PARA ACCIÓN POPULAR LA CRISIS
EN LA CIUDAD GÓTICA TIENE FINAL ABIERTO

Enero de 2005

Si bien la crisis en la ciudad todavía tiene final abierto, y ya se perfila la nueva coyunda foránea que pretende quedarse con la misma, como si los porteños fuéramos un bien mostrenco, vale la pena desmenuzar algunos episodios de las horas más aciagas vividas por esta Ciudad de Nadie en relación al funcionamiento de la legislatura local,

Primer intento:
La estrategia comenzó unos días antes, cuando al Jefe de Gobierno se le ocurrió que, para evitar la interpelación, convocaría a los legisladores a una reunión donde, según se les informó, el Jefe de Gabinete del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Raúl Fernández, informaría sobre detalles de lo sucedido en Cromañón.


Y allí estuvieron veintitrés legisladores, cuando sorpresivamente, si previo aviso concurrió el propio Ibarra, para aprovechar el desconcierto y usarlo a su favor, pretendiendo quitar posibilidad de argumentar a quienes impulsaban la interpelación, lo acompañaban el mismo Fernández, el Vicejefe de Gobierno y presidente de la Legislatura, Jorge Telerman.

De los veintitrés presentes, VEINTE eran presidentes de bloque, ya que tal es la atomización de los legisladores porteños, luego de acceder a sus bancas.

Sólo tres preguntas le fueron formuladas, ninguna de trascendencia, pero lo que no se conoce cual habrá sido el compromiso asumido por quienes participaron de esa reunión, lo que si se sabe es que la maniobra fue insuficiente

Luego vino la sesión por la interpelación y la votación nominal

Legisladores
8 (ocho) bancas de distintos bloques permanecieron vacías (faltó en pleno el bloque de Autodeterminación y Libertad, de Zamora, cuyos dos miembros, Noemí Oliveto y Daniel Vega por especulación política ya habían anticipado que no acompañarían el intento) y otras seis sin aviso.

37 votos afirmativos, 5 rechazos y 10 abstenciones.

Esa amplia mayoría, no obstante no logra que se interpele al Jefe de Gobierno, pues para hacerlo se requería la aprobación de dos tercios de los legisladores; es decir, el voto de 40 de los 60 miembros de la Legislatura.

Los que se opusieron fueron:

Ibarristas: Laura Moresi, Sandra Dosch y Alicia Caruso; el socialista Roy Cortina y el "Chango" Farías Gómez que entró por Macri).

Las abstenciones fueron:

- Partido de la Ciudad: Jorge Giorno con Carlos Oscar Ameijeidas, Julio De Giovanni (ex-Beliz) ,y Marina Perez,

- el socialista videlista Norberto La Porta,

- el ex bullrichista Juan Manuel Velasco y

- la filoibarrista Mónica Bianchi.

Los ausentes fueron:

- Ricardo Bussaca (Patti) y Helio Rebot (entraron por Macri), María Eugenia Estenssoro (¿? ex-Bullrich- ¿?), Marta Talotti y Claudio Ferreño (¿Kirchneristas?), Mirta Onega (¿?), Noemí Olivetto y Daniel Vega (Zamora)

Se podría llegar a justificar, aún sin estar de acuerdo, que hayan existido CINCO legisladores que se opusieron a la interpelación, nadie puede estar en su conciencia ni saber con total exactitud porqué lo han hecho.

Pero lo realmente incomprensible e injustificable es que hayan existido ausencias y abstenciones, a unas horas nomás de la tragedia de Kromañón, en las que se jugaban el futuro de la comunidad organizada de Buenos Aires y las complejas y profundas causas que produjeron semejante estrago en la sociedad porteña


Accion Popular.
 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada