MARZO ES EL MES MAS CRUEL

CLAVES:

La crisis del PJ puso en evidencia la fragilidad
del sustento político del Presidente. El 25 de marzo, Kirchner cumplió 10 meses de gobierno. Durante este período, mantuvo un equilibrio entre el PJ y el proyecto de la llamada "transversalidad" consistente en articular un sustento propio a través de una coalición de centro-izquierda, por fuera del peronismo y básicamente una sobreestimación de la bandera de los Derechos Humanos, con el claro objetivo de culpabilizar a las fuerzas sociales y políticas que no le responden, apoyándose en la mitad de una ONG y en ex montoneros reciclados y en muchos casos condenados a muerte por sus propias organizaciones por haber buscado pactos con el poder militar de turno en los 70.


El acto que tuvo lugar en la ex ESMA, con la inauguración del "Museo de la Memoria", rompió este equilibrio y estas apetencias en contra del PJ y este reaccionó galvánicamente. El Congreso partidario que tuvo lugar el 26, mostró que el peronismo en realidad, no está con el Presidente y desconfía profundamente de la ideologizacion de la política. El abucheo que sufrió la misma Cristina Kirchner, puso en evidencia que el sentimiento del justicialismo no está con el Presidente y su esposa, más allá de las expresiones formales. La conducción elegida ese día, integrada por los gobernadores que fueron cuestionados por las organizaciones de derechos humanos -aunque muchos de ellos estuvieron detenidos durante el gobierno militar y Kirchner no lo estuvo- fue en los hechos opuesta al Presidente. Se destaca en ese aspecto la presencia como vocal de Scioli, una de las figuras mas cercanas a Duhalde y de las que la presidencia desconfía manifiestamente. Los congresales de la provincia de Buenos Aires, encabezados por Hilda Duhalde, asumieron una posición contraria al oficialismo nacional en este Congreso y la esposa de Duhalde tuvo expresiones duras que reflejan actualmente a sus bases mas que propio marido, hombre habituado a los tiempos de vals lentos y medidos.

Si bien en lo inmediato se buscará cierta recomposición, el PJ queda a la espera de las primeras dificultades que enfrente Kirchner para volver a enfrentarlo, limitarlo y cerrar el cerco sobre las tres camarillas ideológicas y jacobinas que lo rodean. A diez meses de gobierno, con la imagen positiva del Presidente algo menos alta y la economía creciendo, probablemente se imponga una solución de compromiso para evitar la división formal del partido.
En esto está trabajando el ex presidente Duhalde y lo seguirá haciendo durante los próximos días.
Pero una solución de compromiso, que implique la renuncia de la nueva conducción y la designación de otra, ya sea por la reunión de un nuevo Congreso o una elección interna, llevará tiempo y no cerrará las heridas que se han abierto. El problema de ahora en más es que en cuanto baje la imagen positiva de Kirchner o la economía se complique, el PJ avanzará sobre el ejecutando el sangrado que implica el fuerte pase de facturas.
La división se hará presente en el Congreso, aunque no en forma inmediata y el debate sobre la coparticipación se hará difícil y posiblemente inviable. Que el conflicto interno en el PJ haya estallado como lo ha hecho antes de cumplir un año Kirchner en el gobierno y en condiciones muy favorables para el oficialismo nacional, muestra que contenerlo es la clave de la gobernabilidad. La intervención a Santiago del Estero, está más determinada para satisfacer a la opinión pública, que para actuar en la interna del PJ. Por otra parte ya se sabe históricamente que las intervenciones en esa provincia han robustecido a los Juárez y no han podido mínimamente aniquilarlos.


El acto en la ex ESMA también ha dejado una sensación de malestar, deliberación y honda humillación en las Fuerzas Armadas. Mientras el conflicto del PJ ya tiene consecuencias políticas inmediatas -aunque todavía no afecte la gobernabilidad- el tema militar tendrá consecuencias mediatas y más prolongadas en el tiempo. Los militares han tenido un sentimiento de humillación, con el Jefe del Ejército (General Bendini) descolgando el cuadro de dos ex presidentes de facto en el Colegio Militar, subido a una silla como si fuera un ordenanza y por escenas como la bandera de guerra de la Dirección de Instrucción Naval arriada por manifestantes de Montoneros, para sustituirla en el mástil por una bandera de esta organización. El retiro de tres generales, disconformes con la forma como se manejó el acto del Colegio Militar -nunca en 20 años de democracia sucedió que tres oficiales superiores presentaran el retiro voluntario de esta manera- fue una evidencia de la tensión subyacente. Los juicios públicos que tendrán lugar en el segundo trimestre al reabrirse las causas del Cuerpo de Ejército I y la ESMA, llevarán a que decenas e incluso centenares de militares sean detenidos nuevamente -varias decenas ya lo han sido- y esto aumentará el malestar, el que no tendrá manifestaciones políticas en el corto plazo, pero puede tenerlas en el mediano. El correlato inevitable de estos desbordes es que resurgirá el pensamiento politico-militar, se replanteara una diplomacia secreta y sugestiva con los Estados Unidos y las fuerzas comenzaran a replantearse una autodefinicion politica. Otro hecho significativo es que salvo Menem, los partidos políticos tradicionales no se han pronunciado sobre los dislates de la Presidencia y en la oficialidad joven y cadetes serpentea un clima de Alcázar acosado.
El gobierno, sin política militar, sin política desarrollista en materia de sistemas de armas y sin política en el marco regional se enfrentara con un actor inesperadamente robustecido y que comenzara a reflexionar su propio rol. La situación comienza a semejarse a la del 30 en algunos aspectos, una fuerte corriente antipersonalista dentro del justicialismo como ocurrió dentro del radicalismo en ese periodo, figuras militares que desde distintas opticas analizaban con preocupación los desequilibrios geopoliticos –en aquel entonces el Brasil – y la relación mas o menos embozada de sectores militares que analizaban las variables de la politica mundial sin encontrar respuestas contundentes en el marco interno. Comenzaban a autobservarse como un actor que quería ocupar un lugar de mediana centralidad en el medio de la escena. La hipertrofia de los Derechos Humanos y las humillaciones infligidas por un presidente de modales toscos harán que las Fuerzas se replanteen, una vez mas, su propio rol.

Pero es el conflicto energético, con las restricciones que comienzan a imponerse, el límite que comienza a mostrar la recuperación económica. El gobierno esperaba la crisis para comienzos del 2005 y en consecuencia creía tener tiempo para manejarla. Pero los hechos se han precipitado a consecuencia de que se postergó demasiado resolver el tema del incremento de las tarifas. Dando prioridad a mantener alta la imagen en la opinión pública -lo que aún es más prioritario después de haber estallado la crisis dentro del PJ- el gobierno optó por una solución de emergencia: reducir el suministro a los países limítrofes (Chile y Uruguay) y a las industrias, evitando hacerlo a los consumidores individuales. Pero la solución tiene costos, dado que las relaciones con los países afectados se complican, la reducción del suministro a las industrias puede generar suspensiones e incluso despidos y aún así no hay certeza absoluta que durante el año no se haga necesario imponer restricciones al consumo individual.

En términos sociales, el crecimiento de la economía llega con demoras. Es cierto que el desempleo está bajando, pero los nuevos trabajadores formales o en blanco son sólo 200.000, es decir 1,5 puntos de la tasa de desempleo que ha bajado 10 puntos desde el peor momento de la crisis y lejos de los dos millones de empleos que el Presidente dijo que se habían creado. El gobierno anunció una gran baja de la pobreza entre junio y marzo, descendiendo del 54 al 49%. Lo curioso es que en su discurso ante el Congreso del 1 de marzo Kirchner dijo que la pobreza seguía en la primera cifra y que no había disminuido. La pobreza habría comenzado a bajar, pero lo hace lentamente y la mitad de la población total todavía está en ella.
Los piqueteros mantienen un nivel de conflictividad importante, aunque han perdido espacio mediático y en el tema de inseguridad pública, la opinión pública no percibe mejoras.

En conclusión:
a) La crisis que se desató en el PJ, muestra que el sentimiento del peronismo no está a favor del Presidente, al que se visualiza como no peronista y con ambiciones de ser post-peronista, pero por izquierda.
b) Si bien en lo inmediato se intentará una solución de compromiso, el PJ lo enfrentará como lo ha hecho historiamente con todas las fuerzas que pretenden cabalgarlo por izquierda. La logica del peronismo consiste en aceptar los desviacionismo de derecha y aun liberales pero exhibe cierta implacabilidad ante los de izquierda porque erosionan su propio espacio de maniobra, su doctrina y sobre todo sus bases.
c) Los actos del 24 de marzo, han generado una sensación de resentimiento inmediato en las Fuerzas Armadas, lo que no tendrá consecuencias políticas automáticas pero queda claro que cuando la imagen de Kirchner lo haga mas visible la ultima ratio del poder militar apoyara soluciones que impliquen una drastica reducción del poder del presidente, probablemente en acuerdo con los sectores parlamentarios peronistas y liberales.
d) La crisis energética, es el primer límite concreto que Kirchner enfrenta en el campo económico, antes de cumplir un año de gestión.
e) Pese al crecimiento económico, la mejora de la situación social es lenta y gradual y ello también es un limite.

Finalmente en el campo de la seguridad, si bien el presidente y sobre todo Beliz trataran de instrumentalizar al caso Bloomberg como ariete contra el duhaldismo y elemento de coacción contra el flacido e inconstante Sola, el tema puede golpear a los sectores de contrainteligencia de la SIDE que maneja el ingeniero Stile o Stiuso y podría dejar en descubierto todo el entramado de mujeres que conforman el circulo Revlon y que responden, por razones poco claras, al subsecretario Larcher, el hombre de confianza de Enrique Ezkenazy en esa secretaria.
Sera un nuevo frente que se abre para el gobierno y probablemente quirurgicamente sea el mas peligroso.

H.

 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada