Bruno Traven: “El rebelado revelador”

 

Enero de 2006

Por Guadalupe Rivero


Bruno Traven fue un escritor nacido en Estados Unidos en 1890 pero nacionalizado mejicano (aunque no hay seguridad de su país de origen). Los datos conocidos de este personaje fueron conseguidos gracias a sus amigos más cercanos y de manera pos mortem, ya que éste no era nada asiduo a la publicidad ni la vida mediática. Por estos motivos, algunas etapas resultan misteriosas, así como ciertas afirmaciones que rozan lo legendario.

Pasó su juventud en Alemania, en donde escribió para una revista anarquista, empezando a formar las que serían sus ideas políticas.

En 1951 regresó a Méjico donde se dedicó a estudiar la arqueología Maya –conviviendo con estos grupos indígenas- y donde empezó su trabajo literario. Con obras como “Rosa Blanca” y “El barco de los muertos” Traven sale del anonimato. Aunque las malas lenguas no tardaron en difamarlo, asegurando que Esperanza López Mateos –hermana del Presidente mejicano- no sólo traducía los libros de este escritor sino que era la mismísima realizadora de ellos.

John Houston

 

Pero el tiempo y el talento demostraron que era Bruno Traven el responsable de esas obras de altísima profundidad y compromiso social que fueron traducidas a 32 idiomas. A tal punto, que una de ellas –“El tesoro de la Sierra madre”- fue llevada al cine por John Houston, con Humphrey Bogart como protagonista.

“La rebelión de los colgados” también llegó a la pantalla grande, pero no con realización norteamericana sino mejicana. El libro, que fue escrito en 1936, narra una supuesta rebelión indígena que muchos ven como “adelantada, visionaria” respecto de la insurrección en Chiapas cincuenta y ocho años después.

“La Rebelión” muestra como en lucha desorganizada los protagonistas hacen la revolución matando a sus jefes y a sus propietarios, guiados por la seguridad de que “solo siendo libres podrán ser felices”.

Traven Torsvan Croves, como era su verdadero nombre, es llamado “el genio indigenista”, por la seriedad con que toma el tema del indio, mostrando al mundo las problemáticas que estos sufren y haciendo eco de sus protestas. Se le reconoce el mérito de mostrar con claridad los sometimientos y la explotación sufrida por las comunidades indígenas bajo la dictadura de Porfirio Díaz.

Ernest Hemingway y John Houston

 

Traven muere en 1969 en la ciudad de Méjico. Su logro, más allá de su indiscutible capacidad literaria, fue mostrar desde la ficción la calamidad de esas historias reales. Las de los explotados, los desamparados, los olvidados, los acallados. Y lo hizo desde la seguridad de saber de qué estaba hablando, sumergido en el mundo indígena de verdad, ese que no muchos quisieran ver.

 

Portada