ANÁLISIS DE LOS ATENTADOS EN LONDRES

Julio 2005
por Strategicos.


1. En principio el sitio de la BCC esta saturado de numerosas fotografías y videos de amateurs que se encontraban circunstancialmente en los lugares de los atentados. Existe incluso una satisfactoria fotografía -tomada por el ciudadano Steve Torhnhill que muestra prácticamente en tiempo, real la explosión del bus cargado de pasajeros. Esto marca una diferencia absoluta ante el estupor que nos rodeo a todos el 11 de septiembre.

Hoy por hoy, la población occidental esta alerta, actúa fríamente, tiene el temple como para documentar los hechos y se pone de relieve que un neto espíritu de guerra comienza a existir en una ciudadanía en general pacifista. Es evidente también que la población confía en los sistemas de seguridad interior y colabora con ellos.

Esto es típico de los países que libran guerras con cierta habitualidad. Tienen contingentes empeñados en batallas lejanas y reciben con frecuencia las bajas de sus connacionales en combate.


Psicosocialmente la situación es absolutamente diferente a la de las Torres y es un punto positivo para los que creemos en la guerra sistemática y aniquilación de las redes terroristas.

2. Los atentados han causado sorpresa - exactamente como un infarto masivo en un cardiopático compensado - pero se los esperaba. Exactamente como el infarto. Todos los analistas estimaban que Londres seria de alguna forma un blanco razonable, posible y apetecible y hace sólo un mes el Sunday Telegraph ya había revelado al respecto documentos secretos provenientes del área de Defensa que señalaban - en clara coordinación con el MI5 - que existía un plan de contingencia del organismo.Plan que articulaba un repliegue de su propio cuartel general en caso de una catástrofe,

Esencialmente un acto terrorista que obligara a mantener la situación y los sistemas de comunicaciones, comando y control de forma absolutamente eficientes.

Segundo hecho que revela la existencia de la guerra como telón de fondo de la genuina conciencia ciudadana y de los funcionarios de la administración.

3. Eliza Manningham-Buller, directora general del MI5, explicó que no solo no descartaba el atentado sino que la cuestión se limitaba a establecer cuando y sobre todo su potencial gravedad, estableciendo diversas alternativas entre un objetivo medio, un objetivo civil de cierta envergadura o una verdadera catástrofe.

Los resultados del desafío propuesto por la red de Bin Ladem se inscriben exactamente en la segunda hipótesis.

Un objetivo civil de cierta entidad, con extraordinaria proyección mediática, una excelente articulación con la agenda diplomática - el G8 - pero difícilmente algo que pueda ser definido una catástrofe en términos esencialmente estratégicos.

En general la Defensa británica había evaluado como blancos potenciales el Ministerio de Defensa y la propia sede del MI5. En el primer caso también podemos imaginar que las Fuerzas Armadas británicas deben tener centros gemelos semidormidos para trasladar las operaciones, en una situación de terrorismo que realmente vulnere el esquema de seguridad nacional.

4. Al respecto, también el 11 de septiembre el blanco estratégico fueron el Pentágono y la Casa Blanca, no cumplido y la desintegración de las Torres constituyó una tragedia humana pero no una victoria táctica o una ventana de vulnerabilidad significativa en el sistema de defensa americano, excepto la puesta en relieve de su vulnerabilidad aérea, situación que debió ser compensada por la instalación - a posteriori - de un portaviones misilistico en la Bahía. Lo de Londres se parece mas a Atocha y persigue los mismos objetivos: fuerte repercusión mediática y eventual modificación de la política exterior - cosa poco probable -pero en modo alguna una victoria militar significativamente importante. Algunos centenares de civiles muertos son un factor que nos conmueve e irrita profundamente - a algunos algo menos - pero siendo realistas no pueden modificar la política exterior de una nación con objetivos todavía mundiales.

5. Por segunda vez, tal vez tercera si analizamos la captura de aviones como vector de transporte, el método terrorista golpea la esfera del transporte publico. En este aspecto resulta interesante leer Newsweek del 22 noviembre del 2004. Allí, Michael Isikoff y Mark Hosenball, anticipaban que los servicios de inteligencia americanos preveían la posibilidad de un ataque sobre Londres si bien simultáneamente había indicios de vulnerabilidades en la propia seguridad interior de los Estados Unido. Ambos periodistas consideraban a Londres como una posibilidad real para desencadenar un atentado de cierta entidad. Y la tercera era Roma y en particular el Vaticano. Y con respecto a la metodología hay una observación que considero interesante señalar como elemento de conexidad entre los tres atentados: el grupo de Al Quaeda trabaja como redes de e-marketing en tanto que los transportes urbanos son propios de una realidad no virtual.Son elementos de la sociedad industrial y no de la tercera etapa toffleriana.

Es un tema para tener en cuenta cuando se analice la futura protección y viabilidad de las megalópolis. Son realmente convenientes?

6 Para crear el terror una simple terminal de subterráneos resulta ser también un blanco eficaz, fácilmente alcanzable y con buena repercusión mediática. Además, los subterráneos de Londres tienen una particularidad, pensados para la Tercera Guerra como refugio, sus estaciones son muy profundas, muy austeras, en algunos se desciende todavía en ascensor. En ese contexto un explosivo medio puede tener un impacto expansivo mayor.

Pero igualmente y en otros ámbitos de análisis había claros síntomas de que algo estaba por desencadenarse, la embajada americana había aconsejado a sus funcionarios evitar los desplazamientos en subterráneo y aconsejaba desplazarse en taxis para evitar tanto la repetición de recorridos como el carácter de medio publico de los desplazamientos. En ese sentido ya Madrid había encendido la luz roja.

7. Pero el problema consiste en ¿como vigilar con eficacia una red de transporte con 274 estaciones y que transporta 370.000 pasajeros en las horas de punta? Ese es exactamente el problema que puede ser trasladado a ciudades como Paris que tienen más de 500 estaciones. Y todavía no hay respuesta para responder a una simple pregunta, como proteger una marea humana que se desplaza a las mismas horas, retorna de sus trabajos o estudios a la misma hora y son un blanco móvil que cronológicamente se convierte en blanco fijo.

Lo cierto es que ante la incertidumbre de prevenir el atentado las autoridades municipales se habían preparado para la mitigación siguiendo el clásico esquema de Defensa Civil, Prevención, Mitigacion, Respuesta.

Por otra parte, un plan estratégico de emergencia también se había puesto en marcha. La ultima versión del plan londinense antiterrorista se realizó en abril del 2005 y al respecto también conviene señalar que el sitio UK Resilience, proporcionaba al publico un manual de instrucciones básico, acerca de como comportarse en caso de ataque terrorista También, en marzo de este año el gobierno había desarrollado un concepto operacional de urgencia ante la crisis, algo parecido al gabinete de crisis que establece la ley de Seguridad Interior 24.059 de la Argentina en su articulo 13 como derivación del articulo 11 pero que en la Argentina prácticamente no se cumple.
.

8. Básicamente los ingleses y los países realmente importantes y a la vez potenciales blancos terroristas en la Unión Europea han sacado sus claras consecuencias metodológicas del 11 de septiembre y ante lo inevitable se han esforzado por implementar medidas tendientes a la producción de inteligencia - sobre todo en el área de reunión para poder manejar - gestionar diría simplemente un ejecutivo - crisis que son tan inevitables como la caída de aviones.

En ese aspecto, el nivel de preparación es bastante alto aunque coexiste la inevitable improvisación y cierta fluidez entre los planes de contingencia y las situaciones reales que nunca son exactamente igual a los escenarios previamente visualizados. Pero cabe acotar que tampoco para los terroristas.

Digamos que Al Quaeda podía haber previsto una invasión americana a Afganistán pero es poco probable que haya analizado la hipótesis de una segunda guerra del Golfo, la liquidación del régimen de Sadam y la instalación de un protectorado militar americano sobre la zona. Los efectos no queridos en la guerra terrorista y antiterrorista rigen para ambas partes.

9 Otro tema pendiente consiste en establecer si los servicios de inteligencia estaban realmente en capacidad de prevenir los hechos y en ese sentido podemos decir con cierto grado de realismo que es muy difícil predecirlos en su totalidad si bien no queda un indicador claro de porque coexistiendo una agenda diplomática del nivel del G8, los servicios de seguridad habían bajado el nivel de alerta en un punto. La respuesta puede ser - sin embargo - bastante simple.

Probablemente ocurrió algo típico de las burocracias de seguridad. El nivel de alerta 1 se concentró en el gran evento, la gran puesta en escena del G8 y por ende tanto la adjudicación de recursos, presupuesto y elementos humanos estaba volcada hacia Escocia descuidando Londres.

En eso los terroristas, con excelente información por vía de las comunidades islámicas y sus elementos infiltrados, eligieron adecuadamente el momento para golpear la centralidad del poder simbólico. La ciudad.

10. Otro hecho interesante es que si bien los terroristas ocuparon las primeras paginas de los medios, en general la acción silenciosa de contrainteligencia que se desarrolla en estos momentos afortunadamente no aparece en la prensa. Y esto no es casual. Exactamente como en la investigación del escenario de un crimen la información que se brinda a los medios sobre los asesinos tiene algunas particularidades estratégicas, no se brinda absolutamente toda la información y algunas pistas que se revelan son cartas marcadas hacia la propia célula terrorista.

No son reales y solo tienen por objetivo confundir al estado mayor terrorista que se retroalimenta incesantemente de la repercusión mediática producida por sus propios hechos. La filtración de información puede manipular las voluntades de las células terroristas con mucha mayor eficacia que un cierre absoluto de información. Es el caso típico de un secuestro y una negociación que tiende - en su esencia - a la aniquilación del adversario y no a concluir tratos violentamente impuestos.

De todas formas en el caso del Reino Unido tenemos que tener en cuenta que el Centro de Análisis Terrorista fue recién creado en el 2003, porque el IRA salvo en el caso de dos atentados, uno de ellos contra Margaret Thatcher, fracasado y otro contra el Vizconde Mounbatten - logrado - nunca logró perforar realmente el sistema de seguridad británico -
La larga campaña del IRA solo produjo unos 900 muertos en una década, cifra insignificante si se la compara con los 1100 muertos anuales que provocaba la guerrilla en la Argentina hasta 1978.

Igualmente, este Centro es el que fija los niveles de riesgo pero sus fuentes de información son inevitablemente heterodoxas y el análisis de riesgo país económico es tan aleatorio como el de riesgo terrorista a partir de la cantidad de información preventiva que llega a los centros de procesamiento de datos.

Digamos que una megaatentado es como una devaluación fuerte en economía. Es rápido, silencioso, imprevisto y contundentemente letal.

11. De los numerosos análisis que Londres tenia en su poder el mas interesante es el del South Asia Analysis Group, donde el experto en inteligencia indio B. Raman informaba el día 7 de julio que los primeros indicios de un atentado masivo sobre Londres habían salido a la luz en agosto del 2004 con el arresto de Mohammad Naeer Noor Khan, un especialista en informática que dividía su tiempo entre Londres y Pakistán, y que bajo fértil interrogatorio, confesó haber trabajado para las redes de Al Quaeda transmitiendo mensajes codificados a los miembros de la red.

Justamente fue el quien declaró que existía un plan contra el aeropuerto de Heathrow. La confesión de Khan permitió algunos interesantes arrestos pero de los interrogatorios secundarios no surgió nada que confirmara fehacientemente la verosimilitud del plan Heathrow.

Igualmente esta pista se mantuvo en estricta reserva y ni la prensa ni algunas áreas de inteligencia conocían exactamente la preocupación por el aeropuerto del sistema de seguridad. De la misma forma y tal como ocurrió en la Argentina en los dos atentados importantes - el de la Embajada de Israel y la Amia y la desactivación vía Beretta calibre 22 de un agente cultural iraní en el barrio de Belgrano, se observó una intensificación de las comunicaciones entre Pakistán y diversos sospechosos residentes en Gran Bretaña.

Pero es muy probable - y esto debemos tomarlo en cuenta como un inevitable fenómenos de contaminación - que los analistas ingleses hayan relacionado el producido del trafico comunicacional, incluso el diplomático, que es un lenguaje de sordo mudos sumamente esclarecedor, porque si bien no se no lo puede descriptar cuando los sordomudos hablan implica que algo importante comunican, se haya vinculado taxativamente con la reunión del G8.

En síntesis, todo el sistema de seguridad fue claramente despistado por la reunión del G8, una reunión internacional de gente que hablaba de temas tan poco relevantes como el hambre en África, la necesidad de conformar un Fondo de Ayuda - otro mas ? contra el Sida y los problemas ecológicos, y que sin saberlo sirvieron como una enorme cortina de humo que enmascaró el objetivo real de los terroristas.

Londres
Enseñanzas: frente a un terrorismo de las características de dislocación de cuadros, miembros e informantes como plantea Al Quaeda es necesario que el monitoreo de las agendas diplomáticas prevea los blancos potenciales que pueden quedar desguarnecidos. Tampoco se puede tomar como una certidumbre inevitablemente autosatisfactoria pero esencialmente estéril que el blanco a proteger sea realmente el genuino blanco a atacar.

Puede ser exactamente lo contrario.

Londres es un buen ejemplo de esta confusión.
 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada