MENTIRAS VERDADERAS

Julio 2005

En la reunión que mantuvieron Néstor Kirchner y Roberto Lavagna se trataron tres temas concretos. Fueron los siguientes:
º Lavagna se quejó por la ofensiva política del discutido líder de la CGT Hugo Moyano, porque considera que responde a una estrategia del Presidente para desgastarlo. También cuestionó al ministro de Planificación, Julio De Vido, por el exceso de gasto que ocasiona su cartera con objetivos electorales.


º Se habló de la inflación y allí se reflejó que el ministro y el Presidente no tienen en claro cómo avanzar en una estrategia para frenar el incremento de los índices de precios. Kirchner no comparte el criterio del ministro sobre los salarios como causal del rebrote, porque  argumenta que en junio el alza del costo de vida fue fuerte a pesar de que la economía comenzó a frenar su impulso. Es decir que no hay inflación de demanda, como sostiene el titular del Palacio de Hacienda.


º Se analizó también la estrategia para negociar con el FMI. Kirchner apuntó que hay que empezar las conversaciones, pero advirtió que la Argentina no puede en pleno período electoral aceptar los Condicionamientos del Fondo. Lavagna expuso otro punto de vista: sostuvo que es necesario negociar y que los reclamos del Fondo tienen que empezar a resolverse, aun cuando eso vaya a ocurrir después de las elecciones.

El líder camionero marca la cancha
Ni bien asumió la conducción única de la CGT, Hugo Moyano comenzó a marcar la cancha pegando fuerte una y otra vez al ministro de Economía por su opinión de que los aumentos salariales generan inflación. Es una jugada a dos puntas. Por un lado, el líder camionero aspira a ganar la confianza del Presidente, quien tampoco comparte la visión extrema de Roberto Lavagna. Y, por el otro, busca abrir el paraguas ante las críticas por izquierda Que intuye comenzarán a lanzar los "gordos" luego de que anoche decidieron renunciar a sus cargos en la conducción de la central obrera. El sector sindical rebelde ya no tiene nada que perder, por lo que intentaría acorralar a Moyano para que se siente a negociar. Por eso, es probable que en los próximos meses se incremente sensiblemente la conflictividad social.


En la Casa Rosada ven con buenos ojos la estrategia de choque del lídercamionero, dado que Kirchner confía más en la confrontación que en una política de conciliación.

La cruz de Lavagna
El ministro Roberto Lavagna y su equipo comunicacional lanzaron una pesquisa para determinar el contenido de un supuesto informe periodístico que se prepara y en el cual se detallan las relaciones entre el ministro, el directorio del Banco de la Nación y la renegociación de la deuda del grupo Yoma, ícono de la década menemista.


La versión sobre la existencia de la investigación provocó gran preocupación en el Palacio de Hacienda y abrió la puerta para que Lavagna envíe a varios funcionarios a sondear sobre su eventual publicación, así como también por su alcance. Inclusive, el propio ministro habló con el Presidente Kirchner para que, en caso de que resultara necesario, frene la difusión del trabajo, que comprometería a varios funcionarios en distintos niveles del equipo económico.
Kirchner desactivó en enero pasado la renegociación que había hecho el Banco de la Nación Argentina con el grupo Yoma, en virtud de la cual se le harían quitas multimillonarias a la empresa del ex cuñado de Menem. Se utilizó un procedimiento similar con otras compañías, pero Kirchner consideró en ese momento que era inadmisible políticamente el acuerdo que negoció "Pacha Velasco", jefe de asesores del directorio del Nación y marido de la presidenta de la entidad, Felisa Miceli. La actitud de Lavagna generó sospechas en los medios periodísticos, en donde la inquietud ministerial confirmó que lo que el jefe de Economía oculta podría afectar su credibilidad y la paciente construcción de su imagen pública.

Polarización se busca
La discusión ya está abierta en el oficialismo. Muchos colaboradores del Presidente Kirchner reclaman terminar con la polarización que se está impulsando desde el propio oficialismo entre la candidata Cristina Fernández y Chiche Duhalde. Algunas encuestas que encargó el duhaldismo y que Llegaron a la Casa Rosada indican que muchos potenciales votantes de Ricardo  López Murphy y de Luis Patti se decidirán finalmente por Chiche porque consideran, aún a disgusto, que es la única que puede frenar el avance kirchnerista. Las encuestas que alegran al duhaldismo le dan a Cristina una ventaja de sólo diez puntos. Aunque en el Gobierno están seguros de que la distancia será mayor, ya comenzaron a evaluar un cambio de estrategia y polarizar con López Murphy.

Washington es la meca
La certeza que existe en el oficialismo sobre la pronta remoción del embajador ante los Estados Unidos, José Octavio Bordón, desató una puja Por ocupar ese estratégico cargo con sede en Washington. Se mencionó en los últimos días que Roberto Lavagna, en caso de que se alejara de Economía y no recalara finalmente en la Cancillería, podría aspirar a esa embajada para reforzar su posicionamiento internacional, un capítulo imprescindible para alguien que pretende el sillón presidencial. Pero en los últimos días comenzó a cobrar vuelo una movida en igual sentido por parte del cónsul en Nueva York, el periodista Héctor Timerman. Con buena llegada al matrimonio Kirchner, y muy elogiado por la candidata Cristina Fernández, Timerman se comporta en su consulado como si fuera embajador. De hecho, se le valoran las relaciones que ha logrado fortalecer entre distintos sectores de la
comunidad no sólo neoyorquina, sino de todo el país. Justamente, ese comportamiento le generó más de una agria disputa con Bordón.

Un radical a la Corte
Con la renuncia de Augusto Belluscio a la Corte Suprema, se potenció el dilema del Gobierno, que se resiste ahora a quedar como una administración que logró designar a la mayoría del tribunal. Por eso hay interminables consultas destinadas a definir cuál debe ser el perfil del nuevo magistrado para que no se lo tilde de oficialista y se hable nuevamente de otra
"mayoría automática" en el cuerpo. Esa es la razón por la que muchos funcionarios se resisten a nominar allí al ministro de Seguridad  bonaerense, León Arslanián, de indiscutible filiación justicialista. Arslanián, en cambio, podría recalar en el Ministerio de Justicia, una vez que se complete el despido de Horacio Rosatti por esquivar el bulto a la pelea electoral en Santa Fe. El elegido para la Corte, en cambio, podría ser un colega de Arslanián en el cuerpo judicial que juzgó a las Juntas militares: Ricardo Gil Lavedra. Como Gil Lavedra es radical, el Gobierno lograría entregar un sillón clave al partido de Alfonsín a la vez que desestimar eventuales críticas por nombrar a un jurista amigo.

De Vido sufre por el frío
Con la vuelta del frío, el ministro de Planificación, Julio De Vido decidió viajar de urgencia a Bolivia la próxima semana con el único objetivo de negociar la compra de 20 millones de metros cúbicos de gas diarios. Actualmente, se importan del vecino país cerca de 6,5 millones de metros cúbicos, volumen que ha demostrado ser insuficiente dado que la Argentina, además, tiene contratos de venta de parte de esos hidrocarburos a Chile. Las conversaciones entre Bolivia y la Argentina se iniciaron en octubre pasado, pero luego fueron suspendidas tras las demandas populares de estatizar el gas boliviano, lo que desembocó en la revuelta de junio y la consiguiente renuncia del presidente Carlos Mesa. Precisamente, en mayo último el Congreso boliviano promulgó una ley que incrementó la carga tributaria a las petroleras, entre regalías e impuestos, del 18 al 50%, lo que finalmente podría hacer volver las negociaciones a fojas cero.

Alerta impositiva en las automotrices
Las empresas General Motors y Mitsubishi se quejaron ante el Ministerio de Economía porque consideran que la ofensiva fiscal de la AFIP va en camino contrario al acuerdo que las terminales anudaron con Roberto Lavagna.


La AFIP detectó irregularidades serias en la liquidación de impuestos de General Motors, empresa que tuvo que abonar una deuda fiscal equivalente a un millón de pesos.


Por su parte Mitsubishi recibió un duro impacto para su estrategia fiscal, por la cual siempre declaraba que tenía quebranto. Los japoneses no resistieron las inspecciones de la DGI y a partir de ahora tendrán que abonar en una serie de cuotas una deuda equivalente a los 45 millones de pesos.


Las terminales se quejaron ante al Palacio de Hacienda, porque consideran que la ofensiva de la AFIP vulnera los acuerdos con Lavagna, según los cuales el ministro les otorgó una serie de beneficios, tal cual ocurrió durante el gobierno de Raúl Alfonsín, cuando el actual jefe de
Economía fue secretario de Industria.

Los fertilizantes empujarían la cosecha
La rebaja del IVA al 10,5% para todos los fertilizantes -y no sólo para los de origen químico-, más un leve incremento previsto en su uso, determinarían ingresos millonarios por el crecimiento de la producción en la próxima cosecha. Según los especialistas, acompañado de la tecnología  adecuada, este efecto combinado produciría un millón de toneladas de granos adicionales, que a valores internacionales representan algo más de 200 millones de dólares. Así, se daría el caso de que el Estado recibiría más por impuestos a recaudar que el diferimiento financiero que otorgaría.

 

Para los industriales del sector, hoy prácticamente el 55% de los Fertilizantes que compra el productor quedan afuera de la rebaja, según se planteó originalmente en la Resolución 591, dejando de lado las economías regionales. La baja al 50% de la tasa general del IVA fue aprobada por Diputados, pero aún falta la sanción de la Cámara alta. El radicalismo y las
bancadas opositoras buscarán ahora en el Senado, donde tienen mayor preponderancia los intereses provinciales, extender el beneficio a los fertilizantes de origen orgánico y mineral, luego de que en la Cámara  baja los representantes del interior, encabezados por Cuyo, perdieran la  votación para eliminar la palabra "químicos" del artículo primero. Y todo indica
que conseguirán su objetivo.

Colorado el cuatro
La inclusión del empresario Francisco De Narváez en el cuarto lugar de la lista de candidatos duhaldistas a diputados por Buenos Aires no pasó inadvertida para la Casa Rosada. Ocurre que el ex dueño de Casa Tía y ahora accionista de América TV había deslizado profesión de fe kirchnerista hace algunos meses. Pero como parece que su vocación legislativa es irrefrenable, decidió alinearse allí donde le ofrecieron el mejor lugar. Como consecuencia de esa definición, que muchos de sus colaboradores consideraron inoportuna, el Gobierno comenzó a reducir la pauta publicitaria en el canal América.


Esta situación provocó una crisis incipiente en la emisora, cuya viabilidad empresarial depende básicamente del dinero oficial. Ahora hay disputas entre los accionistas (Vila, Manzano, Avila y Eurnekian, además de De  Narváez) por el arrebato de quien ya se siente diputado nacional.
 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada