BIELSA v. O´GRADY. EL CANDIDATO DE LA MANCHURIA
SIGUE SU CARRERA ELECTORAL EN LOS ESTADOS UNIDOS

Julio 2005
 

Señor Director:

"Con respecto a la respuesta esbozada días atrás por el canciller Rafael Bielsa a la nota publicada en The Wall Street Journal (y que fue reproducida por LA NACION) firmada por la periodista María Anastasia O´Grady, que acusaba a la Argentina de constituirse en un refugio del terrorismo internacional, no sorprende, no sólo porque su condición de asalariado del Gobierno y candidato a diputado lo amerita, sino también porque es el mismo Bielsa el que, meses atrás (no sabemos si por cinismo o por ignorancia), afirmó: «No me consta que en Cuba se violen los derechos humanos». Pero hay un dato más: el canciller, en sus años mozos, militó en la organización terrorista Montoneros y, por ende, cuando O´Grady se manifiesta en contra del terrorismo y critica a la Justicia argentina por exculpar delitos terroristas, Bielsa parecería salir en defensa propia.

"Cabe destacar que Bielsa, en su respuesta efectúa un ataque ad hominem a O´Grady (sin refutar el razonamiento de la acusación de la periodista norteamericana), acusándola, entre otras cosas, de haber adherido al presidente Menem, al que, en su tiempo, adhirieron también el presidente Néstor Kirchner y el vicepresidente Daniel Scioli (para los cuales Bielsa trabaja subordinadamente como «un soldado», tal como públicamente lo reconoció).

"Finalmente, el único argumento de Bielsa en su escrito fue afirmar que en el Tratado de Roma, de 1998, se contempla el delito de «lesa humanidad», y extrae un fragmento de la definición tipificada en dicho tratado, en donde, sugestivamente, omite colocar la parte que afirma que los delitos de lesa humanidad pueden ser cometidos por organizaciones ajenas al Estado. En efecto, la fuente citada por Bielsa, en forma completa (artículo 7) reza: «A los efectos del presente estatuto, se entenderá por “crímenes de lesa humanidad” cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque: A los efectos del párrafo 1: a) Por “ataque a una población civil” se entenderá una línea de conducta que implique la comisión múltiple de actos mencionados en el párrafo 1 contra una población civil, de conformidad con la política de un Estado o de una organización», y esta omisión no es casual, puesto que, según la definición del tratado en cuestión, la banda homicida Montoneros estaría perfectamente encuadrada, y Bielsa y sus ex camaradas se verían autoinculpados, algo que no es conveniente en un momento de campaña electoral."

Nicolás Márquez / Abogado
 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada