La nueva constitución europea transforma el conflicto
con el Reino Unido en el Atlántico Sur y la Antártida
en uno con toda la Unión Europea
 

Abril de 2005


El documento que transcribimos ,firmado por políticos, gente de sensibilidad nacional, compañeros de ruta de las tradicionales banderas argentinas de siempre cuenta también con la firma de especialistas y conocedores del tema como el licenciado Luis Dallanagra Pedraza y el doctor González Arzac.

Hace ya tiempo que en los ambientes especializados se preveía esta posibilidad y en los gabinetes de investigación de problemas de defensa y geopolítica se había especulado – ya en 1998 – con la posibilidad de incorporar a las Islas Malvinas al MERCOSUR como paso previo a una recomposición de la relación con la Argentina y en el largo plazo ,una definitiva resolución del problema de soberanía sobre las islas con el triunfo de la posición argentina.

Lamentablemente nada concreto se hizo al respecto y se prefirió mantener un nivel de confrontación puramente documental con el Reino Unido sin tener en cuenta los intereses del puñado de kelpers que si podían salir beneficiados de una asociación comercial, cultural y geográfica con los países del MERCOSUR. Ahora a la regionalización asociativa planteada por un polo regional de atractator sudamericano mucho mas cercano a los intereses argentinos, aparece el mas lejano pero poderoso atractor de la Unión Europea y habrá que ver en que termina la cosa.


Para los interesados conviene recordar que los problemas de soberanía irredenta se resuelven con la simple relación de fuerzas económica y demográfica como ocurrió en el caso de Hong Kong. No ocurre lo mismo con Gibraltar ni con Taiwán y el tema Malvinas no desaparece del mapa con la consolidación de los bloques regionales sino que emerge con mayor energía aún.

 

Veamos el documento.

La constitución elaborada para la Unión Europea (UE), en trámite en los diferentes países, extiende su área de aplicación de los territorios extracontinentales de Dinamarca, Francia, Países Bajos (PB) y Reino  Unido (RU), de manera que las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur, ocupadas "manu militari" por el último de los países mencionados,  como la zona antártica reclamada por el mismo, son reconocidas como de su soberanía, con lo cual el viejo conflicto con el RU se extiende al conjunto de la UE. Es indispensable que la cancillería argentina se exprese  enérgica e inmediatamente al respecto.

La parte III-286, Anexo II, de la futura constitución europea establece que tanto las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur como el territorio antártico reclamado por el RU, forman parte de los “países y territorios de ultramar” de la UE, lo cual es reafirmado en la parte IV-440, Apartado 3, cuando se trata del ámbito de aplicación de la futura carta magna del Viejo Continente.

Artículo III-286
1) Los países y territorios no europeos que mantienen relaciones especiales con Dinamarca, Francia, los Países Bajos y el Reino Unido están  asociados a la Unión. Dichos países y territorios, denominados en lo sucesivo  "países y territorios", se enumeran en el Anexo II. El presente Título es  aplicable a Groenlandia, sin perjuicio de las disposiciones particulares del  Protocolo sobre el régimen especial aplicable a Groenlandia.

2) La finalidad de la asociación será promover el desarrollo económico y social de los países y territorios y establecer estrechas relaciones económicas entre éstos y la Unión.


Alcanzar el desarrollo económico, social y cultural. La asociación deberá, de manera prioritaria, contribuir a favorecer los intereses de los habitantes de dichos países y territorios y su prosperidad, de modo que puedan al que aspiran.

Anexo II (países y territorios de ultramar a los que se aplicarán las disposiciones del Título IV de la Parte III de la Constitución) Groenlandia; Nueva Caledonia y sus dependencias; Polinesia francesa; Tierras australes y antárticas francesas; islas Wallis y Futuna, Mayote, San Pedro y Miquelón; Aruba; Antillas neerlandesas; Bonaire; Curaçao; Saba; San Eustaquio; San Martín; Anguila; islas Caimán; islas Falkland (Malvinas); Georgias del Sur e islas Sándwich del Sur; Monserrat;  Pitcairn; Santa Elena y sus dependencias; Territorio Antártico Británico;  Territorios Británicos del Océano Indico; islas Turcas y Caicos; Islas Vírgenes Británicas; y Bermudas.


El IBAPE alerta sobre la situación y reclama de las autoridades del Gobierno Nacional, la urgente necesidad de actuar en forma enérgica, en todos los foros diplomáticos para resguardar el legitimo derecho que  sobre esos territorios nos asisten y por el que muchos argentinos con valor y verdadero sentido patriótico, dieron su sangre para defenderlos.

Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 22 de abril de 2005.


Alberto M. Delfico, Irene B. Dellafiore, Juan A. Alesso , Juan J.
Moyano Gacitúa; Jorge Rachid; Alberto González Arzac; Norma Pesce; Luis Dallanegra Pedraza; Juan C. Amarilla; Raúl Pannunzio; Ricardo Nin; Edgardo Meldini; Marta S. Arranz, Alfredo Urrizola, Lucrecia Lomban, Roque E. Parrado, Elena Smietana, siguen firmas
.

 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada