VOLVIENDO A LA REALIDAD

 

Marzo de 2006

Por Strategicos


Según el Centro de Encuestas de La Tercera: un 62% de los chilenos no está dispuesto a ceder territorio ni soberanía a Bolivia, ni aun recibiendo una compensación territorial equiparable. También ya se conoce la estupefacción de la Bachelet por las insuficientes seguridades brindadas por el gobierno argentino a la futura provisión de gas.

Tercer elemento neurálgico. Pese a los elementos de integración propuestos por la Defensa argentina, él armamentismo chileno persiste, las posibilidades del mayor Humala se acrecientan en Perú y la defensa nacional debe plantearse un sistema de seguridad y de inteligencia sin fronteras, al menos en el sur y en el extremo noroeste del país.  Coincidentemente con la encuesta que transcribimos y que ponen de relieve la vigencia del estratégico y popular nacionalismo chileno deben señalarse tres hechos :
1- El desmantelamiento de la inteligencia naval podría dilatarse pero ya se han creado problemas sociales con los sindicatos del personal civil que negocian en Buenos Aires.  Entre tanto los puestos de la base están cortados, la situación de las familias de los marinos es de asedio y hay acontecimientos que podrían involucrar a la Organización Marítima Internacional.
1.1 Factor Clave. 
El Endurance, recalado en puertos argentinos para reparaciones ha debido interrumpir de forma parcial sus trabajos de mantenimiento. Es un rompehielos británico,  no un crucero de lujo y la demora de los trabajos involucra a los dos almirantazgos. Y a las dos cancillerías-Se trata de un problema de política exterior y no de política social o militar.
 

2.  Los anuncios de prisión efectiva para los militares mayores de setenta años anunciados por heterogéneas usinas no fueron mencionados por Kirchner. Menos aún el traslado masivo de presos militares a una cárcel especial sobre terrenos del Episcopado.
 

Pero de forma imprevisible se reactualiza el viejo juicio contra Bendini por malversación de fondos en el Sur y Bendini es la figura mas desprestigiada hoy en día dentro del Ejercito. La aparición del cuadro de Videla sustraido navegando curiosamente en Internet forma parte del mismo clima de desgaste.Y ya se habla del retiro de Bendini.

3 Hay desconcierto en el gobierno. Desconcierto frente a la política militar y desconcierto frente a una izquierda dura a la que no se compra con cargos y que no se sabe finalmente cuanto pesa en términos de votos. Peor aún, se ignora su genuina capacidad de desestabilización o de hacer trizas simplemente,  la imagen externa del crecimiento económico argentino en el exterior.

Aunque se puede pronosticar que atrapará a gran cantidad de intelectuales y comentaristas varios que usualmente acompañaban acriticamente al gobierno.

Hasta el pasado 24. 

Por lo tanto, crece una izquierda antigubernamental antiglobalizadora y anticapitalista que nada tiene en común ni con los socialdemócratas europeos ni con la vieja izquierda de los setenta ni con el proyecto de seducción hacia ese sector de la presidencia.

Pero veamos la encuesta chilena.

Uno de los temas que acapararon la atención esta semana en Chile fue el intercambio de declaraciones entre los gobiernos de Morales y Bachelet sobre la demanda marítima boliviana. Asunto que asoma como uno de los principales flancos vecinales para la nueva mandataria. Según la encuesta desarrollada por La Tercera entre jueves y viernes pasado, existe más apoyo a un acceso al mar sin soberanía que con cesión de territorio.
 

Solución rechazada

Pese a no ser un porcentaje abrumador, la encuesta evidencia que un porcentaje significativo (62%) se opone a solucionar el enclaustramiento de Bolivia por medio de una fórmula -semejante a la que se ha planteado en las últimas negociaciones- que implique conceder a Bolivia una franja territorial soberana a cambio de que Chile reciba una compensación territorial. Esta postura es notoriamente más fuerte entre las mujeres, que en un 68% se pronuncian en contra, versus el 55% que exhiben los hombres.
Los datos, en todo caso, no permiten reflejar una tendencia, porque no hay encuestas previas comparables.


Sin soberanía

Aunque el sondeo refleja la sintonía que el asunto de la mediterraneidad ha concitado en la opinión pública chilena, es clara al evidenciar que el principal condicionante para buscar una solución es la entrega de soberanía.


Aunque un 75% de los entrevistados se allana a conceder al vecino país una salida al Pacífico, siempre y cuando este ejercicio no signifique cesión alguna de territorio, un 69% de consultados se manifiesta en desacuerdo a solucionar el tema si es a cambio de una cesión territorial.


Integración

A pesar del alto porcentaje de entrevistados (44%) que considera que dar a Bolivia una salida al Pacífico permitiría terminar con los permanentes escollos en la integración chileno-boliviana, aún un 55% afirma que prefiere mantener el actual statu quo y no abordar este tema, que se ha traducido en una permanente ofensiva boliviana por terminar con su enclaustramiento, llevando su demanda, incluso, a espacios multilaterales como la OEA.


Al más alto nivel

En medio de las señales del gobierno de Evo Morales de propiciar el restablecimiento de relaciones diplomáticas al más alto nivel, siempre que Chile se allane a tratar los históricos temas pendientes, casi la totalidad de los entrevistados (90%) apoya la reanudación de lazos a nivel de embajadores. Esta cifra podría respaldar la disposición que tuvo el ex Presidente Ricardo Lagos de ofrecer relaciones "aquí y ahora" a Bolivia.


Chile y Bolivia no tienen relaciones diplomáticas plenas desde 1978, cuando La Paz retiró a su embajador tras el fracaso de las negociaciones entre los generales Hugo Banzer y Augusto Pinochet sobre una eventual franja soberana paralela a la Línea de la Concordia.
 

Portada