IRAK, HAITI: COMANDOS CHILENOS Y UNA ANIMADORA LLAMADA MARLENE.

 

1.- La Tercera - domingo 11 de abril - sección nacional
Se agrava situación de chilenos en Irak: comandos quieren regresar

Para algunos de los ex comandos que prestan labores de seguridad en el país asiático resulta evidente que las cosas han comenzado a salirse de control en ciertos puntos. Una situación que se ve agravada por sus quejas sobre un supuesto retraso en el pago de sus sueldos.

El alto riesgo que implica prestar seguridad a intereses norteamericanos en cuatro ciudades iraquíes motivó a la empresa privada Blackwater a contratar un seguro progresivo de US $ 100.000 para cada ex comando chileno. Es decir, dicho monto se entrega en caso de que uno de los paramilitares pierda la vida, y si resulta herido, el monto que se le asignará dependerá de las lesiones.

Los 134 soldados chilenos fueron seleccionados en un reclutamiento que se realizó en noviembre y que estuvo a cargo de la empresa de asesoría militar Red táctica.

Los primeros 64 seleccionados arribaron a la capital iraquí los primeros días de marzo. En febrero fueron sometidos a evaluaciones en el megacentro de entrenamiento que posee Blackwater en la ciudad de Moyock, Estados Unidos.

No ha sido fácil el primer mes para el grupo de 122 ex comandos chilenos que prestan labores de seguridad bajo el mando de la empresa privada Blackwater en cuatro ciudades iraquíes. A medida que la espiral de violencia crece en el país asiático, el grado de descontento entre algunos de los paramilitares ha ido en aumento, tanto que un grupo ya amenazó con regresar a Chile si no se cumplen las condiciones que se les prometieron antes de viajar. Uno de los puntos que agravó la situación fue el retraso que se produjo en el pago de sus sueldos.

En los mensajes que envían por correo electrónico a sus familiares, algunos describen las condiciones en Irak sin pelos en la lengua: "Acá la cosa se está poniendo fea, así que parece que varios chilenos nos regresamos a casa. Creo que nuestra partida se producirá los primeros días del próximo mes. Además, acá va a quedar la cagá. La Batalla de La Concepción es una alpargata al lado de esta huevá. Estos terroristas vienen dejando la cagá desde Karbala", señala uno de los ex militares apostado en el país.

Comparaciones que molestan

Otro factor que aumentó el descontento al interior del contingente chileno es el bajo sueldo que ganan, en comparación con sus compañeros de otras nacionalidades: mientras un soldado chileno gana unos US$ 3.200 mensuales, un estadounidense obtiene cerca US$ 15.000.

Incluso, algunos de los paramilitares que prestan labores de seguridad para empresas estadounidenses en territorio iraquí plantean en mensajes de correo electrónico a sus cercanos que "soldado que arranca sirve para otra guerra".

Otro de los puntos que inquieta a un grupo de los paramilitares chilenos son las condiciones de alojamiento en las que se encuentran en Irak:
"Dormimos en unas colchonetas, estamos en carpas y sin aire acondicionado y mucho de lo que se nos prometió no se ha cumplido", señaló a La Tercera uno de ellos.

Refuerzos

El fin de semana pasado llegaron 12 ex oficiales del Ejército a reforzar a los 122 chilenos, quienes están desplegados en las ciudades de Karbala, Diwaniya, Samawiya y Al Hillah, en distintas condiciones. Los que enfrentan una situación más desmejorada son los de Karbala, por el grado de violencia que existe en el lugar y porque, según dicen, carecen de comodidades: duermen en carpas y colchonetas.

Se espera que en las próximas semanas arriben cerca de 60 ex uniformados chilenos más. Actualmente, los chilenos cumplen vigilancia en edificios controlados por estadounidenses. Cada grupo cuenta con dos perros pastor alemán entrenados para detectar explosivos.

Pago de sueldos

La empresa encargada de reclutar a los ex uniformados chilenos está consciente del problema que se generó con el atraso de los sueldos, pero plantean que el inconveniente se produjo por una demora de las entidades bancarias en la transferencia de los sueldos. Con documentos, aseguran que los depósitos de los 64 ex comandos -el primer grupo que partió a Irak- se efectuaron el lunes pasado.

"En las próximas horas las familias de los comandos deberían estar en condiciones de poder sacar el dinero", dice un cercano al proceso. Sobre las quejas que han planteado algunos paramilitares chilenos por las condiciones en las que se encuentran, señalan que son aisladas y que los funcionarios que alegan sabían de las condiciones.

Esta posición es avalada por un ex infante de Marina que conversó con La Tercera y que se encuentra en el país tras sufrir la muerte de su madre: "Nos encontramos en perfectas condiciones. Con mi grupo vigilamos un edificio situado en la ciudad de Samawiya. No pasa absolutamente nada", sostuvo.

El soldado indicó que no mantienen comunicación con la población iraquí por razones de seguridad. "En mi tiempo libre voy al gimnasio y especialmente me dedicó a perfeccionar mi inglés", relató.


2.- La Nación – miércoles 14 de abril - sección último minuto
Objeción de Conciencia para el Servicio Militar aprobada en comisión de la Cámara

Los autores de la indicación, los diputados Antonio Leal (PPD) y Jorge Burgos (DC), señalaron que con esta propuesta se busca excluir a los jóvenes convocados al SMO cuyas convicciones religiosas, filosóficas y humanitarias les impidan en conciencia ejercer la actividad militar.

El futuro de la "Objeción de Conciencia" es promisorio según Leal quien áfirmó que la medida cuenta con el apoyo de más de un 60 por ciento de parlamentarios incluyendo a miembros de la Alianza por Chile.

Los diputados señalaron que la indicación al proyecto de ley es muy acotada, de manera que no implique un abuso por parte de los jóvenes en la exclusión del servicio militar.

Antonio Leal agregó que actualmente un 70 por ciento del SMO es voluntario y con la modernización de la ley, se pretende que el 30 por ciento restante se elija por sorteo, de manera que no se dé lugar a privilegios para su exclusión.


3.- La nación - miércoles 14 de abril - sección último minuto
Grave permanece cabo de la Fach tras explosión en base de Quintero

En riesgo vital, con cerca del 70 por ciento de su cuerpo quemado permanece en el Hospital del Trabajador de Santiago, el cabo segundo de la Fuerza Aérea de Chile (Fach), Richard Aparicio Rodríguez, luego de la explosión y posterior incendio que se registró anoche en la recién abierta base aérea de Quinteros en la Quinta Región.

No existe aún claridad respecto de las causas del accidente que dejó a otros dos uniformados heridos. De acuerdo a los primeros antecedentes los tres cabos de la Fach se encontraban realizando labores de soldadura cuando una chispa cayó en un tambores de combustible provocando el siniestro, aunque informes recientes indican que no se han encontrado restos del material que habrían utilizado los funcionarios. La Fach aún no entrega una versión oficial respecto de los hechos.

Cabe mencionar que la base aérea de Quintero fue reabierta por la propia ministra de Defensa Michelle Bachelet hace sólo un mes, luego que permaneciera durante varios años prácticamente abandonada por la Fuerza Aérea.


4.- La Tercera - miércoles 14 de abril – sección política
Bachelet: Haití "no es un país donde uno vaya hacer turismo"

La ministra de Defensa, Michelle Bachelet, dijo hoy que faltó una mejor coordinación entre el alcalde Joaquín Lavín y las autoridades del ministerio de Relaciones Exteriores y Defensa sobre el viaje que emprendió el edil de Santiago a Haití para visitar a las tropas chilenas.

"Creo que él como ciudadano tiene derecho a hacer las iniciativas que le parezcan, lo que yo sí creo es que cuando un país como el nuestro está participando en una operación como esa, que tiene riesgos para la seguridad de la gente, que implica recursos y todo eso, una actividad de ese tipo debiera ser coordinada con la Cancillería y con Defensa", dijo la ministra.

Bachelet agregó que Haití "no es un país donde uno vaya a hacer turismo, sino que tiene que coordinarse bien y esa parte, lamentablemente, no se realizó. No se solicitó ni a través del ministerio ni a través del Ejército ningún tipo de conexión, asi que nos encontramos con una situación de hecho".


5.- La Tercera- viernes 16 de abril - sección política
Cheyre llama a no involucrar al Ejército en el debate político

"Yo no soy quien para legitimar si una acción está bien hecha o mal hecha", dijo hoy el comandante en jefe del Ejército, general Juan Emilio Cheyre, aludiendo a las opiniones que se han formulado sobre el polémico viaje a Haití del alcalde de Santiago, Joaquín Lavín.

"La palabra aprovechamiento político no la comparto.

Lo que ha habido es una interpretación política", señaló, al tiempo que añadió que ese tema es secundario y que lo principal es la fuerza en Haití, que está cumpliendo su tarea.

Por eso, Cheyre pidió respeto para los soldados que cumplen la misión de paz en el país centroamericano y llamó a dejar de involucrar a su institución en el debate político que se generó tras la visita a ese lugar del candidato de la derecha .

FUE INFORMADO OPORTUNAMENTE

Además, el jefe castrense aclaró que fue informado "oportunamente" del viaje de la modelo Marlen Olivari y que a la media hora se le informó que en la comitiva también iba el cuestionado edil.

El alto uniformado descartó que existan diferencias con el comandante de Operaciones Terrestres, general Carlos Molina Johnson. En ese sentido, afirmó que le "duele" que se diga que un general le ocultó información.

El titular del Ejército agregó que le preocupa que la labor que realizan los efectivos de la institución en Haití se vea afectada por análisis y coyunturas que han surgido por el viaje del abanderado opositor.


6.- La Tercera- viernes 16 de abril - sección política
Ejército queda en medio de la polémica

Las declaraciones del general Juan Emilio Cheyre -pidiendo que se mantuviera al Ejército "fuera de la política"- evidenciaron la incómoda situación en que quedó la institución tras la polémica por el viaje de Joaquín Lavín a Haití.

Según fuentes cercanas a los militares, esta incomodidad surgió primero a raíz de la fuerte presión que el gobierno ejerció para que el martes el cuerpo castrense emitiera un comunicado diciendo que no había organizado ni coordinado el viaje del alcalde de Santiago. El malestar se debió a que el Ejército no quería aparecer haciendo una crítica política o una descalificación a la iniciativa de Lavín.

Pero la molestia al interior de la rama castrense aumentó al comenzar a circular distintas versiones de cómo y cuándo el Ejército se enteró sobre el viaje.

Por un lado, el propio Lavín dijo que el general Carlos Molina Johnson -quien está a cargo de las misiones de paz en el extranjero- se enteró hace 10 días, cuando Marlen Olivarí le informó sobre el viaje.

Contrariamente, en la institución aseguran que el general fue informado sobre el periplo recién el lunes.
Esta diferencia de versiones dejó al Ejército en medio de la polémica.
El general Carlos Molina Johnson es la segunda antigüedad del Ejército y desde 1988 ha desempeñado distintas funciones vinculadas con el mundo político.

Participó en la Secretaría General de la Presidencia, hasta el cambio de gobierno en 1990. Luego, en el Ejército, trabajó como segundo del entonces titular del Comité Asesor de Pinochet, general (R) Jorge Ballerino.

Al interior de la institución ha estado vinculado a las más relevantes decisiones de las gestiones de Pinochet, como la redacción de la carta que el general (R) envió al Senado en 1999 desde su cautiverio en Londres. También visitó a Pinochet en varias ocasiones durante los 503 días de su detención.

En los últimos años ha encabezado el proceso de acercamiento del Ejército a la sociedad civil. Actualmente es jefe del Comando de Operaciones Terrestres (COT), cargo clave dentro de la institución.


7.- La Nación - viernes 16 de abril – sección país
Molestia en el Ejército por viaje de Marlén

Además del escándalo político y municipal que generó el viaje del alcalde Joaquín Lavín a Haití, el hecho puso en un incómodo escenario al Ejército, institución que se vio envuelta en la polémica al autorizar el show de Marlén Olivari a las tropas chilenas que están en Puerto Príncipe.

De hecho, el Alto Mando no quedó indiferente, ya que el comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, no sólo tuvo que salir al paso de la situación de manera pública -recalcando que la rama castrense no había tenido ninguna participación en el periplo de Lavín-, sino que –además- debió responder ante La Moneda y pedir explicaciones a su segundo hombre, el comandante del Comando de Operaciones Terrestres, general Carlos Molina Johnson.

Fuentes uniformadas comentaron que la molestia del general Cheyre con su segundo hombre no apuntaba sólo a que Molina desconocía que la iniciativa provenía del alcalde de Santiago, sino que consideró peor el solo hecho de autorizar la presentación.

"Es ir en contra de la doctrina del general Cheyre, ya que siempre ha buscado dar señales que el Ejército es profesional y que está alejado de la contingencia", asegura un alto oficial.

Este tema no es menor, ya que Molina Johnson es uno de los más cercanos a Cheyre, por lo que califican su actuación como de "doble falta".

Además, para los uniformados esta autorización le resta seriedad a una misión que tuvo más de algún detractor y los pone en la agenda pública.

El disgusto de Lagos

Presidente Ricardo Lagos manifestó su preocupación porque la presencia de Marlén Olivari y Joaquín Lavín podía desvirtuar el real significado que tiene el trabajo de los efectivos chilenos en Puerto Príncipe.

"Lo que he visto en estos días no me gusta. Menos me gusta cuando hay situaciones donde son nuestras Fuerzas Armadas las que están como expresión de lo que es Chile, sirviendo, al servicio de qué, de lo que hemos dicho, un mandato de Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad", dijo el Mandatario.

 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada