ENTRE "RUINAS CIRCULARES" Y "FUNES EL MEMORIOSO"


Vuelvo esta semana a cometer la osadía de tomar títulos borgeanos para ilustrar el escenario nacional. Aunque los argumentos que estamos escuchando en estos días resultan - sin duda alguna - mucho más inverosímiles que las ficciones del escritor.

Si acaso alguien busca en estas líneas una explicación al episodio del "arrepentido moral" cuya memoria lo atosigó con las culpas hasta el hartazgo (Mario Pontaquarto) no lo hallará. Toda esa parafernalia de actuaciones melodramáticas o tragicómicas no requieren demasiado análisis y en caso de ser menester alguna interpretación la haría con más erudición un crítico del espectáculo.

Desde ya que el show es parte de la política, lo ha sido desde tiempos inmemoriales y no es patrimonio exclusivo de la Argentina. De hecho, una puesta en escena del estilo no es ni más ni menos que una medida política. No es fortuita ni se desarrolla de manera repentina sino que obedece a una metodología específica, en definitiva es una estrategia. Como tal persigue un objetivo que es sí, eje de una exégesis de coyuntura posible.

Veamos algunos datos que merodean los últimos acontecimientos que "conmocionaron" la política nacional.

  • Por un lado, el arrepentido Pontaquarto, paradójicamente fue echado del Congreso por Daniel Scioli, aproximadamente dos meses atrás. Este oscuro "empleado público" que se desempeñó como secretario parlamentario durante el gobierno de Fernando De La Rúa, dice haber tenido en su poder unos 5 millones de dólares destinados a "comprar" los votos necesarios para que se sancionara la Reforma laboral, allá por abril del año 2000.
  • En su momento la revuelta fue grande, titulares de diarios, denuncias a granel, deslealtades dentro de bloques legislativos y fuera de estos también. La SIDE, el Ejecutivo, todos inmersos en un episodio de corrupción que no fue, aunque suene duro, ni el primero ni el último que marca la falta de reglas y controles en un sistema político que tiene más de político que de sistema ya que la ausencia de programa, de proceso, de bases sustentables y principios coordinantes no admite sistematización de ningún tipo.
  • Corolario más destacado: Renuncia del entonces vicepresidente, Carlos Chacho Álvarez... Protagonistas del escándalo: los actores más taquilleros de la escena política nacional desde el ayer y hasta el ‘sabrá Dios cuándo’
  • Dicen que en camarines la envidia estaba a la orden del día. Había sobres más abultados y ninguna "equidad" en la repartija...
  • Las consecuencias inmediatas: un desborde mediático como el que suele darse cuando ocurren estos montajes sin tener en cuenta que la escenografía, los libretos, los roles y guiones deben estar debidamente cuidados.
  • El resultado: Ninguno. Después del barullo y algunas cabezas rodando (que luego volvieron a encontrar cuerpos donde sujetarse para seguir adelante) el país siguió la senda contraria a la "descansada" aquella "por donde han ido los pocos sabios que en el mundo han sido". A la deriva, sin rumbo, el ‘barco de la zozobra’ (bautizado así por el ex mandatario Duhalde) con una tripulación negligente y acéfala terminó en naufragio.
  • Nunca se sabe cómo, pero la mayoría de los culpables se salvaron y muchos inocentes, demasiados se ahogaron...

VOLVER AL PASADO

Hoy, las portadas de los medios dan cuenta de que la actualidad es parte del ayer, confirma de algún modo que vamos como cangrejos, hacia atrás, retrocediendo. Posiblemente exista en la clase política una extraña conciencia de que para alcanzar un mañana favorable a los argentinos siempre hay tiempo...

Pero las agujas de los relojes oficiales giran al revés y si acaso en unos días culmina el 2003 será gracias a una fortuita conspiración de rebeldes empeñados en armar calendarios similares al resto del mundo civilizado. De esa manera crean la ilusión de que vamos adelante, de que estamos por pisar tierra y que aquella condena al éxito era perpetua.

¿A quién beneficia deshilachar hoy – ahora - la madeja de lo que sin duda existió: las coimas para destrabar un proyecto de Ley en el Congreso?

La primer respuesta es: al Gobierno. ¿Por qué? Por la simple razón de que hace 48 horas que no escuchamos hablar de las amenazas de caos social emanadas de esa seudo guerra declarada por los distintos sectores piqueteros y podrá – si todo sale como está previsto – pasar el 20 de diciembre (fecha en rojo en los almanaques de Balcarce 50)- con la sociedad entretenida observando a políticos entrar y salir de los tribunales sin que nadie realmente importante y culpable quede tras las rejas.

Algunos confundieron Navidad con Pascuas: festejan la resurrección de un Chacho Álvarez erigido a sí mismo en paladín de la justicia y la verdad. Un periodista idolatrado ¿por? ¿Por hacer su trabajo...? Y en medio una decena de figuritas repetidas declamando su inocencia y relatando cuán heridas están sus concepciones éticas. Por si alguno leyese estas líneas va una ayuda extra:

ético, ca (Del lat. ethĭcus, y este del gr. θικς).

  1. adj. Perteneciente o relativo a la ética.
  2. adj. Recto, conforme a la moral.
  3. m. desus. Persona que estudia o enseña moral
  4. f. Parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre.
  5. . f. Conjunto de normas morales que rigen la conducta humana. Ética profesional.

    Real Academia Española ©

CAPÍTULOS ANTERIORES
(Ayuda Memoria)

Lo que no pudo lograr la denuncia de armamento nuclear en el fondo marítimo, ni los asaltos reiterados a restaurantes, ni la crisis de seguridad, los secuestros no resueltos, ni la gravedad que tiene relacionar a la Policía Bonaerense con la mismísima delincuencia (proviniendo estas denuncias de ministros y funcionarios del Gobierno nacional) ni menos aún el golpe de efecto de Béliz viajando a descubrir las cuentas de Menem a Suiza, lo está logrando en estas horas un personaje ausente ya de la política como ser por ejemplo Alberto Flamarique...

Simultáneamente a este espectáculo de denuncias y denunciados hubo otras acusaciones más actuales en tiempo y espacio. Por ejemplo los dichos del intendente de La Matanza, Alberto Balestrini: "Esto tiene nombre y apellido, se llama Carlos Tomada, porque es el Ministerio de Trabajo el que define las altas y bajas de los planes Jefes y Jefas de Hogar Desocupados", admitiendo que sufrió el retiro del programa de 5900 beneficiarios de su distrito. Mientras la respuesta era tan ingenua como aquella de una abeja transformando el rostro de un ex mandatario.

El ministro de Trabajo, replicó a Balestrini asumiendo la baja 5000 planes, pero adjudicándolo "a algunas personas que no pasaron a cobrar y a otras que, por haber obtenido trabajo, fueron dadas de baja del beneficio"

Lo incoherente resulta cuando cada vez son más los reclamos de los insurrectos por el desempleo y el manejo turbio de estos planes.

Con suerte, cuatro años más adelante, digamos que en el 2008 por ejemplo, algún "arrepentido" surja declarando a algún medio que la plata destinada a los planes asistenciales se desviaba y quedaba en punteros políticos...

No hago futurismo pero se torna previsible lo cíclico de estas ruinas.

Hasta podría ser Luis D'Elía, el jefe de la Federación de Tierra y Vivienda tan cercano al gobierno cuyas palabras tampoco se explicaron: " Hay que salir a exterminar al duhaldismo, del mismo modo que hicimos con el menemismo". Abriendo batalla contra otros grupos que «están en la provocación permanente como si necesitaran un muerto para justificar su existencia». Tampoco se supo bien qué implican las afirmaciones de Néstor Pitrola, jefe del Polo Obrero: «Nos estamos preparando muy fuerte para el 20 en la Plaza de Mayo; y algunos ex acompañantes de tipos como D'Elía, por ejemplo los de la Corriente Clasista y Combativa -que lidera Castells-, también van a estar ese día en la plaza».

Pontaquarto no tuvo en cuenta posiblemente que la mayoría de los funcionarios políticos involucrados en estos episodios suelen estar casados con mujeres de familias adineradas y son generalmente herederos de suegras bien ponderadas.

Ahora bien, en verdad ¿qué pasa en Argentina?... Esa es la pregunta cuya respuesta nunca llega.

MIENTRAS TANTO EN LA COCINA

Pero los inconvenientes que amenazaban con provocar una crisis de envergadura la semana anterior siguen estando en ebullición. Mientras en este cuarto están jugando al "Don Pirulero", en la cocina quedaron ollas en el fuego...

- Los precios suben. La canasta básica de alimentos aumentó dejando, en el último mes, 90 mil nuevos indigentes.

- El mentado índice de desocupación preanunciado días atrás se diluyó en el espacio sideral.

- La deuda sigue sin hallar una lógica de negociación que permita encarrilar la imagen del país en el exterior donde la incertidumbre acerca de Néstor Kirchner sigue inalterable.

- Seguimos saliendo a la calle sin saber si volvemos. Bueno, ni siquiera sabemos si llegamos teniendo en cuenta que las calles hoy tienen "propietarios"...

- Al encontrarnos con un uniforme pensamos dos veces antes de determinar si es alguien del "bando" aliado o del otro lado...

- Discutiendo sin averiguar demasiado si es posible que haya una imagen de la Virgen en un edificio público. (Esos fallos repentinos, no espontáneos, también suelen servir para darle circo al pueblo sobre todo cuando no hay pan ni voluntad aparente de plan para conseguirlo)

- Se acallaron las denuncias de Béliz sobre jueces remisos a detener delincuentes. La puja entre Duhalde, Solá y Kirchner pasó a disputarse detrás de bambalinas junto con decisiones extrañas sobre la seguridad y custodia del Presidente y los cambios en la Casa Militar.

- Dejamos caer en oídos sordos ciertos cuestionamientos de Felipe Solá para con el PJ bonaerense. No es para desestimar escuchar a un gobernador afirmar que su partido "tiene que estar dispuesto a aggiornar sus métodos internos y ser capaz de producir el cambio de dirigentes", máxime cuando alude a Eduardo Duhalde y se acerca al Presidente. Y mereceríamos saber quiénes son aquellos "mercenarios en el PJ bonaerense que trafican con la política; les encanta la guerra porque cobran de ella" ¿...? No es lo mismo saber a ciencia cierta si existe o no el duhaldismo porque ese desconocimiento coopera a la incertidumbre y a no hallar respuesta para saber quién está detrás de todo este revoltijo interno.

- Un detalle: No es menor la sustracción de 700 k de explosivos capaces de volar una manzana entera en décimas de segundos... Desde el Gobierno en un tema de semejante alarma no afloraron los verborrágicos voceros para transmitir cierta tranquilidad al pueblo.

- En lo económico seguimos creyendo en el "veranito" hasta que se nos vuelen los hasta los techos y eso será gracias a que tampoco se explicó esos dimes y diretes entre el Ministro de Economía y el Presidente.

- Recuérdese que Lavagna no sólo critica la prórroga de la doble indemnización por despido, sino también el aguinaldo de 50$ para los planes jefes y jefas de hogar desocupados. Para este ambos tienen idéntico efecto: aumentar el trabajo en negro. Los beneficiarios de esos planes ya no aceptan trabajar en blanco porque pierden el derecho a percibir el subsidio y entonces permanecen en la informalidad. Por otra parte, a los empresarios se le dificulta despedir empleados –por la doble indemnización- y pueden optar por emplear en negro en lugar de blanquearlos.

- Lavagna sostiene que este aliento a empresarios y a desocupados a permanecer en la informalidad puede distorsionar todos los índices de la economía y a la larga puede repercutir en la recaudación fiscal. Kirchner opina lo contrario y lo contradijo públicamente pero sin eco en los medios de esos desacuerdos. Un mal comienzo...

- La contienda por poder entre Roberto Lavagna y el Jefe de Estado se silenció para los medios gráficos y las radios. También nos dejaron sin respuestas acerca de las irregularidades de ciertos piqueteros (a su vez "amonestados" por el líder D’Elía), las denuncias de Kunkel advirtiendo de sectores marginales alentados por las mismas fuerzas de seguridad, etc. Todos temas que ameritan claridad porque hacen esencialmente a un estilo de Nación.

EN CONCLUSIÓN

Con todo este escándalo de los sobornos Kirchner logra disipar algunos temas pendientes de su agenda y en el trance de postergar, que el 2004 traiga nuevos parches para viejas grietas.

Y hasta es factible que en medio de estos entuertos, hayamos festejado 20 años de democracia sin saber aún qué es realmente un régimen democrático en serio...

 

(*) GABRIELA R. POUSA SE DESEMPEÑA COMO ANALISTA DE COYUNTURA INDEPENDIENTE. NO PERTENECE A NINGÚN PARTIDO NI MILITA EN MOVIMIENTO POLÍTICO ALGUNO.
Registro de Propiedad Intelectual en trámite. Queda prohibida su reproducción total o parcial sin autorización previa.

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada