CHILE RENUEVA EN LONDRES SU POTENCIAL NAVAL HASTA EL 2028

Junio 2005

El gobierno dio luz verde a la compra de tres fragatas usadas a gran Bretaña, aunque se preocupó de enviar una señal de distensión a los países limítrofes. Por ello, se comunicó a Argentina, Perú y Bolivia de esta nueva adquisición.

Tres fragatas británicas usadas completarán el proceso de renovación de la Escuadra, de acuerdo a lo oficializado por el ministerio de Defensa y la Armada. Las naves se sumarán a los cuatro buques holandeses que llegarán el próximo año y en 2007, más la Almirante Williams también de origen inglés que ya está en operaciones en aguas nacionales, y los dos submarinos Scorpene (O´Higgins y Carrera) que arribarán a fines del presente año y mediados del próximo.

Se trata de la modernización más profunda de la rama naval desde principios de 1900, e implica que no serán necesarias nuevas adquisiciones hasta el año 2026. Sin embargo, conciente de que esta renovación podría provocar escozor en los países vecinos, el ministro Jaime Ravinet fue enfático en que Chile no está empeñado en una carrera armamentista, sino que simplemente se está reemplazando buques obsoletos. De hecho, las fragatas británicas serán el relevo de las unidades Lynch, Condell y Zenteno, que en promedio tienen 33 años y son las más antiguas de la Marina.

“La aspiración de Chile es tener paz y cooperación con los países vecinos y nuestro entorno. Chile no tiene aspiración de tipo territorial y marítimo hacia ninguno de nuestros países vecinos, más aún nos interesa la cooperación y el trabajo con junto”, planteó el titular de Defensa.

Con esta voluntad, el gobierno ya comunicó la compra a los gobiernos de Argentina, Bolivia y Perú. "Queremos ser muy transparentes con nuestros vecinos", enfatizó Ravinet.

Gracias a estos navíos, la Armada contará para 2008 con ocho buques en su Escuadra, cantidad similar que tendrá para esa misma fecha su par de Perú con sus fragatas italianas Lupo, aunque aún inferior a Argentina que tiene diez actualmente operativas, pero de mayor antigüedad.

Recursos
La operación de compra de las fragatas británicas implica 350 millones de dólares. La Armada financiará la compra con recursos propios y con su parte del 10% de las ventas del cobre que el año pasado fue de unos 520 millones de dólares, que comparte con el Ejército y la Fuerza Aérea de Chile (Fach), con un flujo previsto entre los años 2006 y 2015.

"Para tal efecto, los gobiernos de Chile y Reino Unido han firmado una carta de intención a fin de materializar los respectivos contratos antes del 15 de septiembre del presente año", puntualizó Ravinet.

El recién asumido comandante en jefe de la Marina, almirante Rodolfo Codina, viaja la próxima semana a Inglaterra a la conmemoración de la batalla de Trafalgar, por lo que no se descarta que visite las fragatas.

Los buques del Tipo 23, cuentan aún con 18 años de vida útil, son propulsados por diesel, tienen ocho misiles de superficie, 32 antiaéreos y tubos lanzatorpedos antisubmarinos. La primera fragata llegará a Chile en septiembre del 2006, la siguiente un año después y la tercera, en enero del 2008
 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada