A nadie parece importarle, pero…

 

Enero de 2006

Por Bill O’Rites
 

Visto:

Que la Carta Orgánica del Banco Central de la República Argentina establece que:

 

ARTICULO 1: El BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA es una entidad autárquica (1) del ESTADO NACIONAL regida por las disposiciones de la presente ley y demás normas legales concordantes.


(1) autarquía 1. (Del gr. αὐταρχία, poder absoluto). 1. f. Dominio de sí mismo. (DRAE). En lo referente al BCRA, esto significa que en la formulación y ejecución de la política monetaria y financiera el BCRA no está sujeto a órdenes, indicaciones o instrucciones del Poder Ejecutivo Nacional.


ARTICULO 3: Es misión primaria y fundamental del BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA preservar el valor de la moneda

El BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA deberá dar a publicidad, antes del inicio de cada ejercicio anual, su programa monetario para el ejercicio siguiente, informando sobre la meta de inflación y la variación total de dinero proyectada. Con periodicidad trimestral, o cada vez que se prevean desvíos significativos respecto de las metas informadas, deberá hacer público las causas del desvío y la nueva programación. El incumplimiento de esta obligación de informar por parte de los integrantes del Directorio del BANCO CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA será causal de remoción a los efectos previstos en el Artículo 9º.

 

Y considerando:

  • Que el BCRA ha utilizado un tercio de las reservas que garantizan la preservación de la moneda para una finalidad  para la que no estaba autorizado
  • Que cualquier garantía que reciba a cambio de esas reservas será de calidad inferior a la moneda que tenía, ya que provendrá de un deudor que, cuatro años después de incumplir sus obligaciones, aún no ha terminado de regularizar su situación.
  • Que dicha utilización ha resultado en una devaluación de la moneda que el BCRA tenía el deber de preservar (los analistas oficiales consideran que el valor del dólar es ahora de $3,10. Analistas privados lo calculan entre $3,50 a 3,60)
  • Que lo ha hecho de la noche a la mañana, sin informar previamente que se preveían desvíos significativos (¿perder un tercio de las Reservas no es significativo?) ni la nueva programación (Por otra parte es lógico, dado que el desaguisado no fue planeado por el BCRA)
  • Que lo ha hecho respondiendo a órdenes de Poder Ejecutivo a las que no se debería someter, desconociendo las del pueblo al que legalmente responde.


Concluímos que:


El Sr. Martín Redrado y el Directorio del BCRA han incurrido en incumplimiento de los deberes de su función y según la propia Carta Orgánica, deben ser removidos de sus  cargos.

Que el Poder Judicial o el Legislativo tomaran cartas en el asunto, (ya que de permanecer ajenos ante tal flagrante violación de las leyes incumplirían los deberes de la suya)


                                               SERÍA JUSTICIA
 

Portada