LA  FRONTERA MOVIL DE  LOS MERCADOS FINANCIEROS         
EL "CONCIERTO LEGITIMISTA"

Por Dr. Alfredo Carella(*)

El trabajo ofrece un modelo de análisis del régimen de gobierno del mercado financiero a partir del comportamiento de actores estatales y no estatales. A las categorías de INGO’s Jonahan Galtung se incorpora una categoría y una subcategoría y a los IGO’s una clase, una subclase y una variedad dependiente:

1. Los IFINGO’s (Internacional Financial Non Government Organizations) referencia el comportamiento transnacional de las instituciones financieras no gubernamentales tales como Bancos, Fondos de Pensión y Mutuos, Hedge Funds, calificadoras de riesgo país. Por la relevancia en el control contable de empresas privadas y organizaciones financieras internacionales se adopta la designar la INTOPAI (International Organization of Private Audit Institutions) para la calificación sociológica de la International Federation of Accountants (IFAC) y diferenciarla del INTOSAI (Internacional Organization of Supreme Audit Institutions) que agrupa a las instituciones públicas auditoras gubernamentales nacionales.

2. Vista la entidad que dentro de los IGO’s han tomado el FMI, el Grupo Banco Mundial y el BID adoptamos para estos la denominación de FIGO’S por ser mas precisa que la de International Financial Institutions (IIF’s)

3. Los VISO’s (Very Importante States Organizations", EEUU, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Rusia, Italia, Canadá) integran la subcategoría IIGG’s (Internacional Informal Government Group) y se ocupan de materias especificas en foros que carecen de estatuto jurídico. Para el caso que nos ocupa de esta se desprendió un Subgrupo, germinado en la reunión del G 6, Rambouillet de 1975, y nacido en la reunión de Tokio II del G7 en 1986; el International Financial Informal Government Group - Sub G7 (IFIGG – Sub G7) que pone de relieve el especial interés, influencia y conexión de los gobiernos con los IFINGO’s y FIGO’s en las cuestiones financieras y económicas.

Se arriba a la conclusión, a partir conceptos y exploraciones efectuadas por Richard Rosencrance en su libro "Action and Reaction in World Politics", de que el régimen financiero internacional se encuentra asentado en un "Concierto Transnacional" de jugadores privados y públicos que, a través la solidaridad, o de la autonomía, desempeñan roles a nivel de mundial de "concierto" sostenido en el paradigma del "legitimismo financiero" en estado de equilibrio.

"El concierto es el mejor ejemplo de un régimen de seguridad"
Robert Jervis. Universidad de Columbia

 

El carácter imperfecto de los mercados fue advertido por Plantón en "Las Leyes" al prever la institución de los "agoranomos" quienes tenían por función hacer "observar en el mercado el orden establecido por las leyes"

Esta institución se insertaba en un sistema de gobierno que guardaba coherencia con el orden social de la comunidad griega. Después de los siglos no se ha podido demostrar que el funcionamiento de los mismos haya quedado librado a la fuerza de su "naturaleza" La historia ha dejado profundas huellas de que siempre existieron legisladores de su comportamiento, expuestos y disimulados, que hicieron prevalecer normas rígidas o laxas, según criterios teleológicos o necesidades coyunturales.

Las crisis financieras ocurridas tanto en los países centrales como en la periferia – donde el impacto negativo en la sociedad es de mayor trascender - son resultado de su admisión como catalizadoras en determinados momentos de su ciclo lo cual indica el reconocimiento de la carencia de "agaromos" estatales e internacionales independientes y eficientes para enervarlas, aunque si para gestionarlas. La atención y destreza de los protagonistas del régimen se puso de manifiesto recién en la instancia de su manifestación pero su repetición ha exteriorizado, más allá de la retórica sobre acciones preventivas, la ausencia de "memoria de causas"

 

ASPECTOS GENERALES

Una de las notas mas interesantes que refleja el accionar de la denominada "industria financiera", es compartir con la productiva - particularmente con los BINGO’s - el paradigma de la "competencia" y su acoplamiento con los últimos escándalos corporativos ocurridos en Europa y EEUU. Este rasgo patentiza de que manera las organizaciones de la producción y comercialización de bienes se ligaron, voluntaria u obligadamente, a la manipulación contable y financiera a fin de mostrar beneficios virtuales autosostenidos.

Tenemos así que la Comisión de Valores de la Bolsa de los EEUU comenzó a investigar si el Citigroup, Merrill Lynch, Morgan Stanley y Credit Suisse First Boston, tendrían en la composición de sus carteras hasta el 30% de acciones de sus clientes durante el alza u el desplome de los mercados bursátiles entre los años 1999 y 2002

La intensificación del significado de "la competencia" en el territorio mercadista convirtió a éste en un espacio donde el vocablo quedó, una vez mas, identificado con el empleo de medios idóneos "para hacer la guerra" en los segmentos del comercio y las finanzas. Parafraseando a Clausewitz la competencia se reafirmó como la continuación permanente de la guerra por otros medios

Tanto el teatro de las operaciones como en el teatro de las hostilidades las calificadoras de riesgo país, como JP Morgan, Fitch Ibca, Moody’s y StandardPoor’s, desempeñan el rol de avanzadas estrategias y tácticas, destinadas a tantear, acicatear y deprimir posiciones compradoras o vendedoras en especial en los países emergentes. La posición dominante que exhiben no logra ser compensada por otras metodologías vernáculas de evaluación que ofrecen datos que a primera vista lucen menos perjudiciales en puntos básicos. Los índices de riesgo que periódica u oportunamente publican y el desenvolvimiento proyectado de la tasa de interés de la moneda mundial son los ejes administradores de las corrientes de estimulo o reducción de las inversiones, típicamente en bonos soberanos.

El segundo aspecto importante es la incidencia que tienen las perspectivas electorales presidenciales y las renovaciones parciales de los órganos parlamentarios de los países, como son los casos de Brasil ante los temores reales o creados de cambio de orientación económica y los que actualmente se han despertado en la Bolsa de Wall Street ante la posibilidad de que el presidente Bush pierda su reelección, que ha guiado a los analistas a calificar al mercado como "una urna anticipada"

El acuerdo implícito de los contendientes financieros en el "combate competitivo" radica en:

a) El despliegue no esta limitado al límite físico nacional, sino que el campo de acción es transfronterizo. La globalización de sus servicios es el "núcleo" de la actividad.

b) El establecimiento de una frontera virtual móvil, dentro del marco globalizado que no debe ser vulnerada con acciones que despierten contrarréplicas con entidad para dislocar el balance de poder de los principales protagonistas.

c) En caso de sucesos extraecónomicos y de acontecimientos financieros anormales, que no puedan ser aprovechados, los gobiernos deben adoptar medidas eficientes para evitar rupturas del "statu quo"

d) El "ataque" contra alguno de sus integrantes significa un ataque a todos, salvo que por su debilidad para resistirlo o por haber creado condiciones en perjuicio del conjunto debe someterse o desaparecer.

e) La adopción de códigos de conducta y de buenas practicas corporativas y en los propios negocios y con empresas "no financieras" susceptibles de ser aplicadas sobre directivos de las entidades en caso de descubrimiento de fraudes u operaciones irregulares o ilegales (v.g. lavado de dinero, financiamiento terrorista) por agencias gubernamentales con el objeto de evitar efectos reputacionales adversos.

f) Mantener e inspirar la más amplia versatilidad estratégica. La critica, el enfrentamiento, la alianza (cooperación - coordinación) y la captura o influencia "irresistible" sobre la estructura estatal y supranacional, será útil, según la coyuntura, para asegurar la supervivencia sustantiva del régimen. La consigna de "se dobla pero no se rompe", traducida en la flexibilidad de las políticas e instrumentos para responder a las accidentes de los mercados. Es prioritaria, la presencia de un regulador o prestamista de último recurso a nivel nacional o internacional, en caso de disrupciones nacionales o internacionales.

Las operaciones de "take over", fusiones y absorciones industriales y financieras de las ultimas décadas, muchas veces interrelacionadas, son representativas de la alta concentración y creciente hegemonía de centros de poder financiero articulado con el económico a nivel mundial, en especial en los EEUU La aplicación con distintos niveles de rigurosidad de las leyes Clayton y Sherman en EEUU, y de las regulaciones antimonopólicas de la Unión Europea, evidencian temporalmente los índices de poder relativo de los grupos financieros en sus respectivos mercados. La repercusión de la gestión de sus operaciones en los espacios estatales se halla condicionada al grado de perturbación que ocasionen y a su trascendencia en la opinión pública.

La gran volatilidad que exhiben los mercados financieros en especial desde los "Bing Bang" de 1986 y 1997 se debe a la conjunción de factores que han intentado justificarla como producto de la "mano invisible" que gobierna su operatividad

En cuanto a los beneficios de la globalización, un reciente documento del FMI – que no refleja la opinión del organismo – señala que los grandes beneficios para el crecimiento solo pueden explicarse si la integración internacional aumenta el nivel de productividad y reduce el de distorsión en los países en desarrollo. Las calibraciones efectuadas por los autores sugieren que tal integración podría beneficiarlos en 50 veces respecto de "la marca de referencia" (benchmark), en consonancia con la concepción neoclásica, si eliminara el 25% del salto (gap) de productividad con los EEUU. En su conclusión manifiestan que los países en vías de desarrollo no se han favorecido de manera significativa de la integración financiera bajo los presupuestos del modelo de crecimiento neoclásico

La persistencia en otorgar al Mercado la condición de normalizador "natural" de sus conmociones y la poco convincente adjudicación de prevalerte culpa al estado, en la producción de alteraciones bruscas, fue recientemente reiterada, todo ello y a pesar de que estudios académicos coinciden en que "la posibilidad de equilibrio en el imperfecto horizonte monetario pueda ser indeterminado fue reconocida por lo menos desde 1970"

Ejemplo del primer caso fueron las manifestaciones del gobernador de la Reserva Federal (Fed), Ban S. Bernanke, cuando expresó, en abril último, que "las condiciones monetarias en los Estados Unidos están siempre en proceso de normalización y que las tasas del mercado han respondido continua y generalmente de forma estabilizadora" El segundo, es exhibido gráficamente por Brian Wesbury, economista jefe de Griffin, Kubik, Stephens & Thompson, al decir que "la Reserva Federal ha estado detrás de la curva" y que "con un Producto Bruto que es el 20% mas alto de los últimos 20 años, con una inflación que presiona al alta, no hay justificación para mantener tasas a este nivel"

En coincidencia con esta postura la directora Anne Krueger, afirmó que un eventual aumento de los tipos de interés reflejaría la mejora de la economía y que se producirá "como respuesta natural al incremento de la demanda de fondos y de inversiones para la expansión económica"(bastardilla propia)

Dentro de este panorama de exposición de actuación de actores y determinación de variables sobresalientes del sistema financiero internacional cabe identificar las que se han diseñado y desenvuelto con mayor preeminencia.

LA CONDUCTA DE LAS ORGANIZACIONES FINANCIERAS ESTATALES Y NO ESTATALES

La actividad y el mecanismo de decisiones vigente en el FMI - BM – BID, aparecen, como reflejo del comportamiento de los gobiernos con capacidad de "veto", de actores financieros relevantes y de su tecnoestructura. Si corremos el "velo" de su formación decisoria queda al descubierto que la responsabilidad compromisoria de los FIGO’s, reside en los gobiernos de los estados con mayor o menor grado de acuerdo con organizaciones financieras no gubernamentales nacionales e internacionales (FINGO’s)

Las "manos invisibles", signos inequívocos de falta de transparencia, ora cooperan, ora inciden en su funcionamiento por lo cual deberían merecer por parte de la comunidad de miembros de la UN, especial tratamiento académico y preocupación política.

La tradicional referencia a la "reacción de los mercados" donde se privilegia e "imput" (v.g. oferta) y el "ouput" (vg. demanda) prescinde de observar que el proceso que se desarrolla entre ambos se compadece con un sistema de "caja negra" porque, o bien no es posible o bien hay deliberado propósito para ocultar la manera en que se encausó la comunicación, el tipo y calidad de datos que se intercambiaron, cual fue la participación de quienes provocan acciones, resultados y retroalimentaciones.

 

LOS ACTORES RELEVANTES DEL SISTEMA FINANCIERO INTERNACIONAL

El desempeño de los IGO’s, INGO’s y BINGO’s según la tipificación de Galtüng, sufrió notorias modificaciones habilitándose a partir del fin de la Guerra Fría y la nueva "globalización" una subcategoría nítida: la que denominamos Internacional Financial Non Government Organizations (IFINGO’s)

Estas entidades han desenvuelto capacidad para provocar alteraciones de distinto grado y temporalidad en los mercados accionarios, financieros y monetarios locales, regionales y mundiales y precipitar resoluciones de "salvataje" de sus actividades a costa de su propio estado (vg. caso LTCM en los EEUU, 1999) y en el extranjero a través de la actuación del FMI (v.g. crisis de la década del 90)

La política de las Organizaciones Estatales Importantes- Very Important States Organizations, (VISO’s) - EEUU., China, Japón, Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia, Canadá - y de la Unión Europea (IGO) en materia de tasas de internes percute significativamente en las operaciones comerciales y financieras mundiales, en particular sobre los países emergentes Es ilusorio suponer que tales resoluciones han sido adoptadas sin previa consulta y recepción de opinión de los FINGO’s.

La fuerte reevaluación del yen y del euro aumentaron, por ejemplo, la deuda en dólares que la Argentina ha contraído en esas monedas. Los EEUU reactivaron la presión – expresada por el G 7 el septiembre ultimo - sobre el gobierno de Beijing para que deprecie su moneda, actualmente de 8.28 yuan por dólar, ya que la consideran responsable de la colocación de sus productos a precios artificialmente baratos en el mercado internacional, contribuye a las maniobras especulativas y al crecimiento de la inflación

El reciente anuncio de Alan Greenspan del aumento de la tasa de interés interbancaria en los EEUU ocasiona la acentuación de la especulación bursátil y monetaria y actitudes de pánico/euforia y de "manada" así como también "conductas paralelas" donde la Fed y los IFINGO’s pueden mostrar que hacen las mismas cosas en el mercado al mismo tiempo o de forma escalonada. Cabe consignar el despliegue de una convergencia de pensamiento común en las expresiones de Greenspan cuando afirmó que la respuesta a las crisis de deuda externa y déficit fiscal "parece encontrarse en el grado de flexibilidad de los mercados domésticos e internacionales"

Queda expuesta además, una vez mas, que Fed tiene el manejo absoluto de la "benchmark" monetaria mundial. Atrae o expulsa dólares según la situación y perspectiva del país, que es anticipada o incitada por los FINGO’S que se aprovechan o estimulan ambas circunstancias en un ambiente donde interesa mas lo que se piensa o se "hace saber" que lo que pasa. De tal manera, en estos tiempos, los bonos de Brasil, Rusia y Argentina por ejemplo se han derrumbado desde comienzos de abril ante las perspectivas de que la tasa de interés del organismo regulador de los EEUUU refuerce el rendimiento de los bonos del Tesoro desplazando el atractivo especulativo sobre las inversiones en los mercados de los emergentes.

La posición que asuma el G7, (como grupo o su subgrupo de ministros de financias y titulares de bancos centrales) sobre la oferta final que se ofrezca a los acreedores jugará en rol apreciable en el éxito o fracaso de la operación. Una breve recapitulación de su comportamiento en los últimos cuatro años prueba su incidencia "directiva" en la evolución del endeudamiento argentino y su importancia como "ordenador informal" del éxito o fracaso de la oferta final que se realice a los acreedores.

Para comprobar la fortaleza de la hipótesis de dirección del sistema financiero internacional asumimos que los FINGO’s registran una actividad de producción y control en la materia que les permite con y a través de apropiadas estrategias y estructuras organizacionales estatales y paraestatales – como las nombradas antes - promover, alentar y defender su posicionamiento protagónico.

 

El Grupo Financiero Internacional Gubernamental Informal del G 7/G 8 (IFIGG e IFIGG - Sub.G7)

En un esfuerzo por bosquejar una estructura de funcionamiento del sistema financiero internacional creamos además de los FINGO’s una categoría especial con el nombre de Internacional Financial Informal Governement Group (IFIGG) para poner de relieve la estrecha vinculación de los asuntos de interés de los FINGO’s y FIGO’s, con los gobiernos directores de la agenda internacional.

La génesis del Subgrupo financiero del G/7, se halla en las reunión de la Biblioteca de la Casa Blanca de 1973 a instancias del presidente francés Valery Giscard de enfocar en conjunto problemas económicos y monetarios. Sin embargo es la conjunción de las especulaciones y distorsiones en el exceso incipiente de petrodólares y en las consecuencias del efecto "cascada" del "nuevo dólar" sin respaldo oro "creado" por la administración Nixon en 1971, los que provocan la primera reunión del Bank for Internacional Settlements (BIS) y gobernadores de bancos centrales para diseñar las reglas bajo el nuevo orden.

Es cuando la situación económico financiera tiende a salirse de grados aceptables de tolerancia la oportunidad donde los VIGO’s toman la posta pública. Se suceden así cónclaves anuales que se inician en Rambouillet en 1975 (Alemania Federal, Italia, Japón, EEUU y Gran Bretaña) y continúan hasta el presente, donde podrá observarse la producción de "imputs" y "outputs" y su retroalimentación, previo pasaje por una "caja negra" de interacciones de los actores comprometidos.

Resulta relevante para la comprensión integral del funcionamiento de la estructura financiera mundial observar con algún detenimiento las reuniones del G7 toda vez que de las mismas se desprende un sistema de gobierno informal – no solo en materia que nos ocupa – que toma a otros organismos como instrumentos de sus resoluciones, colocándolos efectivamente bajo subordinación (vg. Consejo de Seguridad de la UN, FMI, BM, BID, OECD, OMC, OIEA)

La agenda de Rambouillet precisa cuestiones relacionadas con la inflación, las tasas de cambio, el precio del petróleo. En la reunión de Puerto Rico (1976) se formula una declaración que recepta claramente los propósitos del nucleamiento de actuar en concierto En 1982, en Versalles se plantean mayores precisiones sobre la necesidad de mas efectivo control multilateral de las políticas económicas a través del FMI y de tasas de cambio.

Un año después, en Virginia, se incluye la crisis de la deuda y en la de Tokio II, de 1986, la entidad y complejidad financiera alcanzada que provoca la formación de un grupo especializado sistemático de ministros de finanzas y de gobernadores de los Bancos Centrales y el lanzamiento de la Ronda de Uruguay que diera lugar al GATT. Se consolida de tal forma la emergencia pública del que llamamos IFIGG – Sub. G7.

En la reunión de Paris del 1989, el G 7, dio el beneplácito para el lanzamiento del plan Brady y en 1991 se comenzó a hablar sobre el "olvido" de la deuda mas allá de las limitaciones que sobre el particular se habían expuesto en Toronto (1988)

El mismo año se sienta un hito descollante de relación con el BIS en el "Basle Capital Accord" (Basilea I), por el cual los representante de los bancos centrales de diez países deciden aplicar reglas comunes sobre requerimiento de capitales y estándares mínimos para sus "industrias bancarias" que debían completarse en 1992, motivado en la sobreexposición al riesgo en el que habían incurrido dichas instituciones y que incidieron en la crisis de la deuda de la época

En Tokio III (1993) se estableció que el funcionamiento del Grupo debía ser "menos ceremonial, con pocas personas, documentos y declaraciones, con mas dedicación a las discusiones informales"

En respuesta a la reunión de Halifax (1995), en la que se expresaba procuración sobre la supervisión de los participantes en el mercado financiero y como en anticipo a la Lyon, el BIS produjo en 1996 el "Basle/IOSCO Joint Statement for the Lyon Summit" documento en el que después de reconocer que la globalización de los mercados, la integración de los servicios financieros y sus innovaciones aconseja asumir la obligación conjunta para mejorar los procedimientos destinados a evitar grandes riesgos y responder con flexibilidad a las quiebras y "otras disrupciones"

Luego de puntualizarse que "la quiebra ocasional de un participante individual en el mercado es imposible de prevenir en el funcionamiento de un mercado financiero eficiente", aprecian la oportunidad para suministrar a los ministros de finanzas del G7 trabajos destinados a fortalecer su cooperación con los mismos teniendo presente que hacia el futuro están comprometidos a incrementar el vigor del sistema sin asfixiar la prosecución de los cambios y la eficiencia.

En el documento del IFIGG – Sub. G7, simultáneo con la reunión del la cumbre del G7 en Birmingham (1998), se reconoce el fracaso de los esfuerzos realizados en las reuniones anteriores para reducir los riesgos de crisis y fortalecer el sistema financiero internacional a raíz de los sucesos de Asia y el profundo compromiso que tuvieron con los FINGO’ y FIGO’s.

Se admite que la conmoción asiática "reveló debilidades y vulnerabilidades a nivel nacional e internacional así como también en las practicas de los inversores privados" y, ante la carencia de medidas concretas a proponer, se manifiesta coincidencia para iniciar la modificación de la arquitectura financiera internacional con discusiones con "los países de los mercados emergentes las instituciones financieras internacionales (FIGO’s) y con el sector privado (IFINGO’s) en los meses que vienen" (acrónimos insertados)

La filosofía de la declaración se adscribe sustantivamente al análisis y propuestas realizadas en el informe de Allan Meltzer del mismo año en los EEUU. Se reconocerse que "la prosperidad y el crecimiento requieren de instituciones financieras empresas comerciales y emprendedores individuales que estén preparados para tomar riesgos,… y que éstos envuelven, inevitablemente la posibilidad de quiebras que, dice, no podemos y no podríamos eliminar". Consideran la necesidad de mayor información y actualización por parte del FMI y del Banco Mundial para "una gestión económica prudente, perfeccionar la evaluación del riesgo de los inversores privados y fortalecer la estabilidad del mercado" dándose la bienvenida al trabajo del BIS en materia de la colección y publicación de datos sobre el grado de exposición de los bancos extranjeros y mejorar su calidad. Se señala que se examinarán las "mejores aproximaciones para optimizar la calidad de los datos de la deuda externa y la del sector empresario"

Se da particular énfasis a la necesidad de atender, en conjunción con las Instituciones Financieras Internacionales, la colección de información sobre estructura bancaria de los países, procedimientos de bancarrota, cultura del crédito, incluida la relación entre bancos gobiernos y el sector industrial y la indispensable publicación.

A diferencia de la opinión de Meltzer sobre el FMI, el comunicado del IFIGG – Sub. G7 da la bienvenida al Código de Buenas Practicas sobre Transparencia Fiscal del FMI y su decisión de examinar la preparación de uno similar en el orden financiero y monetario. Logran un delicado equilibro con la crítica a la política de los IFGO’s (BMG - FMI) por adoptar decisiones de manera reservada.

Para enervarla se recomienda incrementar la apertura de estas organizaciones en especial del FMI, con la publicación de Cartas de Intención, resultados de las consultas en el marco del articulo IV de su Convenio Constitutivo e incluir mayores detalles en su Informe económico Mundial (World Economía Outlook) Se propone que el Banco Mundial amplíe el suministro de información sobre su estrategia de asistencia a los países miembros. La puesta en marcha de estas decisiones por parte de las instituciones mencionadas expone crudamente quienes fueron sus reales autores.

Se expone después, y nuevamente, la voluntad de que la correcta gestión del proceso "crucial" de liberalización (liberalization) del capital sea acompañado de reformas que fortalezcan el sistema financiero doméstico que debe transitar por el importante rol que se le adjudica al FMI, el cual en colaboración con el BM – BIS y OECD, tienen que ocuparse con urgencia de "examinar como monitorear mas efectivamente los flujos de capital, incluyendo los de corto plazo, con el objeto de proveer información al mercado y promover la estabilidad"

Otros párrafos continúan profundizando la relación con los IFINGO’s al señalarse que los supervisores oficiales de los IFIGO’s deben cooperar con las reglas de Basiela y trabajar estrechamente con las instituciones del sector financiero privado para adoptar mejores sistemas para el seguimiento del riesgos país. Con tales expresiones se explicita un "conflicto de interés", que por lo visto no trae ningún perjuicio a la transparencia; por el contrario, se persiste en ratificarlo: "necesitamos continuar, dice, con el perfeccionamiento de la supervisión de la actividad de los grupos financieros internacionales… la cooperación entre la supervisión nacional mejorando su dinamismo"

Respecto de los mecanismos de auditoria se auspicia desarrollar principios internacionalmente aceptados así como también respecto de de la responsabilidad y suministro de información en el sector empresario dándose la bienvenida a la iniciativa de la OECD para la adopción de estándares y guías de comportamiento.

Se resalta la importancia de los IFIGO’s al mencionarse que "también el Comité de Basilea y el BIS han establecido un instituto para la estabilidad financiera que debe ser aprovechado"

Se rescata del informe Meltzer su crítica a la propensión del sector financiero a descargar los riesgos de sus decisiones irresponsables, comprometiéndolo en las resoluciones de las crisis. "… algo debe hacerse sin asegurar implícitamente las deudas" apunta el documento.

La ambigüedad de los propósitos se refleja cuando mas adelante se señala que "el FMI debiera dar señales que en caso de crisis se encuentra preparado para considerar el otorgamiento de préstamos a los países que entren en atrasos o en situaciones donde aparezcan parálisis en los pagos si el país deudor adopta apropiadas políticas de ajuste

En la reunión del IFIGG – Sub. G7 de Colonia (Alemania 1999) prosiguió la insistencia en los puntos de las cumbres anteriores y la persistencia de los consensos del G7 con los IFGO’s y los FINGO’s a través del circuito operativo conformado por el BIS – Bancos Centrales - organizaciones financieras privadas internacionales

En esta oportunidad se dio cima a la iniciativa presentada en octubre de 1998 por los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales de los países del G/7, de crear el Financial Stability Forum (FSF) Estos comisionaron al presidente del Deutsche Bundesbank la propuesta de recomendaciones sobre fortalecimiento de la cooperación entre los distintos organismos nacionales e internacionales que se ocupan de los cuerpos de supervisión de sus instituciones financieras y para promover la estabilidad del sistema.

 

El doctor Tietmeyer presentó un informe a sus mandantes y estos ratificaron la creación del Foro en 1999 bajo los objetivos precedentemente señalados donde se destaca la promoción del intercambio de información y la cooperación en supervisión y vigilancia. En sus encuentros regulares participan autoridades responsables de importantes centros financieros internacionales, de organismos financieros públicos, sectores específicos que agrupan a reguladores y supervisores y expertos de bancos centrales con el objeto de estimular el funcionamiento y la estabilidad del régimen financiero y reducir el riesgo sistémico.

 

En la reunión del 21 del mes actual efectuada en Beijing participaron funcionarios del FMI, BM, OECD, BIS y del Comité de Supervisión de Bancos de Basilea y de la International Association of Insurance Supervisors (IASIS) Su secretariado se encuentra el la sede del BIS. Se revelará, no obstante, incapacidad para lograr un sistema financiero estabilizado, ya no justo, como el que proponía días antes el Consejo Mundial de Iglesias

Después de reiterarse que los países deben perseguir sanas políticas macroeconómicas sustentables tasas de cambio y prudentes políticas fiscales y que si han elegido regímenes fijos (convertibilidad ) la historia reciente pone de relieve que puede ser útil para mantener una responsabilidad creíble a su respecto"

La coincidencia de que "la comunidad financiera no debía proveer financiamiento oficial en gran escala a un país que interviene fuertemente para sostener un determinado nivel de tasa de cambio salvo que se encuentre apoyado en consistentes políticas económicas" fue livianamente considerado en ocasión del otorgamiento del denominado "Blindaje" al gobierno del ex presidente de la Rua un año después. Se dio una aprobación canónica a las medidas fiscales establecidas sin evaluar sus posibles efectos, todo ello a pesar de afirmarse que el trabajo del FMI debe ser fortalecer la atención a la sustentabilidad de la mencionada tasa con la firme implementación de adecuados controles.

Tampoco fue respetado el empleo de fuertes y frecuentes monitoreos para verificar sustentabilidad de las deudas, es especial en materia de monedas extranjeras, aunque los "Préstamos Garantizados" del ex ministro Cavallo, de noviembre del 2001, apuntaban a demostrar que seguía el lineamiento de extender los plazos de maduración de los empréstitos y comprometer recursos nacionales antes que extranjeros en especial a los sectores privados locales (AFJP mayoritariamente) El documento del Grupo prevenía que estos debían soportar las consecuencias de sus inversiones.

En la declaración se estimuló el esfuerzo para establecer "un sólido y eficiente procedimiento de bancarrotas y un fuerte sistema judicial para ayudar a los países a perfeccionar la transparencia, predictibilidad en supuestos de insolvencia"

Un aspecto relevante que tiene suma actualidad es haber establecido en forma enfática que se considera a los FIGO’s acreedores privilegiados. Se instituye informalmente, que ninguna categoría de acreedores privados deberá ser considerada con privilegio respecto de otra en posición similar y que "las deudas oficiales que necesiten ser reestructuradas en el marco del Club de Paris, el principio de comparabilidad (flexibilidad) en el tratamiento de los acreedores se aplicara a todas las categorías excepto a las instituciones financieras internacionales" (bastardilla propia)

Se acordó que en supuestos excepcionales, cuando los países no puedan postergar la acumulación de moratorias, el FMI prestará "lending into arrears" si el estado involucrado se muestra cooperativo en solucionar sus dificultades de pago con sus acreedores.

En la Reunión de Okinawa (2000), a los efectos de fortalecer la arquitectura financiera internacional particularmente el "tamaño" (size) y la importancia del capital privado en los mercados, el IFIGG –Sub. G7 insistió que "el FMI debía continuar desempeñando un rol central en el avance hacia una estabilidad macroeconómica y financiera para el crecimiento global intensificando su papel de supervisión (surveillance) salvaguardando sus recursos y el vigorizando el monitoreo de los programas teniendo en cuenta los cambios en la economía global"

En coincidencia con esta postura el presidente del Banco Central Europeo en una conferencia pronunciada en la reunión anual del BIS en septiembre del año 2000, señaló que el FMI, debido a los problemas relacionados con el "riesgo moral", no debía actuar como prestamista de último recurso, competir con el capital privado ni proveer asistencia ilimitada a los países

En la reunión de los ministros de finanzas y gobernadores de Bancos Centrales realizada en Roma el 7 de Julio del 2001, no se hizo referencia al "Magacanje", rechazándose la posibilidad de poner en practica la "tasa Tobin" frente a los temores de de la alta volatilidad de los mercados financieros que se experimentaba desde los noventa toda vez que "incrementaría, entes que reducir, la volatilidad y que un alto grado de gravación constituiría un disuasivo creíble para la salida de capitales frente a la perspectiva de grandes devaluaciones"

En oportunidad del Canje II por el cual se instrumentaron los "Prestamos Garantizados" (Decreto 1646/01) el G7 se había manifestado "satisfecho" con la medida que muchos analistas consideraban como el reconocimiento de un default externo "de facto"

Sin embargo sin mayores hesitaciones hacia octubre del 2002 el IFIGG – Sub. G7, adelantó que la "situación de la Argentina era de una seria preocupación y que las provincias debían comprometerse en una profunda reforma fiscal, con lo cual reconocieron implícitamente el fracaso del FMI y de su propuesta de Okinawa. Cuatro meses después instaron el que tomara nuevas medidas para recomponer sus finanzas, avanzar en la reestructuración de la deuda y celebraron los esfuerzos realizados por Turquía para estabilizar su economía

En septiembre del 2003, el G7 se manifestó dividido cuando se aprobó la prórroga del acuerdo argentino con el FMI afirmándose que las condiciones no eran lo suficientemente estrictas como para asegura el cumplimiento de las metas. Los EEUU tuvieron destacada intervención al expresar la necesidad de "flexibilidad" en el tratamiento de la cuestión

La situación inestable dentro del Concierto Legitimista queda expuesta en la reunión de Deauville, Francia, del 17 de mayo del 2003. Manifestaron entonces que encararían un nuevo mecanismo para asistir a los países con "serios problemas de deuda "como Argentina, Gabón y Nigeria que no calificaban dentro de los programas en ejecución (v.g. Iniciativa HIPC, propio) para obtener reducciones sustanciales de deuda"

En el mes de junio, en Evian, la Declaración del G7 solo aporta generalidades sobre la prevención y resolución de la crisis financiera ya que se limita a reafirmar que el FMI "debe continuar su fortalecimiento de controles haciéndolo mas comprensivo, transparente, independiente y responsable" y consideraron "bienvenido el acuerdo alcanzado por los ministros de finanzas para responder a los problemas de la deuda de los países no incluidos en la facilidad HIPC. "Esperamos, dice el documento, que este "Evian approach" posibilite una dirección mas conclusiva sobre la sustentabilidad de la deuda mientras asegure que la reestructuración sea el ultimo recurso"

La actitud del estado gobernante del "dólar hegemón" sobre las monedas, que tuvo su máximo exponente con la declaración de "independencia" respecto del oro por parte de los EEUU en 1971, es la manifestación mas nítida del rol dominante que ejerce dentro del G7 y de la pasividad con la que sus integrantes aceptan movimientos hacia la suba y baja de las tasas de interés del patrón monetario, aun cuando repercuta de manera negativa sobre prestamos, deudas, comercio, tasas de cambio, y plazas bursátiles propias y a nivel global.

En estos días se observa que el mero anuncio de su incremento ha ocasionado bruscas oscilaciones especulativas de "adelanto" del impacto. La comunicación de Greenspan a comienzos de mayo de su posible incremento, sin fijar marco temporal, fue suficiente para abrir el campo a las especulaciones más osadas en las plazas del comercio real y virtual. Más allá de la magnitud de su alza el resultado inmediato ha sido la caída de las bolsas mundiales y del anuncio de la disminución proyectada del crecimiento del año en curso.

Los aumentos advertidos, aun cuando sean escalonados y moderados, ya provocan la fuga de capitales de los mercados emergentes y su rango estimado en los extremos por el Namura de 0,50 y por el 1.25 por el Barclays hacia fines de año ocasionara nuevas volatilidades e incertidumbres hasta alcanzar un nuevo reacomodamiento. La manipulación o la plena incertidumbre en los pronósticos ha quedado evidenciada pocos días después, cuando 23 operadores primarios de deuda soberana consultados por Bloomberg News, apreciaran que podía llegar al 4% a fines del 2005 Los efectos negativos se harán sentir en los países altamente endeudados y tienen entidad suficiente para soltar nuevos acontecimientos de insolvencia soberana.

Resulta por menos paradójico y penetran el campo de la firme sospecha que estos sucesos se produzcan a un mes de la declaración del IFIGG – Sub. G7 donde se expresó que el "exceso de volatilidad y movimientos desordenados en las tasas de cambio son indeseables para el crecimiento económico"

El LAVADO DE DINERO

El IFIGG – Sub. G7 ha tenido destacada incidencia en el establecimiento de regulaciones nacionales e internacionales tanto en el sector público como privado en materia de lavado de dinero dado el múltiple aprovechamiento que el crimen organizado ha realizado de los IFINGO’s

 

En la cumbre de Nápoles (1994), el G7 manifestó su alarma ante el crecimiento del crimen organizado por el empleo de procedimientos ilícitos para la toma de control de negocios legítimos.

En 1998 el canciller británico Gordon Brown efectuó una firme convocatoria para combatir el crecimiento del crimen organizado, oportunidad en la que el trafico mundial de drogas se estimaba en los U$S 400 mil millones anuales. Acercaron su preocupación a los lideres del Grupo para su reunión de Birmingham manifestando la necesidad de crear una red mundial de agencias contra el lavado de dinero. En septiembre de 1999 insistieron sobre la conveniencia de coordinar la actividad de los expertos de los países reforzando las iniciativas de la FATF y la OCDE y en enero del 2000 urgieron a la FATF a completar la identificación de las jurisdicciones nacionales "no cooperativas"

En la reunión del IFIGG - Sub. G7 realizada en Fukuoka, Japón, también en el año 2000, los influyentes integrantes del Financial Stability Forum Financial (SEF) , OECD, y Financial Action Task Force (FATF), discutieron un informe de esta ultima sobre revisión de reglas y practicas de 29 países y territorios y la identificación de 15 jurisdicciones "Offshore Financial Centres" (OFCs) como no cooperativas, la adopción de medidas internacionales antilavado y propuestas multilaterales para fortalecer el escrutinio de operaciones sospechosas.

Se expreso que, así como la globalización de la economía ofrecía oportunidades sin precedentes para los negocios legítimos y las finanzas, facilitaban caminos a los grupos terroristas, traficantes de narcóticos, del crimen organizado y de los funcionarios corruptos para el ejercicio de practicas ilegales constituyendo una amenaza para la credibilidad de las instituciones financieras internacionales (IFING’s e IFINGO’s) Por tal motivo apuraron al FMI y al BM a realizar una estricta revisión de procedimientos y controles para fortalecer las salvaguardias en el empleo de sus recursos, el buen gobierno y las medidas destinadas a prevenir actos de corrupción en la implementación de sus programas.

En la reunión del IFIGG - Sub. G7 de febrero del 2001 se comprometieron a adoptar otros cursos de acción contra los países que no adoptaran medidas contra la corrupción (véase nota 34)

 

EL "LEGITIMISMO FINANCIERO"

Desde el punto de vista de la teoría de las relaciones internacionales podemos señalar que el Régimen Financiero Mundial evolucionó desde 1945 cumpliendo distintas etapas alcanzando una estructura sistémica asentada en un esquema de Concierto Transnacional Hibrido (confusión de lo público con lo privado) apoyado en el "legitimismo" como principio cardinal de cohesión, cuyas notas principales son: desempeño entramado de sus actores, reacomodamiento bajo la regla del "cambio para que nada cambie", incidencia y control de instituciones estatales y paraestatales, autorregulación de su operación, construcción y desactivación de productos altamente herméticos y sofisticados.

 

Es así que la organización financiera, no pocas veces en alianza con la productiva, desarrolló una política global de protección contra la auténtica competencia, de debilitamiento, fragmentación o cooptación del poder regulatorio del estado acompañada de una actividad destinada al ensamble de "instituciones financieras universales" sin una autoridad regulatoria central La "despolitización" de los bancos centrales, la actividad de las empresas auditoras internacionales y del Bank for Internacional Seetlements (BIS) y la de los IFINGO’s logran singular preeminencia

 

La topología y morfología analítica detallada de los mismos es tarea pendiente y ardua ya que no podrá ignorarse que los bancos centrales ni a la Federación Europea de Bancos (European Banking Federation) que desde 1960 que representa los intereses de 4000 bancos del continente así como de Noruega y Suiza, con dos millones de empleados y un total de depósitos de 20.000 millones de euros. Todos operan con un status jurídico, que les otorga independencia legal respecto de los gobiernos. Detentan, bajo el eufemismo de la despolitización, innegable preeminencia en el manejo de los "arcanos" financieros, suficiente para suscitar conflictos y cooperaciones con las restantes instituciones nacionales y comunitarias.

 

A través del control de las reservas y gestión monetaria y la disponibilidad de medios para suministrar asistencia al sistema privado local y regional y global demuestran aptitud para limitar el marco de discrecionalidad de las funciones del estado.

 

LOS FINGO’S DEL CONCIERTO.

 

La complejidad que ofrece la cosmología del sistema financiero solo nos permite en esta instancia de la investigación identificar sus principales componentes.

 

Entre los IFINGO’s se destacan la EMTA (Emerging Markets Traders Association), EMCA (Emerging Market Creditors Association), IPMA (International Primary Market Association), TBMA (The Bond Market Association) y el ISMA (Securities Market Association) que, ora con el BIS, ora por medio de acciones grupales o individuales orientan la política financiera general y focal, formalizada luego en derecho positivo particular de los estados.

 

Cada una de estas entidades tiene objetos específicos pero participan en la membresía de las restantes con lo cual a través del entrecruzamiento, engloban el tratamiento de los intereses que mueven sus negocios en el espectro del asesoramiento, consultoría, seguros, gestión de las inversiones y auditoria. Asociadas en áreas comunes o relacionadas de actividad emprenden acciones convergentes o individuales, según las circunstancias, que les asegura preeminencia en el conocimiento e información acerca de la evolución de los mercados monetarios y financieros locales, regionales y mundiales. Actúan sobre los órganos representativos y de gobierno en los EEUU, en las otras plazas del G7, los INGO’s restantes, FIGO’s e IGO’s.

 

La especialización en determinados segmentos a través de empresas pertenecientes al mismo conglomerado les posibilita obtener datos "on line" de la evolución de los distintos mercados y sopesar oportunidades y riesgos políticos, comerciales, financieros, contables con alta potencialidad sinérgica en especial en materia de tasas de interés, riesgo país, riesgo político y comercial para acercar recomendaciones sobre endeudamiento soberano y privado, manejo de monedas y acciones. (vg. forman parte del IPMA, ISMA y EMTA; Merrill Lynch, Goldman Sachs, Citigroup, Morgan Stanley. ABNA Amro Bank, Santander Hispano, HSBC)

 

La International Primary Market Association (IPMA) se originó 1984 bajo la ley de Gran Bretaña, para asociar a bancos líderes en el comercio de préstamos bancarios e inversiones a nivel mundial, en especial respecto de aquellas donde estaban involucrados instrumentos de deuda pública y corporativa en el mercado primario. Brinda asesoramiento jurídico, buenas prácticas, regulaciones y negociaciones. Además de las instituciones mencionadas precedentemente la integran el Deutche Bank, Barcays, Lehman Brothers, y el Santander. Sus comités enfocan la rápida instrumentación de la directiva UCITS y el manejo de las operaciones diurnas y nocturnas del mercado y tienen relaciones con la Euro Commercial Paper Association El ABN Amro Bank señaló a través de uno de sus voceros una fuerte critica a la iniciativa de bancarrota estatutaria de Anne Krueger señalando que aun si hubiera estado en practica la "tragedia (argentina) no hubiera podido ser prevista" en el 2001

 

La Emerging Market Creditors Association (EMCA) representa los intereses de sus integrantes en materia de préstamos soberanos. Algunos trabajan para identificar una más ordenada y estructurada deuda soberana sobre la base de aproximaciones ("no estatutarias) cuando se desencadenan situaciones de "default" Incluye en tal esfuerzo a la EMCA, EMTA, IIF, IPMA, SIA, y TBMA. En su balance de gestión del año 2002 da cuenta de la elaboración de un Plan de Acción que dice integrar aproximaciones para una segunda fase de discusión sobre el fortalecimiento de la red sistémica de flujos de capital en los mercados emergentes. Manifestó que la política del G7 expresa la convergencia con su pensamiento sobre la forma de orientar la resolución de las crisis (market based process)

 

La The Bond Market Association (TBMA) esta compuesta por quienes promueven la apertura de los mercados. Tienen una alta performance y éxito de injerencia que despliegan a través de reuniones y conferencias. Fue invitada a testificar ante el Congreso de los EEUU. Entre sus integrantes se encuentra Goldman Sachs, Merrill Lynch, Morgan Stanley ABM Amor Bank, el Credit Suisse First of Boston, Citigropup, Lazard Frerers y la calificadora de riesgo StandardPoors. Recientemente expreso que las nuevas reglas de Basilea II servirán de base para establecer regulaciones nacionales y aspira a su instrumentación para el 2006. Informó que si bien mantiene estrechos contactos con la administración estadounidense, trabaja activamente con instituciones globales como, British Bankers Association, Emerging Markets Traders Association, International Primary Market Association, International Securities Market Association, International Swaps Derivatives Association y la Securities Industry Association, entre otras Mantiene vínculos para anticipar y resolver conflictos con la Asset Managers Forum (AMF) que agrupa al sector comprador.

La DTCC, Depository Trust & Clearing Corporation (DTCC) creada hace 30 años tuvo como tarea primaria colocar y bloquear operaciones en el mercados monetario y accionario así como proveer de los servicios de seguridad y custodia en un ambiente automatizado bajo la premisa costo/efectividad, en momentos en que la mayoría de las operaciones se efectuaban por medio de la transferencia física de instrumentos representativos. En enero del 2003 estableció la Fixed Income Clearing Corporation (FICC) donde se fusionaron actividades de otras que realizaban transacciones en el mercado oficial de los EEUU y comenzó a entender desde el punto de vista del dólar como valor en las operaciones de los mas grandes mercados mundiales de títulos. En el 2003 procesó U$S 529 trillones en valores oficiales de los EEUU. Su red de negocios comprende fondos mutuos, relación dealers/borkers, seguros y bancos

La Emerging Markets Clearing Corporation (EMCC) creada en 1998, es una subsidiaria del DTCC, regulada bajo las normas de la SEC de los EEUU. Ofrece asesoramiento sobre gestión de riesgo a empresas involucradas en operaciones de intermediación de instrumentos de deuda (Bonos Brady, y corporativos de mercados emergentes) Tiene "joint ventures" con Securities Industry Association (SIA), Emerging Markets Traders Association (EMTA) y la International Securities Market Association (ISMA) y con las entidades reguladoras de EEUU y Gran Bretaña (SEC, U.S. Securities and Exchange Commission y FSA, U.K. Financial Services Authority)

 

La ISMA surgió a resulta del incremento del volumen de transacciones en el mercado primario y secundario que hacia fines de 1960 debió enfrentar la carencia de acuerdo sobre procedimientos estandarizados y de coordinación que amenazaba la operatoria mundial. La iniciativa provino de un grupo de "senior bond dealers", representantes de bancos y otras compañías interesadas en la transacción de valores de los principales centros financieros que formaron primero la Association of International Bond Dealers (AIBD)

La International Association of Insurance Supervisors (IAIS) se estableció en el año 1994 y representa a autoridades supervisoras de más de 100 jurisdicciones con el propósito de desarrollar estándares internacionales y principios de control de la industria del seguro. Coordina esfuerzos con otras entidades reguladoras financieras y asesora sobre protección frente a exposiciones y riesgos de aseguradores y reaseguradores. En un estudio efectuado en el 2003, "Reaseguro – riesgo sistémico?". Indica que desde la década de los 80 solo se produjeron 25 casos de quiebra de grandes compañías aseguradoras primarias y que el colapso del sistema solo puede concebirse en caso de importantes impactos externos. Manifiesta que el tamaño de sus inversiones y capital prestado dentro de los mercados financieros es cerca del 1% (U$S 58.000 millones" del total del stock de acciones y títulos) KPMG es la auditora de sus estados contables

La International Organization of Securities Commissions (IOSCO) nació en 1983 y actualmente es un cuerpo integrado por 181 autoridades regulatorias del 90% del merado de acciones del mundo y su "IOSCO Priciples" son reconocidos por la comunidad financiera. En el 2002 acodó un memorando de entendimiento (IOSCO MOU) de carácter multilateral para facilitar el intercambio de información entre sus integrantes y en el 2003 aprobó una metodología (IOSCO Assessment Methodology) para desarrollar planes de acción específicos destinados a corregir ineficiencias en los mercados Como en el caso anterior KPMG es su auditora de los estados financieros.

 

EL BIS Y EL COMITE DE BASILEA

En 1975, el "ínterin" de la reunión de la Biblioteca de Washington y el primer conclave del G/7 los gobernadores de los Bancos Centrales de 10 países mas Luxemburgo establecieron el "Comité de Regulaciones y Supervisiones Bancarias" (Committee on Banking Regulations and Supervisory Practices, denominado comúnmente, Comité de Basilea (The Basel Comité) como organismo informal destinado a acordar principios comunes sobre tales materias, ante los serios disturbios ocurridos en 1974 en materia monetaria y de marcados bancarios especialmente por la quiebras del Bankhaus Herstatt en Alemania Occidental. Desde entonces se generalizaron los encuentros regulares con Bélgica, Canadá, Francia, Alemania Federal, Italia, Japón, Luxemburgo, España, Suiza, Gran Bretaña y EEUU.

El primer resultado concreto de sus convergencias es el llamado Concordato de Basilea de 1975 o "Basel Concordat", que estableció las bases de la regulación y cooperación entre los bancos centrales y fue sucesivamente revisado en 1983 a fin de ampliar su aplicación a entidades privadas de los países y a sus actividades transfronterizas. En abril de 1990 en vista del alto endeudamiento y la erosión de las pautas fijadas sobre capitales bancarios, resolvió trabajar en la obtención de convergencias para remediar desequilibrios en los sistemas bancarios nacionales en especial en materia de evaluación de riesgo y fortalecer la estabilidad del sistema bancario internacional.

En 1992, a raíz de el escándalo generado por el BCCI se refuerzan los estándares mínimos del Concordato estableciéndose que todos los grupos bancarios internacionales serán supervisados por los bancos centrales de los países con capacidad suficiente para consolidar su supervisión, que el establecimiento de los mismos debe contar con el consentimiento previo de la autoridad supervisora oficial de los estados, que dicha autoridad tiene el derecho a obtener información sobre el intercambio de información de bancos que realicen operaciones transfronterizas , entre otros.

Su carácter expansivo se concreta paulatinamente, hasta alcanzar a 140 países en 1996. Al acuerdo de Basilea I (Basel Capital Accord) de 1998, que se ocupa del tratamiento pormenorizado de la evaluación de riesgo, le siguen, en 1996, trabajos conjuntos con el International Organization of Securities Commissions (IOSCO) En 1999 se inician intercambios de proyectos y documentos para la formulación de un convenio mas abarcativo que prosiguen hasta el 2003 con la adopción de pautas tendientes a responder a las contingencias de los mercados, corregir apreciaciones sobre estimación de riesgos y balances gestión de exposición de cartera, prevención del uso delictivo de los sistemas bancarios, suministro de información y reglas de auditoria que culminan en el Basilea II

En el mismo se señala que los bancos centrales (country supervisory authority) son responsables de la vigilancia de las operaciones globales de las instituciones privadas sobre la base de información consolidada, verificada y prudente, incluyéndose a las empresas financieras vinculadas. Se ha señalado que las entidades oficiales fiscalizadoras en los países emergentes encuentran "algunas dificultades para que los controles resulten efectivos en especial sobre las operaciones altamente sofisticadas. Esto es particularmente peligroso, se dice, cuando los bancos comerciales expanden rápidamente sus operaciones en áreas relacionadas con los servicios financieros, seguros, gestión de portafolios e inversiones"

Dentro de este marco desarrolla su actividad para el intercambio de información sobre acuerdos de los sistemas de supervisión bancaria nacionales, evaluación de su efectividad, técnicas de control de las operaciones de los dichos negocios y la fijación de reglas mínimas en segmentos del mercado que se consideran relevantes. El Comité carece de una estructura formal, y según se afirma, "nunca tuvo el propósito de tenerla. Mantiene frecuentes reuniones con el BIS que le suministra apoyo administrativo y lugar para las reuniones. La presidencia es rotativa.

En 1996 a través del Joint Forum on Financial Conglomerates, constituido con el soporte del IOSCO y el IAIS se prepararon procedimientos para facilitar el intercambio de datos y robustecer la supervisión efectiva de los grupos financieros. El compendio de documentos confeccionados con la asistencia del International Accounting, Standards Committee, el International Auditing Practices Committee of the Internacional Federation of Accountants y la International Chamber of Commerce, se refieren a la conformación de procedimientos interbancarios, relaciones entre bancos supervisores y auditores externos y normas uniformes sobre contratos de cambio. También se desplegaron conexiones con la European Commission, la European Banking Federation, el Offshore Group of Banking Supervisors y organizaciones reguladoras de inversiones.

El comunicado suministrado por el G/7 en Lynon (1996) convocó al Comité a participar en los esfuerzos para fortalecer los estándares de supervisón en los mercados emergentes. En 1997 produjo el "Core Principles for Effective Banking Supervision", complementado en 1999 con el "Core Principles Methodology"

Bajo las normas de Basilea II el BIS promovió que a través del FMI y BM se apliquen reglas mas estrictas de alineamiento del capital con el riesgo para el funcionamiento bancario nacional y transfronterizo. Las sucesivas enmiendas que sufren estas nuevas regulaciones están adscriptas a las mutaciones de los distintos ardides financieros que los bancos denominan tecnicismos (technicalities) para enmascarar realidades.

De las regulaciones elaboradas se desprende que las entidades bancarias mas desarrolladas y complejas se encuentran en mejor posición para adecuarse que las mas pequeñas, con lo cual tienen expedita la vía para organizar mas apropiadamente sus operaciones, alcanzar fusiones y absorciones de las entidades o competir con nuevas asimetrías (aprovechamiento de las imperfecciones y diferentes estándares de contabilidad entre países) con las instituciones financieras oficiales de los países miembros involucrando a los bancos centrales a través de "las autoridades nacionales en el proceso de adaptación a los estándares hacia nuevos desarrollos"

 

El BIS Y EL IFF

La relación entre ambas instituciones muestra el volumen y especialidad y concentración de la expansión de la red de influencia de los IFINGO’s sobre el BIS, (IFIGO) estrechamente vinculado con los con los restantes (FMI – BMG)

El BIS, establecido en 1930 para instrumentar los fracasados planes Dawes (1924 y Young, 1929) es, desde entonces, el principal centro internacional de cooperación de los bancos centrales a nivel mundial y, como viéramos, tiene un contacto permanente con los IFINGO’s. Por su estructura y funcionamiento complementa sistemas de organización de red con jerarquización decisional.

El Institute of International Finance (IIF) se creó 1983 en respuesta a la crisis de la deuda externa con el objeto de suministrar a la comunidad financiera de análisis técnicos "preservándole su reputación por la alta calidad objetiva e independiente de las investigaciones" Incluye entre sus 320 miembros a los bancos comerciales y de inversión mas importantes del mundo, compañías aseguradoras, corporaciones multinacionales y especializados en financiamiento de mercados emergentes. Cerca de la mitad de son instituciones europeas. En su informe anual del 2003 se ocupó del "default" argentino y de las iniciativas que se formularon e incluyó opiniones que contenían fuertes críticas al programa del gobierno, en especial sobre política fiscal y reestructuración bancaria que fueron acercadas al FMI.

Entre los miembros del Comité de Asesoramiento que las prepararon se encuentran entre otras entidades: ABN AMRO Bank N.V., Banca Nazionale del Lavoro, Banco Itau S.A., Citigroup, Crédit Suisse Group, Deutsche Bank AG, Goldman, Sachs & Co., HSBC Holdings, J.P. Morgan Chase & Co., Morgan Stanley.

La presencia de Lazard Freres – entidad contratada por el gobierno nacional para los primeros trabajos de la reestructuración - y de Merrill Lynch & Co., ahora como banco organizador internacional del canje de deuda en estadio de insolvencia, lesiona la afirmación de independencia de la entidad, ubica a ambas instituciones dentro del espacio del "conflicto de interés" y de sospecha de "suministro de información privilegiada" a las otras entidades bancarias miembros de la organización y de bonistas acreedores.

Simulares dudas sobre la imparcialidad de sus informes despierta el análisis que realiza de las reglas de Basilea donde se presenta la visión del IIF en tanto representativa de la industria financiera global. Esta irregular relación se acrecienta cuando se constata que en una reunión realizada el año ultimo en el Joint Forum on Conglomerate Supervision (entidad multidisciplinaria compuesta por el Comité de Basilea el IASB, y el IOSC) se ocupó de las medidas proyectadas sobre gestión de riesgo y tratamiento de instrumentos de deuda soberana.

Junto con la EMCA, EMTA, IPMA, ISMA, SIA, TBMA, prepararon un modelo para promover la inclusión de la Cláusula de Acción Colectiva (CAC) en los nuevos bonos soberanos que emitan los emergentes, con lo cual se advierte el propósito de fijar sus contenidos con poca posibilidad de enmienda por parte de los países tomadores de créditos que carecen, por lo general, de estructuras técnicas para discutir en un plano de igualdad el contenido especifico de tales cláusulas, donde el problema estará, como siempre, "en los detalles"

La proliferación de grupos especializados dentro y fuera del IIF se incrementó en enero del 2003, con la instauración del Sovereign Investor Relations Advisory Service (SIRAS) para diseñar reglas mínimas de buena práctica para la prevención y solución de crisis en mercados emergentes Desde 1994 estableció relación con el Grupo Banco Mundial e instituciones multilaterales de desarrollo de Africa Asia, América Latina y Europa.

CONTROL DEL CONTROL: LA AUDITORIA

Este modelo complejo y expansivo, tiene imbricación con el tramo más sensible y critico del ciclo: el control o auditoria contable y financiera. El mismo se halla estructurado en la subcategoría de los INGO’s y que denominamos INTOPAI (International Organization of Private Audit Institutions) para diferenciarlo del INTOSAI (Internacional Organization of Supreme Audit Institutions).

Su aspecto institucional lo ostenta la International Federation of Accountants (IFAC) que en para el año 2002 acota haber "incrementado el diálogo con los reguladores inversores y otros interesados en el trabajo profesional de los contadores, y en la credibilidad de la información financiera"

Su principal actividad es intensificar los vínculos con las organizaciones públicas afines para adoptar normalizaciones comunes en materia de auditoria.

Corresponde destacar el establecimiento del International Auditing and Assurance Standards Board (IAASB), creado para "acelerar y fortalecer las auditorias internacionales…" y la incorporación de auditores expertos en las públicas en los distintos comités o en su Directorio. Para la adopción de nuevos estándares de auditoria en el sector público de la Unión Europea la IFAC fue asistida por el FMI, el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo, circunstancia que afecta la independencia de la entidad particularmente cuando hay miembros comprometidos en el análisis de sus contabilidades.

Especial referencia en la tarea que nos ocupa es al funcionamiento dentro de su estructura del Transnational Auditors Committee (TAC) que había operado provisionalmente hasta el precitado año. Se ha preocupado de áreas relacionados con al aseguramiento de la confianza y de la regulación de la profesión después de los escándalos corporativos a los que hace marginal referencia. Promueve el fortalecimiento de la calidad de los informes financieros y en las prácticas de auditoria a nivel mundial. Es el brazo ejecutivo del Foro de empresas internacionales que realizan auditorias financieras sobre estados de cuenta a uno y otro lado de las fronteras nacionales.

El TAC esta integrado, entre otras, por Deloitte Touche Tohmatsu, KPMG International Limited, Ernst & Young International y PricewaterhouseCoopers, íntimamente comprometidas con las auditorias de los FIGO’s, FINGO’S y BINGO’s.

Pricewaterhouse se ha desempeñado como auditora del FMI, que fuera seleccionada en 1999 a tres meses de haberle solicitado que suprimiera de su página electrónica el informe que realizara sobre la cuestionada transferencia a Rusia durante el gobierno de Yetsin de U$S 4.500 millones sin que hayamos obtenido información acerca de la forma en que se procedió a su selección a pesar de haberlo solicitado.

Esta compañía ha practicado el mismo trabajo de fiscalización de los estados financieros del BIS, entidad internacional en la que convergen los bancos Centrales dibujándose un círculo poco virtuoso de relaciones. Presta el servicio a conglomerados empresarios y financieros a nivel mundial y si bien a través de la Oxley Act of 2002, ha debido separar ambas tareas, el hecho de desempeñar esa la misma actividad en empresas privadas y FIGO’s la coloca en una efectiva situación de "conflicto de interés" y en un cono de sombra la transparencia de su trabajo. En el año 2002 la SEC de los EEUU vio configurada esta situación y le aplicó una multa de U$S 5 millones que abarcó el periodo 1996 - 2001.

El BID tuvo desde 1995 a la ex Arthur Andersen como auditor externo considerado como participe necesario en el fraude del conglomerado WorldCom. Merril Lynch ha sido auditado por Deloitte and Touche que ha tenido contrato de similar servicio para el Banco Mundial.

La trascendencia de este análisis reside en que anualmente las entidades auditadas colocan mas de U$S 30 mil millones en bonos en los mercados internacionales con bajo interés, porque tras habérseles reconocido el carácter de acreedores privilegiados en caso de insolvencias soberanas (G 7 de Colonia, Alemania 1999), y porque grandes cantidades son adquiridas por grupos empresarios y financieros donde, compañías como las nombradas, prestan servicios de auditoria o consultoría de inversión.

 

CONSISTENCIA DEL "CONCIERTO FINANCIERO"

Las réplicas emprendidas por los INGO’S (vg. Seattle, Jubileo 2000, Oxfam, ATTAC, Tribunal de la Deuda Externa de San Pablo) no han tenido alcance perturbador respecto de la variedad de estrategias aplicadas por la galaxia de los países y actores hegemónicos. Lo FIGO´s se han comportando en situaciones de turbulencia y malestar con una significativa capacidad de respuesta para morigerar y relentizar soluciones satisfactorias. En tal sentido instrumentaron en 1999, las Iniciativas HIPC I y HIPC II y la facilidad PRGF (Poverty Reduction and Growth Facility) en reemplazo de la Enhanced Structural Adjustment Facility (ESAF)

El "ethos" de las elites de los actores reguladores han mostrado un alto grado de adhesión en el plano interno como externo de sus respectivos países (adhesión al Consenso de Washington de 1999) Los recursos presupuestarios estatales fueron empleados masivamente para proteger la operatividad del régimen (vg. empleo del Exchange Stabilization Fund, de los EEUU en la crisis del Tequila, asistencia masiva del FMI en los casos Asiático y Ruso)

La ingeniería financiera creada con en el Plan Brady tiene como dato mas destacable la transformación de los préstamos sindicados soberanos en empréstitos atomizados donde las entidades financieras comenzaron a actuar como intermediarias (market makers) de la ubicación de deuda en bonos que son adquiridos por fondos de pensión, mutuos, e innumerables ahorristas en las "plazas fuertes" de Londres, Nueva York, Frankfurt, Tokio y Roma, con lo cual generan profundas dificultades para encarar reestructuraciones en caso de iliquidez o insolvencia pero cumplieron con el propósito de liberar a los bancos del principal riesgo de la bancarrota.

La importancia de los IFINGO’s en la consolidación del "legitimismo" y de su influencia sobre el FMI permanece explicada en oportunidad del fracaso de la iniciativa de ordenamiento estatutario de bancarrota soberana inspirado por Anne Krueger (SDRM) Más allá de las falencias que el sistema propuesto tenia no se apuntó a su corrección sino a su supresión.

Es interesante observar que en la declaración de Okinawa (2000) el IFIGG – Sub. G7 expresó que debía ponerse énfasis en los procesos voluntarios de coordinación de intereses de acreedores y deudores en casos de insolvencia aspecto que informalmente ya habría sido propuesto por la IIF.

En julio del 2002 los IFINGO’s auspiciaron el bloqueo de la propuesta. El IIF, a través de voceros como el Citigroup, JP Morgan Chase, UBS y el Deutsche Bank, dijeron que el proyecto podía traer "serias consecuencias"

En el resumen ejecutivo de un documento conjunto distintas organizaciones financieras privadas internacionales expresaron que "el objetivo de una aproximación basada en el mercado para enfrentar las reestructuraciones de deuda es todavía posible, para restaurar donde sea necesario el mas temprano acceso a los mismos" y que deben "incluir negociaciones anticipadas entre deudores y acreedores clave, a través de un grupo de asesoramiento en caso de que la reestructuración puede lograrse"

 

Esta política es receptada en Washington tres meses después por el IFIGG – Sub. G7. En la oportunidad se manifestó que "se habían efectuado grandes progresos hacia un enfoque de mercado bajo sistemas contractuales para la solución de reestructuración de deudas soberanas", y, por cortesía, se dio "la bienvenida del sistema estatutario del FMI dentro del marco de los estudios

 

En la reunión de Evian del 2003 se expresan cumplidos "a los progresos alcanzados para fortalecer el sistema de prevención de crisis financieras y su resolución bajo condiciones de mercado con lo cual se brindó la carta de defunción a la iniciativa SDRM registrada en la reunión de Colonia de 1999.

 

CONCLUSION

 

Si en el caso del Concierto Europeo el sistema funcionaba bajo un régimen estatutario regido por el articulo IV de la Cuádruple Alianza, después de la caída de Napoleón I, el legitimismo financiero encarnado en los IFINGO’S tiene por brazos al IFIGG – G7, cuyo núcleo de gestión, a diferencia de aquel, es el informalismo de las reuniones periódicas y la flexibilidad aleatoria de sus decisiones, y a los FIGO’s para ejecutar estrategias de intervención o inacción de superficie.

 

Su despliegue se realiza gobernando el Comité de Basilea, inspirado en el Concordato de 1975 (su "iglesia" y los bancos centrales de los estados nacionales) y entramando las entidades que abarcan la totalidad de las materias de su interés. Con estos se asegura el control de las operaciones financieras a escala planetaria, incluso de los BINGO’s y auditoras (INTOPAI) Encuentra facilitado su accionar frente a la ausencia de reivindicaciones territoriales entre los países económicamente altamente desarrollados (VIGO’s), la debilidad de los IGO’s y la posesión monopólica del recurso de producción y destrucción del ancestral medio de supremacía: el dinero no solo del real sino también del virtual

 

El "default" argentino, el mas grande después del iraquí, reveló que la declaración de fortalecimiento de "estándares prudentes y fuertes", la correcta "gestión del riesgo" y el "impulso a la transparencia", que hiciera en 1997 en Denver el G7, estuvo vaciada de voluntad política real y constituyó, por el hecho de realizarse en plena crisis, un hito del grado de compromiso con los paradigmas del "legitimismo financiero"

 

Las tensiones que se susciten en torno de los anuncios y de la oferta final de reestructuración de la deuda, así como la relevancia que puedan tener acontecimientos de crisis financieras soberanas similares en otos países se encuentran dentro de los parámetros que permiten su control.

 

Las posibilidades de que se susciten réplicas que lo conmuevan solo puede vislumbrarse por reflujo del postmodernismo y por sucesos catastróficos desencadenados por la actividad terrorista insusceptibles de ser asimilados a la cotidianeidad. Estimamos que el Concordato continuará disponiendo de los recursos necesarios para licuar situaciones disrruptoras. Sin embargo las acciones contestatarias o la intensificación de las criticas pueden tener aptitud para conducirlo a otro estilo de comportamiento, cambio o incorporación de nuevos protagonistas por lo que en la actualidad el desempeño de este "Concierto Financiero" puede ser calificado como multipolar complementario en equilibrio

 

 

Alfredo Carella
Bs. As, 2 de abril del año 2004
( * ) Abogado y Escribano. Fue auditor de la Secretaría General de la Presidencia de la Nación y de la Auditoria General de la Nación (AGN), docente de Universidades Públicas y Privadas en cátedras de Derecho internacional Público y Relaciones Internacionales y Convencional Constituyente de la Ciudad de Buenos Aires


obtenga una
copia para bajar a su computadora
 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada