METODOLOGIA DE LOS ATENTADOS.


La primera apreciacion de los atentados en Madrid indican el desarrollo de dos líneas informativas absolutamentamente diferenciadas.

Una de ellas, claramente impulsada por el Ministerio del interior español, indico como responsable de la matanza, a la organización separatista vasca ETA en función de recientes operativos desarrollados por la inteligencia española.que habían logrado detectar y desarticular exitosamente diversas operaciones etarrras en las cuales habia un factor común: la búsqueda de explosivos y la selección de objetivos ferroviarios.
No era ajena a esta interpretación la conexidad que se establecía entre el megatentado y el desarrollo de las elecciones del domingo próximo, que enfrenta a un socialismo severamente cuestionado por haber desarrollado negociaciones con la ETA y el partido popular de Aznar, clara expresión del centro derecha atlantista y sólido aliado de los Estados Unidos en la guerra aun inconclusa de Irak.

Durante toda la jornada las versiones que apuntaban a la ETA se fueron sucediendo y a ellas se sumaron sectores nacionalistas españoles, como ser la revista Arbil que difundieron fotos y detalles prontuariales de etarras buscados por las fuerzas de seguridad españolas.
Posteriormente surgió la pista de AL QUAEDA como consecuencia de un comunicado difundido por la organización tanto en el Cairo como en Londres.

Especialistas del area de inteligencia tambien sostenían que la metodologia, la amplitud y el alcance del método terrorista empleado, se parecía mas a las operaciones del terrorismo fundamentalista islámico que a las tácticas mucho mas selectivas de la ETA,.claramente especializadas en operaciones de carácter individual.
No puede dejar de señalarse que la hipótesis ETA favorece claramente los objetivos del partido de Aznar en tanto que la hipótesis de AL QUAEDA corría el riesgo de ser un disparador que pondría en un punto de interrogación a toda la política exterior y militar del partido de gobierno al cual se podía cuestionar una cierta corresponsabilidad política al colocar a España en la primera línea de los atentados antioccidentales.
Esta ultima argumentación podía ser desarrollada desde posiciones de izquierda, social demócratas, nacionalistas y básicamente antinorteamericanas.

Analizando la metodología del atentado no se puede dejar de resaltar que la calidad estrategica de los blancos de AL QUAEDA ha cambiado sustancialmente.

El 11 de septiembre los blancos fueron: la Casa Blanca, el Pentágono y las Torres Gemelas todos ellos elementos altamente simbólicos del desarrollo capitalista occidental, al cual el terrorismo islámico golpeo de forma entrecruzada, simultanea y contundente. Los muertos americanos valían mucho menos que la calidad simbólica de los blancos abatidos.
En el caso español, la mortífera y disciplinadamente deletérea táctica destructiva de AL QAEDA, al concentrarse en estaciones de trenes y vías férreas busca simplemente amplificar la cantidad de la matanza, independientemente de todo símbolo expresado.
Ocurre que la guerra cultural esta declarada y por lo tanto el fundamentalismo islámico apunta esencialmente a matar la mayor cantidad de víctimas civiles del mundo occidental al cual esencialmente odia, desprecia y ha desafiado.

Y esto es todo, cuanto se puede decir en la búsqueda de las extrañas analogías que giran en torno al fatídicamente recurrente numero once.

Edgardo Arrivillaga.

 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada