FIN DE SEMANA LARGO

 

Marzo de 2006

por Gabriela Pousa (*)


Semana de carnaval en la Argentina. Nunca una fecha tuvo mayor sinonimia con la fiesta pagana como la que se enmarca detrás del 24 de marzo devenido feriado. Todo se disfraza. Caretas a granel y versiones muy baratas de una realidad que pocos se animan a contar. Los protagonistas de entonces se reciclan con una facilidad que da lástima. Ni militares ni “jóvenes idealistas”. Ni los unos ni los otros… Hay formas de defensas inauditas… Gabriela PousaNi siquiera Isabelita. En rigor de verdad, la sociedad argentina en su conjunto fue responsable de los hechos que tiñeron las páginas de la historia de un país siempre a la deriva.

Ayer como hoy, la gente aplaude. Aplaudió tanto la “recuperación” de las islas Malvinas en 1982 como en 1983, el triunfo alfonsinista. Aplaudió luego a Carlos Menem, después a Fernando De La Rúa. Se aplaudió el default de Rodríguez Saá (y el pago de Néstor Kirchner al Fondo Monetario), también la devaluación duhaldista. Eco de aplausos hay hoy cada vez que, la demagogia kirchnerista, recita su diatriba. Y ha de haberlo en el 2007 - aunque siga el show- por obra y gracia de una “caja” aunque, en estos días, los decibeles del tañer de palmas decaigan considerablemente.

Nunca como ahora, el Presidente Néstor Kirchner necesitó tanto la puesta en escena. En un contexto signado por los obstáculos, no hay mejor opción que un escenario falso. Para ese fin, el 76 se erige como bálsamo. Y quizás, es la primera vez que, un feriado, debiera ser tan sólo para aprovechar un fin de semana largo. ¿O conmemoramos el inefable pedido de “auxilio” del que siempre vivimos necesitados los argentinos?

Dividir para gobernar es un lema conocido en la historia universal. Nunca nada nuevo en este suelo. Y lo viejo se viene arrastrando como andador de un pueblo acobardado (“con temor a echarse a andar”). La nueva política es un eufemismo más. La renuncia de Sergio Acevedo a la gobernación de Santa Cruz no debería ser una noticia que pasa sin pena ni gloria en las pantallas de TV, ni un hecho capaz de ahorrar tinta en los diarios. Dictaduras de ayer: ¿Qué diferencias guardan con las democracias de hoy? Argentina, Venezuela, no digamos Cuba…

Posiblemente sea la primera vez que coincida con el jefe de Gabinete, Alberto Fernández: Sergio Acevedo no debería llamarse a silencio. Pero no es el pueblo de Santa Cruz el que necesita saber por qué se fue. Es la Argentina toda. Detrás de esa “renuncia” hallaríamos respuesta para un sinfín de dudas.

Extraño resulta que ningún medio de comunicación lleve las cuentas de la cantidad de obras públicas que enunciara el jefe de Estado desde su asunción. De tener ese dato, todo panorama político podría dejarse de lado. “Palabra, obra y omisión” (…)

La asunción del nuevo gobernador, Carlos Sancho deja a las claras la falacia del federalismo en la región. Poder central. Sí, aunque en Entre Ríos aún, haya díscolos que no acatan la orden presidencial Se trata de un tiempito más. La postergación es dogma pero la orden “de arriba” adquiere dotes de herejía y –medie negociado, prebenda o extorsión – se hace sentir sin demasiada disipación. Total, el papelón ya está hecho…

Es cierto que, una mancha más, puede convertir al tigre en bufón pero todavía hay armamento que no ha sido ejecutado con precisión: sanciones impositivas (ya fueron suspendidos 11 consignatarios de Liniers), causas judiciales vacías capaces de llenarse en un abrir y cerrar de ojos, y hasta un magistrado facultado para elevar el dedo acusador.

Y el miedo no es tonto. La carne podrá seguir aumentando pero, el sector ganadero, ¿cuánto puede durar en el rol de villano? Lo mismo que duró Alfredo Coto o la gasolinera Shell. Ante la permeabilidad de estos “malos” se torna necesario contar con algún felón a mano. Para eso resucitamos, hoy, al 76. Lo demás es anecdotario. La historia no es decreto -urgente y necesario- de un gobierno de turno o turnado.

Abril no le dejará el circo tan preparado pero Semana Santa suele atenuar los golpes y bajos. Mayo vendrá con renovados bríos carnavalescos aunque el Tedeum seguirá “desviado” a alguna provincia donde el quejido sea aplacado. Después el Mundial de fútbol capaz de lograr que todos nos convirtamos en DT del seleccionado…

Así transcurren los calendarios en la Argentina. Así, no pasamos los años. Los años nos pasan a nosotros. Los otros, en cambio, siguen marchando.

10 de Diciembre de 1983 (asunción de Raúl Alfonsín) - 14 de Mayo de 1989 (asunción de Carlos Menem)- 14 de Mayo de 1995 (reelección de Carlos Menem) - 10 de Diciembre de 1999 (asunción de Fernando De La Rúa) - 03 de Diciembre de 2001 (Domingo Cavallo anuncia el “corralito”) - 31 de Diciembre de 2001 (asunción de Eduardo Duhalde) - 06 de Enero de 2002 (fin de la convertibilidad) - 25 de Mayo de 2003 (asume Néstor Kirchner) - 25 de mayo de 2007 …

Posibles fechas para nuevos feriados de manera tal que, el desempleo, siga bajando.

 

(*) Analista Política. Lic. en Comunicación Social (Universidad del Salvador) Master en Economía y Ciencias Políticas (ESEADE)

 

 Queda prohibida su reproducción total o parcial sin mención de la fuente.

 


 

Portada