JULIO BARBARO, UN SOBREVIVIENTE QUE APUNTA A LA SECRETARIA DE MEDIOS.

 

Resumen 11 de noviembre de 2003

Bancos: ánimos caldeados.
La ley que aprobó el Congreso para avalar un bono que compense a los bancos en 10 años por la indexación asimétrica (pero sin computar los costos por los amparos) no terminó de calmar los ánimos de los bancos que operan en la plaza local.

No les alcanza.
Dicen que no alcanzaría para poner en caja la ecuación financiera de las entidades y, por lo tanto, el impacto se vería en las tasas que cobrarían los bancos a la hora de otorgar nuevos créditos.

No inclusión de los amparos.
Lo que más les molestó a los bancos es que el gobierno no hiciera presiones para incluir a los amparos.

Recurrirían a la Justicia.
Incluso dentro de las entidades que engloban a los bancos se llegó a discutir la posibilidad de que algunas entidades recurrieran a la Justicia para ponerle un freno, no sólo al bono compensatorio, que costaría 2.800 millones de pesos, sino también al fondo fiduciario que se crearía para poner al día los atrasos de deudores hipotecarios.

Habrían desistido.
Finalmente, a fines de la semana pasada, las entidades habrían decidido
no avanzar en ese sentido. Sin embargo, habría dificultades en la puesta en marcha del sistema.

Evitan las fotos.
Cuando algún banquero, como Mario Vicens (titular de ABA), aparece en el Congreso para defender la posición de los bancos en algún tema financiero (como, por ejemplo, el de ejecuciones hipotecarias), algunos legisladores (en especial senadores) prefieren levantarse de sus asientos para evitar fotografías conjuntas.

Como Cafiero y Lamberto.
Serían los casos de Mario Cafiero y Oscar Lamberto, quienes prefirieron salirse de la reunión de Comisión en la que se discutía el proyecto delante de Vicens y de varios grupos de ahorristas.

Complicaciones futuras.
Querían evitar cualquier posible complicación futura, como la que padecieron con el caso de Verna en torno de las entidades financieras ylos supuestos vueltos que se repartieron de la mano del ex funcionario Bercún.

De la CTA al Vaticano.
El sindicalista de la CTA, Carlos Custer, admitió que sería "un honor" ocupar la Embajada argentina en el Vaticano y confió en poder cumplir con "las expectativas" del Gobierno, si es designado en el cargo.

Se iría el secretario de Medios.
Ya se comenta en voz alta en los pasillos de la Casa Rosada el alejamiento de José "Pepe" Albistur de la Secretaría de Medios. El publicista del PJ no logró cuajar el proyecto de unificación del multimedios estatal por diferencias políticas en los estamentos vinculados a las comunicaciones y habló decididamente de dar el paso al costado.
También estaría contrariado por la negativa presidencial a adosar Cultura a su área.

Candidato a sucederlo.
Uno de los candidatos a tomar su lugar es Julio Bárbaro, actual interventor en el Comfer, quien le imprimiría una impronta menos empresarial al manejo comunicacional del Estado.

Vocero comprometido.
El equipo de prensa de la Casa Rosada apuntó los cañones contra el vocero ministerial, Armando Torres, sobre quien circulan durísimas acusaciones en el sentido de que utilizaría información confidencial del Palacio de Hacienda en provecho propio.

Manejo de prensa probrísimo.
El tema se agravó este fin de semana después de la convocatoria de Roberto Lavagna a los empresarios, debido a que hizo un manejo de prensa pobrísimo a pesar de haber contado con la complacencia de los periodistas económicos.

No aprovechó la ocasión.
Por ejemplo, se señaló que Torres no aprovechó la ocasión para lograr el compromiso público de los empresarios más importantes que estuvieron en el Palacio de Hacienda.
Así, se dejó ganar el protagonismo por el empresario Osvaldo Cornide, en lugar de promocionar el apoyo de figuras más representativas que estuvieron en la reunión.

Desperdicia esfuerzos.
En la Casa Rosada se sostiene que los esfuerzos que se hace en los medios de difusión a favor de la propuesta externa son desperdiciados por la impericia de Torres y las actitudes soberbias del propio Lavagna.

Gran fuerza de seguridad.
A estas horas asoma como un hecho la creación de una gran fuerza de seguridad urbana, que absorberá a las Policías Federal y bonaerense, cuya conducción sería confiada a un militar especializado en tareas de inteligencia. El nombre que en tal sentido estuvo circulando para ser puesto al frente del proyecto es el general Cabrera.

La ex mejor policía del mundo.
La descentralización de los 40.000 efectivos de la ex "mejor policía del mundo", significaría que una parte sería transferida a la órbita de los municipios que están fuera del área urbana y que un núcleo central lo asimilaría la fuerza conjunta con la Federal, cuyas pautas de capacitación serían utilizadas para instruir a los que pasen de la Bonaerense.

Cuidar a 16 millones de habitantes.
Los residentes a cuidar de Capital y Gran Buenos ascienden a 16 millones, lo cual torna insuficiente cualquier combinación de los actuales elementos afectados a seguridad.

Basta de bonaerense.
Néstor Kirchner ya fue tajante en la reunión de la víspera con Felipe Solá tras haber acordado un día antes con Eduardo Duhalde: basta de bonaerense.

Mensaje mafioso.
En la Casa Rosada estaban indignados, en medio de la euforia por la liberación del chico Belluscio, porque interpretaron que en la oportunidad del hecho había un mensaje mafioso emanado del poder político vinculado a los uniformados.

Los deberes para Solá.
Del encuentro con Néstor Kirchner, Felipe Solá se llevó varios "deberes" para hacer en el ámbito de la provincia: acordar con los intendentes el traspaso de policía territorial a la órbita municipal; abocarse personalmente a la reforma judicial y legislativa en la provincia, y convocar urgente a León Arslanián, para aplicar los cambios que se empezaron a ejecutar en 1998 y que Carlos Ruckauf mandó para atrás a fin de no comprometer las cajas políticas, bonaerenses atendidas por la policía.

Atenuante del gobernador.
El gobernador aceptó que se dejó estar, pero como atenuante esgrime que el duhaldismo lo tiene en jaque y que el propio jefe partidario por un lado le muestra juego y, por otro, se corta solo con intendentes.

Tras la visita a Kirchner, Solá salió convencido que se tienen que dar varias situaciones para realizar esa reestructuración.
Que el aire para poner en movimiento las reformas será obtenido de un cambio de gabinete para el 10 de diciembre.

Que sostendrá a muerte a Juanjo Alvarez aun cuando la bonaerense dejara de ser tal para entonces y que, por ejemplo, un Ricardo Gutiérrez, quien desde el banco Provincia se lleva mal con Roberto Lavagna, será ofrendado en sacrificio.

Que le pidió nombres a Kirchner para integrar a su equipo, pero hasta ahora no obtuvo respuesta.

Y que había tomado conciencia de que en la agenda de la renovación, efectivamente, habían quedado pendientes las purgas policiales.

Secuestradores e inversores.
En los cruces telefónicos que se hicieron desde la Federal y la Side por el caso Belluscio, llamaron la atención continuas alusiones a viajes al Chaco por parte de algunos miembros de la banda de secuestradores para interesarse por inversiones en bienes raíces.

Puntos de contacto.
Si bien se desmintió rápidamente que hubiera efectivos policiales entre los malhechores investigados, las tareas de inteligencia tocaron puntos de contacto con las policías y hasta con retirados de las Fuerzas Armadas.

Poder de fuego.
Desde el principio mismo del secuestro del joven, sorprendió el poder de fuego demostrado por los captores, que dispararon más de 60 tiros a los uniformados que los persiguieron.

Cabecillas prófugos.
Lo más llamativo del procedimiento que culminó con la liberación de Belluscio fue que los dos sindicados como cabecillas siguen prófugos y que fuentes inobjetables aclaran en voz baja que el rescate pagado ascendió a 147.000 dólares y no a los 100.000 pesos que trascendieron a la prensa.

 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada