aparición del crédito. Pero no hay nada de ello.

En materia de jubilaciones y salarios ya se estipuló en el Presupuesto 2004 que no habrá cambios. El dólar estable no es señal de estabilidad económica es consecuencia de que en la primera mitad de octubre, el Banco Central emitió 800 millones de pesos, retomando una fuerte intervención en el mercado y de las retenciones mencionadas.

Pero la economía queda relegada a un panorama más amplio.

CONCLUSIÓN

De este informe finalmente, se desprende que no hay grandes cambios a la vista en la política argentina, hasta aquí se ha llegado y la meseta no presenta muchas alternativas. Los conflictos internos están a la orden del día y seguimos sin poder hablar de una gestión de gobierno hasta tanto el Presidente y sus Ministros no se dispongan a gobernar. Es decir, establecer políticas de Estado y atender las demandas perentorias de la ciudadanía.

 

(*)Gabriela Pousa se desempeña como analista de coyuntura independiente. No integra ningún partido ni fuerza política así como tampoco en movimientos o entidades afines a ellos.

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada