LOS HONORABLES ESCOLARES QUE OPERAN EN LA ARGENTINA

Probablemente nunca dejaron de hacerlo o por lo menos nunca dejaron de hacerlo del todo. Lo cierto es que en el último año las cosas parecen haberse intensificado.

El efecto K imprevistamente alineado en una paz escandinava que a algunos molesta, los temores de que la conjunción alianzas energéticas subcontinentales y desestabilización social -en las cuales Gran Bretaña participa, sobre todo a través de British Pètroleum - puedan crear polos de poder impensables, pero sobre todo el corrimiento de la prioridad estrategica de Colombia hacia Bolivia en el Cono Sur, y la irrupción de Chavez en la zona hacen percibir que los británicos estan, nuevamente, inquietos y descorazonados.

La Argentina impredecible, nuevamente, y en casa con un tambien imprevisible príncipe heredero británico que como Carlos que se refugia en Monte Athos, ese lugar de aprendizaje de tantas rutinas ancestrales y de aprendices de eventuales santificados pintores de iconos y que ya anticipa su intención de convertirse a la religión griego-ortodoxa, como su padre el príncipe Felipe de Edimburgo, estableciendo una conexión eterna con Rusia.

La tercera Roma para ellos, pero una Roma no solo espiritual, tambien crudamente petrolera, una Roma que a partir del 2010 reemplazaría gran parte de la producción petrolera árabe hacia Europa y con este panorama de fluidez e incertidumbre los sistemas se ponen en alerta, sobre todo allí, donde los intereses del viejo imperio confluyen con los nuevos.

Entonces los escolares se ponen en acción.

Veamos ahora, una pequeña historia.

Sally Anne James es nieta de judíos fugados de la Alemania nazi a Inglaterra con grandes capitales en los días previos a la Segunda Guerra Mundial. Vive en Inglaterra pero hizo su secundario en Francia en uno de los prestigiosos colegios de ese país que seduce a los estudiosos de la colonización normanda y que hoy - con cierta coherencia -son admiradores del euro, contra los partidarios de la vieja moneda del imperio.

Hija de un ingeniero informático, con alta especialización y numerosos doctorados, el padre trabaja en Washington en un proyecto indefinible, pero es de esos proyectos un poco obsesiónales que bloquean las relaciones familiares. Lo cierto es que Sally, heredera de la tradición intelectual de la familia, es también una excelente profesora de alemán, castellano e ingles, en la universidad de Durham, y actualmente sigue perfeccionándose en Cambrigde.

Hace poco viajo a la ciudad argentina de Mendoza por un intercambio.

Se inscribió en materias de geografía argentina y mostró su interés por la zona limítrofe con Chile, además su inquietud intelectual se interesó con la información de teledetección (sistemas de información geográfica) aplicados.

Observó algo que ya había aprendido, la inmensidad argentina, la compresión de la geografía chilena. Pero observarlo era diferente. Alguno de la época de su padre, Kissinger recordaba, había dicho que la Argentina era una daga apuntada hacia la Antártida.

Chile, le parecía algo filoso también. País cuchillo habia estudiado en geografía. Si, claramente un cuchillo, pero apuntando en otra dirección. Hacia el Este tal vez o hacia el Pacifico.

En 1982 la Argentina había sacudido al oxidado imperio o a lo quedaba de el y ahora la crisis del Pacífico y la revalorización del Pacifico extremo, así como la permanente rivalidad entre Perú y Chile y los objetivos geopolíticos de Bolivia hacían temer por la fluidez de las inversiones en gas y en minerales.

Es cierto que las inversiones -gracias a Kirchner, ese extraño presidente argentino -sé habían corrido también hacia el Sur y que el nuevo polo energético argentino camuflaba las prospecciones de Pan American y de British Petroleum que -asociadas con Techint, cada vez menos italiana y mas americana - compensaban el nacionalismo aparente de esa nueva estructura.

Un nacionalismo que recordaba al Labor de casa, al laborismo sí, pero de 1950. Lo cierto es que Sally, antes de regresar a su país viajó por Bolivia, recorrió toda la Argentina andina y posteriormente Chile.

Tuvo un romance con un chileno de buena familia de Santiago, y con él viajó al Sur. Los acompañaba un amigo del novio transandino quien también cultivaba alguna especialización geográfica no demasiado definida.

En el Sur argentino la recibió una amiga suya que vive en Neuquen, una hija de británicos que residen desde hace muchos años en la Argentina. Gente que se reconoce en los trabajos de Escudé, en las excursiones de Chatwin, en las historias sobre Darwin en el descubrimiento incesante de la Patagonia. "Gesta británica " piensan calladamente, por lo bajo.

Impulsiva, dejo trascender su apego a su hermana mayor, vinculada de alguna forma a la inteligencia británica, y también por estos motivos y repitiendo los patrones de relación familiar que mantenía con el padre, Sally se lamento: no podía estar con ella el tiempo suficiente.

El tiempo afectivo que ella necesitaba, pese a su duro entrenamiento para caminatas, expediciones e investigaciones aisladas.

Algunos recuerdan, esa gente implacablemente memoriosa que siempre recuerda a los extranjeros - su llegada a Mendoza -con un compañero de intercambio llamado Olivier Potts - un hombre que se habia convertido en su compinche inseparable en su deambular por esa zona extremo oeste de la Argentina.

Tambien Olivier venía de la misma universidad de idiomas. Y Olivier tenía un excelente estado físico, entrenaba diariamente, y el deporte parece ser una disciplina familiar: . Su hermana descollaba en la selección británica de hockey sobre césped y por ello viajaba mucho acompañándola, y en algún momento, en algún descuidado momento, precisó que su mejor amigo, era parte de un grupo de elite del ejercito británico-el SAS tal vez? -

Son gente que desaparece por años o meses y no pueden visitar ni a su familia durante esos periodos. Hacen maniobras en pequeños grupo, no mas allá de pelotones en Groenlandia, en Afganistán o en Colombia.

Olivier se fue de Mendoza días antes de finalizar el tiempo previsto y la explicación que dio, innecesaria según algunos, fue que su gran amigo volvía por unos días y quería aprovechar para poder verlo. Partió casi al mismo tiempo que Sally inició su viaje.

Desapareció con la prudencia de un cura que suministra la extrema unción en la noche.

Curiosidades juveniles, coincidencia de intereses.

Los dos -de improviso - se fueron.

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada