EL QUINTETO DE SHANGAI

La consolidación del espacio aereo euroasiatico propuesto por Gorbachov, lo que implica una acentuada integración con Europa Occidental, el comienzo de los debates sobre el agua como recurso estratégico y el siempre presente problema del terrorismo islámico son los temas conductores de la política estrategica rusa en este periodo. Esto ultimo, tiene como telón de fondo la cooperación ruso-china que sé manifiesta en el grupo de trabajo de Shangai, cuyos objetivos tienen presente la inestabilidad de Afganistán y el proceso de prolongado fundamentalismo que golpea no solo a los rusos, sino tambien a las zonas chinas en donde se han detectado células de Al Quaeda.

No es casual entonces que la reunión se produzca en momentos en que se analizan los desenganches occidentales de Iraq en tiempos mas o menos precisos y que apreciaciones rusas sugieren que China es el país que podría encarar con mayor eficacia la lucha contra los islamistas fundamentalistas en los próximos años.

Mijaíl Gorbachov defiende la unión del espacio euroasiático con la UE.
El ex presidente soviético Mijaíl Gorbachov defendió la unificación progresiva de la Unión Europea (UE) con el espacio euroasiático, integrado entre otros países por Rusia, Ucrania, Bielorrusia y Kazajstán.
"Dentro de poco vamos a crear un espacio europeo", declaró Gorbachov en la conferencia de prensa posterior a su intervención en la clausura del diálogo "El agua: recurso estratégico", celebrado en el Foro de las Culturas de la ciudad española de Barcelona.
Gorbachov, quien abogó por ceder el protagonismo de las decisiones internacionales a las organizaciones no gubernamentales y las entidades sin ánimo de lucro frente a "los negocios cínicos y la política cínica", dijo que "tenemos que construir un espacio unificado" que suponga la unión del este y del oeste de Europa.
En su opinión, "tenemos un espacio cultural común y estamos de acuerdo en un espacio energético común y en un espacio de derecho jurídico común".
Agregó que "se trata de un proceso que existe" y subrayó que, "sólo con Rusia, la UE puede responder a cualquier tipo de retos".
Por otra parte, Gorbachov resaltó la diferencia en los foros de política internacional entre "la palabra y los hechos" y como ejemplo citó la campaña militar en Irak, para la que "se encontraron 120.000 millones de dólares sin problemas".

Los secretarios de los consejos de seguridad de los países miembros de la OCSh se reunirán en Tashkent.
El 3 de junio, en Tashkent (Uzbekistán) se reunirán los secretarios de los consejos de seguridad de los Estados que integran la Organización de Cooperación de Shanghai. La reunión se enmarca en los preparativos de la cumbre de la OCSh, que tendrá lugar los días 16 y 17 de junio en Tashkent.

El foro versará sobre la situación en la región, la interoperabilidad en el marco de la OCSh, la eficacia de la colaboración en materia antiterrorista y la represión del tráfico ilícito de estupefacientes, armas y explosivos. El Ministro de Relaciones Exteriores de Uzbekistán, Iljom Zakirov, anunció que los participantes reglamentarán los encuentros de los secretarios de los consejos de seguridad de los Estados asociados a la OCSh y sellarán el protocolo final. El 4 de junio, los secretarios de los consejos de seguridad harán una declaración a la prensa.

La Organización de Cooperación de Shanghai es un organismo internacional subregional formado por Kazajstán, China, Kirguizia, Rusia, Tayikistán y Uzbekistán.
Los seis países ocupan el 61% del territorio eurasiático y cuentan con la cuarta parte de la población mundial. El potencial económico incluye la economía china, la más potente después de la estadounidense. Los idiomas de trabajo son el ruso y el chino. La sede se encuentra en Pekín.

El predecesor de la OCSh fue el "Quinteto de Shanghai" (Rusia, Kazajstán, Kirguizia, China y Tayikistán), que quedó instituido tras haberse firmado el Acuerdo sobre el fortalecimiento de la confianza en materia militar en la zona fronteriza (1996) y el Acuerdo sobre la reducción recíproca de las Fuerzas Armadas en la zona fronteriza (1997).
El acercamiento de estos países se debía, ante todo, a la amenaza procedente del territorio de Afganistán, que era el principal foco de inestabilidad en Asia Central y escenario de una guerra civil entre la Coalición del Norte y el movimiento Talibán.

El primer acuerdo mencionado fue suscrito en Shanghai, lo que dio lugar al término "Quinteto de Shanghai". La labor conjunta en las cumbres de Alma Ata (1998), Bishkek (1999) y Dushambé (2000) permitió crear una atmósfera de confianza mutua bautizada más tarde como "espíritu de Shanghai".

En la cumbre de junio de la Organización de la Cooperación de Shanghai se inaugurará oficialmente el centro antiterrorista regional.
Según diera conocer el viceministro de Relaciones Exteriores de la República Popular de China, Li Xueju, anunció que la ceremonia oficial de inauguración del Centro Antiterrorista Regional tendrá lugar durante la cumbre de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCSh) que se celebrará los días 16 y 17 de este mes de junio en Tashkent (capital de Uzbekistán).

A la fecha son miembros de la OCSh China, Rusia, Kazajstán, Kirguizia, Tayikistán y Uzbekistán.
Según manifestara el diplomático chino, la inauguración oficial de la sede del Centro Antiterrorista Regional significará el comienzo de una nueva etapa en el desarrollo de esta organización internacional.

El acuerdo sobre la creación del Centro Antiterrorista Regional fue suscrito en la cumbre de la OCSh celebrada en junio de 2002 en San Petersburgo. La tarea del nuevo organismo consiste en coordinar la cooperación entre los países miembros de la OCSh en la represión del terrorismo internacional, el separatismo y el extremismo.

Según estipula un acuerdo alcanzado por los seis países arriba mencionados, la sede permanente del Centro Antiterrorista Regional se instalará en Tashkent.

Li Xueju informó que a la cumbre actual de la OCSh asistirán también representantes de las Naciones Unidas, de la Unión Europea, de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa y de la Comunidad de Estados Independientes.

Según la información, los mandatarios de los países asociados a la OCSh analizarán temas ligados al desarrollo de la organización, trazarán tareas concretas de cooperación en diversas áreas, así como discutirán cuestiones relacionadas con el papel desempeñado por la OCSh en los asuntos internacionales y regionales.

Asimismo se discutirá el fomento de la cooperación en los ámbitos de la política, la diplomacia, la economía, la cultura y los transportes. Al término de los debates será emitida declaración conjunta.

Los participantes en la cumbre de la OCSh continuarán discutiendo problemas relacionados con la admisión de nuevos miembros y la creación del instituto de observadores. Lo más probable es que la cumbre adopte una resolución concreta sobre el tema de observadores. La aprobación del reglamento de los observadores, permitirá dar un importante paso hacia una mayor apertura de esta organización internacional, ya que originariamente la OCSh se fundaba como una institución abierta.

En las labores de la cumbre de la OCSh tomará parte el presidente de Afganistán, Khamid Karzai, quien visitará Tashkent en calidad de invitado del Presidente de Uzbekistán, Islam Karimov.

Moscú considera prematura la desmilitarización del mar Caspio.
El viceministro Relaciones Exteriores de Rusia y representante especial del presidente de Rusia para el mar Caspio, Victor Kaliuzhny, declaró en Bakú que Moscú considera que la desmilitarización del mar Caspio no es una necesidad del momento.

Kaliuzhny dijo que "Rusia considera que la desmilitarización de Caspio no es un problema urgente", y agregó que esta región es bastante compleja y sensible, "siendo necesario mantener su status".

Según el diplomático, " se deben mantener fuerzas en el mar ya que existe el peligro de terrorismo y de tráfico de drogas".

En cuanto a la cooperación de los países de la región, particularmente la de Azerbaiyán con Occidente en la lucha contra el terrorismo en el, Caspio, Victor Kaliuzhny dijo que " desde que el mundo comprendió que el terrorismo no tienen fronteras, toda alianza es útil en esta materia".

El representante especial del presidente calificó de "naturales" los diferentes ejercicios de entrenamiento efectuados en el mar, incluidos los militares, con vistas a asegurar la seguridad y subrayó que "hoy esta cooperación es necesaria".

 

GEORGIA

Abjasia y Osetia del Sur amenazan a Tbilisi con nuevos conflictos armados.
Abjasia y Osetia del Sur, las dos regiones separatistas fuera del control de las autoridades de Georgia, amenazaron con nuevas guerras en caso de que Tbilisi repita incursiones como la de hace unos días en territorio oseta.
Semejantes incidentes, advirtió el presidente de Osetia del Sur, Eduard Kokoiti, pueden "descongelar" el conflicto armado de 1989-1992, en el que murieron 947 personas y ocasionó el éxodo de otras 40.000.
Agregó que las fuerzas de Osetia del Sur abrieron fuego contra un helicóptero militar georgiano que había entrado en su espacio aéreo.
También las autoridades separatistas de Abjasia, región a orillas del mar Negro en el noroeste de Georgia, recordaron los conflictos que desgarraron a Georgia tras la desintegración de la URSS.
"Provocaciones, como la más reciente, pueden conducir a la reanudación de conflictos armados" similares a los que se produjeron a principios de la década de los años 90 del pasado siglo, declaró el jefe de Gobierno de Abjasia, Raul Jadzhimba.
"Si Georgia quiere reanudar los conflictos armados en Abjasia o en Osetia del Sur, volverá a verse ante en una situación deplorable", dijo Jadzhimba en alusión a las guerras de secesión que "condujeron a la derrota de Georgia en Abjasia y en Osetia del Sur".
El primer ministro de la separatista región advirtió de que "Abjasia no permitirá provocaciones en sus fronteras terrestres y marítimas".
Al mismo tiempo, Saakashvili anunció que el batallón georgiano que forma parte de las fuerzas conjuntas (de Georgia, Rusia y Osetia del Sur) para el mantenimiento de la paz será reforzado de 100 a 500 hombres y equipado con armamento pesado.
A su vez, el presidente de Osetia del Sur denunció que las tropas "retiradas" aún siguen en las zonas fronterizas de la conflictiva región, y amenazó con cortar la Carretera Militar, principal arteria que une a Rusia y Georgia a través de la cordillera del Cáucaso.
"Podemos bloquear la Carretera Militar e imponer el bloqueo económico de Georgia como respuesta a las acciones agresivas de Tbilisi", dijo Kokoiti.
También anunció la negativa a participar en las negociaciones tripartitas que estaban convocadas para realizarse en Tbilisi con mediación rusa.
En respuesta, el negociador georgiano, Gueorgui Jaindrava, manifestó su disposición a celebrar las negociaciones en la capital de Osetia del Sur, Tsjinvali, y destacó que "en la situación creada la necesidad de negociar es aún mayor".
Saakashvili, sin embargo, respondió con toda una ofensiva propagandística para ganarse la opinión pública de Osetia del Sur: anunció la posibilidad de reanudar en el plazo de una semana las comunicaciones ferroviarias, el pago de pensiones georgianas a los jubilados osetas y el comienzo de emisiones de la televisión central en oseta.
Prometió igualmente el suministro gratuito de abonos minerales a los campesinos de esa región, situada en el norte de Georgia, en la frontera con la Osetia del Norte, república que forma parte de la Federación de Rusia y a la que quieren unirse los separatistas.
El anuncio de estas medidas, tan atractivas para la población de Osetia del Sur sumida en la miseria, fueron acompañados de una nueva invitación a negociar la más amplia autonomía para la región dentro de Georgia.
"Las alusiones sobre la imposibilidad del diálogo ya no son viables. El tiempo de divisiones ha terminado", subrayó el presidente de Georgia.

Las unidades especiales de Georgia enviadas a Osetia del Sur fueron formadas en el marco de los programas estadounidenses.
Un comunicado del Departamento de información y prensa del Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación de Rusia señala que las unidades especiales georgianas que fueron introducidas en la zona del conflicto que opone entre Georgia y Osetia del Sur fueron formadas y entrenadas en el marco de los programas estadounidenses de cooperación militar.

El comunicado indica que "esta acción de demostración de fuerza fue efectuada por unidades que fueron formadas y entrenadas, según declaraciones de Tbilisi, para elevar la capacidad combativa de la parte georgiana en la lucha contra el terrorismo internacional y para evitar la presencia de terroristas en territorio georgiano".

El documento indica asimismo que "las tentativas de utilizar dichas unidades en las zonas de los conflictos interétnicos en Georgia manifiestamente van en contra de los esfuerzos que se realizan para alcanzar el arreglo pacífico de los y genera seria preocupación ya que tales acciones pueden dar inicio a nuevos enfrentamientos armados en la zona".

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada