INDEX NAVAL II: SOBRE EL HUNDIMIENTO DEL BELGRANO

Mayo de 2005

La cosa es bastante clara y absolutamente dialéctica en la búsqueda del rigor histórico. Es muy interesante señalar la polémica desatada por la señora de Giachino, en torno al hundimiento del Belgrano y la respuesta naval. Detrás de la argumentación técnica hay un problema exquisitamente político. La Armada argentina combatiente no parece buscar la cómoda coartada de la violación de los Derechos Humanos por parte de la fuerza de tareas británica en una clara situación bélica -y acepta las duras pérdidas como daños normales en una guerra convencional .


Malvinas fue claramente una guerra convencional pero desarrollada con anticipatoria tecnología misilística.


Las leyes de la guerra fueron, en general, razonablemente respetadas por ambos bandos y conviene destacar - en particular ahora que se pone en duda la necesidad de las instituciones - el comportamiento de los capellanes castrenses, tanto anglicanos como católicos que no solo aliviaron al sufrimiento de los heridos sino que participaron en el canje de prisioneros fuera de combate a lo largo de la batalla de las Malvinas.


Pero veamos la opinión intelectual del grupo naval que por obvias razones de oportunidad mantenemos en un protector index. Y de esa decisión nos hacemos particularmente cargo dada la política antinacional que cunde en el tren de la historia de algunos asesores gubernamentales, claves para los problemas de la Defensa
.


Tren de la historia que se ha revelado un simple tren fantasma en todo el mundo occidental.


Edgardo Arrivillaga.


Respecto a la nota del 8 de mayo Opinión El hundimiento del Belgrano fue un crimen de guerra por Delicia R. de Giachino - para LA NACION


Destacamos un error en la información dada a la señora y en base a la cual ella saca conclusiones por eso involuntariamente erradas.


Dice en la nota:
"Esto no se hizo, ya que atento a la posición del ARA General Belgrano hubiera bastado con inutilizarlo y, sin embargo, se actuó deliberadamente a los fines de asegurar su hundimiento, llegándose luego a emplear fuego letal contra una nave que participaba del rescate de los náufragos".


1 - El armamento del submarino de ataque HMS ´Conqueror´ (de propulsión nuclear, no de armas nucleares) eran torpedos MK 8 a vapor de corrida recta o modernos torpedos Tiger Fish filoguiados por computadora. No poseía cañones ni armas menos dañinas que los torpedos. No usaron torpedos filoguiados por desconfianza a su complicada tecnología recién puesta en servicio y optaron por usar los viejos pero seguros MK 8 desde menor distancia. Como es doctrinario para tales torpedos de corrida recta se lanzaron tres para asegurar buena probabilidad de al menos un impacto, por un hecho de azar impactaron dos de ellos, uno letal que produjo el hundimiento, en las maquinas de popa y otro que casi erra y arrancó un tramo de pocos metros de la proa, pero no afectando la flotabilidad por coincidir con un mamparo estanco con todas las portas cerradas en ese momento.


(La diferencia entre un torpedo MK 8 y un Tigerfish es abismal. El Tigerfish impacta contra su blanco e inutiliza totalmente al barco SIN HUNDIRLO, dado que le efectúa miles de pequeñas perforaciones. Esto deja totalmente fuera de combate al blanco, que se hundirá, según los expertos en dos o tres días. dando tiempo sobrado para su evacuación. Por el contrario, un impacto de MK8 abre un rumbo de aproximadamente 20 metros cuadrados, fundiendo cualquier plancha del casco por la elevadísima temperatura que produce.)


Desacuerdo con eso, el error viene de que el Tiger Fish telecontrolado a través un fino cable desde el submarino lanzador a través de computadora, tiene más alcance y menor carga explosiva. Pero al ser telecontrolado y tener sonar propio el torpedo Tiger Fish es graduado en su profundidad para explotar debajo del casco en lugar de impactar debajo de la línea de flotación. A ocurrir así la explosión, el llamado ¨efecto mina¨. el poder destructor es mucho mayor y al levantar al casco atacado puede llegar a partirlo en dos. Nadie diseña torpedos para lanzar esquirlas y dar tiempo antes del hundimiento.


Difícil decir que los ingleses querían hundir o solo averiar, dado que no podían técnicamente predecir tal resultado, lanzaron tres, pegaron dos y solo el primero produjo el hundimiento, de haber pegado a diez metros más atrás quizás no se hubiera hundido; en la guerra hubo grandes navíos hundidos por un solo torpedo y otros gemelos iguales que sobrevivieron a varios torpedos.


(Vale lo más arriba expuesto)


Vale lo dicho arriba en azul


2- Es errado, típica deformación boca a boca, de la realidad a los mitos, que los ingleses hayan abierto fuego sobre un buque de los que rescataban a los náufragos, eso jamás ocurrió.


(Lo que sí ocurrió es que en ningún momento se prestó auxilio a los sobrevivientes o se los capturó, (como suele hacerse con soldados enemigos en TODAS las guerras, garantizando así su supervivencia.)


Jamás un submarino nuclear saldrá a superficie a levantar náufragos enemigos y menos con dos destructores enemigos en proximidades. Aparte de ello no se necesitó ayuda inglesa con los buques argentinos y el chileno actuantes.


La historia es diferente, con el crucero navegaban dos viejos destructores ex USN de la segunda guerra, armados con letales misiles Exocet pero anticuados medios antisubmarinos, ubicados a cinco millas (casi diez kms aprox.) a cada lado. Simultáneamente al momento en que el crucero es torpedeado y estos al notar su perdida de velocidad empiezan a llamarlo infructuosamente, uno de los destructores siente un fuerte golpe sordo en su casco, sin otras consecuencias, especulándose que pudo ser el tercer torpedo u otro que lo impactó sin explotar o probablemente un ruido de la explosión principal, a cinco millas en el crucero.


Pero de una u otra forma eso no ocurrió durante el rescate que comenzó una hora después ( Una hora después es decir las 17 horas, hora en que NO reinaba ninguna oscuridad, lo cual TAMPOCO hubiese sido decisivo para la búsqueda habida cuenta el conocimiento exacto de las coordenadas del hundimiento que permitían un barrido completo sobre un radio de dispersión que cualquier marino puede precisar con mucha aproximación. Tampoco se entiende el porqué esa hora de espera estando casi a la simple vista, (casi diez kms aprox.) y con mismo rumbo.)


Pasa que la orden clara y concreta del comandante del crucero a los dos destructores en la línea de frente a su mando era estacionarse a cada lado a 5 millas, para evitar ante el peligro de esos submarinos nucleares ultramodernos y en caso de ser hundido algún buque los demás seguir alejándose hasta nueva orden. Por eso siguieron hasta 20 millas y luego regresaron al recibir ordenes expresas del comando superior de iniciar el rescate, junto con otros buques. No es sencillo el tema, está muy presente el caso de los tres cruceros ingleses Hogue, Crezzy y Aboukir en la primera guerra mundial, estaban en formación y al ser torpedeado uno, el segundo crucero paró maquinas para levantar náufragos, fue a los pocos minutos también torpedeado, se detuvo el tercero e ídem suerte corrió, a partir de allí los náufragos son salvados una vez que se tiene mediana seguridad al hacerlo, de lo contrario se multiplican las perdidas.

 
con la búsqueda por esos dos destructores en la oscuridad ya reinante, a la cual a la mañana siguiente se agregaron aviones, más buques argentinos y el Piloto Pardo chileno, siendo avistadas las primeras balsas a la deriva por un avión naval a mediodía.


De estos dos errores técnicos e históricos se han sacado equivocadas conclusiones de tipo jurídico


Las conclusiones del tipo jurídico fueron avaladas hasta por los propios ingleses. Hay que recordar que el escrito que relata con absoluta precisión los hechos, acusa SOLAMENTE a un particular, NO pide indemnización ni compensación alguna y deja la calificación del hecho a criterio de la magistrada, (Crimen de guerra o Crimen contra la humanidad). También se refutan los acuerdos de Madrid sobre la cuestión en el punto en que éstos pretendían soslayarla.


Discrepamos respetuosamente con las conclusiones jurídicas por una sencilla razón, los ingleses habían advertido que atacarían a fuerzas que consideraran peligrosas aun afuera de la zona de exclusión por ellos establecida.


Fue un acto de guerra y no un crimen, en nuestra opinión


Lo sí creemos tremendamente criticable es que el UK haya hecho esa guerra para algo tan espurio y contrario al derecho internacional como retener una colonia ilegal, todos los muertos de esa guerra murieron por una absurda colonia

 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada