PAX CHILENA: NADA ES PARA SIEMPRE

 

Marzo de 2006

Por Edgardo Arrivillaga -Macarena Lopez


La carrera armamentista chilena- de eso se trata la cosa y es necesario llamarla sin reticencias- se debe a las frías necesidades de su histórica política expansionista .También , al factor Chávez, al cual se podría sumar el factor Humala ,que mal o bien será la primera o la segunda fuerza del Perú próximamente .Pero sobre todo a las tosquedades de la política exterior argentina.

Apoyado en una armada Brancaleone desprestigiada deliberadamente por la clase política , el país ha logrado en muy poco tiempo encerrarse dentro de un eje anti-argentino formado por las Islas Malvinas,Chile y el Uruguay con la lejana aceptación imperturbable del Brasil.

La estrategia chilena frente a esta nueva relación de fuerzas auto propuesta por los argentinos con sus cabezas deslumbradas por las papeleras y el ambientalismo militantista correntino –en la Capital el tema no interesa a nadie salvo a los turistas- ha sido fulminante.

Primero: robustecimiento de su poder naval vía Holanda y Gran Bretaña pero también últimamente la India -para evitar embargos americanos artificialmente apaciguadores.

Segundo: la adquisición de los Leopard en Alemania, probablemente uno de los mejores tanques del mundo para operar en las zonas alpinas o andinas irrumpiendo como buitres eficaces a traves de espaciosas cadenas montañosas.

Tercero: convertir a Chile en la potencia militar regional tecnológicamente mas avanzada en términos de versatilidad, polivalencia, conjuntez entre el elemento mar, tierra, aire en tiempos sorprendentemente cortos .Esto exige entrenamiento interfuerzas, sistemas ínter operables y sobre todo planificación.

No hace falta ningún informe de inteligencia para saber que la Marina chilena es la primera fuerza naval sudamericana en recibir el poderoso misil antibuque Harpoon, y es la única de la región que posee misiles antiaéreos SM-1 Standard de gran alcance. Y en Londres corren rumores ciertos de que se dispone a adquirir una partida de misiles Sea Wolf británicos y que estudia la compra de misiles de crucero –armas ofensivas de gran alcance contra blancos navales y terrestres- de procedencia india y rusa. Toda esta superabundancia de infraestructura militar se corresponde con la inteligente aplicación de la revalorización de los precios del cobre -un 37 % en los últimos dos años aproximadamente, gracias a las masivas compras chinas-que han sido destinadas en un 10 % al equipamiento naval, aéreo y terrestre.

Desde la debilitada perspectiva argentina frente a estas remozadas realidades se hace necesario entender y muy rápidamente que ningún equilibrio militar o diplomático sustentado en simpatías políticas dura para siempre.

Entre los generales Videla y Pinochet había significativas afinidades. Sin embargo estuvimos a simple tiro de cañón de la guerra y los rostros pintados de la infantería llegaron a visualizarse.

En este punto la recurrente patología pacifista argentina-robustecida en breve con los mitos y torturadas fantasías que rodean al golpe militar del 24 de marzo y sus intentos de clonarse a futuro, como elemento fundacional y justificador a la vez de una partidocracia corrupta e ineficiente -encuentra un punto de inflexión inevitable. La supervivencia de los políticos menos aptos en el país -pequeños quasimodos angurrientos como subdesarrollados monitos de madera- pondrían casi fatalmente al país ante una nueva perdida territorial en el marco de un acuerdo militar chileno-argentino simplemente operacional ,táctico , visiblemente asimétrico, muy fácil de denunciar.

Un país que abandona sus intereses territoriales a la ideología o a sus caprichos de clase media filosóficamente ghandiana, obligatoriamente vegetariana y amante del tranquilizante feng –shui al cual ni siquiera comprende en todos sus genuinos atributos o a la mediación internacional está condenado a debilitarse-a ceder - o simplemente a desaparecer.

Veamos los datos que aporta Macarena López.


LOS HECHOS

Las negociaciones ya fueron completadas en diciembre del año pasado, y la compra se formalizó a principios de febrero, cuando el Ministerio de Hacienda autorizó el giro de los recursos necesarios para el primer pago. Estos blindados de procedencia alemana reemplazarán a los Leopard 1-V, que fueron comprados a fines de la década pasada.

Al parecer el ex Presidente Ricardo Lagos optó por no sumar más compras militares durante su gobierno, y decidió que la adquisición de los tanques Leopard 2 para el Ejército fuese anunciada por la Presidenta Michelle Bachelet.

En un principio se pensaba que el entonces Presidente Lagos diera a conocer la adquisición de los blindados después de la segunda vuelta, a mediados de enero, pero luego se decidió postergar el anuncio. Sobre las razones para esto hay dos explicaciones circulando entre los especialistas. Una dice que la situación se dilató porque los tanques traen algunas partes que son estadounidenses, por lo que se requeriría la aprobación del Congreso de ese país para confirmar la compra y hacer el anuncio oficial.

La otra explicación dice que el anuncio se postergó en consideración al ambiente crítico generado al conocerse los entretelones de una nueva falla de mando en el Ejército, que tuvo como saldo la trágica muerte de tres efectivos de la institución en la Antártica.

Hasta ahí todo parece lógico y natural. El único detalle es que, según el semanario especializado Jane’s Defence Weekly, las negociaciones ya fueron completadas en diciembre del año pasado, y la compra se formalizó a principios de febrero, cuando el Ministerio de Hacienda autorizó el giro de los recursos necesarios para el primer pago.

El anuncio de la compra de los tanques es esperado ahora para fines de mes o a principios de abril, según señalaron algunas fuentes consultadas. Será la flamante ministra de Defensa, Vivianne Blanlot, quien deberá hacer oficializarla junto al también recién asumido comandante en jefe del Ejército, general Óscar Izurieta Ferrer.

La compra de los Leopard 2 se terminó de negociar a mediados de diciembre, después de que Chile recepcionara oficialmente las primeras fragatas en Holanda, cuando una delegación del Ejército y el Ministerio de Defensa visitó Alemania.


Analistas vs. Ejército

De acuerdo a los planes del Ejército, estos tanques de procedencia alemana reemplazarán a los Leopard 1-V, que fueron comprados a fines de la década pasada. La institución castrense tiene en la actualidad cerca de 290 de esos tanques, entre ellos 219 adquiridos a Holanda entre 1998 y 1999, y otros 70 comprados a Alemania en el 2000.

Hay versiones encontradas entre analistas y la entidad castrense a la hora de enjuiciar o justificar la decisión de adquirir estos tanques alemanes. Según el Ejército, los Leopard 1 están obsoletos, pese a que se compraron en 1998, y sale más caro repararlos que cambiarlos por los blindados que ofrece el gobierno alemán.

No opinan lo mismo los analistas, que creen que la decisión de cambiar los Leopard 1 es por la falta de matenimiento que se ha hecho a estos blindados, ya que no existirían los técnicos adecuados para hacerle las reparaciones. Además resulta poco entendible que a siete años de la compra de estos pertrechos se diga que ya no sirven.

El diseño básico de los Leopard 1 es de los años '60, pero los que posee el Ejército corresponden a modelos de los años '70, a los que se les incorporó tecnología de los '80 y '90 antes de su compra por parte de Chile. Muchos especialistas consideran que los Leopard 1V con que cuenta el Ejército en la actualidad son los tanques más modernos en servicio en América Latina. Opinan que, con una modernización que debería ser realizada con el concurso de las empresas especializadas locales y que incluso podría incluir equipos desarrollados por ellas –como el sistema de dirección de tiro-, perfectamente podrían seguir en servicio en forma eficiente y efectiva durante varios años más.


Poderío en blindados y aviones

La nueva compra realizada en Alemania, pero aún no anunciada por el Gobierno, incluye un centenar de tanques Leopard 2 de los modelos A3 y A4, de los cuales un tercio llegará a fines de año y el resto durante el 2007. Pero la verdad es que los planes del Ejército consideran adquirir partidas adicionales, de aquí a fines de la década, hasta completar entre 260 y 300 unidades, lo que dejará a Chile dotado con las unidades blindadas más modernas y poderosas de la región.

Lo anterior es evidente si se compara con el resto de los ejércitos de la región. Brasil tiene Leopard 1 A3, adquiridos a Bélgica, y M-60 estadounidenses, ambos son menos modernos y capaces que los Leopard 1-V que tiene Chile en la actualidad y que el Ejército quiere reemplazar en su totalidad. Argentina tiene el Tanque Argentino Mediano, de producción local pero diseñado con asistencia alemana, que tiene la misma capacidad artillera que el Leopard 1-V -el cañón es en realidad el mismo- pero que posee menos blindaje.

Perú tiene nominalmente cerca de 300 tanques T-55 rusos en versiones no modernizadas de los años setenta. A mediados de la década pasada, Lima consideró la compra de un número de los más modernos y poderosos T-72, pero ello jamás se concretó. Mientras los T-55 peruanos son tanques absolutamente inferiores a los Leopard 1-V de Chile, la desventaja del vecino del norte se agudiza porque en realidad tiene apenas 37 de esos blindados en condiciones operativas. Bolivia, en tanto, posee algunas decenas de tanques Kurassier de origen austriaco.

En esencia, todos los blindados de los países limítrofes o vecinos de Chile son ya inferiores a los Leopard 1-V. Esa ventaja se profundizará con la compra de los Leopard 2 que, además de contar con mayor blindaje, poseen un cañón de 120mm, que es superior a los de 105mm con que están equipados todos los vehículos existentes actualmente en la región.

Y la ventaja de Chile no se limita a la dimensión terrestre. La Armada ha comenzado a recibir siete fragatas –cuatro adquiridas a Holanda y tres compradas a Inglaterra- y dos submarinos construidos en Francia y España que son igualmente más modernos y poderosos que las naves del mismo tipo que poseen los países vecinos. La Marina es la primera fuerza naval sudamericana en adquirir el poderoso misil antibuque Harpoon, y es la única de la región que posee misiles antiaéreos SM-1 Standard de gran alcance. Y corren rumores de que se dispone a adquirir una partida de misiles Sea Wolf británicos y que estudia la compra de misiles de crucero –armas ofensivas de gran alcance contra blancos navales y terrestres- de procedencia india y rusa.


Chile sería potencia aérea

Lo mismo está ocurriendo en el ámbito aéreo. Según un artículo publicado recientemente en la revista Jane´s Defence Weekly por el analista estadounidense Jim Dorschner. En la nota, el especialista norteamericano señala que la compra de los F-16 por parte de Chile es el desarrollo más importante del momento en América Latina, y que el país está en vías de convertirse en la principal potencia aérea de la región, por las ventajas cualitativas y el poder ofensivo de los nuevos aviones de combate y armas que la Fuerza Aérea a comenzado a recibir.

La opinión de Dorschner contrasta con los planteamientos reiterados por los representantes del Gobierno, como el saliente ministro de Defensa, Jaime Ravinet, quien a la hora de justificar la adquisición de pertrechos señaló repetidamente que “sólo se está reemplazando material antiguo y obsoleto”.

Las afirmaciones de Ravinet fueron rechazadas por un especialista peruano contactado en Lima por El Mostrador de Chile, quien –previa exigencia de anonimato- subrayó que “el discurso público de las autoridades chilenas se ha centrado en aspectos numéricos. Con ello han dejando de lado, en una forma que no es accidental, los aspectos relevantes ligados a la más moderna tecnología incluida en las nuevas plataformas y sistemas que están comprando. Todos los nuevos equipos que Chile está recibiendo son substancialmente más modernos, más eficientes, más precisos y más letales que aquellos que poseen el Perú u otros países de la región. Si eso no es superioridad militar, a la vez que una incitación a una carrera armamentista, entonces no se que es”.

Todo indica que las adquisiciones de armamento de Chile continuarán, y que a la administración Bachelet no sólo le tocará anunciar la compra de los Leopard 2 alemanes, sino que también la adquisición de cerca de 160 modernos transportes blindados de Infantería a Holanda y un número similar de vehículos tácticos Humvee a Estados Unidos. Ello sin considerar que, además, deberá tomar una decisión sobre los helicópteros para las Fuerzas Armadas y Carabineros.

Macarena Lopez.
Santiago.

 

Portada