Ciro Alegría: Una vida ancha y ajena

 

Enero de 2006

Por Guadalupe Rivero


La vida de Ciro Alegría estuvo signada por situaciones difíciles y anécdotas inesperadas. Nacido en Perú en 1904, este escritor y periodista conoció el exilio cuando el gobierno de turno lo expulsó de su patria, luego de aprisionarlo y torturarlo por sus inclinaciones políticas. Alegría se refugió en Chile, desde donde continuó con sus labores de redacción.

Su lucha política y social estuvo marcada por su insistente defensa de los indígenas y de las clases sociales mas desamparadas, bregando en contra de su constante explotación.

Alrededor de 1930 Alegría comienza a militar en el APRA, partido político que representa sus ideales y que también lo lleva a ser expulsado de la universidad junto con 13 amigos. Dicha agrupación política proponía como doctrina la justicia social, la soberanía nacional, la libertad, la democracia y la integración de los pueblos latinoamericanos entre sus más fuertes afirmaciones.

Sus convicciones y la intolerancia del gobierno peruano de la época hicieron que cayera preso. El escritor estuvo, en primera instancia, un año en prisión; hasta que consigue la libertad por medio de una revolución. Pero ésta le dura poco y al tiempo es nuevamente detenido y condenado a diez años de cárcel.

“El rebelde” sale gracias a una amnistía concedida por Benavides, pero su salud ya empezaba a flaquear, como consecuencia de los malos tratos y la mala nutrición. Aún así, se traslada a Chile para vivir un largo exilio.

Es en aquel país trasandino donde cae víctima de la tuberculosis y pierde la memoria. Por prescripción médica retoma la escritura y, paradójicamente, es en ese momento cuando el éxito golpea su puerta. Tras ganar con “El mundo es ancho y ajeno” el Concurso Internacional de Novela, este peruano cambia su suerte, llegando a la consagración mundial. A partir de ese momento, fue uno de los representantes más importantes de la literatura indigenista.

Dicha obra fue para muchos el espejo de la realidad indígena en la América de todos los tiempos, ya que mostraba la lucha de estos en contra de sus tres máximos enemigos: la oligarquía terrateniente, los gobiernos al servicio de los intereses norteamericanos y el ejército. La novela muestra como el indígena cae víctima de los blancos codiciosos, teniendo que trasladarse a las ciudades, convirtiéndose en esclavos o, simplemente, muriendo.

“El mundo es ancho y ajeno”, escrita en 1941, más que un libro es una denuncia contra el abuso perpetrado a las comunidades indígenas –en este caso los Rumi de Perú- por parte de los inescrupulosos hombres del poder –cualquiera que sea su forma y cargo.

A partir de ese momento Ciro Alegría vivió en Puerto Rico, Estados Unidos y Cuba, trasladándose a donde sea necesario para dictar conferencias y cursos en Universidades. Aunque a su éxito cultural no lo acompañó el económico y Alegría fue hasta el momento de su muerte una persona sumamente pobre.

Luego de 26 años de exilio Alegría regresa a su país natal y es elegido Diputado en Lima. Integró varias asociaciones periodísticas y literarias, debido a que su mundo era el de las letras y más que el de la política. Pero poco después, el 17 de febrero de 1967 muere.

Sus obras fueron traducidas a más de 20 idiomas y actualmente son motivo de tesis en inmensa cantidad de Universidades del mundo.
 

Portada