EL OTRO PROYECTO QUE VIENE DEL SUR

 

Noviembre de 2005


Medio: TV
Canal: Nueva Imagen (61 de Cablevisión y 77 de Multicanal)
Programa: "Reflexiones a la medianoche"
Día y Hora: 9/XI/05 - 00:32 hs (con repeticiones)
Periodista: Edgardo Siancha

 

Entrevista con el Diputado Nacional (mc) Dr José Luis Fernández Valoni

 

Periodista: . . . . . . . Jorge Sobisch, . . . un hombre, que desde el sur de la República Argentina intenta llegar a la presidencia de la Nación ¿Tendrá éxito, no tendrá éxito? Después llegaron las elecciones y él en su provincia volvió a mostrar su liderazgo, marcó el camino de la centroderecha, que seguramente va ser dirimido entre Jorge Sobisch y Mauricio Macri, a ver quién va a ser el candidato a presidente en el 2007, para enfrentar a quien ponga el gobierno nacional. ¿Néstor Kirchner? ¿Cristina de Kirchner? ¿Otro? El tiempo dirá. El otro día me encontré con el diputado nacional mandato cumplido, doctor José Luis Fernández Valoni, que está acá, y me contaba Valoni que a él también este proyecto lo sedujo, cree que puede cambiar el destino de la República Argentina, y que lo está acompañando.

José Luis Fernández Valoni: Sí.. Yo creo que uno de los riesgos más grandes que acechan a la democracia es la falta de alternativas. Y evidentemente uno de los problemas que ha sufrido la Argentina es la falta de capacidad para la gestión. Yo creo que en ese sentido el modelo que se está llevando adelante en Neuquén con un gobernador que ya ha sido intendente de la ciudad de Neuquén y gobernador, electo ya por tercera vez. Con un interregno de un período en el cual se dedicó a organizar el partido, el Movimiento Popular Neuquino. Vaya con esto un homenaje también al triunfo de Perón en el `51 y un recuerdo a Don Arturo Jauretche, porque el Movimiento Popular Neuquino en realidad es un movimiento de origen peronista. Ocurre que el padre de Sobisch fue uno de los fundadores, junto con los Sapag. Y en el tiempo ellos lograron hacer dentro del Movimiento Popular Neuquino una renovación, un trasvasamiento generacional y una actualización doctrinaria, que yo muchas veces lo relaciono con algunos de los reclamos que tiene el justicialismo en general en la Argentina. Habiéndose producido el fiasco de la Alianza, el fracaso de fuerzas políticas que llegaron al poder como bajadas de los medios de comunicación, o por la habilidad de los asesores de imagen, programas de marketing político más que proyectos de gestión... me pareció que el caso de Sobisch era muy valioso, y bueno, producto de un acercamiento primero como diputado nacional a los legisladores del Movimiento Popular Neuquino, y luego al mismo Sobisch, estoy formando parte de El Movimiento, que así se llama: El Movimiento. . .

P: El Movimiento. Lo que está haciendo, justamente, tomando lo que Perón hacía, el movimientismo. No simplemente un partido, sino un movimiento.

FV: Se llama jurídicamente “El Movimiento”, y es el Movimiento de las Provincias Unidas. Hemos recorrido prácticamente todo el país, al menos en las grandes ciudades, tomando contacto directo con la gente, escuchar y predicar los reclamos de nuestro pueblo. Y en ese sentido creemos que una de las cosas en que tiene razón el presidente Kirchner es que el sistema de partidos en la Argentina colapsó y es muy probable que las fuerzas en presencia, de futuras contiendas electorales, porque no se trata de enfrentar sino de competir, que va a ser desde el centroizquierda, por supuesto repudiando todo lo que es la violencia, el desorden, y los extremos, y un sector que desde el centroderecha, por supuesto repudiando la represión y respetando a rajatabla la voluntad popular, sean capaces de lograr el apoyo popular de un centro, que tiene que ser un centro amplio, un centro popular, equilibrado, en donde la gente quiere trabajo, quiere progreso… lo que eran las viejas banderas del justicialismo, que hoy se pueden redefinir de muchas maneras. En ese sentido, nosotros sabemos que en la Capital Federal como en Neuquén el proceso de la crisis de los partido políticos ha tenido un desarrollo diferente, y en la capital federal, a raíz de que Kirchner le dio el espaldarazo a Ibarra, bueno, ganó las elecciones y fue un completo fracaso la gestión de Aníbal Ibarra en la ciudad de Buenos Aires. Que ya estaba desahuciado en el 2003 y que lamentablemente volvió a ganar. Muchos porteños, creo yo, están arrepentidos. Y por otro lado, Sobisch, desde la propia Neuquén, mientras el sistema de partidos va colapsando, esta fortaleciendo un movimiento que desde la provincia de Neuquén se quiere irradiar al resto del país. A mi me parece que esta asociación, que en principio, es de muy buena onda entre los dirigentes, se va a afianzar y se va a profundizar, porque no sólo hay eso, sino que hemos hecho encuentros de equipos y profesionales, hemos iniciado una tarea, un proceso de formulación de un gran proyecto nacional para resolver los problemas que están pendientes en la Argentina, que tienen que ver con el empleo, la integración continental, la inserción en el mundo… bueno, la recuperación de un prestigio internacional, una nueva credibilidad de una nueva Argentina, y que se vuelquen aquí las inversiones… todo lo que nosotros creemos que está haciendo falta para que la Argentina vuelva a ser lo que Perón quería: una potencia, una potencia mediana . . ., afecta al cumplimiento irrestricto de la ley, y que sea también un modelo, en este sentido la provincia de Neuquén puede serlo para el resto del país, y eventualmente lo que se impulsa también en la Capital Federal desde la autonomía que promueve Mauricio Macri.

P: Lo extraño es que los dos grandes proyectos de la Argentina de este momento han venido del sur del país. El proyecto de centroizquierda del presidente Néstor Kirchner desde Santa Cruz, y el proyecto de Jorge Sobisch desde Neuquén.

FV: Por eso nuestra consigna es que hay una Patagonia distinta. Y que, al menos desde Neuquén, se presenta con toda la riqueza natural y toda la producción hidrocarburífera, y las regalías que genera esa riqueza. Pero al menos en el caso de Neuquén están reinvertidas en la producción, en el incentivo agropecuario, en la generación de actividades en otras áreas de la economía; por ejemplo, Neuquén está en este momento produciendo vinos de zonas frías, que ya están compitiendo prácticamente en el 6% de la exportación vitivinícola argentina. Se está también resolviendo los problemas de la pequeña y mediana empresa. Es bueno conocer que en Neuquén el banco de la provincia está en manos del Estado. Las jubilaciones pagan el 82% móvil, y no hay déficit en esa caja, que depende de la conducción provincial. También es provincial la empresa de gas, y y los programas relacionados con la vivienda, pero en un esquema que no es el viejo esquema fracasado del estatismo torpe y grotesco, sino con una alta eficiencia, planificación y mucho control.

P: La empresa no tiene que ser privada ni estatal: tiene que ser eficiente.

FV: Sí, efectivamente.

P: Yo lo que le propongo es que en cuanto el gobernador suba a Buenos Aires, inmediatamente va a estar acá con nosotros y va a estar en “Volver a Perón”, para que sigamos charlando de lo que puede ser el futuro modelo de la Argentina.

FV: Sí. Un ejemplo de eso puede ser la energía con la que se está llevando a cabo el proyecto del Ferrocarril Trasandino del Sur. La salida hacia el pacífico, que es para la riqueza en principio de Neuquén, pero también de todo el país, y eso es un proyecto que está impulsando desde el gobierno de la provincia de Neuquén.

P: José Luis Fernández Valoni, integrante de El Movimiento, que ha fundado Jorge Sobisch desde Neuquén para toda la República. Ha sido un placer.

FV: Muchas gracias.
 

Portada