BUSH: INTELIGENCIA en el arbusto
 

La propuesta al Congreso del presidente Bush para crear un portafolio de inteligencia que dependa directamente a la Casa Blanca, significa el giro mayor en lo que a seguridad interna implica en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial.

 

La administración Bush parece responder a la subida en la popularidad del candidato demócrata elevando los niveles de inseguridad a naranja, y alimentando el temor de la población.

 

Las medidas de seguridad en locales estratégicos como el BM el FMI y algunas instituciones financieras en Washington y Nueva York, son ambivalentes, ya que colocándose en el lugar de los extremistas, lo más probable es que si se planean atentados, estos prefieran enfocarse en blancos o ciudades menos obvias.
 

Mientras tanto la situación en Irak cobra visos de una guerra civil entre los que representan los intereses de los invasores y los que en alguna medida seguirán resistiendo hasta un desenlace definitivo. Los últimos ataques a templos cristianos o bien obedecen a una desproporcionada reacción de las milicias resistentes, o bien podrían evidenciar oscuras maniobras por deslegitimar a las fuerzas iraquíes que resisten. En ese sentido también puede asumirse la cobertura mucho mayor que se ofrece de los asesinatos a rehenes extranjeros, frente a la casi aceptada destrucción aérea de pueblos enteros en los que las decenas de civiles muertos no ocupan ni la décima parte del espacio otorgado a los primeros.


Si bien las elecciones estadounidenses se han caracterizado por privilegiar los temas internos, en esta ocasión el principal enfrentamiento político tendrá que ver con lo que sucede en Irak. Ya que de una u otra forma el llamado combate contra el terrorismo se encuentra ligado a la política externa de EE.UU.
 

No es lo mismo: Lo sucedido en España días antes de las elecciones debe estar siendo analizado tanto por los órganos de inteligencia en EEUU como por los extremistas que puedan planificar algún ataque. Pero de producirse éste sea desde afuera o vía una operación encubierta, nada garantiza la respuesta que pueda tener la sociedad estadounidense. Por ello lo probable es que mientras se vayan acercando las elecciones, los encargados de la estrategia reeleccionista vayan manipulando las medidas de seguridad para así medir la intención en el voto. El miedo, como en el más claro totalitarismo, será una herramienta política vital.
 

Jackson pederasta: Otra variable que puede servir a los fines reelecionistas es que en estos meses la televisión estadounidense colocará los reflectores sobre procesos judiciales a figuras del espectáculo. El caso más llamativo es del juicio a Michel Jackson, que por su propia naturaleza puede hacer correr ríos de tinta y miles de minutos de edición periodística en vísperas de una campaña electoral decisiva.
 

Kerry: La estrategia de los republicanos sobre Kerry se centrará en la idea de que mejor es malo conocido que bueno por conocer, sobre todo en cuestiones de seguridad. Se apuntará también, como lo han señalado editoriales de prensa escrita, sobre la inconsistencia de sus proyectos de gobierno.

 

Así Bush seguirá el guión que cualquier gobernante en el poder utiliza contra sus adversarios, ya que competir encaramado en la presidencia siempre es ventajoso.
 
 Vietnam: Si bien el mundo aguarda que la salida de Bush de la Casa Blanca sea un paso hacia el repliegue de las posiciones extremas en temas clave, esa idea puede no ser del todo certera. Pero lo cierto es que desde el ángulo por donde se le examine, es preferible un recambio en la conducción de EEUU, ya que en estos años la administración ha sido copada por una tendencia que desde la derrota de Vietnam viene ideando la estrategia para imponer el poder de EE.UU
. Básicamente olvidar el trauma de Vietnam. Los mismos que hoy se hallan en la cumbre del poder, no tienen reparos en indicar que ese es el objetivo de su política externa, tal y como lo han plasmado en una serie de documentos en los que Paul Wolfovits el ideólogo de la nueva derecha revolucionaria no esconde su influencia.
 

Bárbaros: El proyecto para un rediseño del Medio Oriente escudándose en la intención democratizadora, es el reflejo de una continuidad del pensamiento occidental que durante siglos ha considerado a Oriente como una entidad a la que hay que enseñar a vivir ya que, según esta idea, los pueblos de esa zona del mundo son incapaces de poder llegar a conducirse adultamente. El disparador de los precios del crudo ,que fuentes británicas no vacilan en ubicar en torno a los 50 dólares el barril constituye un factor determinante en estas apreciaciones postbelicas.


Cuba
: Esta es la última elección en la cual el factor cubano tendrá realmente importancia. Dentro de cuatro años el factor Castro será un tema menor y los nietos de los exiliados en 1958 pugnarán por penetrar económicamente en la isla, desguazar los restos del estado militar stalinista y convertir a Cuba en una gran Las Vegas o nueva Jamaica floreciente..


Strategicos.


 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada