ANTIDEPRESIVOS: LAS GANANCIAS VAN POR DELANTE DE LA VIDA

 

Octubre 2005

Por Tony Tavella


En los Estados Unidos hay una fuerte disminución (20 %) en la prescripción de antidepresivos a los niños. Se desató cuando circularon advertencias de que Prozac, Paxil y Effexor podría incrementar los comportamientos suicidas en los menores.

Por otro lado, los psiquiatras norteamericanos temen que la reducción en el uso de este tipo de medicación aumente el riesgo de suicidios entre niños y adolescentes.

En realidad, cualquier suposición es válida, ya que no existen estudios de largo plazo que muestren los efectos de este tipo de drogas. Y el índice señala acusadoramente al poderoso grupo de los megalaboratorios

Un reciente estudio pagado por el gobierno de los Estados Unidos ha mostrado importantes déficits en los resultados de las pruebas previas al lanzamiento de un nuevo producto (o de una nueva aplicación para uno ya existente) realizados por la industria farmacéutica. The Washington Post citó a un lobbysta no identificado de una firma del sector, quien afirmó impúdicamente que esos estudios deben ser pagados por el gobierno, ya que son demasiado costosos y “probablemente llevarían a una detención de la investigación en fármacos”.

Esta preocupación no es nueva: en los primeros días de junio de 2004, Eliot Spitzer, el fiscal general de New York, anunció el inicio de una querella contra el gigante GlaxoSmithKline: La acusación es que esa compañía manipuló o suprimió datos de las investigaciones, para mostrar a su producto Paxil como seguro y efectivo para tratar la depresión en niños y adolescentes, cuando no lo es.

La suposición del fiscal Spitzer es que las investigaciones hechas por la misma firma resultaron en que Paxil no es efectivo para tratar a los menores de edad, pero que GlaxoSmithKline difundió sólo uno de los estudios que mostraban resultados positivos, conduciendo al error a los médicos y sus pacientes.

El tema trasciende la preocupación periodística. En un anticipo en The New York Review of Books de su libro editado el año pasado, The Truth about the Drugs Companies: How They Deceive Us and What to Do About It (La verdad acerca de las compañías de drogas: Cómo nos hacen creer lo que no es cierto y qué hacer sobre este tema(Random House, 2004), Marcia Angell escribió que los beneficios del conjunto de las diez empresas de medicamentos que estaban en la lista de las Fortune 500 del 2002 fueron de casi 36 mil millones de dólares estadounidenses, una suma superior a las ganancias de TODAS las restantes corporaciones que estaban en ese listado.

En promedio, los diez mayores fabricantes de drogas gastaron en investigación el 14% del total de sus ventas, mientras destinaron el 36 % de sus ingresos a administración y marketing.

Las ganancias van por delante de la vida.


 

 

Háganos llegar su opinión sobre este artículo

Si utiliza nuestro material, por favor cite la fuente 

© Copyright 2000-2005 Harrymagazine (www.harrymagazine.com)

Mantenimiento: C & E asociados (www.ceasociados.com)     

 Portada