CELULOSAS DEL DIABLO: URUGUAY PROMUEVE INSTRUCCIÓN MILITAR Y MANEJO DE ARMAS PARA JÓVENES

 

Marzo de 2006


Jorge Saravia ,senador del Movimiento de Participación Popular (MPP/EP-FA) manifestó su interés en que los estudiantes de Enseñanza Secundaria tengan una nueva asignatura que imparta temas referidos a la Defensa Nacional, con cursos teóricos y prácticos, en los cuales aprendan a manejar armas. Saravia, quien actualmente preside la Comisión Permanente del Poder Legislativo, promoverá esa iniciativa durante el debate sobre Defensa Nacional en el Parlamento, que se realizará a partir de marzo. Según el Senador, su propuesta se basa en la actual situación regional, tomando como ejemplo el conflicto con Argentina por las plantas de celulosa, o futuros conflictos que puedan sucederse en torno a los recursos naturales con que cuenta el país. Saravia agregó que, enseñarle a los jóvenes a manejar armas "ayuda también en la seguridad pública" porque "hay muchos que se arman para defenderse de los asaltos y después terminan matando a un familiar o pegándose un tiro" (...) “Además, una buena estrategia de defensa y una conciencia nacional de lo que es la defensa, ayuda a mantener la paz”. Sobre el Servicio Militar Obligatorio Saravia indica que “lo que estamos promoviendo no es un servicio militar obligatorio clásico, como el que tiene Brasil, sino una educación en el marco de la Secundaria, donde una de las materias que se incluya sea la defensa”. Las críticas a la propuesta del Senador no se hicieron esperar, provinieron de sus compañeros de bancada, legisladores de la oposición y de las autoridades de la enseñanza. La Consejera del Codicen (Consejo Directivo Central de la Administración Nacional de Educación Pública), Lilián D’Elía, expresó “Me parece un planteo totalmente inadecuado desde el punto de vista educativo y desde el punto de vista social”. Por su parte, el Senador Enrique Rubio, (Vertiente Artiguista/EP-FA) dijo estar en “completo desacuerdo” con la propuesta y agregó que el legislador comete un “error conceptual”, porque “debe apuntarse al desarme de la sociedad civil”. También la Diputada socialista Daisy Tourné (PS/EP-FA) estuvo en desacuerdo con la propuesta expresando que el sistema educativo público “debe educar para la paz, la convivencia democrática y la concordia y abandonar todo lo que implique violencia contra sí mismo u otras personas”. El Diputado nacionalista, Javier García miembro de la Comisión de Defensa del Parlamento (Alianza Nacional/PN), calificó la propuesta como “demencial” y agregó “la soberanía no se defiende a los cañonazos ni con milicias liceales, sino con Fuerzas Armadas profesionales y con una política exterior activa e inteligente”.

(

Portada