¿EL MUNDO DE EVO ES REALMENTE ANCHO Y AJENO?

 

Enero de 2006

por Strategicos

 

Probablemente en los próximos días las computadoras nos saturaran sobre noticias de la visita de Evo Morales a Cuba . Pero nos informaran menos del tema crucial de las inversiones chinas de forma simultanea en Venezuela,  Perú y Bolivia. Estas inversiones están piloteadas por el grupo Shandong Luneg,  una de las corporaciones mas importantes chinas que ya se ha establecido solidamente, tanto en Venezuela como en el Perú.


Con una inversión total para el período 2006 de US$ 10.000 millones la Corporación China Luneng Group Shandong que agrupa a diversos empresarios asiáticos ocupa el puesto Nº 45 en el ranking de las 500 empresas mas poderosas de China. Con un capital social de US$30.000.000,00 y 83 empresas subordinadas con 148.000 trabajadores planea invertir en la estratégica zona sudamericana en los siguientes proyectos :
1. Construir un Puerto con tres muelles en el litoral del departamento de Tacna que permitirá el ingreso y salida de barcos de gran capacidad,  US$2.000 millones
2. Construir una zona con un perfil incisivamente industrial l,  US$ 4.000 millones
3. Construcción de obras de captación,  conducción y distribución de agua
4. Construcción de un ferrocarril de doble vía,  para carga y pasajeros (desde Sama- Tacna en Perú hasta Santa Cruz-Corumba en Bolivia),  US$ 2.000 millones
5. Interconexión con el sistema ferroviario Bolivia y Brasil
6. Zona urbana y de servicios US$2.000

Según fuentes de Tacna,  se estima que las inversiones chinas apuntarían a la. generación de 5.000 puestos de trabajo indirecto (construcción),  la generación de otros 30.000 puestos de trabajo directo (operaciones), divisas por US$5.000 millones aproximadamente y finalmente un movimiento anual de US$ 10.000 millones

El lugar donde se instalaría el Megapuerto será el valle de Sama en la ciudad de Tacna,  que ocupa una posición estratégica en Latinoamérica,  por encontrarse en el centro de Sudamérica y al lado occidental del continente y ser el punto geográfico más cercano entre China y el Continente Sudamericano y por ende constituirse en una puerta de ingreso y salida directa hacia la República de Bolivia y los estados del oeste y sur del Brasil que les facilitaría el negocio internacional.


Simultáneamente la empresa esta en negociaciones con Techint de la Argentina, la parte seria del anillo energético de ENARSA y sobre todo con PVDS de Venezuela quien ya firmo acuerdos petroleros con Irán.


El objetivo de Brasil y Venezuela es coherente con los de la Bolivia tradicionales decir la llamada aristocracia minera, puesta en jaque por la victoria de Evo - y ahora habrá que preguntarse en muy pocos días ,cuando se analice el tema de la empresa china y la presión radicalizado del MAS para expulsarla de la región-algo de eso se analiza - en que medida el triunfo de Evo Morales no ha sido simplemente un boomerang de alcances no previstos para la conjunción energética sudamericana y que es lo que se esconde detrás de las banderas indigenistas.


El año pasado los Chinos detuvieron las negociaciones con Bolivia para concentrarse en Perú porque consideraban que la situación boliviana era inestable. Simultáneamente personal de Pan American Energy y BP tuvo que ser evacuado de urgencia -vía Buenos Aires- porque los cocaleros de Evo amenazaban con quemarlos vivos.


En los próximos días veremos si la victoria del MAS es un gran simulacro indigenista que esconde una dura lucha del cartel petrolero como ocurrió exactamente con la revolución khomeinysta en Irán contra la voluntad autonómica del Sha que apuntaba a ser el país llave de la región.


Y esto no son exactamente cuentos chinos, como frívolamente nos señalan algunos periodistas mas o menos asalariados por la otra parte del cartel petrolero o displicentes frente a todo lo que viene de Asia.


Se perfila una durísima guerra de intereses en Sudamérica y esto contempla todas las variantes que podemos concebir.


Los intereses cocaleros -retrógrados en el fondo -, los intereses ecologistas, que veremos moverse rápidamente en defensa de banderas ambientalistas inviables en el Altiplano  y los intereses británicos, históricamente asociados a los chinos y con una doble relación de complementación y competencia a la vez con los americanos en nuestro marco regional mas inmediato.


La contradicción política en Bolivia no pasa exactamente por la isla cubana, con un líder casi embalsamado, sino por el desembarco de la nueva Inglaterra manchesteriana con rasgos asiáticos en la retaguardia del poder hegemónico americano transitoriamente jaqueado y empeñado en otras prioridades.


Habrá que ver como juega sus cartas la militarmente desarmada diplomacia argentina.

 

Portada