LOS ESTADOS UNIDOS FUERZAN UNA DEFINICIÓN EN LA POLITICA DE ALIANZAS DE KIRCHNER

 

Septiembre 2005

por Raúl Martiel
 
En los últimos días se perciben algunos indicios que abren una Caja de Pandora previsible. En principio desde distintas corrientes de la izquierda americana, Jaime Petras entre otras, se comienza a a alertar sobre la nueva derecha en la Argentina que seria expresada por el factor K . Simultáneamente el ala blanda de la CIA – hoy la inteligencia americana de la CIA es su lado razonable y mas cercano el Departamento de Estado y su sistema mas duro y netamente criminalistico se encuentra encarnado en la DEA, el FBI y el Pentágono, comienzan a desarrollar operaciones que venden una afable imagen de un orden mundial que recuerda las promesas wilsonianas de la Sociedad de las Naciones. Se trata de una buena división del trabajo internacional de la comunidad americana de inteligencia pero en el fondo poco concluyente. El documento que transcribimos ofrece algunos aspectos interesantes.Es cierto que el soldado político se encuentra hoy en la Venezuela de Chávez pero el régimen del locuaz caribeño no es estrictamente el país mas sobrearmado de la región. .Chile, de forma menos estruendosa y con una ministro de Defensa socialista, probable presidente, la señora Bachelet se ha asegurado la supremacía aeronaval hasta el 2028 con pertinentes adquisiciones de sistemas de armas tanto en Gran Bretaña como en Holanda. El segundo aspecto es que el entramado socialdemócrata ya se encuentra arraigado hace bastante tiempo en el país y llama la atención que se lo vincule con las promociones militares posteriores a la 101.-Para los no conocedores conviene aclarar que la 101 la 102,la 103 y la 104 son las promociones que tuvieron el rol mas activo tanto en la lucha antisubversiva como en la larga batalla de las Malvinas .Lo que viene después es el ejercito ininteligible de la transición democrática .Finalmente no se puede dejar de señalar la creciente presencia cavallista en el gobierno de K y este cavallismo no es estrictamente funcional a un sistema paramarxista sino a algo mucho más tecnocratico y a la vez utilizable por uno de los ejes de poder del gran país del norte .A uno de ellos, pero no a todos.
La síntesis indicaría dos hechos muy simples. La cuestión militar vuelve a replantearse en términos políticos y hasta estratégicos como laboratorio de ideas. Es un comienzo. Segundo, es la propia izquierda filo americana la que denuncia a K como componente determinante de la Nueva Derecha, con la cual no lo desfavorecen exactamente.
En último lugar, Sudamérica es concebida nuevamente como escenario de confrontación y esto objetivamente revaloriza en el medio plazo el rol militar. También el documento resalta de forma excesiva el rol de Francia. Es cierto que París pretende ser un contrapoder de la hegemonía americana por vía de su asociación estrecha con Alemania y su influencia en las Naciones Unidas y el mundo árabe y africano. Pero no es necesario exagerar. Francia no es ni remotamente la URSS de los 80 y hasta en su recambio institucional asoma el rostro del señor Sarkozy – un atlantista –d el mismo modo que en Alemania se presenta la señora Merkel, una demócrata cristiana muy cercana a la línea Bush.

Tampoco el documento menciona que el fenómeno Katrina ha golpeado fuertemente la actual administración americana y que ya hay sectores ocupados en desestabilizarla con una operación similar a la de Watergate. Pero eso obedecerá en gran medida al interjuego de los equilibrios europeos ,a la revisión electrónica que impulsan todavía las huestes de Kerry que denuncian un fraude electoral informático en las ultimas elecciones americanas pero sobre todo-y esto será realmente lo decisivo - del desenlace de la guerra en Irak. El resto es simplemente conspirativo.


Igualmente son signos todavía imprecisos pero visibles que habrá que tener en cuenta para después de octubre.
La Redacción.

ALCA-DDHH-FFAA y el peligro de escalada de un conflicto que amenaza en convertirse en armado

Finalmente USA comenzó a cobrar la ayuda que le dio a Kirchner, en los comienzos de su gestión durante las etapas de negociación de la deuda externa. El mensaje es claro, en noviembre debe haber por parte de  Argentina una alusión favorable al ALCA y moderar la crítica al sistema  capitalista de los 90, por lo que Kirchner, quedó absolutamente expuesto a definir su posición política frente a sus
aliados latinoamericanos.


Oponerse al ALCA equivale a alentar una alianza con la política de Chávez yCastro con el beneplácito de algunos países de la Unión Europea, entre los que se destaca Francia.

Por el contrario, aceptar el ALCA, es rechazar a los lideres latinoamericanos, a la línea europea que esta detrás y oponerse a buena parte de la izquierda que constituye su base de apoyo, a la que hasta ahora solo alimentó con " Derechos Humanos ". Al extremo de hacer aparecer, en el sur de la pcia. de Bs. As., los restos de una religiosa francesa, treinta años después y "suficientemente conservados" como para garantizar ADN sin contaminar como es requerido para este tipo de pruebas.

Pareciera que tanto programa de momias en Discovery Channel, inspiró al operador político que pensó en esta solución.

Para implementar la maniobra monjas, no solo fue necesaria la colaboración impertérrita de los funcionarios de justicia que aceptaron los dictados del ejecutivo sin cuestionar, si no la de los propios organismos de DDHH,  que no cuestionaron el engaño, ya no desde el punto de vista científico, si no desde las denuncias en las que basaron su persecución a los militares y que sostienen lo contrario.

Por su parte Francia que no oculta sus intereses en Latinoamérica, recibió con beneplácito el descubrimiento, y el cierre político de un tema inaceptable para una sociedad inmersa en el Derecho Internacional Humanitario, y ávida de colocar negocios en la región, que ayuden a mantener su importante industria bélica, en detrimento de la tradicional hegemonía americana.

América Latina tiene una marcada obsolescencia en su equipamiento militar y el incremento de un conflicto regional, es la mejor garantía de venta de armamento.

Es allí donde comienza a jugar Chávez un papel fundamental, inspirado en la Quinta Republica de De Gaulle, adoptó el rol de heredero político de Castro y pugna por una fuerte militarización de la sociedad civil, que garantice la revolución bolivariana, y los prepare para resistir una invasión de los Estados Unidos. Todo lo cual se inspira en las doctrinas de resistencia del lejano oriente, puestas en practica en Vietnam.

Con la compra de 110.000 fusiles Kalashnikov, 33 helicópteros de  asalto, ataque y trasporte pesado y 50 cazabombarderos a Rusia; y cuatro corbetas y 50 aviones de combate a España, Venezuela rompió el equilibrio regional, apoyándose claramente en Europa. Chávez sabe además que existe un disputa hegemónica por Latinoamérica y el caribe, en particular por Colombia y Cuba y ha decidido del lado en que quiere estar.

Brasil si bien mantiene una alianza regional, ya esta trabajando en hipótesis de conflicto, justamente en la Amazonia. El Gral. Barbosa Figueredo , jefe del Comando Militar de la Amazonia prevé que Brasil va a enfrentar acciones como las que sucedieron en Vietnam e Irak en el futuro. Para países europeos como Francia, no pasa desapercibido el rol de  Brasil, tanto en el equilibrio regional como la necesidad de militarizarse para enfrentar como bloque la postura americana; y desplazó a varios diplomáticos adjuntos a su embajada en Bs. As. a Brasilia , destinados a favorecer la venta de la industria bélica Gala.

Mientras tanto la Argentina se mantiene ajena a la militarización, en parte por la situación económica, pero también por las políticas publicas de defensa de Kirchner que entiende que debe continuar presionando con su política de DDHH a las FFAA, por cuanto la presencia de estas garantizaron el mantenimiento del modelo neoliberal que se quiere reemplazar.

De allí la necesidad de nuevas FFAA a partir de una división horizontal que se inicia en la promoción 105. Hacia arriba: los guardianes del viejo orden neoliberal, con las practicas de la Escuela de La Américas, hacia abajo: los futuros guardianes del socialismo del siglo XXI, el nuevo orden que quiere imponer, con la doctrina de DDHH.

Por su parte los militares continúan apostando a sostener la democracia, pero no toleran la injusticia a la que son sometidos.

El problema, es que la realidad militar dista mucho del modelo que la política tiene diseñado. Esta vez son las jerarquías de menor rango las que deben enfrentar esta cuestión, y en la interna militar, saben que quienes están adentro, les garantizan con su leal silencio la tranquilidad a los que están afuera. Por otro lado los que están afuera, saben que hubiesen hecho lo mismo de haber estado en iguales circunstancias a los primeros. Todo lo cual se traduce en un malestar que crece lenta e inexorablemente cada día.

Esta política, que recae mayormente sobre los retirados, tiene una consecuencia mayor sobre los miembros en actividad, ambos saben que los cuadros inferiores cumplieron ordenes, actuando tal como se les enseño y exigió en los centros de formación.

La obediencia debida no significa impunidad, si no que el superior que dio la orden es penalmente responsable, el inferior en cambio, solo lo es si no cumplió la orden en los términos en que le fue impartida.

Este es el principio militar por antonomasia, que se esta terminando de destruir. Y la consecuencia directa es que las FFAA quedan absolutamente inmovilizadas, detalle que la izquierda no ignora.

El plan de Kirchner de darle a la izquierda DDHH, cada día le trae mas desgaste, a punto tal que para cada maniobra, resultan necesarias complicadas operaciones de prensa, que el monopolio Clarín facilita, para explicarle a su clientela los motivos de la misma.

Sin embargo cuando el plan fue elaborado en el 2003, con el aporte de
Verbitsky, la difusión mediática de Carlotto, y la inspiración en la propuesta del Dr. Carlos Nino, se percibió como una bocanada de aire fresco, destinado a consolidar la imagen del nuevo paradigma que estaba surgiendo.

Pero lo de Nino no era nuevo, guardaba íntima relación con la insolencia Argentina de hacer una guerra a los países centrales. En efecto, Carlos Nino estudiante de Oxford fue cooptado por los servicios británicos luego de la guerra de Malvinas, con la finalidad de minimizar y controlar a las FFAA, en el nuevo orden mundial que estaba surgiendo en ese momento, luego de la caída del muro de Berlín. El modelo anglo sajón, neoliberal o neoconservador.

Para esta etapa, los militares eran una rémora nacionalista que podría frenar el paso hacia las democracias necesarias para asegurar el comercio internacional, que el nuevo modelo impulsaba.

Tanto Europa como Estados Unidos, necesitaban frenar a las FFAA que habían desempeñado un papel clave en las postrimerías de la Guerra Fría, pero la Guerra de Malvinas fue la señal de alarma que advirtió a las potencias del peligro existente y de las necesidades de instaurar un freno a las organizaciones militares nacionales.

Así las cosas, la guerra de Malvinas se encuadraba en la estructura tradicional, fue entonces la política de derechos humanos, el medio elegido para lograr el control sobre las FFAA y Alfonsìn realizó el Nuremberg latinoamericano. Era el mensaje que las potencias estaban esperando.

Resuelto este problema, la pujanza de los Estados Unidos se impuso por sobre las potencias europeas convirtiéndose en el motor de la economía mundial, y con ello se instauró el modelo neo liberal que hoy la izquierda revolucionaria o pseudo revolucionaria latinoamericana con Chávez a la cabeza y la izquierda europea, inspirada entre otros en Bernard Cassen, consideran agotado y quieren
cambiar.

La aplicación de la política internacional de DDHH, abrió una área con importantes espacios de explotación política, Europa afectada por la creciente hegemonía americana, encontró en las ONG una herramienta  eficaz para llevar adelante varios fines de corte claramente antiimperialista.

En el orden interno, esta política , también evidenció las posibilidades disponibles. Así dos décadas después de Nino, un reciclado Verbitsky retomó su pensamiento y con el apoyo, entre otros, de banqueros de Nueva York, ( lo que podría entenderse
como la izquierda americana) logró convencer a Kirchner de establecer en un grupo mínimo de militares, la responsabilidad institucional de la represión.

El ejecutivo reservó a los fieles funcionarios de la justicia el papel de dar la batalla aún en contra de la jurisprudencia del derecho penal, y así con la obediencia debida de los fiscales, secretarios, jueces, la Cámara Federal y el grupo Clarín, como órgano de difusión, el plan de Kirchner se puso en marcha.

En un primer momento, a la izquierda le resultó atractivo, percibieron en Kirchner alguien dispuesto a cambiar las cosas, a adoptar un nuevo modelo en contra del orden neoconservador, ya su lenguaje gestual descuidado marcaban una diferencia con las cuidadas corbatas Hermes del período anterior. La negociación de la deuda marchó con el beneplácito de los Estados Unidos y la soja hizo lo suyo. Tan bien le fue, que no reparó en el costo de modificar las normas que fuesen necesarias para continuar adelante con la política de DDHH. Al punto de tensar la soga y duplicar la apuesta, con el Museo de la Memoria en la ESMA. Pero allí, Kirchner comenzó a correr el velo que cubría sus conductas para el resto de la sociedad. Sin embargo, en ese momento era el único piloto de tormenta que junto a la ortodoxia económica de
Lavagna, ofrecía resultados aceptables para las circunstancias.

La política de DDHH sobre las FFAA, fue concebida para garantizar la instauración del orden neoliberal a nivel internacional, pero desde hace una década, esta siendo utilizada por los europeos en contra de los propios americanos que en su momento la utilizaron en su favor

Con sorprendente precisión cronométrica Kirchner fue buscando enfrentamientos, para llevar adelante un plan de gobierno indefinido en sus posiciones tanto en el orden nacional como en el internacional. Y en este último debió enfrentar su primera contradicción, criticó al imperialismo para aproximarse al eje Castro-Lula- Chávez, pero fue Bush quien el permitió negociar la deuda externa. Ahora Washington le exige en noviembre que en Mar del Plata le de el si al ALCA .

No al ALCA, acerca a Kirchner a las posiciones de Chávez, Lula y Castro.  Estos últimos no reniegan de la militarización que Chávez impulsa, que responde más a una necesidad endógena que al potencial enfrentamiento con USA. En lo local puede mantener su base de apoyo en los piqueteros, organizaciones de DDHH , la izquierda caviar y favorecer las negociaciones con Europa, cuyo complejo indrustrial militar también están interesadas en la militarización. Tendencia de la que la Argentina no va a poder escapar.

Sí al ALCA, garantiza el apoyo americano pero, es probable que el conflicto con los partidarios locales de Chávez se radicalice, por cuanto tienen apoyo financiero, y entrenamiento. Pero fundamentalmente saben que las FFAA y la FFSS están inmovilizadas por la política de DDHH. Si bien Kirchner puede perder parte de su base de apoyo en la izquierda, es probable que gane adeptos en la derecha. En este caso vuelve a necesitar de las FFAA, tiene que restaurar el equilibrio regional y las necesita como última ratio, ante una radicalización del conflicto.

Fiel a su estilo Kirchner, tratará de mantenerse con flotabilidad neutra,pero todo parece indicar que llegaron los tiempos de definiciones.
Las fuerzas armadas lo saben, y esperan con tranquilidad el devenir de los acontecimientos, que no responden a necesidades exclusivamente locales, por el contrario la batalla será en Argentina y Latinoamérica pero la disputa relaciona a intereses contrapuestos de las grandes potencias.
 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada