EL ESTADO DELIBERATIVO DE LOS TENIENTES, LA AUSENCIA EN VATICANO Y LOS CÁLCULOS DE BALCARCE 50

 

Abril de 2005


Estimados:
La semana comenzó -como lo suponíamos- con el tema derivado del fallecimiento del Santo Padre,.En el ámbito local, el sepelio de Juan Pablo II dio también lugar a movimientos y declaraciones políticas, ante la actitud de Kirchner de no concurrir ni a la Misa dada por el Cardenal Primado en la Catedral, ni a la ceremonia del sepelio en el Vaticano.


En el primero de los casos envió a su esposa y a algunos miembros de su gabinete, en el segundo lo mandó a Scioli. Las especulaciones dan para todo, desde la mas simple que dice que el Presidente es temeroso porque su borrada en la Misa del lunes pasado se debió al pánico que le tiene a las críticas), hasta la mas compleja - y que nos parece mas lógica, dadas las circunstancias- que señala que el Lupín es consecuente con lo que dijo al iniciar su mandato (¿recuerdan aquello de que "no voy a dejar mis principios en la puerta de la Rosada..." ?) y por ende, su corazón está mas con Hebe de Bonafini, y con ese espectro ideológico vagamente progresista y estructuralmente laico que expresa gente como Feinman-un edulcorado copista de Fichte - que con este fallecido Papa y su Iglesia Católica, con la que se peleó a destiempo a raíz del caso Baseotto . (¿Cómo se atreven estos curas de m...a enfrentarse nada menos que con el macho de la baraja? dicen que dijo un miembro de su entorno - y dicen además que lo dijo en serio, sin pestañear-). Kirchner, en su discurso del miércoles en la Rosada, mostró que esta versión es la que tiene mas visos de realidad ( dijo que si eso es ser adolescente, entonces el será adolescente toda su vida) en una sorprendente , repentina, honesta afirmación de inmadurez.  Una anécdota mas en la vida del  K.

 

Sin embargo otras versiones indican que si bien existieron "consejos" de sus allegados señalándole que la influencia de Sodano no se apagó y que era entonces conveniente no viajar, ya que el cardenal Sodano es el que motorizó la respuesta dura del Vaticano en el caso Baseotto). De ser así en este calidoscopio de minincidentes en la crisis con la Iglesia esta claro que el gobierno sobreapostó, que que el caso Baseotto fue inflacionado en parte por la influencia tenuemente reptilesca de Horacio Verbitsk – no siempre fiel interprete de los consejos de algunos de sus amigos americanos, a la gauche -y que hay una marcada incomprensión cultural de lo que son los vicarios y capellanes castrenses en el mundo católico, tema sobre el cual volveremos oportunamente.


Lo que no es una anécdota y viene con la fuerza de un huracán-pero no exactamente sobre el azúcar, parafraseando a Jen Paúl Sartre - es la interna de la oficialidad joven - y no tan joven- del Ejército, con repercusiones en las otras dos Fuerzas - Armada y Fuerza Aérea- , atento el torpe manejo del Ministro de Defensa y su subordinado Bendini en el caso de la esposa del Mayor Mercado. Se sabe ya que estos actuaron por orden directa del "macho de la baraja" que pidió la inmediata baja de Mercado. "No puede ser así por razones legales- le explicó Pampuro - , pero con veinte días de arresto le arruinamos la carrera" . Se intentaba así ensuciar su impecable legajo responsabilizándolo por la carta que su independiente mujer envió al presidente por Internet.


Un detalle: la juvenil señora ( representa menos de la edad que tiene) tiene siete hijos, a los que cría con innumerables esfuerzos ya que su sueldo de maestra y el devaluado de su marido no le alcanza para lo elemental en una familia numerosa. Un elemento mas que explica el erizamiento en el Ejército, un polvorín que hace pensar que las versiones del mes pasado en el sentido que se preparaba un "rebrote carapintada" con una nueva camada de oficiales jóvenes, ya tiene mayor asidero y si la política presidencial sigue siendo la misma ( ¿por qué tiene que cambiar?) es probable que lleguemos a una toma de un cuartel o a un atentado contra algún personaje gubernamental ( este último sería el curso de acción mas votado por esta nueva generación carapintada). Versión no descabellada pues debemos agregarle dos elementos mas para el análisis

:El misil que sobrevoló el cielo capitalino el martes por la noche y la inmediata rectificación de Kirchner levantando la sanción a Mercado. ¿Qué no es posible? Todo es posible en la dimensión "K" ... Y al cerrar el comentario sobre la interna militar no se puede dejar de mencionar a sus mujeres.En un país en donde la mitad de las mujeres legales de los políticos ocupan cargos públicos, asesorías y canonjías diversas es absolutamente ingenuo pretender que las mujeres de los militares – que en Chile encabezaron la revuelta contra Salvador Allende - sean prescidendentes de las cuestiones sociales y políticas.


En ese aspecto las declaraciones de la esposa del mayor Mercado abren un serio interrogante que se refiere a la libertad de opinión dentro del mundo militar y a la extrema inviabilidad de aplicar el velo islámico de la ideología kirchnerista a todas las esposas de los oficiales y suboficiales en actividad y en retiro. Y también sobre esto podemos anticipar novedades: el rescate de las banderas nacionales yacientes en el polvo desde hace demasiados años.

Ahora si, el Panorama FOIA de hoy, que viene dedicado casi  exclusivamente a la interna justicialista...

HACIA UN NUEVO EZEIZA .
El enfrentamiento entre Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde parece
encaminarse a una situación de no retorno -ninguno puede retroceder sin que sea visto como el perdedor- y el inminente choque entre sus esposas –la señora del mayor Mercado no interviene por ahora en el asunto - en las elecciones del 23 de octubre abriría una situación de ingobernabilidad que perjudicaría más a la Casa Rosada que al ya desgastado líder del PJ bonaerense.


Pero por sobre todo, podría causar serios trastornos para el país, por cuanto la situación económica, si bien transita un período de crecimiento, podría sentir el impacto de la crisis de gobernabilidad. El Presidente, así, está a punto de abrir el frente de conflicto más complicado -y eso que fueron varios- en lo que va de su gestión. duhaldista que suele ser un moderado. Si se cristaliza el enfrentamiento, las cosas que pueden ocurrir en los días previos a las elecciones harán que los comicios sean un hecho anecdótico", pronosticó un agudo observador. Queda aún un pequeño margen para que Kirchner y Duhalde se sienten a negociar las listas y detengan la guerra, que si se produce podría ser sangrienta. Pero los ánimos, en ambas trincheras, parecen muy hoy lejanos a esa posibilidad. Ni Duhalde ni Kirchner la alientan por ahora. No obstante no hay que descartar que la situación de caos que generaría el enfrentamiento lleve a alguno de ellos a recapacitar y abrir un diálogo.

 

Históricamente, en el PJ, la sangre suele llegar al río. Pero cuando "llega", el país se introduce en la ingobernabilidad completa. Hoy por hoy, los nombres de "las" candidatas son una anécdota. El dato político es que el proceso electoral entre ambas o el escenario post electoral provocaría la segura fractura del peronismo, y ella tarde o temprano debilitará a Kirchner en su margen para la toma de decisiones, para la aprobación de leyes en el Congreso y hasta podría comprometer la paz social en las calles. Hasta hoy, Kirchner decidió que su esposa será candidata a senadora por el Frente por la Victoria en Buenos Aires, por fuera del PJ. Duhalde dice entonces que su esposa, Hilda Duhalde, se postulará por el justicialismo. No habría así elecciones internas, ni en el kirchnerismo ni en el PJ. Se enfrentarían directamente el 23 de octubre a suerte y verdad. Ello confirmaría un anticipo de este panorama: cuando arreciaban las amenazas públicas por los diarios de que Cristina Kirchner sería candidata, adelantamos que Duhalde haría jugar a su esposa, Chiche, para contrarrestar el desembarco del Presidente en su provincia, algo que muchos dudaban por el enfrentamiento que ello suponía.


Lo único que podría torcer ese rumbo, y hacer ceder a alguna de las partes, sería que Duhalde sufra un rapto de temor ante una eventual derrota o que Kirchner visualice una situación de ingobernabilidad. Ahora bien, si la escalada electoral trepa a niveles dramáticos, los allegados a Duhalde dicen aún que el ex presidente podría pensar en jugar como candidato, él mismo, para disuadir a Kirchner de postular a la senadora. Duhalde aún lo niega, pero podría "cambiar el escenario" y revisar su negativa. Los duhaldistas argumentan, además: ente una fractura del PJ, Duhalde buscará lograr la unidad a rajatabla; para lograrla, asumiría una candidatura que aglutine mayor apoyo de los viejos intendentes y del aparato del PJ. Si bien el escenario más probable es que Chiche sea la candidata, nada puede darse como completamente descartado. De ese modo, Kirchner parece haber tomado demasiado en serio la idea acercada hace unos meses por Juan Carlos Mazzón de "plebiscitar" su gestión. El operador peronista no quería por cierto la candidatura de Cristina Kirchner ni el enfrentamiento a cara de perro con Duhalde. Simplemente, quería que el triunfo de los distintos distritos del PJ fueran leídos como el triunfo del Presidente y que los candidatos débiles del interior se fortalecieran por el respaldo de Kirchner. Pero el patagónico le puso al "plebiscito" su propia impronta: jugar a todo o nada. Ir por todo y "cargarse" a Duhalde. Si nadie detiene la guerra, las encuestas dicen que en el escenario actual lo más probable es que Cristina Kirchner le gane a Hilda Duhalde. Pero el problema es que el escenario actual podría modificarse en forma drástica por la propia dinámica del enfrentamiento a muerte: los duhaldistas dicen que no será una campaña limpia y que el desgaste, de ambos lados, será feroz. Tan feroz como lo fue el enfrentamiento en Ezeiza entre la izquierda y laderecha peronista en 1973.


Lo cierto es que durante el Proceso electoral, el Congreso se podría detener por completo y hasta algún sector del PJ podría comenzar a jugar en contra del Gobierno, siempre claro con la suficiente sutileza como para no ser acusado de un complot por la Casa Rosada. Pasada esa instancia, sobrevendrá el escenario post electoral muy complicado, con un peronismo dividido y fracturado. Esta situación no se verificaría sólo en la provincia de Buenos Aires. El duhaldismo podría encontrar solidaridades en los peronistas de Córdoba, Santa Fe, La Pampa, Mendoza, Salta e incluso, La Rioja. Este mapa sería sumamente complicado para Kirchner en el Congreso. Claro que la Casa Rosada estima que un rotundo triunfo de Kirchner sobre Duhalde disciplinaría a todo el peronismo con el patagónico, que habría hecho una demostración de fuerza incomparable.

 
Sin embargo, Kirchner no despierta precisamente "amor" entre los líderes provinciales, sino un alineamiento basado exclusivamente en la necesidad de obtener fondos: el estilo naturalmente guarango del patagónico genera enconos que a largo plazo aparecerán y que hoy sólo se manifiestan en privado.

 

Los amigos de Eduardo Duhalde aseguran que el líder del PJ bonaerense no puede bajarse de la candidatura de su esposa, Hilda Chiche Duhalde, la que fue anticipada por este panorama hace varios meses cuando ya parecía evidente que Néstor Kirchner amenazaba con la postulación de Cristina Kirchner, para encarar lo que denominaba "la madre de todas
las batallas"


El Gobierno prepara una batería de argumentos, según los cuales Duhalde aparecería como el desestabilizador ante un eventual enfrentamiento. "La provincia de Buenos Aires es nuestra casa; si alguien desestabiliza es el que quiere ingresar pateando la puerta y sin postularse por el PJ, sino por otro partido ajeno", dijo un íntimo del ex presidente.


La campaña previa puede registrar acusaciones despiadadas en ambos sentidos y enfrentamientos de grupos de adeptos de ambos bandos en los actos en la provincia de Buenos Aires.

LOS INTENDENTES BONAERENSES
Los intendentes del PJ son quienes más pagan los platos rotos. Es que la mayoría de ellos tienen buena llegada a la Casa Rosada y necesitan de Kirchner y del gobernador Felipe Solá para financiar las obras públicas y el funcionamiento de sus municipios. Sin embargo, la mayoría son presidentes del PJ en el ámbito local y no aceptarán concurrir a elecciones por un frente ajeno al peronismo.


Además, todos tienen una pésima imagen de Solá, a quien consideran una herramienta descartable y que esta siendo utilizado como cabeza de playa del desembarco del Presidente en Buenos Aires. Según confiesan varios intendentes a este informe, los líderes territoriales del PJ preferirían que haya un acuerdo entre Kirchner y Duhalde, para encolumnarse atrás de ese  acuerdo. Y es posible que terminen decidiéndose en última instancia, aunque veladamente, por el líder tradicional del territorio, Duhalde, al que reconocen como "jefe" de todos ellos aunque "hoy no nos dé nada". De allí que no se descarte que un grupo de intendentes le pida a Kirchner que detenga el conflicto, aunque no están seguros de obtener un resultado satisfactorio, dijo uno de ellos."La gobernabilidad entraría en una etapa de caos. Este enfrentamiento no nos conviene y Kirchner va por todo, porque quiere hacer un armado
nacional para el 2007. Nuestro jefe es Duhalde, aunque vayamos a la Casa Rosada a almorzar con Kirchner una vez por semana", dijo con seria preocupación uno de ellos.

CASELLI, AGENTE DE VIAJES
El viaje de Eduardo Duhalde al Vaticano fue concebido el martes a la noche en una comunicación del ex presidente con el ex embajador ante la Santa Sede y ex secretario de Culto, Esteban Caselli. La ausencia de Néstor Kirchner en las exequias del Papa en Roma y el enfrentamiento creciente entre Duhalde y el Presidente generó la idea de diferenciarse por parte del líder del PJ bonaerense. Caselli le abrió lugar en el protocolo del Vaticano no solo a Duhalde sino a Carlos Menem. El viaje de Duhalde fue toda una señal del ex presidente hacia la Iglesia y hacia el electorado para diferenciarse de Kirchner. "Es la diferencia entre un estadista y el otro que es un dirigente de provincia", dijo un allegado a Duhalde que admitió la estrategia. Esta claro que Duhalde buscó así dejar en evidencia la ausencia de Kirchner, en medio de una dura disputa interna partidaria en la cual el tema de los católicos puede constituirse en otra inevitable ruta de colisión.

LAS INVERSIONES ALEMANAS.
El viaje del presidente Néstor Kirchner a la República Federal de Alemania en una clara afirmación de que hay viajes internacionales que si realmente le interesan tiene un objetivo exclusivamente económico: fortalecer la posición política argentina ante el Grupo de los Siete. Desde la embajada alemana aseguran: el gobierno del canciller federal, Gerhard Schroeder, siempre estuvo al lado de la Argentina y esto se reiterará en Berlín cuando viaje el presidente argentino. Además, el presidente alemán, Hörst Kolher, fue el director gerente del FMI durante los años más duros de la debacle argentina, pero siempre mantuvo una actitud positiva hacia la Argentina y un diálogo fluido con el ministro de Economía, Roberto Lavagna. Cabe recordar que los miembros del G7 dominan el directorio del Fondo Monetario Internacional y el voto de Alemania resulta clave con miras a una futura renegociación. "Apoyamos siempre en los organismos internacionales. Votamos siempre a favor, aunque criticamos a la Argentina en las reuniones confidenciales", aseguró una fuente diplomática germana. En el gobierno alemán no ven por qué el viaje de Kirchner a Alemania no pueda ser presentada como un éxito para el presidente argentino.


La postura oficial de Alemania respecto del canje de deuda con los bonistas privados alemanes es de una total independencia. Los bonistas que invirtieron en la Argentina, dicen, tomaron una decisión privada y nada tiene que ver el gobierno alemán en ello. No se hace cargo. "El gobierno alemán no interfiere en la negociación con los bonistas", asegura un interprete del gobierno germano. En Alemania había unos 40.000 bonistas privados, de los cuales el 75% aceptaron la propuesta de canje de la deuda argentina con una quita del 65 por ciento. Propuesta que fue aceptada por el 76% de los bonistas en términos globales.


El gobierno argentino no tiene pensado hacer ningún planteo por la demanda que Siemens presentó ante el Ciadi por supuestoincumplimiento de contrato en la licitación por los DNI, por el cual la empresa alemana demanda un resarcimiento de 600 millones de dólares. "El gobierno argentino no lo va a tocar", dicen en Cancillería. "Es un problema entre el gobierno argentino y una empresa privada alemana, que no puede plantear ninguna acción del gobierno alemán", dicen en la embajada alemana. Las inversiones alemanas en la Argentina rondan los 3000 millones de dólares en la actualidad. Y es posible que durante el viaje de Kirchner se anuncien inversiones adicionales de las empresas automotrices Volkswagen y DaimlerChrysler, además de proyectos de inversión de otras compañías de ese país. Una sugerencia alemana para aumentar las inversiones en la región radica en una mayor integración regional. "Cuanto más integración regional, más prosperidad y más inversiones", dicen como fórmula. Y aseguran que el Mercosur tiene entre sus ventajas la "homogeneidad". Admiten que también hay mucha inseguridad jurídica. Es parte de la homogeneidad, aseguran con tono de ironía.


Una diferencia que puede surgir radica en la ampliación del consejo de seguridad de las Naciones Unidas. Alemania apoya el modelo según el cual debe ampliarse de 15 a 24 miembros. Hoy hay cinco permanentes y 10 no permanentes. Alemania propugna que los permanentes sean uno por cada continente -Brasil por América latina, a lo que se opone la Argentina-; 2 por Africa, más Alemania e India. Por su parte, Kirchner va a Alemania para sumar un amigo en el G7 y en el directorio del FMI. Un amigo que hoy aparece como un país predispuesto a conversar con la Argentina, aunque claramente como la cabeza emergente de Europa tiene una clara percepción de las zonas de influencia y límites que establece la cercanía americana. En eso los alemanes no tienen precisamente nada de adolescentes.


Pero la clave del Gobierno es la futura negociación con el Fondo. Kirchner se reunirá con Schroeder y con Kölher. Lavagna viajará desde Japón, donde participará de la asamblea del BID. Dentro del G7, la Argentina cuenta hoy con el apoyo de Estados Unidos, Francia y Canadá, mientras que Japón y Gran Bretaña son "conversables" y Alemania es un país en vías de consolidar su apoyo. El país más enfrentado con la Argentina es Italia, que a la inversa de Alemania tomó partido por sus bonistas privados. De la predisposición que muestra Alemania se desprende la intención de la Argentina de procurar consolidar su apoyo político en el G7, algo como lo que hizo con Estados Unidos en la seguidilla de reuniones y conversaciones que tuvo la Casa Rosada con la Casa Blanca. Kirchner tiene pensado así explicar en Alemania todo el proceso del canje y de la actual negociación con el FMI y los organismos multilaterales, la
situación económica, el crecimiento y los buenos indicadores, para que sean comprendidos por el gobierno federal de alemania. Además, Kirchner tendrá un problema menos: ya no temerá a las manifestaciones de los bonistas alemanes, que lo llevaron a suspender un viaje a Alemania hace dos años. Se aspira a que elviaje verifique así un apoyo político en el G7.


De todos modos, Kirchner podría haber desarrollado una diplomacia multipolar si hubiera ido al Vaticano porque allí, en ese inmenso recogimiento del Occidente vencedor de la Guerra Fría estaban casi todos los líderes del G7.Pero tiene una vaga idea el presidente de lo que fue para Europa la Guerra Fría…?
 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada