HACIA OCTUBRE, EL HOMBRE NUEVO Y EL HOMBRE DE MÁRMOL

Junio 2005

Si bien aún la Corte no se expidió sobre las leyes de Obediencia Debida y Punto Final ya varios jueces han comenzado a cursar las "invitaciones" para mandar a las correspondientes mazmorras a decenas de militares.


Asombra ver la prontitud con que oficiales requeridos se presentan detenidos, aún antes de que el pedido tenga curso oficial. Hasta el día de la fecha un solo oficial se encuentra actuando "en la clandestinidad":el Tte Cnl Arturo Gonzalez Naya, ex -lugarteniente de Rico en el conflicto carapintada de Semana Santa. Su camarada de armas Granada, que había adoptado la misma actitud, fue detenido en pleno centro en un mega-operativo de seguridad donde parecía se estaba deteniendo a Osama Ben Laden.

 

Granada fue vendido por un "amigo", personal civil del Ejército. Gajes del oficio. Y de los amigos.


Se concretó la marcha convocada por Blumberg, con un target diferente al que caracterizó la primera que efectuó el año pasado, y con notorias ausencias. Muchos se espantaron por el apoyo ahora no tan solapado que el ingeniero hizo del Poder Ejecutivo en el último programa de Grondona -donde ya funciona como columnista- y por su insistencia en proponer medidas procesales de funcionamiento  imposible, como el Juicio por Jurados. "Sus ataques al gobierno" - que algunos medios citan - no son nuevos, pero siempre trata de salvar de ese ataque al la Presidencia . Todo indica que la estrella Blumberg comenzó a eclipsarse, pero no porque ahora no critica a. K sino porque el público sospecha que - como el mismo lo dijo sorprendentemente en el mismo acto - está siendo manipulado por el Gobierno.


Los mas de 200 mil personas que lo acompañaron en su primer convocatoria no eran precisamente fanáticos seguidores de la actual administración.


CLAVES DE HOY:
ULTIMA CARTA PARA EL ACUERDO KIRCHNER-DUHALDE
Pese a que la relación entre Néstor Kirchner y Eduardo Duhalde llegó a un punto de máxima tensión, surgió desde la Casa Rosada una oferta para el jefe del PJ bonaerense, que podría ser la última oportunidad para alcanzar un acuerdo por el cual el peronismo de la provincia de Buenos Aires pueda presentar una lista unificada en las elecciones del 23 de octubre: la boleta de candidatos a senadores podría llevar a las dos mujeres, Cristina Kirchner e Hilda "Chiche" Duhalde.


Sin embargo, este acuerdo es improbable. Las relaciones entre los dos sectores están muy deterioradas y Chiche Duhalde está personalmente  ofendida con Kirchner y con los ministros ex duhaldistas como Aníbal Fernández y José Pampuro. Tal como anticipamos desde hace varios meses, tanto el kirchnerismo como el duhaldismo mantenían posiciones irreductibles: no querían "bajar" las candidaturas de Cristina ni de Chiche. Precisamente sobre esa base, en últimas horas apareció la última carta de negociación: Cristina Kirchner iría como numero uno, e Hilda Chiche Duhalde, como número dos. La nomina llevaría el nombre de Frente para la Victoria, pero contendría al PJ dentro de una coalición.

 

Esta línea de negociación explica las últimas declaraciones de Chiche Duhalde, cuando admitió en Radio América que "Cristina mide mejor que yo". Fue un gesto de conciliación necesario para abrir el diálogo.


La lista de candidatos a diputado sería consensuada entre Kirchner y Duhalde, aunque ambos podrían tener poder de veto sobre los miembros que proponga el otro. El más perjudicado en este acuerdo sería el que quedaría sin margen para incidir más que en algunos nombres de la lista de legisladores provinciales. Es por ello que Solá se apresuró en A Dos Voces a decir que "no habrá acuerdo" entre Kirchner y Duhalde. Una lista conjunta Cristina Kirchner-Chiche Duhalde le haría ganar gobernabilidad al Gobierno, por cuanto evitaría la división del peronismo.


Esa fractura haría inviable la convivencia en el Congreso y en otros terrenos de la política nacional Además, Kirchner teme profundamente que la división del voto del peronismo bonaerense pueda golpear la estrategia "plebiscitaria" que el Presidente quiere imponer en las próximas elecciones. Sin embargo, desgastará la credibilidad del Gobierno ante la opinión pública porque equivaldría a contradecir todos los principios que enunció Kirchner en este tiempo de confrontación: prometió que la "nueva política", reemplazaría a "la vieja política" (al duhaldismo). El hombre de a pie no entendería por qué se abrazó a la "vieja política". Lo cierto es que la dureza de los Duhalde -Kirchner esperaba menos resistencia- hizo temer al Presidente por la gobernabilidad en la provincia y en el gobierno nacional. El duhaldismo demostró tener poder de fuego para comprometer la capacidad de gobernar de Kirchner y de Solá. Especialmente cuando reunió en el congreso partidario del domingo último a más de 500 congresales, pese a los "aprietes" de Kirchner a muchos intendentes para que no concurrieran.


DUHALDE Y LA VIABILIDAD DE UN ACUERDO.
En estas condiciones s, Eduardo Duhalde ve con buenos ojos
la propuesta que llegó de la Casa Rosada. Sería un acuerdo que no significaría la capitulación humillante: Duhalde mantendría intacta su estructura y el duhaldismo tiene manera de justificarlo: siempre dijo que apoya al presidente justicialista, que lo respaldó en el Congreso, y que todo lo hace por la unidad del peronismo. Del duhaldismo, en rigor, nunca partieron agresiones ni desplantes verbales hacia Kirchner, aunque sí hacia Felipe Solá. En estas horas, Duhalde y Chiche están analizando la propuesta de conformar la lista Cristina- Chiche, o del "uno" y "dos". Sin embargo, Duhalde y Kirchner deberán tener que ajustar la sintonía fina del acuerdo en una reunión cumbre, y a eso se refería José María Díaz Bancalari cuando deslizó la posibilidad de un encuentro. Sin embargo, por ahora se dice que Chiche está más volcada a no acordar con la Casa Rosada porque ya avanzó demasiado en la planificación de su campaña: incluso estuvo en Buenos Aires el asesor y experto en campañas brasileño Joao Santana, ex socio de Duda Mendonca. Tal como se anticipó, Chiche Duhalde está decidida por ahora a lanzar su candidatura en pocas semanas, con o sin acuerdo con Kirchner.


Esto también forma parte de la estrategia de Duhalde. Se trata demostrar que la decisión sobre la candidatura es propia de la diputada: por un lado, para fortalecer su figura. De lo contrario, parecería que Duhalde la pone o la saca según su propio parecer. Además, Duhalde quiere aparecer lo más ajeno posible a la interna, aunque domina todos los detalles de las operaciones.


"Maneja todo", aseguran a su lado.


La estrategia de la Casa Rosada, en tanto, es marcar públicamente que el acuerdo con Duhalde está muy lejano -y de hecho por ahora lo está- y que Kirchner no tiene interés en acordar -esto sí es mentira-. De ese modo, endurece más la postura de Kirchner respecto del jefe del PJ bonaerense.


Cerca de Alberto Fernández dicen ahora, como discurso oficial, que no hay interés en negociar porque "Kirchner se dio cuenta de que puede ir por todo, sin resistencia ni costo alguno". La operación es mostrar a un Duhalde completamente devaluado para bajarle el precio en la negociación.


Pero la verdad es que en la Casa Rosada se asustan con la hipótesis de una división del PJ en la provincia de Buenos Aires: además los votos se dividirían y ello perjudicaría la estrategia plebiscitaria de Kirchner.
Por otro lado, el acuerdo sobre una lista única del PJ podría beneficiar a Ricardo López Murphy, ya que le serviría para polarizar la elección con el peronismo. Además, le daría argumentos sobrados al candidato de Recrear para golpear sobre el peronismo con su discurso y evidenciar que Kirchner no tiene ninguna intención de renovar la política. Podría así captar votantes de Cristina Kirchner que quedarían descontentos con la inclusión de Chiche Duhalde y a los adeptos del PJ que no aceptarían nunca a la primera dama.
 

EL GOBIERNO ENTRE MONTESCOS Y CAPULETOS.
El gobierno de Néstor Kirchner quiere tomar distancia del jefe del gobierno porteño, Aníbal Ibarra, pero tiene serias difícultades para despegarse de la mala imagen del gobierno porteño porque dentro del Frente para la Victoria militan dos de los principales referentes del ibarrismo, como son Vilma Ibarra y Roberto Feletti, dos figuras claves la administración de la Ciudad de Buenos Aires. Además, el jefe del Gabinete, Alberto Fernández, sembró el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de funcionarios incondicionales. Como se señaló, del juzgado que investiga la causa Cromagnon trascendió que Ibarra podría ser citado a declarar el 25 de este mes. En el Gobierno aseguran que si Ibarra es citado y procesado deberá renunciar: en ese caso, se aplicaría la ley de acefalía de la Ciudad y se debería convocar a elecciones para Jefe del Gobierno porteño. Según los tiempos que insuma el proceso judicial, la duda ahora es si esas eventuales elecciones podrán juntarse a las del 23 de octubre o si se deberían hacer más adelante. En todo caso, en el Gobierno no ven con malos ojos un adelantamiento de los comicios para jefe de gobierno porteño, porque ello descomprimiría el mal humor del electorado porteño, que amenaza en la Capital la estrategia plebiscitaria de Kirchner. "Aníbal Ibarra es un salvavidas de plomo. Hay que ver cómo manejamos esa situación y cómo se hace el despegue del gobierno porteño. Esta es una de las mayores dudas", señaló un alto funcionario. Se refería a un dilema que tiene el Gobierno: en la Capital Federal y en todo el país, Kirchner competirá con el sello del Frente para la Victoria y esa alianza incluye al Partido para la Victoria, fundado por Alberto Fernández y en el que hoy militan Vilma Ibarra, hermana de Aníbal Ibarra, y a Feletti, secretario de nfraestructura porteño.


Sucede que el proyecto electoral de Kirchner es convertir en un plebiscito las elecciones del 23 de octubre. Y en la Capital Federal, el nombre de los Ibarra podría restarle votos clave. Feletti, en rigor, apadrina una corriente de centroizquierda que adherirá al Partido para la Victoria y que apoya al gobierno de Kirchner. El Partido por la Victoria está presidido por el diputado Diego Kravetz, un cuadro que proviene del sector de las fábricas recuperadas. Si bien está distanciada de su hermano, Vilma Ibarra, por su parte, es la principal referente política de los ex funcionarios ibarristas que resultaron más golpeados por la tragedia de Cromagnon: el ex secretario de Justicia Marcelo Antuña, el ex subsecretario de Seguridad, Juan Carlos López, y la ex directora de Control Comunal, Fabiana Fiszbin. Esta última está procesada en la causa y es íntima amiga de Vilma Ibarra. Se sospecha en medios políticos que todo ese grupo conformaba la caja recaudadora del área de inspecciones de Aníbal Ibarra y tiene serios problemas con la Justicia.


En la Casa Rosada preocupa, y mucho, ese flanco débil. Sobre todo porque es vulnerable al eventual discurso de Mauricio Macri, que será el candidato a diputado por Compromiso para el Cambio. "Este es un verdadero problema", señalan en la Casa de Gobierno y en el Partido para la Victoria.

 

Kirchner no puede decir que no quiere a Ibarra en su frente electoral, cuando su hermana Vilma participa activamente. Una salida es incluirla, pero sin que ocupe lugares en las listas de candidatos a diputado nacional y limitar al máximo su participación en la nómina de legisladores porteños. "No agregan nada en votos. El Gobierno no les van a pagar con cargos en la lista", dijo un conspicuo miembro de la coalición. Cuando Ibarra dijo desde Madrid que aspiraba a integrar la alianza electoral con el Gobierno, Kirchner estalló de furia, según señaló un ministro que fue testigo de su enojo. Es que el Presidente interpreta que hay mucho de oportunismo en Ibarra y en su secretario de gobierno, Raúl Fernández. En su mejor momento fueron refractarios a cerrar una alianza explícita con el gobierno nacional -sí la promovían Vilma Ibarra y Feletti-, pero ahora son los primeros en buscar refugio en la Casa Rosada. Por otra parte, la dificultad del Gobierno para tomar distancia de Ibarra radica en que Alberto Fernández colocó a funcionarios de extrema confianza en la gestión porteña.


Entre los de primera línea se mencionan a Héctor Capacciolli, secretario de Descentralización; a Mauricio Tarullo, subsecretario de Participación Ciudadana; Juan Manuel Olmos, director de la Corporación Puerto Madero, y Matías Novoa, director de la Juventud. Además, el jefe del Gabinete nombró a ocho de los 16 directores de los Centros de Gestión y Participación (CGP) de la Ciudad, a los que controla. Y la tragedia de Cromagnon se llevó a otro incondicional suyo, Gustavo Torres, ex director general de Fiscalización y Control que sólo actuó dos meses como director subalterno de Fabiana Fiszbin y quedó también procesado en la causa. A Gustavo Torres se lo acusa de apoderarse del expediente de Cromagnon en la madrugada de la tragedia: el boliche no contaba con la habilitación municipal correspondiente - la tenía vencida - y Torres violentó la puerta de su despacho a las dos de la mañana en el palacio municipal para tomar los expedientes mientras la disco se incendiaba.

EL FUTURO DE LAVAGNA
En medios del Palacio de Hacienda se cree que es probable que Roberto Lavagna deje la conducción del Ministerio de Economía después de las elecciones de octubre e, inclusive, no descartan una retirada mucho más próxima, hacia julio, en el marco de una reestructuración del gabinete nacional que incluiría la incorporación del otrora menemista general Balza.


La versión parece tener fundamento a la luz de la búsqueda de nuevas posiciones que estarían realizando algunos de sus colaboradores, pensando para cuando dejen la función pública, al tiempo que intentan dejar afines en las líneas de mando intermedias de la conducción económica. La relación entre el presidente Néstor Kirchner y Roberto Lavagna siempre fue tirante.


Cabe recordar que sólo cuando no tenía certeza de entrar en una segunda vuelta y muy a último momento, el patagónico aceptó ratificar a Lavagna en Economía por los votos que sumó el jefe del Palacio de Hacienda en las elecciones realizadas dos años atrás. En la Casa Rosada dicen que el presidente está harto de que Lavagna haga su campaña para las presidenciales del 2007 y que, por lo tanto, superadas las elecciones de octubre próximo, decidirá su relevo. Así, en medios cercanos al titular de Obras Públicas, Julio De Vido, se comenta que "para fin de año habremos desembarcado en el quinto piso" en referencia al despacho que hoy ocupa Lavagna en el Palacio de Hacienda.


De confirmarse esta hipótesis, no está claro que De Vido pueda llegar a absorber Economía, pero seguramente pondría a varios de sus hombres en puestos clave. Por caso, se comenta que el actual secretario de Comunicaciones, Guillermo Moreno, sería el nuevo titular de Industria. No por nada estuvo en la reunión que realizó la Unión Industrial Argentina en Mar del Plata la semana pasada. Es que existen disputas entre los propios "pingüinos" por la sucesión. Así, el jefe de Gabinete querría tomar el área colocando al frente del ministerio de Economía a un hombre de su confianza, el actual presidente del Banco Central, Martín Redrado. Cabe recordar, al respecto, que sobre el comienzo del mandato de Kirchner, el presidente pensó en desplazar a Redrado, que en aquel entonces era vicecanciller y fue precisamente Alberto Fernández (con quien fue compañero de equipodurante la gestión ministerial de Domingo Cavallo) quien logró sostenerlo.


Casualmente, en medios oficiales se comentó como una suerte de relanzamiento político al seminario que, a todo trapo y con economistas de primer nivel realizó, el Banco Central en la semana en curso. El problema con Redrado es que es vulnerable por su pasado durante la gestión del ex presidente Carlos Menem. Se lo ha sindicado como uno de los que cobraban sobresueltos y otros consideran que tiene un pasado sospechoso por la Comisión Nacional de Valores. De no prosperar la alternativa Redrado, otro de los que están en las gateras es Javier González Fraga. El ex presidente del Banco Central (también durante la gestión Menem) es un hábil estratega, con buenos vínculos con la industria y la banca que ya estaría jugando sus fichas. En cuanto al futuro de Lavagna, los que creen que puede ser relevado próximamente sostiene cuestiones que involucran tanto al ministro como al presidente. Respecto del primero, dicen que está muy cansado de sus disputas con el entorno kirchnerista, particularmente por las operaciones que involucran a su familia, algo que Lavagna no tolera.

 

En cuanto al presidente, si bien Kirchner sabe que Lavagna le aporta votos, hay quienes en su entorno le argumentan que un cambio ahora no generaría mayores variaciones a corto plazo en la economía y tendría el gran mérito centrar todo el triunfo electoral en el primer mandatario,es decir, no compartiría el éxito con Lavagna, cosa esencial para el narcisismo del presidente. En el escenario de fuerte disputa del duhadismo con el presidente no debe descartarse que Lavagna pueda llegar a ser arrastrado por la disputa, si esta llega a mayores, dado el fuerte vínculo que tiene el ministro con Eduardo Duhalde. Una variante que están jugando amigos de Lavagna es su postulación a un puesto internacional y, en ese sentido, piensan en la titularidad del Banco Interamericano de Desarrollo. Esta variante sería resistida tanto por medios financieros internacionales (Lavagna viene de un país en default) como por el kirchnerismo, que no querría darle ninguna plataforma importante al ministro. Pero Lavagna también tiene prestigio internacional y siempre pagó religiosamente a los organismos multilaterales de crédito (FMI, BIRF y BID). A esta altura, el escenario más probable parecería ser la retirada de Lavagna después de las elecciones de octubre, si es que no se aceleran los tiempos, hipótesis que tiene menor posibilidad pero que no debe ser descartada. Así, la única posibilidad de supervivencia de Lavagna por más tiempo parecería estar sujeta sólo a la posibilidad de un mal resultado electoral para el presidente (variante poco probable, pero no descartable) en el que Kirchner tenga que asegurar gobernabilidad.

EL GOBIERNO Y LA CGT
También el gobierno está preocupado por la fractura de la CGT porque ella podría aumentar la conflictividad gremial y porque además el presidente terminó abrazado a Luis Barrionuevo, uno de los principales sostenes de la cara visible, Hugo Moyano. Kirchner le dijo en un principio a Carlos Tomada que llevara a todos los dirigentes de la CGT a la Casa Rosada para comenzar una relación fluida con la central obrera. "Mi límite es Barrionuevo", le dijo el Presidente al ministro de Trabajo. Sin embargo, con la necesidad de ganar las elecciones en forma plebiscitaria Kirchner aceptó a Moyano aún con Barrionuevo incluido entre sus filas. "Se terminaron los límites", ironizó alguien cercano a Julio De Vido. Moyano y Barrionuevo se han convertido en buenos socios, incluso operan en las sombras en el Club Atlético Independiente, detrás de la figura del presidente Julio Comparada.

 

Los "gordos", liderados por Susana Rueda, le critican a Moyano su tendencia a negociar a solas el aumento de salarios con el Gobierno para obtener un rédito propio. "Moyano negocia para el", dice Rueda, que cada vez es recibida con menor frecuencia en la Casa Rosada. En el Gobierno preocupa esta división porque abriría una instancia de mayor dureza en el conflicto gremial. Competirían entre ambos sectores para ver quién es más duro y eso complicaría a Kirchner en medio de las elecciones.

VOCES POLÍTICAS
o Algunos ven al duhaldismo detrás del conflicto de empleados municipales que tomaron edificios en las ciudades de Pico Truncado y Caleta Olivia, en Santa Cruz. Hubo cortes de ruta y piquetes que impidieron el acceso de trabajadores a los yacimientos petroleros, en reclamo de la incorporación de 200 pesos a su salario. Dicen algunos que ese gremio es controlado por el duhaldismo. Y que la conflictividad en Santa Cruz hace trizas la imagen de Kirchner en su provincia.


o Néstor Kirchner fundará en todo el país el Frente para la Victoria, que en la mayoría de las provincias contendrá al PJ. Ello ocurrirá en Capital Federal, en Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, y en todos los distritos donde el peronismo tiene fuerza. Incluso en Salta, Catamarca y La Pampa. De ese modo, el voto kirchnerista se podría interpretar mejor para la lectura de los resultados finales. Los votos del Frente por la Victoria equivaldrán a un "sí"; los de otros partidos, un "no". Hay mucha preocupación en la Casa Rosada por las posibles derrotas en Capital Federal, Santa Fe, y la elección reñida en Santa Cruz. Eso llevó a pensar en poner el apellido Kirchner en las boletas santacruceñas, pero esa posibilidad está descartada por ahora.


El Gobierno ganaría, pero por escaso margen.


o Confirman que Carlos Zannini tiene redactado un proyecto de ley de intervención federal en la Capital Federal. Pero ese instrumento no se usará por ahora. En la Casa Rosada aseguran ahora que si Aníbal Ibarra sufre complicaciones judiciales por el caso Cromagnon, se recurriría a la ley de acefalía de la Ciudad de Buenos Aires.


o Daniel Scioli se vio sorprendido por las versiones de intervención en la Ciudad de Buenos Aires. En el Gobierno lo acusaron de impulsarlas. Pero le explicó a Alberto Fernández que no tiene nada que ver: es más pregunta todos los días cómo sigue el conflicto. Sus allegados dicen que si hay elecciones anticipadas Scioli tiene intención de competir: no hay que olvidar que antes de ser vicepresidente Scioli se aprestaba para competir contra Aníbal Ibarra en los comicios de 2003.


o Carlos Reutemann se reunió con Néstor Kirchner en la Casa Rosada y acordaron que Horacio Rosatti encabezaría la lista de candidatos a diputados en Santa Fe. Kirchner se quiere sacar de encima a Rosatti y  María Eugenia Bielsa no quiere ser primera en la lista y quedaría como vicegobernadora.

 

o Oscar Parrilli evitó ir como candidato a diputado a Neuquen y seguiría como secretario general de la Presidencia. Es que el Frente por la Victoria en esa provincia sería encabezado por el ex frepasista Oscar Massei. Parrilli no quería perder contra Jorge Sobisch. El tercero excluido o incluido en la nueva alternativa de centro-derecha.
 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada