ESPERANDO A BETTINI CON BOLILLA NEGRA

 

Noviembre de 2005

 

BUENOS AIRES (ABA).- Mientras la líder del ARI, Elisa Carrió anunció que promoverá una denuncia penal contra el gobierno por haber propuesto como nuevo embajador en Madrid a Carlos Bettini, a quien calificó de "lobbista de los capitales españoles", el abogado Ricardo Monner Sans, se apresuró a impugnar en el Senado el pliego, que hasta anoche no había sido remitido por el PEN a la Comisión de Acuerdos de la cámara alta.


Tras el revuelo provocado por la postulación de Bettini, amigo íntimo del presidente Néstor Kirchner, según lo precisado "Río Negro" en su edición de la víspera, en el gobierno se intentó bajarle el perfil al tema que tendrá pronto tratamiento parlamentario en la comisión que preside el riojano Jorge Yoma.
Carrió estimó que la designación de Bettini es una prueba de que "la pelea" del gobierno "con las petroleras, es una mentira", porque "entre ellos hay una alianza muy clara". También acusó al actual secretario de Energía, Daniel Cameron, de ser "un tipo de Repsol-YPF: es quien - subrayó - representó a Kirchner en el conjunto de provincias petroleras que negoció con (el ex ministro Domingo) Cavallo la privatización de YPF

"-Si un gobierno - dijo Carrió - dice que se pelea con los capitales españoles y pone al lobbista de los capitales españoles, un felipista (por Felipe González), es que miente". Agregó que el ex premier hispano "estuvo en mi casa haciendo lobby para ponerlo a (Ramón) Puerta. Yo le dije 'no acepto lobby' y lo denuncie en el Congreso en 2001".


Aseguró que "Felipe González es de lo peor, es un lobbista de los peores intereses, tanto en México como en la Argentina, y el íntimo amigo de este señor es Bettini, no sé si estuvo en mi casa porque no lo conozco. Fue a proponer un pacto republicano con (Carlos) Menem".


Por otra parte, "Río Negro" tomó conocimiento de la impugnación en abstracto que ayer hizo el abogado Monner Sans, al presentar un escrito en la mesa de entradas del parlamento. El letrado se presentó al tomar conocimiento de la inminencia del acuerdo y en el ejercicio de su derecho de peticionar.


Monner Sans también hizo referencia a ciertas vinculaciones lobbistas de Bettini con grupos españoles (mencionó a Dycassa y Barco Casino) y a un expediente judicial, 19754/02 que se tramita en el juzgado federal número cuatro, secretaría número siete.


El abogado acompañó su presentación con varios anexos.


En fuentes justicialistas, que pidieron reserva de identidad, se insistió en que Bettini resultó sobreseído en la causa judicial por un presunto soborno por la construcción de cárceles, al que aludió Patricia Bullrich en su denuncia periodística.


Se destacaron, al mismo tiempo, los excelentes nexos entre Bettini y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), actualmente a cargo de la administración de los asuntos estatales en al península ibérica.


Por otra parte, el diario capitalino "La Nación" hizo alusión a las crítica que genera en el país y en el exterior la nominación de Bettini, por su cercanía con grupos empresarios españoles.
Bettini, quien sufrió la desaparición y muerte de varios de sus familiares durante el último gobierno militar, fue cuestionado entre otros por el gremio de los diplomáticos, Apcpsen, por ser ciudadano español, según consignó "La Nación".

 

Portada