NUESTRO CANADÁ, NUESTRA INGLATERRA

 

Abril de 2006

Por Edgardo Arrivillaga


“Pueblo de Roma, desde estas fatales colinas de Roma os saludo “ Benito Mussolini, 1938.


Ultimas elecciones italianas y K apuesta a Prodi. Lógico. No sabe nada de Prodi pero con ese barniz intelectual que hace dividir el mundo a sus asesores en países políticamente correctos y otros sencillamente inexistentes por eso estamos sin embajador en Rusia desde hace un año, por eso también el circulo de Berna no tiene representante argentino y otras menudencias, los muchachos jugaron al simpático profesor romagnolo que empezó su carrera mediática dando clases de economía por televisión.

Los mismos esperanzados motivos les habían hecho elegir también a Kerry para la presidencia de los Estados Unidos, apoyar a la Constitución Europea, que Prodi esponsorizaba desde Bruselas y que nos internacionalizaba las Malvinas. Finalmente apoyar a cualquier candidato que no fuera Ratzinger para el trono de Pedro. Pero, el mundo no los escucho. Frio, ancho y ajeno y casi antiargentino todos estos brillantes ejemplos de la diplomacia local, iluminados por el epicentrismo periférico del colonizado inevitablemente iluminado por Fanon, Galeano y Pontecorvo se volcaron simplemente hacia el lado del fracaso. Ombliguismo dicen los liberales de marras y esa sedicente derecha peronista de Winston Churchill. Lo cierto es que esas fintas audaces, se coronaron posteriormente con la guerra por mar y tierra con el Uruguay y ahora el pedido desesperado a Bergoglio, olvidando tal vez que el compañero Tabare es un endurecido masón. Igual que Batlle, igual que Sanguinetti, igual que todos los presidentes uruguayos desde que el estado tapón-tributo a Methol Ferré dixit –fue creado.

Ocurre que fue simplemente una opción in extremis antes que tener que recurrir al capitán Capucha que tan eficaz hubiese sido para la tarea de despejar de una buena vez los malditos puentes entrerrianos. Así de una forma sutil Roma estaría interviniendo en la primera guerra ambiental -luego vendrán las del agua, los amigos del acuífero vayan juntado firmas y habrá que ver quien es el Samore de la situación y quien es Moncayo, aunque ya podemos imaginarlo. Estrada Oyuela sin dudas,

El hecho es que estas criaturas militantes y enfervorizadas apoyaron la lista de Prodi interviniendo por tercera vez en una elección externa sin entender que el verdadero peronista de la situación era Berlusconi.

Con el Cavalieri podían arreglar, con Giangiacomo Fini, cabeza sutil, ex fascista que emprendió su camino de Damasco hacia Israel podían argumentar.

Con Mirko Tremaglia podían compartir alguna empanada y trazar los lineamientos de como será el mundo y sobre todo el Friuli cuando Estados Unidos desaparezca de la escena mundial próximamente. ¿200 años?

Pero con Prodi, un genuino incapaz, lo demostró en las negociaciones europeas durante la guerra en Irak las cosas serán mas difíciles. Incapaz si, pero para colmo honesto y un defensor acérrimo de los fondos de pensiones a los que hemos currado amablemente, sin miramientos, olvidándonos de la ley de 1938 entre los dos países. Síntesis, haciendo tabula rasa de todo y demostrando que tenemos bien ganada esa merecida fama de endurecidos militantes de la estafa. El abolengo local y nacional pasa por un chequera sin fondos o de derechos especiales de giro, sin giro … pero eso ya parece ser irremediable y si los italianos no se avivaron antes es realmente mucho peor para ellos.¿O acaso no advirtieron que somos su Canadá y ellos nuestra Inglaterra? Pero en ambos casos en versión de amable trattoria en el día en que se come la porchetta con los dedos y el enchastre en las colinas fatales del Duce resulta ser irresistible.

Pero hay más en este cuaderno de lamentos o dolencias. Hay más.. Hay mucho mas.

Y se trata de a quien apoyaron y quien resulto vencedor en los representantes italo-argentinos y el nombre de Pallaro salta a la memoria como ese enorme y recargado tigre de porcelana que exhibía en su ático cercano al Altar de la Patria.

Pallaro, el hombre ACLI, el simpático frecuentador de Vía Véneto, cerca de la embajada americana ¿cuando? ¿Cuando Maxwell Raab era el embajador acaso?

Si chicos, son superficiales además de un poco maricones pero -debemos reconocerlo los maricones son en general inteligentes pero la presidencia parece que se nutre de maricones Down, una especie en extinción en el mundo real. Down operados por el fenecido Otermin Aguirre, un medico hábil, un cirujano plástico típicamente argentino y creativo como un frecuentador del Conicet. Operaba a los donw para que parecieron normales y luego basicaba por Roma, Paris, Madrid también. Pero volviendo a Pallaro ya sabemos por donde incursionara próximamente.

Por el Veneto queridos compañeros y correligionarios hermanados por el espejismo de la capital en Viedma, por el Veneto, estrictamente por la ciudad de Verona pero no en búsqueda de Romeo -Julieta queda tácitamente excluida de esa peregrinación endurecidamente viril y sin cupo femenino minimamente consentido- -para luego al volver en esos viajes largos con coches grandes y negros bien lustrosos darnos un salto por la encantadora ciudad de la seda y el cuero.

Un triunfo de la izquierda chicos.

Un triunfo de la izquierda progresista, nacional y popular.

La foto de papa Macri con el clintoniano presidente del subdesarrollo nos aclaró finalmente las cosas.

¿Entonces? A Termini, muchachos. A Termini, Monty no está mas allí con Elizabeth y el gran De Sica falleció, pero igualmente alguien los estará esperando con un amable trozo de porchetta.

 

Portada